fbpx Las mejores fiambreras eléctricas para comer en el trabajo o de excursión (Actualizado: agosto 2019) · CompraMejor.es Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Por ejemplo: smartphones, robot aspirador, auriculares inalámbricos.

Las mejores fiambreras eléctricas para comer en el trabajo o de excursión

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 5,00 de 5)
Cargando…

En las grandes ciudades comer fuera de casa se ha convertido en una obligación diaria debido a la imposibilidad de ir a comer a casa, por las distancias y la falta de tiempo.

Y las cosas se han complicado en los últimos tiempos. Primero porque los recortes de muchas empresas comenzaron por la desaparición del presupuesto destinado a pagar las comidas. Y porque apuntarse a un menú del día en un bar tampoco está al alcance de cualquier bolsillo…

Así que llevar cada mañana el táper se ha convertido en algo habitual para la mayoría de los trabajadores.

Pero desgraciadamente no todas las oficinas tienen un microondas en una monísima cocina de empresa. Y como no es plan de comer frío todos los días… La solución viene de la mano de las fiambreras eléctricas con las que el propio tupper calentará la comida.

Actualmente, aunque existen numerosas opciones, nuestra favorita es la Fiambrera '2 en 1' de Travelisimo, sobre todo por su facilidad de limpieza, imprescindible en el día a día.

¿Qué tenemos que tener en cuenta en una fiambrera eléctrica?

Básicamente, cuatro cosas: tipo de conexión a la hora de calentar, la capacidad del envase, cómo se limpia y si es fácil de transportar.

Sistema de calentamiento (conexiones)

Las fiambreras eléctricas pueden calentarse de diferentes formas:

  • Conectándose a un enchufe: puede ser útil para no desprender olor a comida cerca de los compañeros de trabajo.
  • Conectándose a un USB: si no se dispone de espacio o enchufes cerca, siempre existe la posibilidad de enchufarlo con un cable al ordenador, por ejemplo.
  • Conectándose al enchufe del mechero del coche: Perfecto para viajes o en trabajos en que se pase mucho tiempo conduciendo.
    Lo normal es que las fiambreras eléctricas tengan un solo tipo de sistema de carga, pero es posible encontrar alguna que permita calentar la comida a través del enchufe y del USB, por ejemplo.

Capacidad de la fiambrera

La capacidad se medirá en litros y deberemos elegirla según el número de personas que tengan previsto usar el producto. Podrás encontrar fiambreras individuales y tamaños familiares.

En cualquier caso, lo normal es que sea para una única persona ya que son aparatos que no suelen tener una gran potencia, y por lo tanto no serán capaces de calentar grandes cantidades de comida.

Capacidad de calentamiento

La potencia de la fiambrera definirá la capacidad (y rapidez) de calentamiento. Podremos encontrar fiambreras que alcancen hasta 200W, si bien resulta a todas luces innecesaria tanta potencia para este tipo de aparatos.

Obviamente, el tamaño y la capacidad influirán en su rapidez a la hora de calentar la comida. Y como casi siempre tendremos prisa por acabar…

Este tipo de fiambreras suelen tardar en torno a 40 minutos en calentar su interior, de media. Ese tiempo de calentamiento deberá venir en las especificaciones técnicas, por lo que recomendamos comprobar esta variable antes de comprar el producto.

Sin embargo, algunas fiambreras que se enchufan en el coche permiten más potencia y, por lo tanto, más rapidez a la hora de calentar los alimentos. Si buscas una fiambrera de tamaño familiar, es posible que te compense calentarla con este sistema.

En cualquier caso, resulta bastante complicado quemar la comida con una fiambrera eléctrica. Permite calentar alimentos de forma progresiva, pero tendría que estar varias horas para conseguir quemarla.

Limpieza de la fiambrera

La facilidad en la limpieza es quizá la variable más importante de una fiambrera eléctrica. Tengamos en cuenta que se deberá limpiar después de cada uso, y en la mayoría de los casos eso significa cada día. Al ser un aparato que funciona con electricidad, no es un factor baladí.

Las fiambreras más sencillas de limpiar son las que cuentan con recipientes en su interior, que se extraen para lavarlos. De esta forma, evitamos humedecer zonas delicadas como el enchufe.

También encontrarás fiambreras fabricadas con materiales antiadherentes en su interior. El material más común y con mejores resultados es el de los acabados cerámicos. Esto facilitará notablemente la limpieza en el día a día.

Otros aspectos a tener en cuenta

Dependiendo de cómo se vaya a transportar, podríamos necesitar que la fiambrera disponga de asas o de algún otro sistema de enganche (como correas).

Y además, aunque el sentido común diga lo contrario y es posible que lo demos por hecho, ¡cuidado! Porque no todas las fiambreras del mercado tienen un cierre hermético.

Así que es importante prestar atención a este detalle, que deberá venir especificado en las características del producto. Por norma general, un cierre de goma deberá de ser suficiente para asegurar que no derramemos líquidos al girar la fiambrera por accidente.

Nuestra favorita: Fiambrera ‘2 en 1’ de Travelisimo

Esta fiambrera de Travelisimo es una gran opción ya que es muy sencilla de limpiar y permite varios tipos de enchufe para calentar.

Se trata de las pocas fiambreras que contiene dos enchufes para calentar desde el coche (12V) o desde casa con un enchufe corriente (220V). Ambos vienen incluidos con la compra del producto.

Sus dimensiones son 24 x 17 x 11,5cm, pesa 600 gramos y dispone de una capacidad de 1 litro. Se trata de una fiambrera realmente ligera y portátil, fácil de trasladar.

Si bien tarda unos 40 minutos en calentar totalmente la comida, es de los aparatos más sencillos de limpiar. Contiene varios compartimentos de acero inoxidable que se pueden extraer para fregarlos o, incluso, meterlos en el lavaplatos.

Tiene un compartimento adicional de plástico para poder separar alimentos. Eso sí, no es una fiambrera preparada para llevar líquidos. Podremos introducir sin problemas un tupper hermético si lo necesitamos, pero no se recomienda utilizar el compartimento por defecto para sopas.

La compra de la fiambrera también incluye una cuchara de plástico.

En definitiva, si lo que valoramos en una fiambrera eléctrica es que sea ligera para transportarla, que contenga varios compartimentos y que sea realmente sencilla de limpiar, esta opción cumplirá con nuestras expectativas.

Ariete 797, la más rápida: comida caliente en 5 minutos

Ariete 797 es una de las fiambreras más rápidas que encontrarás en el mercado. Destaca notablemente por su potencia (120W), siendo capaz de calentar la comida en tan solo 5 o 10 minutos. Su rapidez está muy por encima de la mayoría de fiambreras eléctricas del mercado.

Esta fiambrera se debe utilizar conectando el recipiente a través de un enchufe de corriente. Otro punto positivo de este producto es que permite desconectar y separar del aparato el cable de corriente, para poder transportarlo con mayor facilidad.

Es de pequeño tamaño (28x16x9cm) y cabría en un bolso, pero aun así tiene una gran capacidad, incluso si necesitamos llevar comida para dos personas.

Sin embargo, pesa 1,4kg. No es que sea súper pesada, pero tampoco es la fiambrera más ligera.

Su gran punto negativo es que la bandeja no puede retirarse, lo que provoca que la limpieza sea algo engorrosa. No se podrá introducir debajo del grifo, por lo que habrá que limpiarla con paños húmedos y paciencia.

Sin embargo, está fabricada en cerámica con tratamientos antiadherentes, lo que por otra parte sí que facilita la limpieza a pesar de no ser desmontable.

El material de fabricación de la bandeja interior (cerámica) permite mantener la comida caliente, incluso habiendo desconectado el equipo de la corriente. Lo que sí debemos tener en cuenta es que no dispone de un apagado automático.

Si lo que más se valora de la fiambrera eléctrica es la rapidez al calentar, sin duda ésta es la mejor opción.

Fiambrera de bento: para grandes cantidades

Esta fiambrera está especialmente pensada para aquellos que quieran llevar mayores cantidades de comida. Durante su compra, podrás elegir dos tipos de enchufe para calentar el equipo: a través de la corriente del hogar (220V) o del enchufe del coche (12V).

Tiene dos contenedores internos. Son independientes y extraíbles para facilitar su lavado. El más amplio, de 1,5 litros de capacidad, está hecho de acero inoxidable. Y el más pequeño, de 0,45 litros, es de plástico con tapa para separar alimentos.

A la hora de calentar, no es una fiambrera especialmente rápida. Sin embargo, en media hora conseguirá calentar los alimentos de forma homogénea.

Antes de calentar, se deberá abrir la tapa de escape para dejar salir el vapor de los alimentos y evitar que la tapa se deforme.

En cualquier caso, se recomienda desenchufar el aparato antes de ponerse a comer.

Sus dimensiones, de 23,5 x 11 x 17,5 centímetros, la convierte en una fiambrera grande. Y además cuenta con cierre hermético, por lo que es perfecta para transportar todo tipo de alimentos.

Si buscas una fiambrera eléctrica con bastante capacidad, ésta es bastante práctica y cubrirá las necesidades de la mayoría.

Fiambrera de GHB: Se puede comer en su interior

Si necesitamos una opción económica pero práctica, esta fiambrera de GHB es buena opción. Contiene varios compartimentos, espacio para los cubiertos (incluidos en la fiambrera), tiene asa para transportarlo y orificio de vapor para evitar que se deforme.

No es un equipo especialmente grande, con dimensiones de 25,4 x 18,6 x 11,6cm, un peso de 700 gramos y una capacidad de 1 litro. Es perfecto para llevar al trabajo cada día.

Sus compartimentos están fabricados con acero inoxidable, preparados para consumir los alimentos en su interior. Y son extraíbles, por lo que resultan fácilmente lavables.

Su método de calentar está dividido para poder llegar uniformemente a todo el envase. Y tardará unos 30-40 minutos en calentar toda la comida.

El enchufe tiene un protector para poder desconectar el cable y cerrar la conexión. Esto consigue proteger el enchufe del agua cuando limpiemos el equipo con un paño húmedo. Con todo, no se debe meter el dispositivo debajo del grifo.

Como pega, diremos que el cable para enchufar a la corriente es demasiado corto. La mayor parte de las veces requerirá un alargador o dejarlo en el suelo enchufado.

Con todo, no deja de ser una fantástica opción para llevar la comida en el día a día.

Unold: Fiambrera de diseño

Esta fiambrera tiene uno de los diseños más discretos. Aunque pueda parecer pequeña, tiene una gran capacidad, pudiendo albergar 1,5 litros. Es compacta con unas dimensiones de 23,2 x 16,5 x 11,5 cm y ligera (pesa en torno a 800 gramos).

A pesar de su tamaño, esta fiambrera es capaz de calentar la comida hasta 70ºC. Para un uso normal, tardará unos 40 minutos en calentar los alimentos de su interior. Para conectarla a la corriente, se utiliza un cable de enchufe de pared.

En la parte interior de la tapa, encontramos un espacio para enganchar una cuchara y un tenedor de plástico (que vienen incluidos en la compra del producto).

También se incluyen dos compartimentos, uno de ellos cerrado para evitar mezclar la comida.

Todos los compartimentos son extraíbles para una mejor limpieza. De hecho, el recipiente grande es de acero inoxidable y se puede lavar en un lavaplatos.

Si buscamos una fiambrera de diseño más discreto donde poder introducir un par raciones de comida, ésta es nuestra opción.

Última actualización el 2019-08-20 at 07:51 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados