Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Carpetas para tener en orden todos los apuntes en la vuelta a clase

Carpetas para tener en orden todos los apuntes en la vuelta a clase
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Pocos artículos más populares, versátiles y con mayor variedad de modelos que las carpetas en el ámbito del material de oficina con masivo uso doméstico.

Un clásico que ha evolucionado con el tiempo para adaptarse de manera específica a cualquier necesidad organizativa de documentos y papeles de todo tipo, todavía importantes pese al predominio de los formatos digitales.

De entre las aquí seleccionadas nos hemos decantado en primer lugar por una muy original de la prestigiosa marca Oxford por su sistema de espiral en forma de cuaderno, su buena capacidad con 30 fundas interiores transparentes y un precio muy económico, aunque este último aspecto es común en la gama.

Oxford, Carpeta de Fundas Plástico A4, 30 Fundas Transparentes, Color Verde
Permite llevar el contenido perfectamente protegido gracias a su cierre con gomas
6,95 EUR

Con carácter general, el principal cometido de las carpetas es agrupar y proteger papeles sueltos. Ese es el fin mientras que los medios para lograrlo son muy variados. La actividad educativa y las oficinas son dos de sus principales clientes.

Ventajas e inconvenientes de las carpetas

Entre las primeras señalamos:

  • Facilita la organización
  • Amplísimo catálogo de modelos
  • Precios económicos en general
  • La diversidad de opciones posibilita encontrar carpetas muy específicas para según qué necesidades
  • Fácil acceso a la documentación siempre que se ordenen de manera adecuada

Sobre las desventajas señalamos las principales:

  • Limitada capacidad
  • Pueden deteriorarse con el tiempo en función del material elegido

De qué material

Los dos principales son, sin duda, el cartón y el plástico (también hay versiones premium que recurren a la piel). En el primer caso la opción más extendida es usar celulosa de fibra larga.

Las de plástico cuentan con algunas ventajas respecto a las anteriores como su durabilidad, la impermeabilidad y la posibilidad de limpiarlas fácilmente si se derrama algún líquido encima.

Son algo más caras en general, pero siempre dentro de una gama que resulta muy económica.

Con forma de cuaderno: Oxford

Dentro de los variados modelos que hay en el mercado hemos optado por uno menos extendido, pero que resulta muy práctico y vistoso para guardar determinados documentos.

Se trata de una carpeta que imita a un cuaderno grande A4 pero que sustituye las hojas de papel por un total de 30 fundas transparentes que protegen el papel que se introduzca en su interior.

Las tapas son muy resistentes ya que están fabricadas en un derivado plástico (polipropileno) que, además de su durabilidad, es fácil de limpiar si se vierte líquido encima. Se distribuye en cuatro colores distintos.

Para reforzar todavía más la seguridad se fija en el exterior con unas gomas al modo de una de la carpeta más popular.

Otra de las ventajas de esta alternativa es la facilidad para abrirla 360º y la fácil accesibilidad a la documentación del interior.

Resulta pues muy cómoda y todo ello por un precio sumamente económico y amparada por una marca de prestigio en esta gama de artículos.

Pack portadocumentos: Amazon Basics

Una opción mucho más básica que tiene su punto fuerte en el amplio surtido que ofrece (25 unidades) por un precio más que económico.

No tiene gran capacidad para hojas, pero será muy útil para el estudio o la oficina como carpeta de temas muy específicos que no tengan demasiada documentación.

La sujeción de los folios se lleva a cabo mediante dos barras que se prensan contra las hojas previamente perforadas.

Estas carpetillas portadocumentos tienen la tapa frontal de plástico transparente para saber al momento cuál es el contenido.

Otra opción que ofrece esta gama es comprarlas de distintos colores y asignar un tema a cada uno de ellos con la documentación desagregada.

Para su categoría precio resultan resistentes y duraderas.

Versión clásica: APLI

Para los escolares y usuarios en general de la era pre-digital esta sería, por definición, la carpeta de toda la vida tanto por material y color como por modelo.

Una carpeta azul de cartón sujeta con las gomas exteriores que se arrastran de la parte trasera a la delantera para presionar los vértices.

No faltan ni las rayas impresas en la portada para escribir cuál es el contenido que se guarda o adherir una pegatina con el mismo cometido. Un modelo de lo más clásico a un precio más que módico.

En su interior, con objeto de asegurar los folios, se habilitan tres solapas que se abren y cierran con suma facilidad.

Gran capacidad: Exacompta

Rebajas

Una alternativa totalmente distinta a la anterior ya que regresamos a un pack (en este caso con ocho unidades) con gran capacidad para albergar documentos.

El concepto viene a ser el de carpeta de goma con la significativa diferencia con las convencionales de que estas tienen un lomo de 25 mm.

Esto permite, por un lado, guardar un buen número de documentos y, por otro, traen integrada una etiqueta para especificar el contenido a través de la escritura.

También cuenta con diferentes colores (ocho ya que todas son distintas en ese aspecto) para reforzar más la facilidad de identificación según temas.

Tipo acordeón: Amazon Basics

Una carpeta con vocación de archivador que recurre a uno de los diseños más habituales en este segmento como es el de tipo acordeón y al PVC como material de fabricación.

Cuando se libera la parte exterior de la goma que la fija, la carpeta se puede desplegar a modo de acordeón o fuelle dejando a la vista un total de trece compartimentos en los que introducir documentación.

En total, la capacidad estaría en las 900 hojas. Como se intuye, el precio es algo mayor sobre la medida, pero económico en todo caso para lo que ofrece.

Qué tipos de carpetas hay

Distinguimos los siguientes:

  • Básicas: Se limita a un cartón doblado por la mitad en el que se meten folios sin sujeción alguna. Muy limitadas en prestaciones y poco seguras.
  • De gomas: También de las más básicas, aunque ya suelen llevar solapas interiores para fijar los documentos y gomas exteriores para reforzar esta seguridad de que no se caigan.
  • Con abrazaderas: Están orientadas a guardar ya un número notable de documentos. Pueden ser de cartón o de plástico. Cuentan con un sistema de abrazadera con ganchos que fijan de manera segura los documentos a los que antes hay que perforar en el lateral para insertarlos. Se abre y se cierra con una palanca.
  • De anillas: Una de las más extendidas. Las anillas tienen muy distintos tamaños. Las más grandes llevan además palanca para fijar menos la cantidad de folios que puede guardar.
  • De espiral: A imitación de un cuaderno con fundas transparentes en el interior en vez de hojas de papel.
  • Colgantes: Igual que las básicas ya definidas, pero con un enganche superior para colgarlas dentro de un mueble específico para el almacenaje de estas carpetas.
  • Congreso: Su principal característica es que son multifuncionales. Además de meter papeles dispone de compartimentos específicos para llevar bolígrafos, lápices y/o tarjetas. Suelen ser acolchadas para reforzar la protección.
  • Archivadoras: De mayor tamaño y distintas opciones para organizar sus distintos compartimentos. Una de las más populares es la de tipo acordeón que se despliega cuando se desanuda.
  • De sobre: Imitan la forma de un sobre y suelen llevar un corchete para cerrarse. Suelen ser de plástico.
  • Tabla: Su elemento principal es una tabla de plástico o cartón que lleva en el borde superior un gancho que fija las hojas a través de la presión que se ejerce con la palanca para liberar las hojas o inmovilizarlas. Algunas llevan tapa transparente.
  • Portamenús: Muy específicas ya que suelen usarse normalmente para mostrar la carta en establecimientos de hostelería. Suelen estar personalizadas.

Cómo identificar las carpetas

Hay diversas opciones para saber su contenido en aquellas que cuentan con un canto de grosor suficiente para la identificación.

Una de ellas es etiquetar directamente en la lengüeta con bolígrafo, lápiz o rotulador.

Otras llevan etiquetas adhesivas ya previstas para este tipo de función. Hay impresoras que incluso se adaptan al formato de la carpeta para la impresión de etiquetas.

Última actualización el 2022-09-25 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados