Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores lavadoras baratas

Las mejores lavadoras baratas

Desde que a principios del siglo XIX comenzará a difundirse la práctica de meter la ropa en una caja de madera y hacer girar una manivela hasta el día de hoy, la finalidad de estos aparatos siempre ha sido la de quitar de encima la tediosa tarea de lavar a mano. Ahora se han convertido en un electrodoméstico indispensable para cualquier hogar. Modelos como la Zanussi ZWF71240W aúnan su funcionalidad con sus sistema de ahorro de energía.

Si los compradores de esas primeras lavadoras automáticas, allá por 1904, vieran la eficacia de las máquinas modernas no podrían creerlo. Son tantas las diferentes funciones que ofrece este electrodoméstico que el usuario tiene una difícil elección en el momento de compra.

Claro que en esta comparativa vamos a hablar de lavadoras baratas, por debajo de los 500 euros, que naturalmente no serán las mejores del mercado pero pueden resultar suficientes para muchas familias, para las casas del campo o de la playa…

Lo que debe tener en cuenta

Para seleccionar el mejor modelo de lavadora hay que tener en cuenta diversos factores:

Capacidad: Todo depende del número de integrantes de la familia y del número de usos semanales que se pone la lavadora. Porque no la vamos a poner las mismas veces si tenemos niños que si son todo personas mayores, por ejemplo.

Las más comunes son las lavadoras de 6 kilogramos o menos, que cumplen a la perfección con las necesidades de un núcleo familiar de dos personas que pone en marcha este electrodoméstico menos de 4 veces a la semana.

Lógicamente, cuanto más uso le demos más nos compensará comprar una lavadora de mayor carga. Pero sin alegrías, porque si nos pasamos y compramos una con más capacidad de la necesaria, no sólo supondrá un sobrecoste en el momento de la compra, sino que aumentaremos todos los meses el gasto por consumo de agua y de electricidad.

Además, y aunque no es el caso que nos ocupa, hoy en día algunas lavadoras son tan profundas que cualquiera de nosotros, si es bajito, podría llegar a tener problemas para alcanzar el fondo de la máquina.

Pero insistimos en que las ‘megacargas’ no son una gran idea si no son realmente necesarias, porque además no ahorran tanto tiempo, ni tanta agua, ni tanta energía como algunos piensan.

Además las prendas se limpian con más suavidad cuando se lavan en en cargas más pequeñas y con telas de su mismo tipo.

Velocidad de centrifugado: a mayor velocidad más seca saldrá la ropa de la lavadora y también más consumirá. El mínimo recomendable que debería alcanzar son las 600 revoluciones por minuto.

Programas de lavado: La mayoría de los usuarios utiliza casi siempre el mismo programa, y la realidad es que la mayoría de las lavadoras modernas hacen un trabajo bastante bueno en esta configuración. Pero es recomendable que las lavadoras ofrezcan programas adaptados a los diferentes componentes de la ropa (algodón, sintético o prendas delicadas).

Es útil poder ajustar la temperatura de lavado y la velocidad de centrifugado. Y una opción de prelavado o remojo también puede ayudar con las manchas realmente difíciles de aplicar.

Eficencia energética: los electrodomésticos han variado mucho en los últimos años en cuanto a consumo energético se refiere. Y como la lavadora ya es un elemento indispensable en todos los hogares, y la luz no es precisamente barata, a la hora de comprar una nueva hay que tener muy presente su consumo. Y si lo ideal es una lavadora A+++, no deberíamos de comprar una con menos de A+.

No es una tontería pensar que el mayor coste se acaba amortizando con el ahorro de electricidad en cada uso.

Y un aviso: hay que comprobar también la eficiencia durante el centrifugado.

Una buena reputación de fiabilidad y de servicio al cliente: Hay que aprovechar las ventajas que hoy en día nos ofrece internet, para utilizar a los usuarios como nuestros ‘espías’ a la hora de tomar nuestra decisión de compra. Y si no tiene tiempo para hacerlo no se preocupe, porque en esta comparativa también los hemos tenido a ellos en cuenta.

Los comentarios son importantes porque es una realidad que las estadísticas sitúan como algo no tan extraño, el peligro de que alguna pieza de una lavadora se rompa antes de cinco años. Y lo decisivo en esa situación es que la marca sea confiable y no tengamos problemas ni para encontrar técnicos, ni para encontrar las piezas que puede hacer falta cambiar.

También saben mucho sobre errores comunes y confiabilidad a medio y largo plazo los técnicos de reparación. Y son otra opinión muy a tener en cuenta.

Tras analizar detenidamente cada modelo los expertos consideran que la mejor elección de compra de las lavadoras baratas analizadas es el modelo de Zanussi ZWF71240W. Posee la mejor eficiencia energética, una capacidad de carga de 7 kilogramos y además es la más silenciosa de la comparativa.

La segunda opción recomendada por los expertos es la Beko WTE 6511 BW. Por menos de 250 euros ofrece unas buenas características técnicas.

La elección depende de cada tipo de familia así que veamos el análisis individualizado.

Zanussi ZWF71240W

La lavadora Zanussi ZWF71240W tiene una capacidad de 7 kilogramos. Se trata de un tambor de buen tamaño que puede ser una gran opción tanto para parejas como para familias de hasta 4 personas.

Este modelo de Zanussi tiene una velocidad de centrifugado de hasta 1200 revoluciones por minuto, que hace que la ropa salga casi seca de la lavadora.

Destaca el hecho de que solo emite 58 decibelios de ruido cuando está a pleno funcionamiento.

Las lavadoras son los electrodomésticos más ruidosos de la casa, así que se agradece que el fabricante haya logrado reducir los decibelios que emite.

Su eficiencia energética es la mejor del mercado A+++. Si se compra este modelo para sustituir una lavadora vieja se notará notablemente el descenso en la factura de la luz.

Además en cuanto al centrifugado, que es cuando más consume una lavadora, su clasificación energética es la B, que podemos considerar como muy buena.

La Zanussi ZWF71240W tiene diferentes tipos de lavado dependiendo de la ropa que se vaya a lavar.

Y además cuenta con dos programas de lavado rápido “Quick Wash” y un lavado de 30 minutos a 30 grados centígrados. Estos lavados rápido son especialmente útiles para ropa sin machas.

También tiene la posibilidad de programar el fin diferido, es decir, se puede programar si se quiere que la lavadora acabe su sesión dentro de 3, 6 o 9 horas. Función muy útil ya que de esta forma se puede poner antes de salir de casa para el trabajo y encontrar que justo ha terminado cuando volvemos.

Unas características técnicas muy buenas para una lavadora cuyo precio ronda los 270 euros.

Beko WTE 6511 BW

El precio de este modelo de Beko, la lavadora WTE 6511 BW, es la característica más llamativa a simple vista. Y es que con un coste que habitualmente está siempre por debajo de unos 240 euros, es muy sorprendente que ofrezca una eficiencia energética máxima de A+++.

No es tan buena, sin embargo, su eficiencia en el centrifugado, que se queda en una mejorable clase C.

La WTE 6511 BW tiene una capacidad de carga de 6 kilogramos. Un tambor de buen tamaño para familias que pongan la lavadora cuatro veces a la semana máximo.

El centrifugado llega hasta las 1000 revoluciones por minuto y logra que la ropa salga bastante seca.

Para los lavados cuenta con multitud de programas diferentes para cada tipo de ropa. Y una de las grandes ventajas es que tiene un control automático de la carga que consigue adaptar el consumo de agua y electricidad según el volumen de ropa que se esté lavando. Con este sistema se logra también un gran ahorro energético.

Además dispone de función autolimpieza. Las lavadoras muchas veces acumulan restos del jabón de los lavados. Una suciedad que no solo es poco estética si no que acaba acumulando bacterias. El sistema de autolimpieza evita tener que estar limpiando el tambor y el cajetín.

Este modelo se puede programar para que el lavado acabe cuando el usuario especifique.

El mayor inconveniente es el nivel de ruido. Emite 77 decibelios en su nivel máximo, es decir durante el centrifugado, así que hay momento que resulta más bien molesta.

Indesit BWE 81284X WSSS

La lavadora Indesit BWE 81284X WSSS destaca por su multitud de programas de lavado, 16 para ser más exactos. Pero hay dos que vale la pena destacar.

El lavado “Innex” es la recomendación de Indesit para el lavado diario.

Lo especial de esta función es que se pone en marcha pulsando tan solo un botón, con lo que podeos olvidarnos del encendido, de la selección de programa y del inicio del ciclo.

Además este tipo de lavado es apto tanto para prendas de algodón como sintéticas y dura 50 minutos.

El ciclo antiolores es el otro lavado a destacar. Con unos nuevos movimientos del tambor y añadiendo y aclarado al final del ciclo con una temperatura constante, Indesit ha conseguido que se eliminen los olores más persistentes

Este modelo tiene una capacidad de 8 kilogramos. Se trata de una lavadora grande y por lo tanto está recomendada para familias de cuatro o más miembro que la usen frecuentemente.

La BWE 81284X WSSS tiene la mayor eficiencia energética del mercado A+++, lo que supone muy poco consumo eléctrico para las características que tiene. La eficiencia en el centrifugado es peor como en la mayoría de modelos y en este caso se sitúa en B, nada mal respecto a sus competidores.

La velocidad del centrifugado es regulable y puede llegar a las 1200 revoluciones por minuto. La ropa sale bastante seca de la lavadora.

Pero conste que como en el resto de modelos de este nivel, siempre hay que tenderla. Pero la ropa no sale empapada y se secará en poco tiempo.

Uno de los mayores inconvenientes de este modelo es su nivel de ruido, 80 decibelios, bastante alto aunque sea solo durante el centrifugado.

En cuanto a su estética hay que destacar que Indesit ha elegido poner una puerta de acero inoxidable a este modelo, lo que le confiere un toque moderno.

Tiene una pantalla (display) en el que puede ir controlando los programas seleccionados y el tiempo que queda para que finalice el lavado.

Se trata de una gran opción que por unos 300 euros ofrece un ahorro energético considerable y además funciones nuevas y útiles en el día a día.

Lavadora Candy CS14102D3S

No podíamos dejar a las familias grades fuera de esta comparativa. Y la lavadora Candy CS14102D3S es la perfecta para ellas, al ser la de más capacidad de las analizadas. Se pueden lavar hasta 10 kilogramos de ropa en cada lavado.

Además tiene una velocidad de secado de nada menos que 1400 revoluciones. Pero insistimos en que una lavadora con un tambor tan grande solo es recomendable para familias grandes o que concentren en un solo día el lavado de la ropa de toda la semana. Porque de no ser así nos encontraremos con un gasto inútil.

La eficiencia energética de este modelo es de A+++ y la clasificación de su centrifugado es A. Una perfecta combinación si además se conjuga con la gran capacidad y las 1400 revoluciones para conseguir un secado bastante aceptable..

Y es que con un centrifugado tan potente se asegura que la ropa estará completamente seca con solo tenderla correctamente durante unos minutos. Depende de la temperatura y el aire que haya en el lugar donde se tiende, pero tras un centrifugado de 1400 revoluciones por minuto la ropa tardará menos de una hora en estar lista para ser doblada o planchada.

Para las prendas que requieran planchado es recomendable seleccionar centrifugados más lentos para que no salgan excesivamente arrugadas y la tarea de planchado no se complique.

Dispone de varios tipos de lavado que se adaptan a las necesidades del usuario y además se puede programar el fin diferido.

Su precio, unos 350 euros, es muy bueno para una lavadora de estas características. A pesar de que es la más cara de las analizadas en esta comparativa. Pero hay que tener en cuenta que el precio de estos electrodomésticos va en aumento en relación a la capacidad de su tambor.

El problema de esta lavadora es el ruido que emite, 81 decibelios. Aunque solo llega a esos niveles durante el centrifugado es muy alto si tenemos situada la lavadora en la cocina, por ejemplo.

Balay 3TS853B

La clasificación energética de la Balay 3TS853B, A+, ha hecho que este modelo sea el peor valorado por los expertos dentro de las seleccionadas en este segmento de precios.

Además su clasificación para el centrifugado es todavía peor, clase D. Aunque recuerde que si en su compra está sustituyendo a una lavadora vieja notaremos mucho el ahorro en energía. Pero será un ahorro muy mejorable.

Este modelo tiene una capacidad de 5,5 kilogramos. Es la lavadora con el tambor más pequeño de los analizados, y aun así esta capacidad es correcta para compradores que la usen menos de cuatro veces a la semana.

Su centrifugado alcanza una velocidad de 1000 revoluciones por minuto.

La 3TS853B dispone de multitud de programas para adaptarse a cada necesidad de lavado. Cuenta con un lavado antiarrugas, uno contra alergias y media carga automática.

La media carga automática es muy útil para familias de dos miembros o parejas. Alguna vez hay la necesidad de lavar ciertas prendas pero no hay suficiente ropa para llenar la lavadora. Con esta función no hay que sentirse culpable de poner la lavadora a la mitad, ya que el propio electrodoméstico detecta el nivel de carga y consume agua y luz según la necesidad del lavado.

Este modelo de Balay, que ronda los 260 euros, emite 73 decibelios cuando se pone en marcha. Aunque es un volumen elevado no es excesivo.

Los usuarios valoran muy bien este modelo y destacan su fácil manejo. La rueda central donde se especifica cada tipo de lavado es muy intuitiva. Además el peso de una gran marca como Balay, avalada por su fabricación española y sus hermanos mayores Bosh y Siemens, hacen que muchos usuarios repitan la marca una vez probada su eficiencia.

Última actualización el 2018-12-17 at 09:38 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados