Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores bolsas de transporte para la cámara de fotos

mochila foto
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Después de adquirir nuestro equipo fotográfico seguro que nos damos cuenta de que no solo cargamos con nuestra preciada cámara, sino que también lo hacemos con sus objetivos intercambiables, sus cables y cargadores, sus pilas o baterías de repuesto, flashes, filtros, parasoles, disparadores remotos, trípodes… imprescindibles para poder tomar nuestras fotografías.

¿Y dónde metemos todo? La clave está en que nuestra bolsa de transporte no resulte un engorro y nos genere un problema más al que ya tenemos.

Así que debemos buscar ergonomía, y eso significa que todo el material que transportamos debe adaptarse a nosotros, y no nosotros adaptarnos a él. Como ocurre con las mochilas que hemos analizado en esta comparativa, de la que sale triunfadora la práctica mochila de AmazonBasics.

Rebajas

Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir

Hay varios factores importantes que debemos analizar para tomar una buena decisión de compra y elegir la buena bolsa de transporte más adecuada para nuestro equipo fotográfico:

En primer lugar, debemos elegir el modelo que mejor se adapte a portar todo el material fotográfico: ¿funda, bolsa, bandolera, maleta con ruedas, mochila? ¿Cómo nos sentimos más cómodos para transportar nuestro equipo fotográfico?

Todo dependerá del tamaño y peso de nuestro equipo, y evidentemente, de todo lo que queramos añadir para que no quede nada fuera.

Lo más importante ya no solo es que todo quepa dentro de la bolsa, sino que podamos transportarlo cómodamente sin que suponga un trastorno.

En segundo lugar, la bolsa, mochila o riñonera debe adaptarse a nosotros y ser resistente a los golpes. Ni excesivamente rígida ni demasiado flexible. Pero lo suficientemente consistente para evitar males mayores.

Por otra parte, el medio de transporte de nuestra cámara debe ser capaz de resistir condiciones climáticas adversas. Por eso debemos mirar si tiene protecciones contra el frío o el calor extremo, contra el agua… Es muy importante que nuestro equipo de transporte sea impermeable.

En cuarto lugar, la comodidad para poder «encontrar» de forma ordenada todo lo que metemos dentro, y disparar algunas imágenes sin mayor molestia. ¿La bolsa, maleta, riñonera… dispone de cremalleras o espacios donde podemos acceder a nuestro equipo fotográfico cómodamente?

Por último, en quinto lugar, buscaremos el orden en la mochila o bolsa de transporte, a través de bolsillos, espacios estancos, separadores o compartimentos movibles con velcros, correas o cremalleras para poder llevar todo el material de forma ordenada y cómoda: tarjetas de memoria, objetivos, parasoles, cables, pilas, cargadores…

Lejos de buscar un patrón que pueda definir a cada fotógrafo con su mochila ideal, y aplicando el sentido común, nuestro equipo debe ser:

  • Cómodo, ligero y resistente
  • Discreto para pasar inadvertido
  • Impermeable
  • Multidisciplinar o adaptable a distintas situaciones
  • De fácil acceso al equipo fotográfico
  • De buena calidad y duradero

Todo esto lo han tenido en cuenta los expertos para seleccionar las mejores bolsas de transporte para equipos fotográficos, analizarlas y elegir la mejor.

Mochila fotográfica – AmazonBasics

Rebajas

Esta práctica y económica mochila de gran capacidad puede guardar de forma segura hasta dos cuerpos de cámara, de tres a cuatro objetivos así como distintos accesorios adicionales.

Fabricada en poliéster y nailon negro, protege de condiciones atmosféricas adversas con seguridad. Cuenta con nueve compartimentos interiores para transportar y proteger el equipo fotográfico.

Tiene dos Bolsillos independientes en la parte interna. Bolsillo principal más secundario y terciario en la parte exterior. Dos bolsillos pequeños en los laterales. Y la posibilidad de portar un trípode.

A esos compartimentos se le suman unas buenas costuras y el equipo va suficientemente protegido de posibles golpes.

Pero aunque es una mochila muy recomendable para equipos fotográficos de gama media (hasta 700-800€), no es de las más seguras a la hora de proteger. Y por una cuestión de coherencia, no tiene sentido invertir en un equipo fotográfico profesional y luego escatimar en una mochila de transporte que n o tenga todas las garantías.

Incluye separadores de velcro en su interior para ajustar los compartimentos según las necesidades.

Su interior acolchado de tricot protege de golpes y caídas fortuitas. El exterior de la mochila viene dotado de correas para transportar un trípode, así como hebillas y bolsillos con cremalleras para añadir más accesorios.

De color negro, su tamaño es de 29,2 x 18.3 x 39,6 cms.

Una mochila ergonómica y todoterreno, perfecta para viajar de forma cómoda y segura con nuestro equipo fotográfico.

Funda para cámara DSLR – Manfrotto Advanced Holster

Con la garantía que ofrece una firma como Manfrotto, esta funda de transporte es ideal para cámaras ‘evil’ (sin espejo) o ‘bridge‘, o pequeñas cámaras réflex montadas con objetivos de tamaño medio.

Rígida y ligera, sin olvidar el diseño, dispone de dos bolsillos laterales externos para portar algunos accesorios. Y en su interior almohadillado, encontraremos otros dos bolsillos para guardar filtros, tarjetas o baterías adicionales. Dispone de una funda impermeable para poner en caso de lluvia.

Su tamaño es suficiente, con una profundidad de 15,5 cms. Peso, 340 grs. Altura, 19 cms. Anchura, 12,5 cms.

Resistente a golpes y de alta calidad, es una funda perfecta para llevar nuestro equipo fotográfico cómodamente a cualquier parte. Dispone de distintos tamaños de fundas para cubrir todas las necesidades de cualquier equipo.

Esta bolsa triangular es ideal para llevar siempre a mano lo esencial: la cámara de fotos, tarjetas de memoria y algunos accesorios.

Bolsa Vintage – Evecase Vintage Protectora Bandolera de Lona para Cámara Réflex Digital DSLR

Si lo que nos gusta es lo retro y queremos calidad y protección, esta bolsa vintage es perfecta.

Con capacidad para una cámara reflex y hasta tres objetivos y un flash, podremos portar nuestro equipo fotográfico con toda comodidad en su interior acolchado.

Tamaño de la bolsa: 16 cms de ancho, 32 cms de largo y 22 cms de alto.

Esta bolsa dispone además de distintos compartimentos muy útiles, también acolchados.

En su amplio interior, encontraremos un bolsillo con cremallera para poder guardar hasta una tableta de pequeño tamaño. Y sobre la solapa de cierre, tres pequeños compartimentos donde almacenar nuestras tarjetas de memoria.

Esta bolsa es ideal para los amantes de lo retro y de los viajes y aventuras.

Bandolera DURAGADGET – Mochila Bandolera Con Compartimentos Para Cámara

Esta económica y discreta bandolera es ideal para fotografía de calle, ya que nos permite mantener el anonimato y pasar inadvertidos sin ningún problema.

De amplia capacidad, permite distribuir los compartimentos interiores mediante velcros. Además, en la parte interior dispone un gran espacio en el lateral donde podemos guardar una tableta de pequeño tamaño, quedando también protegida por su almohadillado.

En su parte exterior, presenta en sus laterales dos compartimentos más, uno con cierre de cremallera y otro con velcro.

El asa de la bandolera viene almohadillada para aliviar al hombro del peso de la carga. Sus dimensiones son de 30 x 20 x 14 cms.

Esta bandolera es perfecta para pequeños viajes y fotografía urbana.

Cinturón multifunción Lowepro Light Utility Belt – Cintura para fundas y bolsas

Este práctico y cómodo cinturón está ideado para salir a fotografiar en espacios abiertos. A través de las fundas porta objetivos que se pueden engarzar en él, y se compran por separado en función de nuestras necesidades, podremos crear un cinturón de transporte de nuestro equipo fotográfico “a medida”.

El peso queda repartido en la cintura, con una sujeción extra para el hombro, evitando sobrecargas en la espalda y repartiendo la carga de forma homogénea.

Nos permite una libertad de movimientos envidiable si estamos en constante movimiento y necesitamos cambiar de objetivos continuamente.

Como decimos, la pega que ofrece este tipo de almacenaje y transporte es el coste adicional al del cinturón por cada óptica o accesorio, aunque como hemos señalado, nos permite una personalización y aprovechamiento del espacio del 100%.

Maletín rígido con ruedas – Peli 1510 – Maleta para cámara con espuma protectora y ruedas

Una marca de referencia que pese a su elevado precio es garantía de calidad. Esta maleta es ideal para transportar nuestro equipo fotográfico en grandes distancias de forma segura.

Con unas dimensiones de 55,9 x 35,1 x 22,9 cm tendremos capacidad para transportar bastante material.

Esta maleta viene dotada de dos ruedas que nos facilitarán cargar con ella y movernos, y dispone de un candado de acero inoxidable reforzado que añade resistencia y seguridad. Su acabado en nylon con elementos de acero inoxidable es resistente al calor.

Un detalle a tener en cuenta: esta maleta incorpora una válvula de purga automática para igualar presiones rápidamente después de cambios de altitud o temperatura.

En contraprestación, diremos que su interior no viene revestido con separadores o algún tipo de acolchado.

Es importante tener en cuenta el peso de la maleta con ruedas en vacío: 5,44 Kg. Detalle a valorar en aeropuertos o lugares donde podemos tener problemas con el peso del equipaje.

Esta maleta es garantía de protección, robustez y seguridad. Y por tamaño, puedes viajar con ella sin facturarla, como equipaje de mano.

Última actualización el 2021-09-27 at 14:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados