Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores amoladoras para lijar, pulir o cortar

Las mejores amoladoras para lijar, pulir o cortar los más diversos materiales
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano

La amoladora es una herramienta de uso profesional o para bricolaje doméstico avanzado gracias a su multifuncionalidad, ya que sirve para lijar, pulir o cortar. Cumple además con distintos materiales en los que opera a través de discos. Más conocidas como radiales, aunque estas designan a un modelo específico.

De este modo, puede trabajar sobre metal, piedra, ladrillo, madera o cerámica. Sin olvidar que habrá alternativas que, por sus características, responderán mejor con unos materiales que con otros.

Rebajas

De los modelos analizados situamos en cabeza el GWS /-125 de la conocida marca Bosch orientada al ámbito doméstico que resulta muy eficaz y manejable.

Su precio, si bien no es de los más económicos en su gama, resulta asequible para las prestaciones que ofrece.

¿Qué es?

La amoladora es una herramienta eléctrica y manual que incorpora un motor eléctrico de alta potencia.

Este puede ir conectado a través de engranajes reductores (los reductores son sistemas de engranajes que consiguen que los motores eléctricos funcionen a desiguales velocidades) o directamente al eje del motor.

Estas diferentes alternativas distinguen las amoladoras angulares, las que recurren a engranajes (que serían las radiales), o rectas en el caso de las segundas.

¿Para qué sirve?

La respuesta a esta pregunta da todo el sentido a su adquisición. Como ya hemos adelantado se trata de una de las herramientas más versátiles.

No se anda con pequeñeces ya que afronta tareas en mármol, cerámica, piedra e incluso para cortar paredes.

No solo corta sino que también es idónea para trabajos de pulido y desbaste. La funcionalidad de una amoladora va, en todo caso, relacionada de manera directa con su tamaño y potencia.

Por tamaños

– Pequeña: Las mini amoladoras utilizan discos de 115-125.mm y la horquilla de potencia suele estar entre los 500 y los 1500W

– Grandes: Los discos pasan a 230 mm y la potencia ya se eleva por encima de los 2000W hasta alcanzar, con excepciones, los 2600.

– De sobremesa: Como se deduce son las de mayor tamaño ya que van incorporadas a una mesa de trabajo y se usan casi en exclusiva en el ámbito profesional.

Otros tipos

Además de por el tamaño hay otras variantes que las distinguen:

  • Eléctricas: Las más extendidas en la actualidad. Tienen un óptimo equilibrio entre potencia y consumo que le dotan de una gran eficacia para su uso continuo.
  • De batería: Como obvia ventaja la que da no tener que depender de un cable, es decir la libertad de movimientos. En general, salvo modelos de alto nivel profesional, tienen menos potencia que las eléctricas.
  • Neumáticas:  Nivel totalmente profesional para acometer grandes retos en entornos industriales y obras de gran calado. Altísima potencia generada a través del aire a presión. Duran mucho y tienen bajo coste de uso.

¿Angular o recta?

Como ya hemos mencionada la diferencia mecánica entre las dos radica en el modo que se conectan al motor. A través de engranajes reductores en las angulares y directa al eje en el caso de las rectas.

Con diferencia, la más popular y usada es la amoladora angular, mucho más versátil. La recta está orientada a trabajos más precisos o que haya que llevar a cabo en lugares de complicado acceso. Muy propias para lijado o afilado.

Consejos útiles

En el caso de las angulares es recomendable tener conocimiento de algunas recomendaciones para alargar su durabilidad:

  • Mantener afilados los discos
  • Limpiar bien los residuos de oxido o pintura con cepillos de alambres
  • Es muy importante que los discos, aunque sean más caros, tengan una buena calidad
  • Mucho cuidado al utilizarla. Por supuesto guantes y gafas de protección.

Qué tener en cuenta

– Potencia: Un factor de gran importancia no tanto por elegir una muy potente sino por elegir aquella que se adecúe más a cuáles van a ser los trabajos más recurrentes.

Es evidente que para el bricolaje en la mayoría de los casos bastará con una mini amoladora.

– Alimentación: Mejor conectada por cable a la red para ganar potencia, mejor con batería para ganar autonomía y libertad de movimiento.

– Peso y tamaño: O, sumados ambos requisitos, que sea lo más manejable posible para trabajar a gusto. Esa debe ser la prioridad. Con carácter general hay que destacar que se manejan bastante bien salvo modelos de gran envergadura.

– Seguridad: En máquinas de este tipo un fijo entre las cosas a tener en cuenta. Un buen dispositivo de seguridad es imprescindible como lo es usar indumentaria y complementos adecuados (guantes y gafas de protección como decíamos).

En este punto bastante recomendable comprar una que tenga un asa de buen tamaño para agarrarla bien.

Pequeña en tamaño, grande en comportamiento: Bosch Professional GWS 7-125 

Rebajas

Muy adecuada para el bricolaje doméstico en versión avanzada y también para trabajos profesionales que requieran operar en zonas de acceso complicado ya que su tamaño y diseño facilita mucho estas labores (por ejemplo, en los huecos de la encimera donde luego va la vitro).

Carcasa muy sólida y con buenos acabados. Pese al pequeño tamaño su consistencia se calibra con su considerable peso.

Entre sus cualidades, el intercambio de discos se hace de manera muy sencilla gracias a un dispositivo específico que viene de serie.

Dentro de esta gama su potencia es más que apreciable como evidencia que apenas vibra cuando se corta metal de grosor convencional. En general, dentro de las limitaciones de estos dispositivos, resulta bastante suave cuando se usa.

Su diseño permite variar de posición de tal modo que se puede agarrar con las dos manos en el caso de que se precise más fuerza.

Aguanta bastante bien sin calentarse durante periodos notables (podemos hablar de una media hora como referencia).

En suma, un producto con excelente relación calidad-precio al que hay que sumar, téngase en cuenta, el de los discos ya que no los trae de serie.

Muy económica: Black Decker BEG010-QS 

Rebajas

Otro modelo de una marca de referencia en este sector a un precio más que económico. Diseño compacto y orientada al ámbito más doméstico que profesional.

Para trabajos pequeños rinde a satisfacción gracias a una potencia suficiente para estos cometidos y un buen agarre con dos posiciones.

Usa discos de 115 mm, en el rango bajo, pero son más que suficientes si no se le saca de su hábitat de bricolaje convencional.

Su durabilidad también dependerá de un uso moderado en trabajos llevaderos. Por el precio que tiene no se puede pedir una consistencia propia de otras opciones mucho más caras.

Giro estable, no vibra en exceso en materiales sin excesos y tampoco se calienta mucho, aunque se haya estado un buen rato operando con ella.

En suma, un desembolso mínimo dentro de este segmento para un dispositivo que puede apañar a aficionados persistentes a las chapuzas domésticas.

Kit ideal para bricolaje: Tacklife Kit Multifunción

Un kit con muchísimos accesorios a un precio muy económico. Si se usa para lo que está pensado el rendimiento es más que correcto. Es decir, pequeños trabajos domésticos e incluso manualidades escolares.

Pese a que su tamaño y configuración pueda invitar a la cautela, esta mini amoladora cumple a satisfacción en tareas como pulir, lijar y cortar, aunque, en este último caso, es evidente que tiene limitaciones.

Su versatilidad es máxima. Baste recordar que sus 80 accesorios abarcan prácticamente cualquier tarea de bricolaje. Además, viene presentada de manera excelente dentro de su maleta.

Funciona con cable, lo que le dota de una potencia añadida sobre alternativas autónomas.

Opción profesional: Makita dga900zk 

Potente, sólida, fiable, manejable y ya orientada al terreno profesional. La suma de todas estas cualidades es previsible: muy por encima en precio a las de ámbito doméstico.

Bloqueo de garantías para evitar accidentes que se concreta en que el motor se pone en modo de seguridad en cuanto detecta una caída brusca de la velocidad.

Diseño bastante minimalista ya que integra el agarre en el cuerpo de la amoladora.

Como decíamos, la potencia es uno de sus fuertes y eso que se alimenta con batería que suele dar menos rendimiento que si se conecta a la red eléctrica.

Barata y con discos de serie: Galax Pro

Otra alternativa muy económica de radial doméstica que en este caso trae dos discos (gasta de 115, gama pequeña).

Para evitar decepciones, tener en cuenta antes a que trabajo vamos a enfrentarla. Para las tareas más típicas de bricolaje rendirá de manera correcta y no lo hará si se la fuerza a materiales o grosores que le exceden.

El precio siempre es buen indicador en este tipo de dispositivos que suelen ser más caros a poco que mejoren la consistencia de las carcasas o materiales o la fuerza de la mecánica interna.

Última actualización el 2021-05-16 at 17:49 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados