fbpx Las mejores tabletas gráficas del mercado (Actualizado: agosto 2019) · CompraMejor.es Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Por ejemplo: smartphones, robot aspirador, auriculares inalámbricos.

Las mejores tabletas gráficas del mercado

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 4,67 de 5)
Cargando…

Tanto si somos diseñadores, ilustradores o animadores 3D como si, simplemente, nos gusta el dibujo digital, hay un dispositivo del que no podremos prescindir por mucho tiempo: de una tableta gráfica.

Sin embargo, este gran aliado puede resultar complicado a la hora de elegirlo. ¿Nos guiamos por el precio? ¿realmente son tan distintas unas tabletas de otras? ¿el tipo de trabajo que hagamos influye en nuestra elección? ¿y el tamaño?

A continuación, mostraremos qué es lo que realmente debemos tener en cuenta. Aunque ya adelantamos que, para nosotros, la mejor opción es la Wacom PTH-660 Intuos Pro M por sus prestaciones a la altura de las tabletas más profesionales, pero sencilla de usar. Es incluso válida para principiantes.

Claves a tener en cuenta:

Conexión con el ordenador:

Una tableta gráfica necesita poder conectarse al ordenador. Sin embargo, las encontraremos inalámbricas o con conexión USB.

En principio, la conexión inalámbrica está bastante trabajada como para no notar diferencia en el traslado de la imagen a la pantalla del ordenador. Así que ambas opciones son buenas. La elección dependerá de la comodidad que busque y, por supuesto, de lo que cada uno esté dispuesto a pagar.

El retraso de entrada (lo que tarda en aparecer una línea recién dibujada en el monitor) dependerá de los drivers de la tableta gráfica. Y aunque no lo encontraremos en las especificaciones técnicas, sí conviene asegurarse de que los usuarios no tienen quejas por este tema. Es tan fundamental, que nuestro primer consejo es que deberíamos desestimar, en todos los casos, las tabletas que tengan este defecto.

Dimensiones:

El tamaño no es tan trascendental como el retardo del que hablábamos en el párrafo anterior. Es cierto, y obvio, que dependiendo de las dimensiones tendremos mayor o menor área de trabajo. Sin embargo, esto es cuestión de preferencias.

Con una tableta de un tamaño similar a un folio DIN-A5, podremos hacer grandes maravillas y tendrá la ventaja de ser menos cansada de utilizar para nuestro brazo. Estas tabletas suelen tener unas dimensiones de a partir de 15x12cm (6×4 pulgadas), por lo que cabrán en cualquier espacio sin estorbar.

Claro que no nos podemos engañar, y la realidad es que con las tabletas más grandes trabajaremos más cómodos. Siempre y cuando, claro, tengamos espacio en la mesa de trabajo.

Se consideran grandes a partir de las 20 pulgadas. Están recomendadas para usuarios que utilicen unos monitores bastante amplios y que necesiten un gran nivel de detalle. En este segmento podremos encontrar tabletas de hasta 25x15cm (unas 10×6 pulgadas).

Un dato a favor de las tabletas más grandes es que disponen de botones alrededor de la pantalla con funciones rápidas (cambio de tipo de lápiz, rotación del lienzo, tamaño del pincel…). Esto nos permitirá trabajar de forma más cómoda y rápida.

Pantalla:

Las dimensiones de la tableta gráfica determinarán el tamaño de la pantalla. En este apartado, lo que deberemos tener en cuenta es la resolución, que será lo que defina el nivel de detalle que podremos lograr.

Encontraremos resoluciones desde los 2540 lpi (líneas por pulgada, forma de medir la resolución en este tipo de dispositivos) en las más pequeñas, hasta los 5080 lpi de las tabletas más grandes.

Sin embargo, éste no debe ser un detalle que nos bloquee: con una tableta pequeña de esa resolución, podremos tener los mismos acabados profesionales que con la otra de mayor resolución.

Otro tema a tener en cuenta es si queremos que nuestra tableta disponga de una pantalla que pueda sustituir al monitor. Esto lo consideran muy útil los que realizan dibujo digital, ya que proporcionará una sensación muy similar a dibujar en papel, viendo lo que se dibuja en la propia tableta.

Pero -aviso a principiantes- las tabletas con este tipo de pantallas son mucho más caras y no son sencillas de utilizar. De hecho, sólo se recomiendan a usuarios experimentados en estos dispositivos.

Sensibilidad:

La sensibilidad de una tableta gráfica puede ser realmente importante para la mayoría de los trabajos que realicemos en ella.

Lo que permite esta sensibilidad es detectar la presión para trasladarla a las líneas que dibujas, haciéndolas más o menos gruesas dependiendo de la presión utilizada. Al ser una cuestión bastante sutil, una buena sensibilidad será básica.

Para saber de lo que estamos hablando, lo que tendríamos que mirar para elegir una tableta gráfica son los puntos de presión que ofrece el dispositivo. Lo normal es que no sobrepasen los 1.048 puntos ya que, a partir de esos niveles de presión, no notaremos la diferencia real en nuestros trabajos.

Las tabletas más profesionales incluirán también el reconocimiento de inclinación del lápiz, lo que nos dará más control sobre el tipo de líneas que trabajemos.

Función multitáctil:

Podría parecer un extra, pero nada más lejos de la realidad. Es un básico si le vas a dar un uso profesional. Esta función nos permitirá utilizar la tableta como si fuera el ratón que viene integrado en el portátil (trackpad), usando los dedos para controlar los elementos de la pantalla o hacer zoom sobre ella.

Los aficionados pueden prescindir de esta característica, pero para un uso profesional facilitará el día a día y merecerá la pena la inversión.

El lápiz y los botones laterales:
Normalmente, las tabletas gráficas las venden incluyendo un lápiz táctil. Este lápiz puede ser un mundo a parte, con muchísimas posibilidades.

Podremos encontrar lápices inalámbricos, conectados con cables, que van por pilas o batería, etc. Además, podemos encontrar lápices con punta intercambiable para simular distintos tipos de pintura (pluma, pincel, etc). Existen lápices para todo tipo de necesidades.

Lo único que afirmaríamos que es conveniente tener en cuenta es que dispongan de botones para la función de clic derecho y doble clic, así como para otras opciones personalizables. Esto aportará una diferencia abismal de comodidad tanto en profesionales como en aficionados.

Nuestra favorita:

Wacom PTH-660 Intuos Pro M: La Wacom semi-profesional al precio más accesible

Wacom es la marca más reconocida en el mundo de las tabletas gráficas. Cualquier tableta de esta marca nos garantiza una gran calidad, resistencia y prestaciones.

Este modelo, en concreto, destaca porque tiene unas prestaciones muy similares a las de las tabletas profesionales, pero por un precio mucho más accesible. También es muy importante su versatilidad, ya que este modelo logra satisfacer a multitud de tipos de usuario.

Se puede conectar tanto a un Mac como a un PC a través de un cable USB de 2 metros que viene incluido. Uno de sus grandes puntos positivos es que también se puede utilizar de forma inalámbrica a través de Bluetooth, dando más libertad de movimientos durante su uso.

Su área activa de 22,4 x 14,8 cm (10 pulgadas) es perfecta para cualquier tipo de trabajo que queramos hacer en ella.

En los laterales encontraremos 8 teclas de acceso rápido, y también dispone de un Touch Ring con 4 funciones configurables. Todo esto nos permitirá personalizar el producto totalmente a nuestra medida.

Incluye un lápiz Pro Pen 2, que destaca por su precisión gracias a los 8.192 niveles de presión. Este lápiz está adaptado para poder usarse tanto por usuarios zurdos como diestros. Y como punto positivo incluye 10 puntas diferentes: 6 estándar y 4 de rotulador.

El hecho de que incluya diversas puntas es un extra interesante, ya que no siempre los lápices táctiles admiten variedad, ni tienen repuestos fáciles de encontrar.

Cuenta con la superficie multitáctil, propio de las gamas profesionales. Funciona bien y fluido, incluso usándola a la vez que el lápiz táctil. Una vez que nos acostumbramos a la comodidad que nos aporta, llegaremos a sustituir el ratón por esta tableta en poco tiempo.

La calidad de los materiales de fabricación así como sus acabados permitirán una gran durabilidad a nuestra tableta gráfica. Pero es que además, si hubiera cualquier problema el servicio técnico de Wacom atiende en el momento y con una rapidez fuera de lo normal.

Esta tableta es perfecta para todo tipo de usuarios. Tanto si estamos iniciándonos y podemos permitirnos estos precios como si somos profesionales del diseño o la ilustración. No nos decepcionará.

Otras opciones:

Wacom Intuos S: La mejor para principiantes

Se trata de la mejor tableta gráfica que encontraremos por debajo de los 100€ y, precisamente por ello, una de las más vendidas.

Wacom ha ido mejorando este modelo año a año y, actualmente, se ha convertido en la mejor opción para principiantes en diseño gráfico o retoque fotográfico pero que busquen acabados profesionales.

Es súper sencilla de utilizar y de un tamaño realmente compacto y ligero para colocar en nuestra área de trabajo, especialmente si no contamos con mucho sitio en nuestra mesa.

Por muy compacta que sea, la sensación de resistencia es notable y los acabados son de una calidad evidente.

Permite el dibujo, diseño y retoque fotográfico con cualquier software, lo que además la hace tremendamente versátil.

A pesar de ser una tableta pequeña de 7 pulgadas (16 x 20 cm) cuenta con una sensibilidad de 4.096 puntos de presión. Eso sí, si queremos utilizarla para dibujar exclusivamente, existe una opción de esta misma tableta en tamaño mediano (10 pulgadas). Es algo más cara pero la agradeceremos para este fin.

Se conecta al ordenador por cable USB y también es una de las tabletas más sencillas de configurar. Además, con la compra de esta tableta se incluye un software que podremos descargar con tan sólo registrar el producto.

Podremos elegir entre el Corel Painter Essentials 6 (destinado al dibujo) o el Corel AfterShot 3 (para la edición fotográfica).

Dispone de 4 accesos directos en forma de botones en la parte frontal de la tableta gráfica. Estos botones podremos personalizarlos fácilmente para tener los atajos a la altura de los dedos (cambio de herramienta, tamaño de pincel, giro de la pantalla…).

Su lápiz táctil que viene incluido es inalámbrico y cómodo de usar tanto para diestros como para zurdos. Sin embargo, a algunos les podrá resultar algo fino.

Su calidad precio es realmente buena para una tableta de estas características. Podremos iniciarnos en el mundo del diseño gráfico o del dibujo sin grandes inversiones pero con la mejor calidad en herramientas.

HUION H610 Pro: Mejor relación calidad-precio

Se trata de una tableta gráfica muy potente y recomendada. Aunque Wacom es la marca de tabletas gráficas por excelencia, Huion en este modelo no tiene nada que envidiar a sus iguales de la competencia.

Cuenta con un diseño bonito, ligero y resistente. Dispone una pantalla de 10 pulgadas con 8 teclas de acceso rápido configurables en el lado izquierdo. También tiene un software que nos permitirá realizar numerosos ajustes como la personalización de los accesos rápidos o la sensibilidad de la punta del lápiz.

La pantalla es realmente precisa: tiene una sensibilidad de 2.048 puntos de presión y 5.080 líneas por pulgada de resolución, lo que notaremos en la fluidez con la que trabajaremos. Además, es una pantalla que no cansa a la vista.

Se conecta por cable USB al ordenador para cargar la tableta. Como pega, preferiríamos que el cable de conexión estuviera en la parte superior, en lugar de en un lateral que a veces entorpece si nos movemos. Sin embargo, al ser un cabe de metro y medio no es un gran problema.

El lápiz táctil es cómodo y rápido de recargar. Con una hora ‘enchufado’ podremos disfrutar de más de 200 horas de uso. Además, desenroscando el cabezal encontraremos 8 puntas de repuesto para el lápiz.

Es fácil de configurar. Eso sí, muchos usuarios tienen problemas instalando el Driver desde la página, descargándolo. Sin embargo, con el CD que viene con la tableta gráfica es realmente sencillo y nos va guiando en la configuración.

Es compatible con la mayoría de los programas más utilizados: Adobe Photoshop, Corel Painter, CorelDraw, Adobe Fireworks, Comic Studio, SAI, 3D Max… Por lo que es una opción realmente económica y con grandes prestaciones que disfrutarán los usuarios principiantes e intermedios.

Gaomon PD1560: Pantalla HD y 10 accesos directos

Si buscamos una tableta gráfica con pantalla para, en algunos casos, poder sustituir al monitor, este modelo de Gaomon es una de las opciones de calidad más económicas.

La empresa china Gaomon, especializada en tabletas digitales, cuenta con una amplia variedad de modelos que se sitúan al nivel de grandes marcas.

Lo más destacado de este producto es su pantalla. Sus 15,6 pulgadas y su resolución de 1920 x 1080 píxeles, convierten la experiencia de dibujar en algo muy impresionante. Podremos incluso configurarlo como monitor primario (pero siempre deberemos conectarla a un ordenador, obviamente).

La sensibilidad de presión es la propia de una tableta profesional (8192) con una resolución de 5080 líneas por pulgada. Básicamente, tendremos la sensación de estar dibujando con colores que no habíamos utilizado antes, y con control sobre los trazos, pues detecta muy bien los cambios de presión del lápiz y con una precisión milimétrica.

Dispone de 10 teclas de atajo personalizables, lo que nos dará una gran agilidad en nuestro trabajo durante su uso. Su respuesta es rápida y precisa.

Se trata de una tableta bastante amplia, con un peso de 1,58kg. Quizá resulte una tableta poco manejable, y si queremos trasladarla mucho tenemos que contar con ese kilo y medio extra. Sin embargo, si contamos con un espacio amplio de trabajo y no necesitaremos moverla mucho, no será un problema.

Un extra interesante es que dispone de un soporte ajustable desde los 20 a los 80 grados de inclinación. También incluye numerosos accesorios como un guante de dos dedos para no marcar trazos con la mano sin querer o una lámina protectora que nos dará la sensación de estar dibujando sobre papel.

Además tiene un modo para zurdos, para poder girar la pantalla 180 grados y usar la tableta con total comodidad con la mano izquierda.

Como pega, echamos de menos que el lápiz óptico no tenga sensibilidad de inclinación. Al ser una tableta profesional, creemos que es una funcionalidad que debería incluirse.

Otro ‘fallo’ tonto es que la funda que viene incluida sólo tiene espacio para la tableta gráfica. Si quieres introducir el soporte de la tableta para guardarlo junto, tendrás que comprarte otra funda.

Es compatible con los sistemas operativos de Windows 7 (y posteriores) y Max OS 10.11 (y posteriores). Se trata de una tableta muy completa y fácil de instalar. Incluso si necesitamos de ayuda para hacerlo, el servicio de atención al cliente de la marca es excelente.

Wacom MobileStudio Pro: Lo mejor de lo mejor

Volvemos a la marca estrella porque no se puede dejar de un lado Wacom si queremos hablar de lo mejor de lo mejor, sin centrarnos en el precio.

Y este modelo, aunque es la opción más cara, es la Wacom dirigida a quienes busquen la mejor calidad con las mejores prestaciones sin escatimar en el gasto.

A diferencia de la anterior, esta tableta es un estudio completo diseñado para poder utilizarse en cualquier momento, aprovechando todos los instantes de creatividad. En ella podremos dibujar en 2D o 3D sin necesidad de un ordenador.

Esta tableta funciona como un ordenador con tecnología Intel y con la potencia suficiente para poder ejecutar aplicaciones de diseño, fotografía y dibujo. En parte, esto es gracias a sus 512GB de almacenamiento y 16 GB de RAM, dando libertad para utilizarla en cualquier lugar.

Dispone de una pantalla de 13 pulgadas multitáctil y tiene resolución WQHD 2560×1140. La precisión de color es de 96% de Adobe RGB. En otras palabras: una pasada. Con este tipo de pantallas redescubres el mundo del diseño y del dibujo.

Para ser una tableta-estudio cuenta con un diseño fino y bastante ligero. El tamaño es perfecto para cualquier tipo de trabajo, permitiendo movimientos amplios sin renunciar a la facilidad de transporte.

En cuanto al diseño, cabe destacar que la superficie de la pantalla es de vidrio grabado, lo que da sensación de estar trabajando en lápiz y papel, pero con la precisión, exactitud y calidad de colores de esta Wacom.

Incluye el lápiz de Wacom Pro Pen 2, muy destacable por la precisión que consigue, la rapidez de respuesta y la sensibilidad de la que dispone. Toda una maravilla del mundo de los lápices táctiles.

Además, dispone de una serie de elementos para agilizar nuestro flujo de trabajo: desde el control multitáctil, las teclas de acceso rápido programables, menús radiales y atajos de un toque. Realmente, no se le puede pedir más a esta tableta.

Un de los extras más interesantes es la cámara para 3D. Nos permitirá fotografiar objetos y así agilizar el diseño o el esculpido de los mismos en 3D.

Si estamos dispuestos a invertir más en este instrumento podremos comprar otro tipo de accesorios que, dependiendo del uso que le demos a la tableta gráfica, contribuirán a una increíble experiencia de trabajo.

Por ejemplo, este Wacom MobileStudio dispone de un teclado inalámbrico para atajos especialmente útil si realizamos numerosos tipos de trabajos muy diferentes o si, de vez en cuando, lo utilizamos para realizar trabajo de oficina.

Este tipo de tabletas están recomendadas para un uso profesional y ya experimentado en el mundo de estos dispositivos.

Como ya hemos comentado con anterioridad, no es una tarea sencilla acostumbrarse a una tableta con pantalla si no lo hemos hecho antes. Sin embargo, para un usuario experimentado, con este modelo de Wacom descubrirá un nuevo mundo.

Última actualización el 2019-08-20 at 07:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados