Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cinco bombas para inflar las ruedas de tu bicicleta sin esfuerzo

Cinco bombas para inflar las ruedas de tu bicicleta sin esfuerzo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El ciclismo es uno de los deportes más populares. Y no únicamente: la bicicleta también tiene mucho éxito como medio de transporte.

Uno de sus imprescindibles es, sin duda, la bomba de bicicleta.  Se trata de un utensilio que te sacará de muchos problemas y te evitará tener que volver a pie a casa.

En periodo vacacional se multiplica su práctica y es un momento más que oportuno para recordar la importancia no solo de la bicicleta, sino también de sus accesorios.

Usar la bomba con frecuencia previene pinchazos

El pinchazo es una de las amenazas latentes cuando te subes a la bici, pero la bomba no solo sirve para emergencias.

También es un eficaz medio de prevención ya que tener las ruedas a la presión correcta es garantía de durabilidad de las gomas.

Ocupa la primera posición de nuestra selección una bomba de aire vertical o de piso para tener en casa o en el garaje y llevar un riguroso control de las presiones.

Entre sus aspectos más ventajosos está la facilidad de llenado y que el esfuerzo que se requiere no es excesivo

Qué es y cómo funciona una bomba de bicicleta

Se trata de un tipo de bomba de aire específica para los neumáticos de bicicleta que, en su modelo más básico, funciona a través de un pistón manual.

En el recorrido ascendente, el pistón comprime el aire de la bomba hacía la goma de la bicicleta.

La mayoría de las bombas de pie incluyen un manómetro para controlar la presión.

Las mejores bombas para inflar las ruedas de tu bicicleta

Cómoda y con manómetro: Ultrasport

Ocupa la primera posición una bomba de aire vertical o de piso para tener en casa o en el garaje y llevar un riguroso control de las presiones.

Entre sus aspectos más positivos está la facilidad de llenado y que el esfuerzo que se requiere no es excesivo de tal modo que incluso se pueden inflar ruedas de coche sin extenuarse en caso de apuro.

El material de fabricación no es excesivamente consistente, pero sus resultados son satisfactorios.

Incorpora manómetro para controlar la presión, una tarea que, como hemos adelantado en la introducción, implica una mayor vida de las gomas al tenerlas siempre con el aire recomendado.

Se fija de manera estable al prensarla con los pies, luego se pueden plegar los soportes, y, muy importante, es compatible con todo tipo de válvulas.

También es cómodo el mango gracias a la amplitud de las empuñaduras que permiten coger con firmeza la bomba.

La presión máxima alcanza los nueve bares. Todo ello por un precio bastante asequible.

Opción eléctrica: Cycplus

Una elección, a día de hoy, minoritaria con sus ventajas, como la comodidad y versatilidad, y desventajas tales como un precio más alto.

Tampoco se trata de un desembolso disparatado ni mucho menos, pero hay que sopesar más si cabe en este caso si supone grandes ventajas en función del uso que vamos a dar.

De momento, tiene limitaciones concretas como dejar de usarla después de cinco o diez minutos de uso para que no se caliente.

En el lado positivo, muy ligera, fácil de manejo y abierta al inflado sencillo de otros objetos como balones o complementos playeros.

La fuerza del pedal: Neharo

Una alternativa de pedal bastante por encima en precio sobre las manuales más básicas y tradicionales.

A su resistencia derivada de los óptimos materiales de fabricación suma que estos modelos, en general, tienen la gran ventaja de soltar mucho aire por impulso ya que con el pie se puede hacer más fuerza que con las manos.

Esto permite que sea capaz de afrontar inflados de mayor calado respecto a sus adversarios como, por ejemplo, piscinas de un tamaño medio.

Un dispositivo muy duradero que solo compensará si se le puede sacar partido en la casa por el número de artículos con los que puede ser útil.

Si en la familia todos usan bicicleta y se va mucho a la playa, no hay duda.

Ergonómica: BV

Se trata de un inflador de pedal de alta calidad.

Cuenta con un preciso manómetro calibrado, alcanza una presión máxima de 160 PSI y su manejo es sencillo.

Asimismo, es fácil de leer y multiusos, pues cuenta con un adaptador que hacen a esta bomba apta para inflar pelotas y otros artículos inflables.

Está disponible en amarillo y plateado.

Compatible con todas las válvulas: Dansi

Esta bomba es compatible con todas las válvulas comunes, por tanto, adecuada para inflar todo tipo de neumáticos.

El cabezal de válvula doble sella bien y se adapta a válvulas de neumáticos de coche.

Pesa muy poco, lo que resulta ideal para que puedas llevártela a todas partes.

Sus ventajas: es muy cómoda, el indicador de presión es muy grande y bien legible, y hace que el llenado con aire sea fácil.

En cuanto al marcador de presión, es manual y ajustable.

Te servirá para inflar las ruedas de tu bicicleta, pero también para llenar y mantener pelotas deportivas, colchones de aire y juguetes hinchables.

Las bombas de, en sus modelos más básico, funcionan a través de un pistón manual

Las bombas de, en sus modelos más básico, funcionan a través de un pistón manual

Bomba de bicicleta: por partes

De arriba hacia abajo, y con independencia de las variaciones de modelo, podemos distinguir:

  • El mango de la bomba
  • La barra de presión
  • El pistón interno
  • La válvula interior
  • La carcasa exterior o cilindro
  • El latiguillo que une el dispositivo con la válvula del neumático

Qué ventajas tienen las bombas de bicicleta

Destacamos algunas:

  • Utilidad cuando surge un problema de inflado
  • Portabilidad (en el caso de las que se llevan en la propia bici)
  • Facilidad de uso
  • Versatilidad
  • Precio económico en general
  • Muy ligeras

Qué tipos de bombas de bicicleta hay

Verticales

O de piso. Para tener en casa por su mayor volumen que se traduce, como es lógico, en una gran capacidad de llenado de aire de las gomas.

Tienen mayor versatilidad ya que, con distintas boquillas, sirve para inflar un buen número de dispositivos además de las ruedas de bicicleta.

Si viene con manómetro incorporado mucho mejor para controlar la presión con exactitud.

De chasis

Integradas en el cuadro de la bicicleta. Obviamente, portátiles, de menor tamaño y también menos capacidad de llenado.

Son las más útiles para casos de emergencia ya que te pueden solucionar el problema en el mismo sitio que sucede.

Tienen diferentes tamaños en función de las dimensiones de la bicicleta.

Eléctricas

Necesita suministro de energía ya sea directamente eléctrico o a través de baterías recargables.

Compactas, versátiles y, evidentemente, más caras.

Un producto muy específico que no parece muy necesario para cubrir las tareas más comunes.

De pedal

Se accionan con el pie con la ventaja de que la fuerza que se hace puede ser sensiblemente mayor.

Mini

Con este nombre resulta redundante decir que son pequeñas y ligeras.

Una solución más avanzada para emergencias que la opción anterior.

Muchas ya vienen con una manguera incorporada. Muy caras.

De CO2

Da una solución rápida aunque temporal.

Los ciclistas de nivel muy avanzado las suelen preferir por su enorme ligereza.

Viene en cartuchos de un único uso.

Su funcionamiento se ciñe a rellenar de CO2 la zona dañada para poder llegar y arreglar el pinchazo mejor ya en casa o local especializado.

Clases de válvulas en una bomba de bicicleta

Las ruedas de bicicleta incorporan distintos tipos de válvulas en las que se tendrá que fijar la boquilla de la bomba:

  • Presta: Las más extendidas, principalmente en bicicletas de carretera ya que sus llantas tienen una válvula alta y delgada. Son muy estrechas e incorporan una contratuerca para asegurar mejor el cierre.
  • Schrader: Mayor tamaño.  Fácil inflado en ruedas que llevan este tipo de válvulas. Hay que destacar que la mayoría de bombas ya viene con ambas boquillas, la anterior y esta.
  • Dunlop: Una tercera alternativa más específica y mucho menos extendida. Por tanto, es más importante todavía comprobar su compatibilidad con la bomba de aire.

Bombas de bicicleta: Qué tener en cuenta

Tipo

Ya hemos detallado los distintos tipos, aunque no son excluyentes.

Es decir, se puede tener una buena bomba de piso en casa y otra portátil en el cuadro de la bicicleta para cuando se salga.

Presión

Es lógico, pero no está demás advertir que la bomba ha de alcanzar la presión máxima que precisen los neumáticos de tu bicicleta.

Viene indicada en el lateral de las gomas.

En la actualidad, son capaces de generar alrededor de 160 PSI (11 Bar), una presión suficiente para prácticamente todas las bicicletas convencionales con independencia de si son de carretera, montaña o paseo.

Volumen de aire en una bomba de bicicleta

Más apreciable en las bombas verticales o de piso.

Si la bomba alcanza más volumen en cada golpe de inflado, más todavía si son de pedal, resultará especialmente práctico para bicis de montaña o, en general, para aquellas que llevan ruedas más anchas.

Válvulas

Tal y como anticipamos, casi todas vienen con adaptadores para acoplarse a las válvulas más extendidas: Presta y Schrader.

Durabilidad de una bomba de bicicleta

Un factor genérico al que no escapan este tipo de bombas. Si la frecuencia de uso de la bicicleta es alta, mejor invertir una vez en un dispositivo de garantías que dure muchos años.

Bicicleta

Si la que tienes es de gomas anchas es recomendable fijarse en que genere mucho volumen de aire en cada impulso.

Manómetro

No es imprescindible, pero sí muy útil para hacer un control riguroso de la presión más adecuada.

Otras opciones de compra

Además, disfruta de envíos en 1 día totalmente gratis, y exprés cuando no esté disponible, en millones de productos. Puedes probar Amazon Prime durante 30 días y sin compromiso.

Última actualización el 2022-09-27 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados