fbpx Las mejores motosierras de gasolina para podar y acopiar leña para la casa (Actualizado: abril 2020) · CompraMejor.es Saltar al contenido

Suscríbete a nuestro boletín de ofertas para recibir las mejores »

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores motosierras de gasolina para podar y acopiar leña para la casa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos: 3,20 de 5)
Cargando…

La motosierra de gasolina es la más popular por lo sencillo que resulta su manejo en el exterior. Para satisfacer su labor de cortar troncos, talar árboles o podar arbustos cuenta con diversos modelos tanto por su funcionamiento técnico como por su especialización por especies arbóreas.

Es decir, la compra de una motosierra está muy determinada por el uso principal que se le va a dar, la intensidad de su funcionamiento, el grosor de los troncos o el tipo de madera que está previsto cortar.

De entre las analizadas, hemos optado por el modelo PS35C/35 de la marca Dolmar. No es de las más baratas, incluso está en el segmento medio-alto.

Sin embargo, en la compra de un producto tan especializado otros factores como la potencia y la fiabilidad son también de gran importancia y este modelo los reúne.

Modo de funcionamiento

Su sistema de funcionamiento se sustenta en dos elementos principales. Por un lado, una hoja de sierra rodeada de una cadena similar a las de las bicicletas y, por otro, un motor que genera su movimiento.

La cadena rodea unas ruedas dentadas fabricadas en acero endurecido que conforman la llamada espada o guía.

El motor consta de cuatro piezas básicas: cilindro, pistón, biela y cigüeñal. El proceso mecánico, en síntesis, tiene mucho de ‘efecto dominó’ desde que se origina el movimiento del pistón dentro y fuera del cilindro.

Esta acción empuja la biela que hace girar el cigüeñal y este, a su vez, hace girar los engranajes conectados a uno de los piñones en los que se monta la cadena. Esta concatenación de impulsos mecánicos es el que posibilita su movimiento y el paso a gran velocidad de los dientes sobre la madera.

¿Qué motor tienen?

Gastan un motor de dos tiempos conocidos también como motores de ciclo. Sin entrar en grandes profundidades técnicas, se llaman así porque realizan en dos movimientos lineales del pistón las cuatro fases del ciclo termodinámico: admisión, compresión, explosión y escape.

La combustión interna se lleva a cabo con gasolina mezclada con aceite en una proporción que oscila entre el 2% y el 4% en función del fabricante del motor que monte el dispositivo.

Es muy recomendable en este tipo de motores realizar una especie de rodaje que puede estar en torno al consumo de 50 litros de combustible. El objetivo es acoplar bien todas las piezas de fricción que lo componen.

Tipos según su motor

Además de las de gasolina, objeto de esta comparativa, las hay eléctricas, las más básicas, y de batería que son de aparición más reciente y que suelen recurrir al litio para la fabricación de estas baterías

Que tener en cuenta

  • La longitud de su espada: Su importancia radica en que es el factor que determinará el tamaño de los cortes y las especies que podremos cortar.
  • Peso: Con los avances de la tecnología es un parámetro muy a tener en cuenta. Antes eran pesadas sí o sí. Ahora, se pueden encontrar dispositivos de hasta 4 kg., aunque hay que tener también en cuenta cuáles pueden ser sus limitaciones en aras del fácil manejo.
  • Capacidad de combustible: Relativamente relevante ya que el combustible que se precisa para una intensa jornada no es excesivo. Así, los modelos más actualizados, con apenas medio litro pueden dar resultados más extensivos de lo esperado.
  • Vatios de potencia: Este indicador sí que resulta más determinante. La potencia es consustancial a estas máquinas aunque, obviamente, hay variaciones importantes. Sobre 2.000 vatios podemos estimar que se puede trabajar con garantías.
  • Velocidad: Un requisito consustancial a las motosierras de gasolina. Con carácter general, la velocidad está en unos 24 metros por segundo, pero es variable en función del soporte mecánico de las marcas. Como es lógico, a mayor velocidad más eficacia y, a buen seguro, más cara.

¿Para qué se recomiendan?

Las motosierras de gasolina, las más resistentes, son las más recomendables para trabajos duros y continuos.

Sin duda, las más utilizadas, con diferencia, en el ámbito profesional, pero muy aptas para el doméstico por su facilidad de traslado y por ser la mas útil si el jardín o la zona a desbrozar tiene una superficie considerable.

Muy válidas para modificaciones importantes en los jardines o zonas verdes y para tareas a llevar a cabo en altura (ramas de árboles, por ejemplo).

¿Con qué cadena?

Depende de la dureza de las maderas que se vayan a cortar con mayor asiduidad. Existen en el mercado un mínimo de diez tipos diferentes por modelos y marcas específicas.

La división más genérica se puede agrupar en torno a los diferentes perfiles que tienen sus escoplos (lo que viene a ser coloquialmente la forma de dientes que utilice).

Bajo estos parámetros se distinguen tres principales:

  • Redondeado: el recomendado para el corte de maderas blandas como el abedul o el abeto.
  • Semi-redondo: un término medio que puede servir tanto para madera dura como blanda en función de la potencia del motor. Son fáciles y sencillos de afilar.
  • Cuadrados: Ideado para madera dura, aunque la potencia no sea excesiva. Como desventajas, son complicados de afilar y hay que hacerlo a menudo.

¿Cómo usarla? La seguridad, lo primero

Es obvio que se trata de una herramienta muy peligrosa si no se usa con corrección y, sobre todo, con muchas precauciones.

  • Se debe poner en marcha siempre con vestuario adecuado y con todos los complementos de seguridad, entre ellos gafas protectoras, guantes y cascos para evitar los efectos de su elevado ruido.
  • Como medida de seguridad añadida no vinculada al vestuario hay que evitar tratar de cortar cualquier cosa que no sea madera.
  • Apagarla siempre si no está en uso.
  • Tensar la cadena y chequear de cada componente cumple con la función que tiene asignada.
  • Comprobar el estado del depósito de combustible.
  • Cualquier cambio, como el de la cadena, se ha de hacer siguiendo al pie de la letra las instrucciones. Si se duda de la capacidad propia para hacerlo de manera correcta es mejor buscar a alguien que lo sepa hacer. Un fallo puede tener un precio elevado.

Cuidado y mantenimiento

Exponemos aquí algunos de los requisitos básicos para su mantenimiento:

  • Chequeo del aceite: La lubricación de la cadena es indispensable de tal manera que no está de más hacerlo antes de cada uso.
  • Eliminar restos: Muy importante después de cada labor quitar cualquier resto o desecho que haya quedado en los dientes de la sierra.
  • Afilar la cadena: Proceso imprescindible no solo para que corte de manera más eficiente sino para que lo haga de manera más segura evitando tirones. Se puede hacer con una lima y hay en el mercado pequeños soportes para facilitar este afilado.

Cómo limpiarla bien

Es una de las fases más importantes para su correcto mantenimiento. Estos serían algunos consejos:

  • Limpiar la espada de la motosierra con una pieza de madera o de metal y eliminar cualquier resto que pueda tener de labores anteriores.
  • Respecto a su estructura mecánica es conveniente estar pendiente del estado de limpieza de la bujía ya que los restos de suciedad pueden derivar en problemas en el encendido. Se desgastan rápido o sea que es la pieza que más se va a cambiar.
  • Las salidas de aire deben estar en perfecto estado de revista para garantizar una óptima ventilación ya que el carburador necesita aire para realizar bien su función.
  • Nada más terminar el tajo, es conveniente echar un rato también en la limpieza del piñón o revisar el conducto del combustible.

En resumen, el mantenimiento completo de estos dispositivos mecánicos pasaría por:

  • Afilar la cadena.
  • Limpieza de bujía, piñón y filtro del carburante.
  • Protección de la guía de la cadena con su funda.

Dolmar PS35C/35: Fiabilidad y fácil arrancada

Como ya se adelantaba en la introducción, en este caso la baza no está en el precio. No es un producto barato dentro de su gama (las profesionales son otra cosa), pero sí fiable y potente, dos cualidades muy a valorar en este segmento.

Más aún cuando está pensada para una de las tareas más frecuentes como es el acopio de leña. Cuenta, entre otros, con una característica siempre bienvenida como es la rapidez y facilidad de arranque.

Cabe recordar que uno de los problemas más comunes en estos dispositivos es tener que hacer varios intentos de arrancada. A este buen comportamiento a la hora de iniciar su labor une que transmite pocas vibraciones gracias a la incorporación de cuatro muelles de acero.

Su manejo, algo más extendido en estos modelos, resulta bastante sencillo. Colabora a ello que su peso tampoco sea excesivo.

Su gasto en combustible es mínimo, aunque esto también es seña de identidad de las motosierras de gasolina. En síntesis, esta opción de Dolmar resulta de las más eficientes. Y lo es sin descuidar la variante medioambiental.

Así, el material de fabricación del carter (una aleación de magnesio) implica una reducción de gases. Muy recomendada pues para troncos pequeños, ramas y podas de arbustos.

Entre las objeciones que se plantean en esta marca están posibles aflojamientos de la cadena y, como ya se refería, precios por encima de la media.

Makita EA3200S35A: Versátil con la madera

Buena relación calidad-precio. Bastante versátil con la madera. En grosores razonables para su potencia puede con la dura y con la blanda.

Muy ligera y, por tanto, manejable. Si se orienta al corte de leña propio para el ámbito doméstico soporta un uso intensivo.

Lo hace gracias a la combinación entre su mecánica interna y su diseño que permite no cansar en exceso los brazos. Tiene un arranque suave y fiable y no suele calarse en sesiones de varias horas.

Resulta pues muy aconsejable para podas, acopio de leña y para maderas de grosores que no excedan los 20 cm (es capaz de hacerse con mayores ‘piezas’, pero se corre ya riesgo de avería).

Entre las objeciones, al principio los arranques pueden resultar complicados y necesitar varios intentos.

Otro de los detalles es que, al ser el depósito opaco, no se puede saber cuál es el nivel de la gasolina, aunque, como ya hemos dicho, los consumos son muy bajos y con llenarlo a la mitad te da de sobra para una jornada.

Husqvarna 135: Ligera y compacta

Una de las marcas de más prestigio en el sector. Arranque fiable y buena potencia, dos valores que se pagan.

A pesar de su pequeño tamaño, que para algunos usuarios puede resultar una decepción, cumple con holgura las podas y los cortes gracias a su motor.

Todo ello sin olvidar que esta pensada para troncos de mediano tamaño. La manejabilidad se acentúa con un manillar ergonómico que se ajusta muy bien a las manos. En suma, una alternativa de una marca fiable, ligera pero potente y con un precio por encima de la media.

Entre los inconvenientes, uno de ellos pasa por el auto montaje de la cadena y la espada que, en función del grado de habilidad, puede resultar complicado.

Como suele ocurrir al principio, los arranques se resisten, pero una vez cogido el aire este modelo, como es habitual en esta firma sueca, responde bien.

Greencut GS620X: Precio más que asequible

En este caso, el precio sí juega un papel fundamental. Muy económica y, por tanto, también orientada a labores muy concretas. En todo caso, no hay que olvidar que estos productos admiten recambios para adaptarlo al uso.

Es decir, en este modelo puede parecer excesivo el tamaño de la espada. Se puede cambiar por otra más pequeña y adaptable, aunque sea un costo adicional que puede asumirse por el bajo precio de la motosierra.

Algunas de las críticas proceden de pedir a este producto más de lo que puede dar. Es evidente que no esta diseñado ni preparado para grosores de importancia. Sí se han señalado algunos problemas puntuales con pérdidas de aceite.

KUDA CN-52: Para autoabastecimiento de leña

Rebajas

Opción de uso doméstico para acopio de leña. En ese ámbito el resultado es bastante aceptable si se cuida mucho el mantenimiento.

Como en todos estos dispositivos, el momento del arranque es el más temido. En este caso, arranca bien si se hace de manera adecuada.

Unos pequeños tironcitos para notar que está enganchado y un movimiento suave para ponerlo en marcha. Entre las objeciones, el material externo de fabricación, demasiado plástico, es mejorable.

Última actualización el 2020-04-07 at 02:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados