Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores cajas de luz para fotografiar objetos de manera profesional

Las mejores cajas de luz para fotografiar objetos de manera profesional
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La fotografía ha sido por tradición una de las aficiones más extendidas. La revolución que ha supuesto su versión digital ha multiplicado sus posibilidades y accesibilidad universal a través de distintos dispositivos.

También es uno de los hobbies, o profesiones, que más accesorios cuenta en catálogo. Uno de ellos, aunque no muy presente salvo en niveles avanzados o trabajos de estudio, son las denominadas cajas de luz.

No olvides consultar las mejores cámaras fotográficas en relación calidad-precio.

En general, se puede afirmar que las cajas de luz, con una escasa inversión salvo en el ámbito muy profesional, mejoran de modo sustancial la calidad de la imagen.

Uno de los motivos para que estos complementos estén ahora muy demandados es que son óptimos para fotografiar productos, algo que, en la era del comercio on line, es de gran utilidad.

Qué son las cajas de luz

Se trata de un dispositivo en forma de cubo, de manera muy frecuente plegable, que incorpora un mecanismo de iluminación en sus lados o en la parte superior para realzar la imagen que se ubica en su interior con el objeto de ser fotografiado.

Para hacerse una idea gráfica, viene a simular una especie de escenario pequeño con paredes translúcidas o más opacas en función del modelo

Qué ventajas tienen

  • Permite, con la técnica adecuada, captar fotografías de muy alta calidad
  • Dota a los colores de gran precisión, sin reflejos ni sombras
  • Ocupan muy poco ya que, como se adelantaba, casi todas son plegables
  • Resultan bastante económicas en general
  • Son muy ligeras
  • Los fondos se pueden intercambiar de manera muy sencilla
  • Muy fáciles de montar y desmontar en pocos minutos

Qué tamaños

Las más básicas, y también las más baratas, suelen estar en torno a los 20 cm por lado. El siguiente paso en dimensiones estaría en el doble (entre 40 y 50 cm) y resultaría muy adecuada para objetos tales como motivos gastronómicos.

Los saltos, generalmente, van de 20 en 20 cm. Así, las de 60 cm, serían ya para productos medios y las de 80 ya se consideran de formato medio tirando a grande.

Qué se necesita

Como ya hemos avanzado al principio, la caja de luz es un accesorio muy específico que cumple su cometido dentro de un equipo más completo:

Dispositivo fotográfico

En estos tiempos hablar de cámara se queda corto ya que los dispositivos capaces de hacer fotos, cada vez de más calidad, se ha ampliado a tablets y, principalmente, a smartphones.

Trípode

También imprescindible para garantizar el enfoque más nítido posible y tener total estabilidad. Si se puede usar un disparador remoto, mejor.

Luces

A las que trae, en función de su número y potencia, habrá que añadir en algunos casos focos externos, una práctica que es muy habitual en la fotografía de tipo profesional.

Óptimo soporte: Neewer

Hemos elegido como líder un modelo de garantías a un precio, si no económico, sí con buena relación con su calidad, muy visible en su soporte cuadrado que conforma una caja muy eficaz para fotografiar objetos medios.

Para hacerse una idea, se trata de un cuadrado de medio metro por lado. A ello suma, en el apartado de iluminación propia, unos leds regulables (dos en ángulo) y un potenciómetro que cumple bien su función.

Trae tres colores distintos de fondo (a los habituales blanco y negro añade el naranja). Ofrece la posibilidad de ubicar el dispositivo en cualquier posición, ya sea cenital o, por supuesto, frontal.

Los cierres de lona de los soportes van con sistema de cremalleras, lo que facilita mucho abrir el lado por el que se quiere enfocar.

La óptima estructura requiere, frente a cajas más básicas, algo más de tiempo para su montaje, pero sin que sea dificultoso y menos cuando se vaya usando con mayor frecuencia.

La ventaja de esta especie de dado que conforma es que se evita que entren luces contaminantes por los lados que queden cerrados con las cremalleras.

Con botones a presión: N\A

Rebajas

Una versión bastante más básica y también sensiblemente más económica. Para aficionados avanzados e incluso trabajos profesionales no demasiado sofisticados resulta suficiente si la iluminación y la técnica acompañan.

En este caso, una de las ventajas de su sencillez, es que el montaje resulta muy fácil a través de botones a presión que acaban por conformar un cuadrado de 40 cm por lado, en la gama pequeña-media.

Un buen número de fondos de distintos colores (azul y verde además de los obligados blanco y negro) y una especie de tira con puntos leds que se conectan a través de un puerto USB.

Como es norma en estos dispositivos, y con objeto de ampliar la variedad de ángulos para tomar la foto, lleva en la parte superior un agujero de diámetro adecuado para el objetivo.

Las mejores cajas de luz para fotografía
Las mejores cajas de luz para fotografía

Para profesionales: Havox HPB-80XD

Basta ver la etiqueta del precio para saber que estamos ante una caja de luz de otro nivel, orientada al mundo de la fotografía profesional. Un dispositivo que resulta imprescindible para la publicidad gráfica.

Una inversión que redundará en una mejora notable de la calidad, nitidez y color de los objetos que se fotografían. Su versatilidad para todo tipo de artículos viene dada por un tamaño de 80 cm por lado, ya en la gama grande.

Otra de las bazas de importancia, que suman para justificar su alto desembolso, es la iluminación propia que incorpora con cuatro tiras de leds que suman más de trescientas lámparas de este tipo.

La tela difusora que viene de serie se impide que los reflejos derivados de la luz empeoren en resultado final de la imagen. Como es lógico por su porte, el montaje de la caja exige más tiempo y resulta menos ligera sobre las convencionales.

Muy económico: Yotto

La horquilla de precios de estos productos es muy amplia. Como prueba, de la anterior pasamos a esta caja muy básica que será muy práctica para quienes empiecen en el uso de este accesorio.

Para su módico desembolso, cuenta con componentes eficaces como la corona de puntos leds y es muy fácil de montar. Como se intuye, resulta más inestable que otros modelos de mayor precio.

No obstante, para blogs personales específicos, como pueden ser de gastronomía, mejorarán bastante las fotografías que se capten si no se cuenta con este recurso lumínico.

Gama media: Hahoco

Caja de estructura sólida y estable para objetos medios (también de medio metro por lado) a precio asequible y una buena iluminación de serie.

En concreto, se reparten 120 puntos leds que se pueden ajustar en intensidad para jugar con las tonalidades y el brillo de la luz.

Viene equipada con cuatro fondos de PVC en distintos colores (gris y anaranjado además del blanco y negro). Este tipo de cajas resultan menos ligeras gracias a su óptima estructura (en torno a cuatro kilos en este caso).

Cómo iluminarla

Al hilo del último aspecto, no hay normas estrictas respecto a la iluminación, aunque lo más recomendable, en general, es que la caja de luz reciba el mismo tipo de luz desde cualquiera de sus laterales.

Si se usa en interior, lo más frecuente, los focos deben ser uniformes en su tipo de iluminación (lámparas incandescentes, fluorescentes o LED, por ejemplo).

Hay que evitar en lo posible contaminar la luz con distintos tipos. Por poner un caso práctico, si se coloca al lado de una ventana no es conveniente colocar focos fluorescentes para iluminar el interior ya que los colores saldrán distorsionados.

Consejos generales

Aportamos los más básicos:

  • Uso del trípode ya mencionado
  • Opción de usar disparador a distancia
  • Si se es principiante mejor optar por fondos blancos o negros
  • Utilizar el modo manual de la cámara
  • Seleccionar un ISO lo más bajo posible (sensibilidad de las emulsiones fotográficas)
  • Cuantas más fuentes de luz se pueda usar, mejor para la calidad de la imagen
  • Si se usan flashes, hay que medir muy bien su potencia
  • No está de más hacer pruebas sin objetos para calibrar la intensidad y nitidez del blanco del fondo
  • Disparar desde distintos ángulos para elegir el que más guste

Para qué son más útiles

Sin duda, en el mundo de la publicidad es un dispositivo imprescindible ya que se usa de forma sistemática para colocar objetos.

Destacamos, por frecuentes, sectores como la gastronomía, objetos de regalo, joyería y relojería o complementos de ropa como zapatería o gafas.

Última actualización el 2022-05-24 at 11:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados