Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores andadores para mejorar la calidad de vida de las personas mayores

Los mejores andadores para mejorar la calidad de vida de las personas mayores
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 3,33 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El aumento de la esperanza de vida ha potenciado la evolución de los artículos orientados a las personas mayores con el fin de hacerles la vida más cómoda.

Uno de los problemas más extendidos cuando van pasando los años es el de la movilidad y el consecuente miedo a una caída.

En este contexto, los andadores ocupan un lugar protagonista por su eficacia y diversidad de modelos en función de las necesidades.

De los aquí destacados, hemos optado para que ocupe el liderato por uno de dobles ruedas delanteras de la marca Mobiclinic por su ligereza de material que resulta muy adecuado para interior, con asiento de reposo y un desembolso asequible en una gama que no se caracteriza por sus precios económicos.

La mejora de la calidad de vida de los mayores es un objetivo irrenunciable y este tipo de dispositivos colabora de manera notable a ello.

Qué son y para qué sirven los mejores andadores

Una estructura resistente, normalmente de metales como el acero o el aluminio, diseñada para dotar de seguridad a personas que, ya sea por su edad o por problemas de movilidad, precisen de un apoyo seguro que les ayuda a desplazarse. Les hay de distintas clases en función de su cometido.

Ventajas e inconvenientes

En el primer capítulo a destacar las siguientes:

  1. Dan seguridad.
  2. Proporcionan autonomía al usuario.
  3. Mejoran el estado físico al ejercitar las piernas.
  4. No tienen ningún problema de manejo.
  5. Tampoco requieren apenas mantenimiento.

Sobre los inconvenientes:

  1. Mayor en los que no tienen ruedas ya que hay que ir levantado el dispositivo para caminar.
  2. Algunos no están preparados para terrenos que sean algo irregulares.
  3. A pesar de la sencillez de manejo, una mala maniobra puede entrañar riesgo.

Qué tipos de andadores hay

  • Básico: Es el más simple con cuatro patas rematadas en goma antideslizante para que la persona se pueda apoyar. Suelen ser de aluminio para que sean lo más ligero posible ya que, como ya hemos mencionado, hay que levantarlos para avanzar. Son, eso sí, los que ofrecen mayor estabilidad en el apoyo. Los más adecuados para personas con riesgos altos de caídas o que no pueden apoyar peso en una pierna a causa de una lesión.
  • Con ruedas: Dentro de este epígrafe distinguimos dos subgrupos:
    • Solo delanteras: Son muy parecidos a los anteriores, pero, como es obvio, con dos ruedas delante que facilitan las maniobras en superficies rugosas. Ya que están pensados para ser empujados minimizan el esfuerzo del torso, pero tienen menos estabilidad que los fijos. No son muy recomendables para uso exterior.
    • Con tres o cuatro: Conocido como andador rodante y cuenta con frenos manuales. Están diseñados para personas que todavía tienen un equilibrio fiable pero necesitan un mínimo apoyo para mayor seguridad.
  • Con asiento: Se incorpora en el de cuatro ruedas para sentarse a descansar. También tienen una cesta debajo o fijado en la parte delantera para llevar pertenencias.
  • Fijos o plegables: Los fijos son altamente estables y los plegables, sin dejar de serlo, ocupan mucho menos espacio en la casa.

Cómo usar los andadores

Como hemos adelantado no es complejo el manejo en sí, pero cuando hay personas mayores o con problemas de movilidad el riesgo siempre existe y el cuidado ha de ser máximo.

  1. Cerciorarse de que está perfectamente ensamblado y estable.
  2. Ajustar la altura hasta que la comodidad sea total.
  3. Colocar el andador un paso por delante de quien lo vaya a usar.
  4. Agarrarse a los mangos de la parte superior.
  5. Colocar los dos pies en la superficie que va de agarre a agarre.
  6. Si cuenta con frenos, quitarlo y empezar a dar pequeños pasos siendo conveniente, si es el caso, empezar con la pierna que se tenga por más débil.
  7. Seguir caminando hasta ir acostumbrándose a su uso.

Qué tener en cuenta antes de comprar los andadores

  1. Uso: Directamente relacionado con el estado físico de quien lo vaya a usar. Si sale poco o nada de casa uno fijo o de ruedas delanteras será suficiente. Si su condición física es mejor, uno de cuatro ruedas con asiento será ideal para darse paseos y descansar de manera periódica.
  2. Material: Como es lógico la resistencia y la ligereza son cualidades fundamentales que hacen que el aluminio sea uno de los materiales más recurrentes para estos dispositivos.
  3. Diseño: En este apartado prima la ergonomía para agarrarlo lo mejor posible en aras de la seguridad. Aparte de esto, los de cuatro ruedas se prestan a más extras como la cesta metálica en la parte de abajo o el pequeño asiento entre los agarres. La estética, aunque puede parecer secundaria, cada vez se trabaja más para alejar la imagen hospitalaria que puede dar su uso y normalizarlo.

mejores andadores detalle

Los mejores andadores

Plegable y con ruedas delanteras: Mobiclinic

Como es lógico en productos que cuentan con distintos modelos, hay que decantarse primero por uno que resulte lo más versátil posible.

En este caso, su uso puede ser para interior y exterior, si bien hay que señalar que es más adecuado para dentro de la casa para evitar un desgaste excesivo de las gomas y por el propio manejo de este tipo de andadores.

Dentro de esta gama resulta una opción muy recomendable ya que las ruedas son dobles, el material es de calidad y lleva extras tan prácticos como el asiento de descanso.

En cuanto al material de fabricación utiliza una mezcla de metales con los brazos de agarre de aluminio y la estructura de acero. En total, un peso que no alcanza los 3,5 kilos.

A ello suma una muy buena ergonomía en los agarres, una cualidad muy importante que potencia la seguridad del usuario.

Otra de sus cualidades es que se trata de un dispositivo plegable que ocupará poco espacio cuando no se use y, principalmente, se meterá en el maletero con facilidad.

Las dimensiones están ya previstas para que se pase por las puertas sin problema ya que cuenta con cerca de 60 cm y cinco alturas distintas que se pueden regular para ganar comodidad.

Por precio es asequible dentro de una gama que no se caracteriza por ser económica.

Con asiento-cesta integrado: Pepe Mobility

Una alternativa de cuatro ruedas muy completo y a un precio económico para este segmento de andadores que llevan ya más aparataje que los más básicos.

De este modo, como es propio de los modelos de cuatro ruedas, lleva palancas de freno similares a los de las bicicletas.

Uno de los extras a los que más se recurre es el asiento que, en este caso, también incorpora con la novedad que va integrado a la cesta.

Es decir, normalmente, el espacio de almacenaje suele ser metálico e ir en la parte inferior a modo de bandeja o delante tipo cesta de bicicleta.

Este andador cuenta con un sistema más original ya que el propio asiento hace de tapa de una cesta de lona impermeable con notable capacidad para llevar objetos.

Una altura regulable con una horquilla de alturas de 80 a poco más de 90 cm, plegable y fabricado en aluminio, aunque el aumento de componentes sube su peso hasta los seis kilos.

Sólido apoyo: AnteaMED

Pasamos de una versión con muchos elementos a la versión más básica, y también más barata, de estos dispositivos para personas mayores.

Una alternativa sin ruedas que tiene su cualidad más destacada en la estabilidad de apoyo que supone el no tener terminaciones rodantes.

A pesar de ser básico de gama, no lo es tanto en su estructura ya que en la parte delantera incorpora una pieza con dos barrotes adicionales.

También se pliega para ocupar menos espacio todavía que los más recargados ya que solo tiene una profundidad de 10 cm cuando se cierra.

Muy regulable en altura con hasta ocho puntos de fijación y una estructura de aluminio que deja su peso en menos de 2,5 kilos.

Versión en tres ruedas: Mobiclinic Caleta

Una alternativa menos extendida, pero de gran utilidad para usuarios con buena capacidad de movilidad que necesiten un apoyo para pasear.

Andador de tres ruedas de gran resistencia como es propio del material de su fabricación ya que se trata de una aleación de acero.

Uno de sus componentes más llamativas es su juego de ruedas que, además de su notable tamaño, son macizas y, por tanto, idóneas para pasear con independencia de la superficie sobre la que se haga.

Plegable, con eficaces frenos que incluyen bloqueo total y una capacidad de almacenaje de las más altas con la cesta delantera y la bolsa.

Caro y para usuarios altos: Kmina Pro

Si ya hemos advertido que los precios de este segmento, salvo en el caso de los más básicos, no son especialmente económicos, menos en este último modelo que está muy por encima de la media de los de cuatro ruedas.

A cambio, un material de primera y un diseño mucho más moderno en el que destacan principalmente unas ruedas de radios de gran tamaño.

Hay que dejar claro que es regulable en altura, pero está orientado a personas altas ya que el margen va del 1,75 al 1,95 m.

Última actualización el 2022-10-01 at 03:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados