Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores arneses para ayudar a caminar y tener cerca a los niños

Los mejores arneses para ayudar a caminar y tener cerca a los niños
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Los arneses para niños no son un complemento muy extendido, pero no por ello merma su utilidad de cara a los primeros pasos de los bebés y a tener cerca y controlados a los pequeños.

En principio, están especialmente ideados para niños que tardan algo más de lo normal a empezar a andar, pero su utilidad es más amplia como ya hemos visto y detallaremos.

Hay que dejar claro desde el principio que es muy aconsejable que no se use de manera demasiado frecuente y siempre consultar antes al especialista médico cuando van destinados a los bebés.

De hecho, antes de generalizarse más su uso, se usaban de manera específica para aquellos pequeños con problemas de motricidad.

Arneses para niños: Qué son y para que sirven

Se trata de unos complementos que se fijan bajo las axilas o la zona genital y que incorporan tirantes a su vez engarzados a una correa.

También los hay que van fijados en hombros y cintura solo y que son los orientados a niños que ya no son bebés, que caminan con fluidez, pero pueden despistarse de sus padres.

Para evitarlo van unidos a ellos con estos arneses a través de una correa rematada en una muñequera que lleva el adulto.

En el caso de los de bebés, su objetivo es mantener al pequeño erguido mientras intenta sus primeros pasos sin peligro de caída que le pueda dañar.

Además de esta función principal, alivia las posibles molestias de los padres en la espalda por estar agachados de manera prolongada.

Los arneses para niños no son un complemento muy extendido, pero no por ello merma su utilidad.
Los arneses para niños no son un complemento muy extendido, pero no por ello merma su utilidad.

Minimalista y seguro: iitrust

Hemos optado en primer lugar por un arnés no tanto orientado ya a bebés sino a pequeños que, ya sin problemas a la hora de andar, sea precisamente esta capacidad la que pueda hacer que se pierdan.

La configuración de este dispositivo apuesta por la comodidad y el minimalismo ya que se reduce a unas correas que van por encima de los hombros y otra a modo de cinturón que se cierra con una hebilla.

El complemento que viene a ser su seña de identidad es una muñequera destinada a los padres o adulto que le acompañe que va unida en este caso con una espiral de plástico al arnés.

Una de las grandes ventajas de este producto es que permite un buen margen en tamaño del niño o de la niña ya que sus correas son totalmente ajustables.

Su gran apuesta por la seguridad de no perder al pequeño se refuerza con aspectos tales como material fluorescente en todo el arnés para ver su ubicación en caso de que no haya luz.

Como dato concreto, el radio de control estaría en torno al metro y medio que es lo que da de sí la espiral.

Muy útil para ir con ellos a zonas de previsibles aglomeraciones como centros comerciales o estaciones de transporte.

Para empezar y progresar: Inpher

Pasamos a la versión más ortodoxa de lo que sería un arnés andador con sus correspondientes enganches por debajo de la zona genital para reforzar la seguridad de que el pequeño no se cae mientras da sus primeros pasos.

Los soportes de adaptan de manera óptima a la espalda y a los hombros con objeto de proteger totalmente la columna vertebral del niño o la niña.

A esta facilidad de ajuste suma la facilidad con la que se puede llevar a cabo.

En función de los avances, el arnés es desmontable de tal modo que la parte de la entrepierna se puede quitar cuando tenga ya más seguridad.

En cuanto al material de confección se trata de uno de los más recomendables como es el algodón transpirable gracias al gran número de pequeños agujeros habilitados para facilitar la ventilación.

Tampoco le faltan detalles de gran importancia para el tipo de usuario que está pensando como son los portachupetes de clip. Un buen producto a un precio muy asequible.

Ergonómico y deportivo: Auvstar

Un modelo de excelente ergonomía, línea tirando a deportiva, muy seguro en sus prestaciones y, como pequeño inconveniente, un precio algo más elevado sobre la medida, pero siempre en una gama muy asequible.

A estas cualidades descritas suma un amplio margen de edad que iría desde los seis meses a los tres años.

El óptimo acolchamiento interior impide cualquier molestia al pequeño, aunque tire a la hora de dar sus pasos.

La comodidad del arnés no se limita al niño ya que el agarre de la adaptable correa en medida supone también para los padres evitar tener que agacharse y trabajar la espalda.

Con correa versátil: Lehoo Castle

Un conjunto llamativo en diseño en el que prima la seguridad para caminar con los niños por la calle sin temor a perderlos de vista. Para ello ofrece distintas posibilidades de uso de la correa antiperdida.

Así, por ejemplo, se puede colocar en la muñeca del pequeño, pero también en las presillas que incorpora la mínima mochila que incluye con los vistosos motivos que se pueden elegir.

La comodidad para el niño es máxima ya que los ajustes se limitan a los hombros y al pecho.

No notará nada y sus padres o adulto que le acompañe sí notará la seguridad de tenerle siempre en su radio de observación.

Básico pero útil: Itian

Muy básico en diseño, pero práctico para el fin fundamental que es ayudar al pequeño a dar sin riesgos sus primeros pasos.

Esta ausencia de complementos hace también que resulte muy económico.

El ajuste se hace en los hombros con tejido que va acolchado y se limita a un peto y una correa adaptable para ayudarle a través de ella a agacharse sin que se caiga o a controlar sus avances.

Está recomendado a partir de los seis meses y, como es habitual en esta gama, el tejido elegido es el algodón que evita cualquier daño en la piel.

Arneses para niños: De qué material

Como se presupone en artículos dirigido a un colectivo tan sensible como el de los bebés, las características de los materiales son fundamentales para la seguridad.

De este modo, deben ser suaves para que no opriman ya que, además, se sitúan en zonas muy delicadas, hipoalergénicos, sin, por supuesto, ninguna sustancia con riesgo de toxicidad.

Como recomendación concreta, el algodón natural es uno de los materiales de fabricación que mejor de adecúan a este tipo de productos.

Ventajas e inconvenientes

Algunas de las primeras ya han sido señaladas, pero recapitulamos y añadimos otras a tener en cuenta:

  • Potenciar la seguridad del bebé
  • Comodidad para los padres en los paseos
  • Desarrollo muscular del pequeño al apoyar ya los pies y empezar de manera más fácil a dar sus primeros pasos.

Entre las desventajas, ya hemos señalado que el uso muy frecuente de este complemento puede ser perjudicial y generar una alta dependencia.

¿Cómo usar los arneses para niños?

Para empezar, la primera indicación es de gran importancia y muy contundente: si el pequeño no se encuentra a gusto o no se adapta a él de manera sucesiva no hay que forzar su uso.

Tal y como ya hemos señalado, aunque si estuviera a gusto con ese complemento tampoco hay que ponérselo con demasiada frecuencia para evitar que coja el hábito de solo andar cuando lo tiene puesto.

Siempre hay que empezar a usarlo con el pequeño cuando ya se le hayan detectado y corroborado sus intenciones de dar los primeros pasos.

Adquirir el producto solo después de chequear que cumple con todos los requisitos de calidad que, en este caso, es sinónimo de seguridad.

¿Qué son los arneses para niños de Pavlik?

Aunque no es el objeto de esta comparativa, dado el origen de los arneses convencionales para bebés en las dificultades motrices, no está de más aportar unos datos sobre este específico arnés que ha de tener prescripción médica.

Su objeto es corregir la displasia de cadera de los más pequeños y su eficacia para ello es muy elevada (puede estar en torno al 90% de los casos).

La displasia se produce cuando la cavidad de la cadera no recubre por completo la porción esférica del extremo superior del fémur. Este tipo de arnés lo llevan los bebés afectados entre seis y 12 semanas.

Los arneses para niños son muy útiles en aglomeraciones.
Los arneses para niños son muy útiles en aglomeraciones.

Qué tener en cuenta en los arneses para niños

Seguridad

Sin duda, el primer factor por importancia.

Para ello es fundamental revisar las referencias documentales que tienen que venir en la etiqueta del artículo.

En este caso, según figura en la página de la Asociación Española de Normalización, la norma de referencia, adaptación de la europea, es EN13210.

Con independencia del ámbito administrativo, muy importante, hay que mirar detalles de fabricación como la calidad y resistencia de las sujeciones a las axilas, hombros o zona genital.

Otro detalla a considerar es si el modelo tiene más o menos cierres y la fiabilidad que tengan.

Comodidad

No es mucho menor en importancia este segundo requisito.

Entre otras cosas porque si el bebé no va a estar a gusto en su arnés será una compra inútil.

Es obvio que no se sabrá a priori, pero también que si el pequeño no se roza o se siente agobiado su predisposición será mayor.

Una comodidad que, como también hemos adelantado, ha de ser extrapolable a los padres para evitar agacharse en exceso.

Para evitarlo es bueno fijarse, por ejemplo, en que la longitud de la correa sea considerable.

Tamaño y peso

En cuanto al primer parámetro, lo más aconsejable es que se opte por un modelo que sea adaptable y, por tanto, versátil en tamaño.

En cuanto al segundo, como es obvio, habrá que confirmar el aguante del arnés para que soporte el peso del bebé. No supone, en general, problema alguno.

Última actualización el 2022-01-26 at 18:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados