Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores bombillas de bajo consumo para abaratar el recibo de la luz

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Germán Temprano
Artículo actualizado el miércoles 09 de junio

 Menos consumo, y por tanto una rebaja en el gasto en el recibo de la luz, igual o superior capacidad de iluminación y una larga vida son las inmejorables credenciales de las bombillas de bajo consumo que monopolizan el mercado.

Hay que recordar que en la Unión Europea las tradicionales bombillas incandescentes se dejaron ya de fabricar en el año 2009 y que en el 2012 ya se dejaron de comercializar.

Rebajas

Por tanto, no se trata de contrastar las incandescentes con las de hoy sino elegir de entre las muchas alternativas de bajo consumo.

De entre las seleccionadas, hemos destacado unas bombillas de la marca Philips. No son económicas dentro de esta gama, pero, al ser productos que no requieren grandes desembolsos, priorizamos la rentabilidad a largo plazo.

Al ser de tipo LED duran muchísimo más y, en este caso, son compatibles con las últimas tecnologías, es decir, bombillas inteligentes.

Si en estos tiempos la evolución de las tecnologías es vertiginosa, en el caso de estas bombillas incluso se puede decir que más con una enorme mejora de la eficiencia y de sus prestaciones.

Qué es y cómo funciona

 Es una lámpara fluorescente compacta que, como es común, se conoce por sus siglas en inglés CFL de Compact Fluorescent Lamps.

La comprensión de su funcionamiento requiere ciertos conocimientos técnicos que no son sencillos de explicar.

En síntesis, una descarga eléctrica pasa a través de gas de argón que contiene mercurio, lo que genera luz ultravioleta.

Este proceso, a su vez, activa la capa de la superficie interior de la bombilla que emite la luz.

Para complicar más, esa capa incluye cinco elementos (cerio, europio, lantano, terbio e itrio) que emiten luz roja, verde y azul y que, a los ojos humanos, se percibe conjuntamente como blanca).

 Qué ventajas tiene

Sobre la clásica incandescente podemos decir, en general, que todas. Sin embargo, destacamos las tres principales:

  1. Ahorro energético: Para hacerse una idea de la enorme diferencia, una incandescente de 60 vatios producía 800 lúmenes (unidad del flujo luminoso) mientras que una de bajo consumo lo hace con menos de 15 vatios.
  2. Eficiencia: Como se desprende de la anterior comparación, el aprovechamiento energético en las actuales es mucho mayor y además no emiten tanto calor.
  3. Durabilidad: Muchísimo mayor ya que pueden multiplicar por diez (y hasta por veinte en determinados modelos) la vida de las tradicionales. En traducción temporal pueden durar entre seis y ocho años (según fabricantes, aunque en la realidad será menos).

Qué tipos hay

Señalamos en este capítulo tres principales:

  • Fluorescentes: Muy eficientes, aunque por debajo de las LED. Una de las ventajas es cantidad de opciones que hay para elegir. Entre las desventajas respecto a sus competidoras tardan algo más en alcanzar su máxima luminosidad y la durabilidad puede ser algo menor sobre todo si se encienden y apagan con frecuencia.
  • LED: Las más duraderas y las que menos consumen. En consecuencia, también las más caras siempre dentro de márgenes muy económicos y, sobre todo, rentables por lo que ofrecen. Se iluminan a tope muy rápido. Como objeción puntual, son las que usan más materiales distintos para su fabricación, lo que redunda en una mayor nocividad hacia el medio ambiente.
  • Halógenas: Destacan por su óptima luminosidad ya que ofrecen una luz excelente y algo más cálida que las demás. Entre los inconvenientes duran bastante menos (en torno a 2.000 horas) y consumen más energía. Más baratas a la hora de comprarlas, pero, a la larga, seguramente compensen menos.

En caso de rotura

Es conveniente dedicar un apartado a este posible incidente. Si se rompe una bombilla de este tipo, al común peligro de los cristales se suma que contienen cierta cantidad de mercurio que tiene alta toxicidad y desprende vapores.

Por ello, es conveniente ventilar la estancia en torno al cuarto de hora y recoger los restos con guantes y un paño húmedo y tirarlo luego todo.

Como indicación, hay que tirarlas en un punto limpio o llevarlas a algunas ferreterías o supermercados que las recogen.

Qué tener en cuenta

  • Tipo: En función de las características ya desarrolladas, el tipo dependerá del uso que se le va a dar y de la combinación de ‘pros’ y ‘contras’ de cada uno. Por ejemplo, para los focos se deben usar únicamente bombillas LED y halógenas debido a su luminosidad inmediata.
  • Potencia: Se diferencian dos tipos de potencia: la real y la equivalente. La primera es el consumo real de energía que tiene el producto durante el uso. La equivalente es la capacidad de alumbrado en relación a la anterior incandescente. Por ejemplo, una bombilla de bajo consumo de nueve vatios y 60 equivalentes significa que consume esos nueve vatios por hora, pero alumbra como una de 60 de las de antes.
  • Casquillo: Hay modelos en el mercado de casquillo fino o E14, casquillo ancho o E27 y tipo halógeno. Por tanto, es complicado equivocarse, aunque si tienes dudas, siempre hay una etiqueta en la lámpara que dice qué es lo que necesitamos comprar.
  • Durabilidad: Cada tipo tiene una horquilla de duración diferente. Como ya hemos señalado el halógeno es el que menos dura (2.000-4.000 horas). En las de bajo consumo subiría hasta las 6.000. Con mucha diferencia, las LED son las de más larga vida ya que pueden oscilar entre las 15.000 y las 25.000. Siempre estimaciones teóricas.

Pack inteligente: Philips Hue

Rebajas

Hay muchos productos en los que el precio de referencia es más o menos relativo. En el caso de este tipo de bombillas lo es bastante.

Es decir, este pack de dos de la célebre marca holandesa no es barato como tal, pero sí que garantiza una mayor durabilidad y otras prestaciones de las que carecen otras bombillas más baratas.

Para empezar, se trata de una opción LED y, por tanto, sus miles de horas de duración superan con creces al resto de competidoras (en este caso el fabricante aporta el dato de 25.000). Esto como característica general de las LED.

Sin embargo, no es la única en esta opción ya que está adaptada a las nuevas tecnologías de tal modo que, por ejemplo, se puede apagar y encender con la voz a través de Alexa mediante una aplicación (Hue Bluetooth).

Con otros dispositivos que hay que adquirir aparte pueden formar parte de todo un sistema de iluminación inteligente con control de hasta 50 bombillas.

Básica de bajo consumo: Osram

De una opción sofisticada a otra básica de una marca señera en el sector de las bombillas. Se trata de una sola unidad de bajo consumo con una durabilidad, en consecuencia, bastante más reducida (sobre 6.000 horas, según fabricante).

Por supuesto, así y todo, hablamos de productos que tienen una larga vida para el precio que tienen como es este caso. Por tanto, la relación calidad-precio resulta óptima en esta elección.

Dentro de la media de estos modelos de bajo consumo, este cuenta con un arranque rápido para ganar cuanto antes la máxima potencia de iluminación.

Hay que destacar, tal y como indica su precio, que se trata de un modelo básico que, por ejemplo, no resulta regulable en intensidad. Esta disponible por tonos tanto en luz cálida (amarillenta) como fría (blanca).

Buena difuminación: Elrigs

Otra opción que incluye un par de bombillas de luz fría de muy buen rendimiento. Una de sus cualidades más destacada es que la luz se proyecta muy bien difuminada sin molestar en ningún momento con algún haz más potente.

La potencia procura una excelente iluminación. Para hacerse una idea, con solo una se puede cubrir las necesidades de una cocina convencional que es el lugar de la casa para el que resultan más idóneas, aunque se adaptan sin problema a otras estancias.

Como características específicas, se trata de una bombilla tipo tubular, no regulable y que evita una de las molestias más comunes que provocan las bombillas como son los parpadeos.

Diseño de siempre: Amazon Basics

Bombillas LED de diseño clásico con dos unidades y un precio más que económico para su eficiencia y durabilidad.

Óptima iluminación y bien repartida que se adapta sin problema a todas las estancias de la vivienda. La traslación a una bombilla incandescente de las antiguas estaría en los 75W (10W en el caso de bajo consumo).

Encienden de manera rápida y se puede elegir entre luz cálida y fría (mirar bien el código de color para no equivocarse).

En suma, una bombilla de toda la vida por forma con todas las ventajas de las opciones de bajo consumo en ahorro y duración y todo a un precio muy económico.

Alternativa maíz: Martll

Del diseño tradicional anterior a uno que nada tiene que ver. Una opción conocida como de maíz por la forma de mazorca y de gran potencia lumínica.

Esta intensidad se paga en el precio, sensiblemente por encima de la media dentro de una gama asequible de productos.

Se trata de un dispositivo más específico que, por ejemplo, resulta muy práctica y vistosa dentro de la tulipa de una farola.

Última actualización el 2021-09-26 at 06:50 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados