Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores cactus artificiales para presumir de decoración vegetal

Los mejores cactus artificiales para presumir de decoración vegetal
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Que las plantas artificiales se asemejan cada vez más a las naturales es una evidencia. A veces resulta imposible distinguir a simple vista unas de otras. La calidad de los materiales y la similitud de los diseños han procurado una amplia gama decorativa.

Ya sea por falta de tiempo o de habilidad para su mantenimiento, las plantas artificiales son una práctica opción. Además hay muchísima variedad.

Qué tipos de cactus hay

Hay réplicas de las especies más conocidas (se contabilizan más de un millar de distintos cactus naturales). Destacamos algunas presentes entre los artificiales:

  • Cereus: Uno de los más conocidos. De tamaño grande y alargado con notables pinchos.
  • Rebutia: También muy conocido. Tipo bola con pinchos y grandes flores.
  • Echinopsis: Alargados y también con enormes flores.

Qué tener en cuenta

  • Espacio: La variedad de tamaños posibilita barajar muy distintos espacios para colocar el cactus. Desde un modelo extra grande para un rincón del salón o local comercial a pack con macetas pequeñas para escritorios o estanterías.
    En este aspecto aprovechamos para recomendar que el lugar donde se coloque no tenga luz solar directa durante mucho tiempo para que no pierdan color.
  • Material: Ya hemos señalado las distintas opciones que hay en este apartado. Aportar tan solo que los cactus con flores artificiales pueden ser más delicados por el material usado para elaborar estas.
  • Tamaño: Ya hemos avanzado que los hay de muy distintas dimensiones. Muy pequeños en packs, normalmente, y muy grandes para poner en el suelo (metro o 1,20 metros, por ejemplo) y decorar todo un rincón (obviamente, los más caros).
  • Durabilidad: Mayor que la de los naturales en general, aunque, como es lógico, dependerá en buena medida del material usado. La silicona es uno de los de mayor durabilidad.

Los mejores cactus artificiales

Estos son algunos de los modelos que desde CompraMejor hemos seleccionado como las mejores opciones.

En pack de cuatro

Con este pack podrás tener diferentes especies de plantas. Pese a sus dimensiones las réplicas están muy bien trabajadas con detalles como las pequeñas piedras en la base que le dan un plus estético.

En concreto, la altura que dan los cactus está entre los 11-13 cm de los que alrededor de cinco corresponden al recipiente en el que va insertado.

Diseño muy conseguido con material plástico, en concreto opta por el poliuretano, un producto muy versátil que se usa, por ejemplo, como aislante de neveras.

Una de las ventajas de esta alternativa es la versatilidad de emplazamiento ya que sirve para, prácticamente, cualquier sitio ya sean juntos o separados. Todo ello por un precio bastante asequible.

Típica forma

De tamaño bajo-medio y en este ocasión en pareja. Dos cactus sin flores, de especie y forma muy común ya que es la típica imagen que tenemos de los cactus de los paisajes áridos en películas del Oeste.

Esta réplica tan estándar hace que, como objeción, su imitación de los naturales esté por debajo de otros modelos, aunque el efecto decorativo no es menor.

Por medidas están en cerca de 23 cm de altura de los que 8,5 pertenecen a una maceta que imita a piedra pero que, en realidad, usa la melamina como material plástico caracterizada por su resistencia.

La cubierta de pequeñas piedras le dota de mayor naturalidad. Otra de sus bazas es que resultan bastante estables para su tamaño por su consistencia a la que hay que sumar una alta durabilidad.

Para salones o locales comerciales

Un cactus artificial ya más adecuado para salones grandes o decoraciones más ambiciosas en locales comerciales debido a su tamaño.

Estamos ante una réplica de ya 75 cm de altura que, como es lógico, tiene un precio sensiblemente superior a las anteriores opciones.

Material plástico, sin flores, efectos muy logrados en los pinchos y de potente estética por tamaño y forma.

No es barato, pero en la estancia adecuada y si se tiene margen económico merecerá la pena.

Sin maceta

Nos centramos en una opción muy distinta y a la vez muy interesante por las posibilidades. Ya hemos adelantado esta alternativa al mencionar los tipos de cactus artificiales.

Se trata de un pack de diez unidades distintas que cambian la maceta por una especie de pincho que se puede introducir de manera sencilla en la tierra de las macetas o las jardineras.

Una vez hecho, el efecto decorativo es excelente a poco que se elija un recipiente vistoso para que se vean las cabezas de estos cactus unos junto a otros.

Realistas y elegantes

Cerramos igual que empezamos con un pack de cactus pequeños, aunque cambia el número de unidades y el precio por más elevado.

Cierto que son seis cactus distintos y también que vienen en una bonita maceta blanca que le dota al conjunto de gran elegancia.

Muy realistas, fabricados en plástico de alta calidad y muy adecuados para dar un toque decorativo de categoría a cualquier rincón.

Ventajas e inconvenientes de los cactus artificiales

Entre las primeras destacamos:

  • La despreocupación sobre su mantenimiento
  • En el caso de los que tienen pinchos hay un menor riesgo de dañarse
  • No atraen insectos
  • No necesitan condiciones climáticas concretas
  • Muy logrados y decorativos
  • Amplio catálogo de tamaños y diseños
  • Gama en general económica con excepción de algunos modelos extra grandes

Sobre las desventajas:

  • Como es obvio no crecen
  • Si les da mucha luz solar perderán color con el tiempo
  • En función de la forma pueden acumular mucho polvo, si bien la limpieza resulta bastante sencilla

De qué materiales

Depende del componente. Así, en el caso de la planta en sí los materiales más comunes serían la silicona, el látex, el plástico (PVC, por ejemplo) o espuma foam.

Para las flores la silicona también es una alternativa a las que hay que sumar la tela, la seda e incluso el terciopelo.

En el caso de las macetas algunas de las opciones serían la melamina (material sintético muy resistente), la cerámica o el vidrio en algunos cactus más pequeños.

A estos materiales habría que sumar pequeñas piedras en algunos casos que se ponen en la base para darle un toque más natural.

Última actualización el 2024-07-17 at 17:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados