Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cámaras desechables para amantes de las fotos ‘vintage’

Cámaras desechables para amantes de las fotos ‘vintage’
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

En Compra Mejor hemos elaborado una selección de las mejores cámaras desechables para amantes de las fotos ‘vintage’.

Porque en tiempos de casi monopolio de lo digital, algunos productos analógicos rescatados de la trastienda del pasado se resisten a desaparecer y recuperan vigencia entre ciertos usuarios amantes de lo vintage.

Hace ya unas tres décadas que las máquinas de fotos desechables alcanzaron gran protagonismo.

Hoy, con la facilidad de hacer una foto en cualquier momento gracias a los móviles, sería fácil pensar que son fósiles tecnológicos.

Sin embargo, ahí siguen y a juzgar por las distintas posibilidades que ofrece el mercado, tienen su público.

Perviven en esencia pero no han sido ajenas a la evolución

Y aunque perviven en esencia, no han sido ajenas a la evolución tecnológica ya que hay modelos ya digitales y los revelados también se pueden pasar a archivos de esta tecnología.

En todo caso, aquí nos vamos a centrar en las mejores cámaras desechables de toda la vida.

De entre las seleccionadas optamos en primer lugar por una muy básica de la reconocida marca Kodak. En concreto, su modelo SUC Daylight.

A pesar de no incorporar flash, la película de alta sensibilidad que lleva permite que luzcan mucho fotos tan típicas como las de los atardeceres.

Destaca por su precio, que es muy económico.

Qué es y cómo funciona

Una cámara en la que tanto el carrete como la lente y el resto de componentes están integrados en una misma carcasa.

Para extraer el carrete del interior a la hora de revelarlo se inutiliza la estructura de la cámara y ya no se puede usar.

La sencillez de funcionamiento es una de sus señas de identidad. No hay que hacer ningún tipo de ajuste, todo es automático.

Solo hay que mirar por el visor, pulsar el botón y agotar el carrete.

Alta sensibilidad: Kodak SUC Daylight 39

Una de las marcas más reconocidas del sector ofrece un amplio abanico de modelos.

Este en concreto resulta básico dentro de una gama que lo es en general a un precio muy económico, una característica también común. Es sin duda una de las mejores cámaras desechables.

El módico desembolso obedece a que carece de cualquier accesorio de los pocos que traen, caso del flash, aunque al incorporar carrete ISO 800 de alta sensibilidad se compensa algo su eficacia para captar sitios de menor luminosidad.

Sí destaca en otros aspectos como el número de imágenes ya que lleva casi el máximo de 40 que es el habitual (una menos en concreto).

No se le puede pedir más de lo que da por su simpleza, pero, por ejemplo, con luz exterior los resultados son más que aparentes.

Con menos saldrá con mucho grano si la oscuridad es intensa, pero correcta si es a media luz (por ejemplo, capta bien los atardeceres tan recurrentes como motivo).

Cómoda y práctica para viajes turísticos o fiestas concretas. Como características específicas, además de la sensibilidad y el número de fotos, señalar que el rango focal va de un metro a infinito y que incorpora un objetivo de 32.8 mm.

Óptimo enfoque: Fuji FUJ401000

También de una marca puntera e igualmente muy barata con flash incluido. Este modelo, el segundo en nuestro ranking de las mejores cámaras desechables, gasta una película más convencional de ISO 400.

Esto significa que dará buenos resultados en exterior, pero que precisará del refuerzo del flash cuando la luz decaiga o se capten imágenes en interiores.

En cuanto al número de fotos que permite, baja de manera sensible sobre la anterior ya que se sitúa en 27.

Uno de sus puntos fuertes más valorados es que el enfoque resulta muy nítido y el flash dispone de una luz no demasiado intensa y, por tanto, no molesta.

Que no salgan todas las fotos, algo habitual en estos dispositivos, no merma su utilidad para casos muy concretos siempre teniendo en cuenta el poco dinero que cuestan.

No hay que olvidar que, con esta cámara y en general con las desechables, se obtienen fotos que serán más difusas que en las convencionales, pero tampoco que ese tono vintage es, precisamente, uno de sus atractivos.

Para bodas: FV-Sonderleistung 1EFLHC1-10

Tal y como hemos avanzado, la profusión de este tipo de cámaras es tal en las bodas que hay hasta modelos específicos en su carcasa para estos eventos.

Poner una en cada mesa de invitados es una buena idea (más para los niños) y proporcionará un buen álbum de recuerdos.

Con este fin se comercializan packs como el que nos ocupa. En total una decena de cámaras desechables con 27 tomas cada una de capacidad.

Como es lógico dado su principal cometido llevan flash para usarlas en interior que es, normalmente, donde se celebran estas fiestas.

Por precio salen baratas en unidad, pero hay que multiplicar y, por tanto, dependerá del presupuesto de la celebración.

Opción sumergible: Kodak Water Sport

Una versión distinta destacada dentro de los tipos de cámaras y por eso es el cuarto en esta selección de las mejores cámaras desechables.

Se trata de otro de los modelos de esta conocida marca destinado a hacer fotos debajo del agua.

En concreto, según el fabricante, el margen de distancia bajo el agua está en los 15 metros. La imprescindible carcasa de goma resulta bastante consistente por un precio más que asequible.

Al igual que el modelo líder de la misma firma, incorpora una película de ISO 800 de mayor sensibilidad, muy útil debajo del agua ya que la luminosidad será menor que en el exterior. Se pueden hacer hasta 27 fotos.

Diseño minimalista: LeftSuper

Cerramos esta lista de las mejores cámaras desechables con una opción básica entre las básicas que, dentro de ese simplismo, cuida la estética con minimalistas toques dibujados en su ligera carcasa.

Pese a esa sencillez incorpora flash y tiene capacidad para hacer 36 fotos. Ofrece buenos resultados tanto en exterior como en interior.

Un regalo original para niños y jóvenes para que conozcan este dispositivo del cercano pasado que les resultará remoto a los nativos digitales.

En suma, un producto para quedar bien gastando poco.

Las hay de varios tipos

No solo hay un tipo de cámaras desechables, sino tres:

  • Convencional: Su único cometido es sacar fotos con luz exterior.
  • Con flash: Lo incorporan la mayoría de ellas para sacar fotos también de interior y de noche según el nivel de luz.
  • Sumergible: Como es lógico dada su función vienen protegidas por una carcasa impermeable

Otros tipos vendrían determinados en buena medida por su color o estética:

  • Clásicas: Suelen ser rojas, amarillas o verdes como lo eran en su década dorada allá por los 90.  
  • Infantiles: Con dibujos dirigidos a niños en la carcasa.
  • Sumergibles: La mayoría son de color azul.
  • Nupciales: Hay hasta modelos específicos para bodas que suelen venir en packs.
Antes de comprar una cámaras desechable, hay que tener en cuenta en lo posible si se va a usar más en exteriores o en interiores
Antes de comprar una cámaras desechable, hay que tener en cuenta en lo posible si se va a usar más en exteriores o en interiores

Ventajas e inconvenientes

Entre las ventajas destacan:

  • Son bastante económicas.
  • No es necesario ningún conocimiento técnico.
  • Son muy fáciles de usar
  • Se pueden lograr fotografías muy originales.
  • Se pueden transportar en cualquier hueco de la mochila e incluso en el bolsillo

En cuanto a sus inconvenientes:

  • No se pueden ver las fotos hasta que se revelen. El principal en estos tiempos ya que antes era normal preguntar en la tienda cuándo iban a estar.
  • Carece de extras tales como el zoom.
  • Permiten hacer un número limitado de fotografías.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir una cámara desechable

Tamaño

En primer lugar hay que saber que son pequeñas por definición.

Para hacerse una idea, la media estándar sería 12 x 3.5 x 6 cm. Es el tamaño ideal ya que más grande ocupará más y si es más pequeña se manejará peor.

Uso

En segundo lugar, hay que tener en cuenta en lo posible si se va a usar más en exteriores, más propicias para ello, o en interiores. Hay modelos que dan buenos resultados en ambos casos.

En el caso de las también mencionadas sumergibles hay que tener en cuenta hasta qué profundidad resultan eficaces.

Material

El plástico para la carcasa en mayoritario de manera abrumadora. En el caso de las acuáticas se incorpora la goma para la funda protectora.

No es el material el punto fuerte de unos dispositivos de vida tan corta. Hay también cámaras desechables de papel o cartón todavía más baratas.

ISO

Sensibilidad de la película. El tipo de película más común es de ISO 100, 200 y 400. En la gama desechable se puede encontrar hasta 800 ISO.

ISO 100 realza los detalles, 400 es más versátil por la opción de fotografiar con menos luz y la 800 más eficaz con poca luz.

Número de fotos

Varía entre 20 y 40.

Filtros

El resultado final de estos dispositivos es obtener fotografías en color. Sin embargo, las hay con filtro incorporado para que se revelen de manera directa en blanco y negro y otras con filtros manuales intercambiables

Última actualización el 2022-05-24 at 06:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados