Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cestas metálicas para mantener el orden en casa y en lugares de trabajo

Cestas metálicas para mantener el orden en casa y en lugares de trabajo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El orden en casa es fundamental no solo por estética sino también para ganar espacio y evitar situaciones que incluso pueden derivar en estrés.

La variedad de accesorios que hay en el mercado en función de cada estancia es grande como también lo es la multifuncionalidad de muchos de ellos.

Es el caso de las mejores cestas metálicas que aquí nos ocupan que admiten muchas combinaciones decorativas compatible con su alta utilidad.

De entre las elegidas, nos hemos decantado en primer lugar por un organizador de Amazon Basics que integra dos cestas metálicas deslizantes en una estructura del mismo material.

Resulta ser muy versátil, consistente y económico de precio.

Ventajas e inconvenientes de las mejores cestas metálicas

Entre las primeras señalamos:

  1. Son muy resistentes.
  2. Elevada durabilidad.
  3. Gran versatilidad.
  4. Amplio catálogo con distintos tamaños y formas.
  5. Suelen ser económicas.
  6. No generan olores.

También cuentan con algún inconveniente respecto a otras opciones:

  1. Si su calidad no es la adecuada se pueden oxidar.
  2. Los productos o materiales que se almacenan están expuestos a agentes externos como el polvo.
  3. Hay una amplia gama de tamaños, pero no llegan a las grandes dimensiones de otras como pueden ser las de plástico.

Dónde colocarlas

Su polivalencia se concreta en la posibilidad de situarlas en distintos sitios sin que desentonen y sean a la vez prácticas:

  • La cocina es uno de los principales para poner frutas o verduras
  • En el baño con tamaños más pequeños para poner gel, champú, esponja…
  • En las habitaciones en modelos de mayor tamaño para usarse, por ejemplo, como zapatero
  • En escritorios de la casa para tener en mano papeles
  • En lugares de trabajo como oficinas

Qué tipos de cestas metálicas hay

Distinguimos los siguientes:

  • Apilables: De uso muy común en la cocina por su gran capacidad de almacenaje. Como adelantamos, muy adecuadas para almacenar frutas o verduras.
  • Con ganchos: También muy propias para fijar en la cocina o la despensa, aunque también en sitios muy distintos como pueden ser las oficinas. Resisten bastante y se colocan en la pared de manera muy sencilla. Hay diseños muy atractivos que las dotan de un considerable plus estético.
  • Colgantes: Muy útiles y decorativas para colocar macetas que lucirán estupendamente dentro de estas cestas colgadas del techo. También se le puede dar un carácter más práctico con frutas o verduras.
  • Estilosas: Valga la definición para aquellas que tienen un cometido claramente decorativo y que pueden usarse en el salón como revistero, por poner un ejemplo recurrente. Como es obvio, su baza principal es el diseño.

Qué tener en cuenta antes de comprar una

  1. Forma: Dentro de los tipos ya especificados hay una subdivisión determinada por distintas formas geométricas: rectangulares, cuadradas, ovaladas, redondas. La elección se marcará por los criterios genéricos habituales. Es decir, la utilidad de la cesta y el lugar de la casa donde se vaya a colocar.
  2. Unidades: La amplitud de catálogo que destacamos como ventaja también se extrapola al número de unidades a comprar. De este modo, como es obvio, la mayoría se venden por unidades, pero cada vez es más frecuente encontrarlas por juegos que se pueden adaptar mejor a lo que buscamos.
  3. Tamaño y color: En el primer apartado hay margen para optar por las dimensiones más adecuadas a las necesidades. Ya hemos matizado que no tienen como característica tamaños supergrandes como los cajones de almacenaje de plástico. En cuanto al color, aunque se crea por su nombre que todas son metálicas, lo son, pero algunos modelos van pintados para realzar su efecto decorativo.
  4. Extras: En este apartado nos centramos, principalmente, en aquellas que incluyen forro alrededor de la estructura metálica. Habitualmente se usa tela de yute y son muy idóneas para almacenar pan o huevos.

Modo de limpieza

Si van a estar en contacto con el agua, y con el fin de evitar que se descascarillen, es conveniente secarlas de manera inmediata.

En cuanto a la limpieza de estos recipientes aportamos dos consejos: zumo de limón con sal o bicarbonato de sodio. Lo más práctico es frotar con un cepillo de dientes primero y repasar con un trapo húmedo.

Las mejores cestas metálicas

Organizador polivalente: Amazon Basics

Hemos situado un cabeza un organizador altamente práctico integrado por dos cestas metálicas deslizantes que, entre sus principales cualidades, cuenta con la polivalencia ya que puede resultar práctico en sitios tan distintos como una cocina, un baño o un lugar de trabajo administrativo o taller.

Una estructura de almacenaje sólida, fabricada en acero inoxidable, que cuenta con el aliciente siempre importante de un precio bastante asequible para las posibilidades que ofrece.

De este modo, su capacidad de almacenaje aumenta con la bandeja de rejilla superior, aunque también queda bien si se usa como repisa para colocar una planta que le dote de mayor atractivo estético.

A la solidez, siempre dentro de unos pesos adecuados a su cometido, suma una estabilidad reforzada por el remate de goma antideslizante de sus patas.

El sistema de extracción de las cestas a través de raíles deslizantes es suave y añade una gran comodidad a la hora de sacar los productos que se hayan almacenado en el organizador.

Cesta metálica básica orientada a cocina: Lonian

También dos unidades en este caso, aunque en muy distinto formato ya que se trata de cestas individuales. Muy orientadas a la cocina. Po precio, en la media de esta gama más básica.

Casi cuadradas de forma, tamaño pequeño-medio (algo más de 20 cm) y muy adecuadas, por ejemplo, para colocar fruta, botes de bebida o usarla como compartimento independiente en el congelador.

Están fabricadas con alambre resistente para su función y antioxidante como es normal y más que recomendable en aquellas que van a estar en contacto con agua cuando se lava la fruta o con el hielo.

Su funcionalidad dentro de la cocina se extiende a otros artículos muy comunes como paquetes de café, infusiones o pasta.

En suma, bastante básicas en su concepto, de material fiable para lo que están ideadas y a un precio razonable sin ser excesivamente baratas en su gama.

Ideal para frutas y verduras: Cesta metálica ChasBete

Una alternativa también ideada principalmente para la cocina, pero bien distinta en configuración y en precio ya que resulta sensiblemente más elevado sobre la media.

Dentro de ser más propia para cocina resulta todavía más específica ya que, sin descartarse otros usos en el baño, por ejemplo, la fruta y las verduras son los productos que mejor encajan en esta cesta.

Se trata de un recipiente colgante de buena resistencia y material que puede almacenar hasta unos 18 kilos de peso y una medida ya considerable con sus más de 40 cm de anchura.

En este caso, el material de fabricación es el hierro y a su óptima capacidad de almacenaje añade unos ganchos laterales que pueden aprovecharse para pequeños cazos o trapos de cocina o toallas si se instala en el baño.

Para gran almacenaje: mDesign

Si empezamos por las desventajas sobre otras opciones hay que mirar su precio que puede resultar caro, pero que puede compensar si se necesita gran capacidad de almacenaje (están en torno a los 40×30 cm).

Esto es lo que ofrece este pack de cuatro cestas que, como es obvio, se pueden repartir por distintas estancias y ser útiles para muy distintas funciones.

Por ejemplo, si se tiene la suerte de tener espacio en casa y una buena despensa, resultarán muy adecuadas para organizar distintos productos en cada una de ellas. Desde frutas a frascos de pasta o arroz, botes de bebidas o tetrabriks.

Cesta metálica forrada para pan: Relaxdays

Por último, una alternativa que hemos mencionado entre los tipos de cestas. Se trata de las forradas que, como se adelantaba, son muy propias para el pan.

Es el caso de esta que resulta bastante elegante con la combinación de metal y forro negro y que lucirá bien en comidas o cenas especiales.

Buen tamaño con algo más de 20 cm de longitud, muy ligera y no demasiado económica, aunque las forradas suelen subir de precio por la mezcla de materiales.

Última actualización el 2022-09-27 at 07:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados