Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores barras extensible para facilitar al máximo la colocación de cortinas

Las mejores barras extensible para facilitar al máximo la colocación de cortinas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Las cortinas en una casa son un complemento tan consustancial como las barras extensibles lo son a estas piezas de tela tan diversas en tamaño y peso, dos de las variables a tener en cuenta a la hora de ponerlas.

La entrada en el mercado de las barras extensibles vino a simplificar mucho una tarea casi obligada que requería, y requiere, tomar las medidas exactas y colocar de manera correcta los soportes.

Estos dos requisitos no resultan siempre necesarios con el artículo que nos ocupa.

Como su nombre indica se trata de barras que se pueden extender en longitud y sujetarse a través de la presión u otras alternativas.

Con el paso del tiempo, la evolución en estos productos ha multiplicado tanto las opciones con las posibilidades decorativas.

Las mejores barras extensible para facilitar al máximo la colocación de cortinas
Las mejores barras extensible para facilitar al máximo la colocación de cortinas

Barras extensibles para cortinas: Ventajas e inconvenientes

Entre las primeras destacamos las que siguen:

  • Ajuste a la medida que se quiera sin problemas para pasar de una a otra
  • Enorme facilidad de instalación tanto para colocarlas como para quitarlas
  • Versatilidad de uso
  • Aportación estética a la decoración de la estancia

En cuanto a los inconvenientes, sin duda el más importante, y hay que admitir que no es menor, es que son sensiblemente menos resistentes que las que se colocan con tornillería o anclajes (también las hay extensibles).

Segura y versátil: Amazon Basics

Elegimos en primer lugar un modelo a presión caracterizado por la versatilidad, dentro de los límites de su resistencia, el amplio margen métrico que maneja (de 137 a 228 cm en este modelo, aunque hay distintas medidas más) y la posibilidad de elegir distintas tonalidades.

Como es propio de estas opciones, la fácil instalación es una de sus mejores bazas.

Basta con girar la barra en el sentido opuesto al de las agujas del reloj para prolongarla, dejar unos centímetros más de la distancia a cubrir (entre dos y cinco) y luego volver a girar hasta que el muelle interno cumple su función y la fija.

Su polivalencia, ya señalada, permite que resulte muy útil en estancias muy diversas.

Por ejemplo, lo mismo para colgar una cortina de ducha que para unas cortinas de empaque en el salón.

Ese es uno de los motivos que justifica que se distribuya hasta en cinco tonalidades distintas ya que, por ejemplo, en el baño pegará más una de color blanco mientras que en una habitación será mejor níquel o dorada.

Convergen pues en este modelo cualidades suficientes para ganarse el liderato como son la seguridad de agarre, la facilidad de instalación, la versatilidad, la variedad estética y un precio muy asequible. 

Segura y elegante: Dalina

Una alternativa más específica para estancias donde la decoración tenga peso como puede ser un salón o alcoba.

Al tener refuerzos atornillados se trata de una barra de gran resistencia que puede soportar sin problemas cortinas de considerables dimensiones.

Por su tonalidad cobre y su remate con formas geométricas que imitan al diamante resulta una barra elegante que combinará mejor con un entorno decorativo clásico.

El metal, unido a los mencionados anclajes, le hacen una de las barras extensibles más seguras con un margen que va de los 70 a los 120 cm.

Viene el pack completo con barra, remates, anclajes y tornillería por un desembolso también bastante asequible para su presencia y fiabilidad en una gama que no se caracteriza por tener precios elevados en general.

Especial para visillos: Bravatta

De un extremo a otro en cuanto a estética, aunque también estamos ante una alternativa muy concreta para uno de los usos más recurrentes que tienen estas barras como es la de colocar unos visillos.

Como es lógico en un artículo que no precisa un material especialmente consistente ni unas medidas excesivamente amplias (de 30 a 50 cm en este modelo) su precio es muy económico.

Fáciles de poner, fiables en seguridad ya que el peso que tienen que asumir es muy liviano y, por supuesto, incorporan muelle interior para fijarse a través de la tensión de la barra.

Remates antideslizantes: Kinlo

En este caso vaya por delante el inconveniente antes otras opciones que es un precio más elevado sobre la media de las convencionales.

A cambio, una sujeción a presión muy de fiar gracias en buena parte a las dos piezas de plástico antideslizante que rematan la barra por ambos lados.

Resulta segura y versátil y muy adecuada para, por ejemplo, interiores de armario.

Tiene un diámetro notable y da aspecto de robusta y resistente, cualidades que cumple y que hace que merezca la pena pagar algo más.

Para cortinones: LXLH

Una alternativa que ya se va mucho de precio por elevado. Una diferencia que se traduce en una fiabilidad total en la sujeción y un material altamente resistente como es el acero.

Es muy cara, pero está orientada a cortinas muy concretas, más bien cortinones, que puede sujetar sin problema alguna en medidas que dan idea de su consistencia (134 a 238 cm en este caso).

En suma, para grandes ventanales resulta una opción de muchas garantías que es lo que ha de primar por seguridad. Eso sí, hay que pagarlo.

Barras extensibles para cortinas: De qué material

  • Está muy extendida la combinación de plástico con el hierro. Son las que más se usan en baños y cocinas y son fáciles de colocar.
  • El níquel es un material menos extendido pero muy adecuado si lo que se quiere es resistencia a la vez que vistosidad.
  • También hay opciones en acero que, como es lógico, tienen en la resistencia su punto fuerte siempre que las sujeciones que seguidamente veremos sean las adecuadas.

Modos de sujeción de las barras extensibles para cortinas

  1. Presión: Como ventaja son las más sencillas de instalar y de quitar. Versátiles en material ya que pueden ser de plástico o metal. En el otro lado de la balanza su inconveniente es que son menos resistentes.
  2. Ventosas: Distintos grados de fiabilidad en la sujeción en función del tamaño y la calidad del material. Por estética las menos vistosas, pero son prácticas y no dejan marca. Tampoco destacan por su resistencia.
  3. Soporte atornillado: En este caso sí que destacan, de hecho es su principal cualidad, por la resistencia y fiabilidad. Como desventaja son más complicadas de poner y luego de quitar si se quieren cambiar.
  4. Adhesivos: Poco resistentes y muy fáciles de colocar.
Como su nombre indica se trata de barras que se pueden extender en longitud y sujetarse a través de la presión u otras alternativas.
Como su nombre indica se trata de barras que se pueden extender en longitud y sujetarse a través de la presión u otras alternativas.

Dónde instalar las barras extensibles para cortinas

Sin duda el apartado que supone la seña de identidad de estas barras ya que se pueden instalar prácticamente en cualquier sitio.

Por concretar, a las estancias tradicionales como las ventanas, los baños o duchas se pueden sumar otras como para colgar ropa dentro de los armarios e incluso, en una vertiente más decorativa, macetas siempre y cuando sopesemos antes la resistencia.

Barras extensibles para cortinas: Qué tener en cuenta

Sistema de fijación

Ya hemos detallado cuales son las alternativas. Como criterio general (hay excepciones de precio muy elevado) no están pensadas para colgar grandes cortinas de salón que suelen ser también pesadas.

Para el resto, en función del modo de soporte que se elija tendrá más o menos resistencia.

Así, las que llevan anclajes con tornillería con las más fiables siempre, recordemos, dentro de sus limitaciones, aunque ya hay materiales como el níquel que pueden soportar cortinas de gran tamaño.

Las de ventosas, presión o adhesivas son, por este orden y sus correspondientes excepciones en función de las calidades, las que más aguantan por detrás de las que llevan tornillos que, eso sí, son más complicadas de instalar y de quitar.

Ubicación

El lugar en el que se vayan a colocar las cortinas tendrá mucho que ver en la elección de unas barras si además de la utilidad se busca un complemento estético.

Como es obvio, no es lo mismo escoger unas para unas cortinas de alcoba que de ducha que suelen ser de plástico.

En el primer caso tanto el diseño como el sistema de fijación han de ser distintos con el metal y los soportes de tornillos como alternativas más adecuadas.

Remates

Dentro del componente estético destacan los conocidos como terminales que rematan por los extremos las barras.

Los diseños son variados, desde los más comunes como pueden ser los redondeados y metálicos a otros de formas más sofisticadas.

Última actualización el 2022-01-26 at 18:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados