Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores casetas para tener organizados los utensilios de jardín

Las mejores casetas para tener organizados los utensilios de jardín
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Tener espacio en casa es uno de los deseos más extendidos que los artículos de almacenaje tratan de que se cumpla con su amplio catálogo.

Si, además, se cuenta con jardín, ese privilegio también implicará nuevos objetos a los que habrá que buscar acomodo.

En ese contexto, nos ocupa una de las alternativas más prácticas por su diversa capacidad para guardar todo tipo de utensilios o darle distintos usos.

Nos referimos a las casetas de jardín. De entre las muchas alternativas hemos elegido en primer lugar una de almacenaje de Keter por su óptima capacidad para guardar utensilios, calidad y consistencia del plástico y un precio razonable, que no barato, para la utilidad que ofrece.

Rebajas

Como advertencia previa hay que señalar que no está de más, en el caso de las casetas más grandes que haya que fijar al suelo, consultar la normativa municipal para comprobar que su instalación se atiene a la normativa.

Qué es

Un espacio de muy distintos tamaños, estructuras y materiales orientado a usos también diversos en función del espacio interior.

Uno de los principales, dada su ubicación, es guardar los utensilios del jardín ya sea maquinaria para césped y plantas, cojines de los muebles de exterior, herramientas diversas o productos derivados como botes de pintura, por ejemplo.

Casetas de jardín: Ventajas e inconvenientes

Entre las primeras destacamos las siguientes:

  • Es una eficaz solución para el almacenamiento
  • Si el tamaño lo permite se puede distribuir el espacio interior mediante baldas o acotamiento de zonas para organizar los objetos
  • Tiene un carácter multifuncional ya que, incluso, puede ser un lugar adecuado para hacer trabajos de bricolaje en los modelos más espaciosos
  • Puede ser un zona de juego para los niños
  • Amplio catálogo de dimensiones y diseños
  • La horquilla de precios es holgada

Sobre los inconvenientes:

  • Los montajes no son sencillos
  • Algunos modelos exigen un frecuente mantenimiento
  • Hay que estar pendiente de evitar humedades, aunque dependerá del material de construcción

Óptimo almacenaje: Keter

Rebajas

Tal y como se indicaba en la introducción, las casetas de plástico y resina suelen ser las de precios más económicos.

En este caso, el producto líder, dentro de los de esta gama de materiales, no lo es tanto, pero ofrece una consistencia y fiabilidad que le hacen ocupar el liderato de esta comparativa.

Una caseta específica para guardar utensilios ya que no tiene ventanas habilitadas para adecuarla a otros usos (salvo una pequeña rejilla para que entre algo de luz).

Como depósito de almacenaje resulta altamente práctica por resistencia de material, con la base de resina, y por capacidad en su interior.

En concreto, algo más de dos metros de alta por casi 1,80 de ancha y 1,14 cm de profundidad. Unas medidas que también abre las opciones a otros emplazamientos como terrazas grandes.

Respecto a su diseño, la doble puerta es una buena opción ya que permite la entrada de manera sencilla de objetos o utensilios de mayor tamaño.

Un consejo muy importante es que la caseta se sitúe sobre una superficie totalmente plana. El montaje, en línea con estos productos, requerirá ayuda y paciencia, aunque las instrucciones son detalladas.

Estable y muy segura: Outsunny

Rebajas

Un modelo muy interesante por su alta capacidad para guardar objetos y una estabilidad de garantías gracias a la base de acero galvanizado con la que está fabricada. A este material se suman piezas de polipropileno.

Se trata pues de una estructura de alta resistencia y durabilidad que, sumado su buen tamaño, dan como resultado una excelente relación calidad-precio.

Entrarán sin problemas muebles, herramientas grandes, caso del cortacésped, bicicletas, etc. Para facilitar el acceso a objetos aparatosos tiene habilitadas dos puertas correderas muy sencillas de abrir y que dejan un gran hueco.

La inclinación del techo resulta suficiente para evacuar el agua, pero, además, lleva incorporadas cuatro rejillas de ventilación para que circule bien el aire y se evite la generación de moho.

Eso sí, el montaje de la estructura resulta bastante complicado y requerirá tanto habilidad como ayuda dado el tamaño y el peso.

Gama básica: Gardiun KIS12961

Un modelo de caseta metálica por un precio muy económico y también destinada al almacenaje de utensilios.

Hay que dejar claro que no tiene suelo de serie y que, por tanto, habrá que proceder a la solera de hormigón o alternativa para asentarla sobre una base sólida.

En concreto, está fabricada en láminas de acero galvanizado con lacado de protección. Muy resistente a las adversidades meteorológicas.

En cuanto a su capacidad real en el interior contamos con 1,30 metros de altura por 80 cm de ancho, es decir, se sitúa en la gama básica por dimensiones.

El pestillo de seguridad está habilitado para meter un candado que dé más seguridad a los utensilios que se guarden.

De madera y poca capacidad: Keyur

Una caseta de madera o, para ser más exacto, un armario con forma de caseta de capacidad muy limitada, pero de poderosa estética como es norma en este material. También que sus precios estén por encima de otras opciones.

En este caso no resulta elevado en sí mismo, aunque sí comparado con una capacidad pequeña para la media de la gama. En concreto, se trata de una caseta de 190 cm de alto por 79 de ancho y 49 de fondo.

Servirá para el almacenaje de objetos de pequeño tamaño a repartir entre las baldas que trae de serie.

El tejado está tratado con material impermeable, así como su pintura que es resistente al agua, siempre dentro de los límites que aguante el tipo de madera elegida.

Multifuncional por tamaño: Duramax

Si en el caso anterior el modelo tiraba más a armario que a caseta, en este tira más a casa ya que estamos ante un espacio muy holgado que dará no solo para almacenar, sino para otras tareas como la de pequeño taller.

Un espacio delimitado por más de tres metros de altura y unos 2,40 por los lados. Estructura consistente en la que se mezclan distintos materiales como el acero aleado para la base, el cloruro de polivinilo para el tejado y la resina y PVC para las paredes.

En suma, una caseta muy grande, polivalente, resistente y de alta durabilidad por un precio que resulta razonable para sus características.

Casetas de jardín: De qué material

A ellos nos referimos en este apartado. Indicamos los más frecuentes:

  • Plástico o resina: No es exactamente lo mismo ya que las resinas, frente al plástico, pasan por ser más resistentes a los impactos, a la permeación de gases y a las temperaturas extremas. También se usa el PVC.

Con este antecedente, en ambos casos se trata del material más ligero y el más económico. Son espacios de almacenaje resistentes y duraderos.

  • Metal: En este caso, la resistencia y la durabilidad es todavía mayor. En este grupo destacan por su seguridad y consistencia máxima los de acero galvanizado.
  • Madera: Las casetas sin duda más estéticas, pero también complicadas de montar y a un precio muy superior.

Qué tipos de casetas de jardín hay

Por tipos de tejado podemos distinguir las siguientes:

  • Plano: Se aprovecha más el espacio interior, pero hay mayor peligro de filtraciones de agua.
  • A dos aguas: Muy eficaz para evitar los efectos del agua. Típico diseño de cabaña que suele resultar más estético.
  • A una vertiente: Pegada a un muro.

Casetas de jardín: ¿Con o sin suelo?

Depende de las prioridades. De este modo, será conveniente si:

  • Se va a meter dentro mobiliario u objetos que puedan deteriorarse con la humedad.
  • Si se va a usar para trabajar o incluso, por tamaño, se puede reconvertir en una habitación auxiliar para invitados.

En estos supuestos, el material más usado para el suelo es la madera o el PVC en las casetas de plástico y derivados.

Normalmente, el suelo viene incluido con las casetas de jardín. De no ser así toca colocar una solera de hormigón y una protección contra la humedad.

Qué tener en cuenta en las casetas de jardín

  • Uso: Puede ser muy variado. Desde el más habitual para almacenar utensilios de jardinería, como cortacésped, rastrillos, palas, carretillas… hasta reconvertir la caseta en un cuarto de juegos o habitación. Su utilización como taller de bricolaje es otra de las opciones más recurrentes. Por tanto, tener claro antes cuál va ser su uso principal y, si va tener varios, que sea fácil de reconvertir de uno a otro.
  • Dimensiones:  Un factor muy vinculado al anterior. No habrá problema de espacio al menos por oferta de estos productos. Otras cosa es el espacio del que se disponga en el jardín y el margen económico del que se disponga.
  • Materiales: Ya hemos dedicado un apartado específico. En síntesis, más ligeras y económicas las de plástico, resinas, PVC, más consistentes las de metal y más vistosas las de madera.
  • Diseño: También hay variedad de diseños y también están vinculados, en este caso, al dinero que se tenga previsto gastar. Como opción más estética, y más cara, sin duda la caseta de madera.

Última actualización el 2022-12-10 at 03:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados