fbpx Los mejores chalecos para divertirse en el agua o ir en barco con total seguridad · CompraMejor.es Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores chalecos para divertirse en el agua o ir en barco con total seguridad

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Sin duda, el mar es en estas fechas escenario de momentos de vacaciones inolvidables, pero también, nunca hay que olvidarlo, un hábitat peligroso.

La práctica de deportes acuáticos o una ruta en barco son atractivos difíciles de rechazar, pero hay que disfrutar con seguridad. En este contexto, los chalecos salvavidas para medio acuático suponen una herramienta indispensable.

De los seleccionados nos decantamos en primer lugar por el modelo Sport II de la prestigiosa marca noruega Helly Hansen.

Rebajas

Lo hacemos por su muy económico precio y por unas prestaciones satisfactorias para deportes acuáticos estándar o para personas que tengan bajos niveles de natación e incluso que no sepan nadar.

En general, el chaleco salvavidas es un producto versátil que se puede utilizar para diferentes actividades, aunque, en algunos casos, tienen especificidades marcadas por el propio deporte o uso al que se orientan.

Por tanto, saber para qué se va a usar de manera prioritaria es el primer consejo previo a su adquisición.

¿Qué es?

Un salvavidas es una prenda diseñada para que el cuerpo de una persona se mantenga en la superficie y su cabeza por encima del agua.

El término semántico abarca varias alternativas distintas que van desde los chalecos salvavidas en sí hasta los trajes de supervivencia.

Su configuración es distinta en función del grado de protección requerido y del tamaño de la superficie a proteger.

Modo de funcionamiento

En síntesis, el material del interior del chaleco atrapa el aire con objeto de mantener a flote el cuerpo cuando se sumerge bajo el agua.

El aire que queda acumulado pesa menos que el agua. Por tanto, el agua empuja hacia arriba el chaleco, facilita que se mantenga a flote y soporta de este modo el peso extra sin llegar a hundirse.

Cómo ponérselo

Si es la primera vez conviene atender algunas instrucciones que, no hay que olvidar, variarán ligeramente según los modelos:

  1. Primero, desabrochar las correas y meter el chaleco por la cabeza.
  2. Tirar bien de la correa que se ha desabrochado y rodear la espalda hacia la parte delantera.
  3. Ajustar con contundencia la correa en la parte delantera del chaleco.
  4. En el caso de que incluya un silbato de aviso confirmar que lo llevas y que estará a mano en el caso de necesitarlo.

¿De qué están hechos?

Los dos materiales de fabricación más habituales son:

De nylon: Más barato y ligero. Es el más común en los deportes de remo. Sus características les hacen sentirte cómodo y poder mover sin problemas las extremidades en actividades en la que es imprescindible.

Neopreno: Es el material por excelencia en los deportes acuáticos. Es un tipo de tejido más caro, se ajusta muy bien al cuerpo y tiene mayor flotabilidad.

¿Qué es la flotabilidad?

La flotabilidad de un cuerpo en el agua se determina a través de tres variables: Nuestro peso, la capacidad pulmonar (el aire que hay dentro de los órganos) y el porcentaje de grasa corporal.

Por ello, los fabricantes no especifican los kilos que soporta sino unos rangos de peso para unos Newtons (N) determinados.

Y es que el índice de flotabilidad se mide en Newtons. Este parámetro puede oscilar entre los 50 y los 275 N repartidos en cuatro categorías de chalecos:

  • 50 N: Para aguas interiores y tranquilas. Lo usan en kayak o esquí náutico personas que saben nadar. La flotabilidad es de 5 kg.
  • 100 N: Pueden mantener a flote a una persona que no sepa nadar, pero no mantenerla inconsciente boca arriba. Su flotabilidad es de 10 kg.
  • 150 N: En este caso sí que son capaces de mantener a una persona inconsciente boca arriba. Se usan normalmente en barcos. Su flotabilidad es de 15 kg.
  • 275 N: Muy específicos. Muy pesados y, por tanto, es muy difícil moverse con ellos. Solo se usan en navegación de altura y condiciones extremas.

Qué tipos hay

Vamos a distinguir dos grandes grupos:

Tradicional: Su material de flotación suele ser espuma y se suelen usar en los deportes de remo. Cuentan con ventajas como un mantenimiento mínimo ya que basta con tener cuidado para que lo dé la luz solar directamente.

No necesita ninguna acción por parte del usuario en el caso de caer al agua. Puede incorporar hasta bolsillos y se trata pues de una versión más light adaptada a las actividades para las que están pensados.

Inflable: Como es lógico, cuando están inflados son voluminosos, pero una se extrae el aire son muy ligeros y cómodos de transportar.

Hay tres modos de hinchado: bucal, manual o de modo automático. El manual se realiza a través de un tirador que acciona el percutor del cilindro de gas.

Depende los modelos tienen algunas desventajas. Por ejemplo, algunos los tienes que inflar por ti mismo, cosa imposible si estás inconsciente. Por ello mejor usarlos en deportes de agua de poco impacto.

Los de inflado automático se disparan solos al contacto con el agua. Lo hacen mediante una pastilla de sales que se disuelven en contacto con el agua y liberan el percutor o a través de un sistema hidrostático.

En este último caso, responde al efecto de la presión del agua que actúa sobre una membrana que dispara el percutor.

Cuando la persona se hunde en el agua, la presión aumenta, la membrana deja pasar el agua y el chaleco se hincha de manera automática.

Son los más recomendados, y exigidos por las normativas, para barcos y cruceros.

De hecho, según la legislación española, los chalecos salvavidas inflables deben de ser revisados anualmente por una Estación de Servicio Autorizada

Qué tener en cuenta

Tipo de embarcación

Si se va a usar en embarcaciones es obvio que depende de cuál sea demandará un modelo u otro de chaleco. Todo ello en función de la movilidad.

Así, nada que tiene ir a bordo de un pequeño barco que en un crucero. Por ejemplo, un velero de dimensiones reducidas demanda un chaleco que permite fáciles movimientos o qué decir si se trata de un kayak que exige acelerados movimientos de las extremidades.

Si el barco es de gran tamaño los flotadores que se llevarán serán hinchables y de una mayor envergadura.

Resistencia

Este factor valorar la estabilidad de la prenda en caso de fuertes golpes de agua. Es decir, si uno es más arriesgado y aventurero deberá buscar una prenda mucho más resistente que si la opción es un tranquilo paseo en una embarcación.

Prevención contra la hipotermia

No es, ni mucho menos, habitual que se padezca una hipotermia. En todo caso, si el uso que se va a hacer es en aguas que tienen poco de cálidas lo mejor es optar directamente por un chaleco de neopreno. Su perfecto ajuste al cuerpo, y el propio material, será un buen alivio contra el frío.

Cuando no lo use, no lo exponga al sol por largos períodos. Los chalecos deben guardarse siempre en un lugar seco.

Consejos de mantenimiento

  • El secado se hará siempre al aire libre sin luz solar.
  • Después de usarlo darle un enjuague con agua dulce.
  • Debe estar totalmente seco antes de guardarse.
  • Es aconsejable que se hagan revisiones periódicas según las instrucciones del fabricante.
  • En el caso de los inflables, se verificará cada año el cilindro de gas y cada mes el estado de la pastilla de sal.

Helly Hansen Sport II: Más que económico y eficaz en sus aguas

Rebajas

Una muy buena opción para el común de los usuarios que no suele practicar deportes acuáticos de alto riesgo o hacer excursiones en grandes barcos.

Por un precio más que económico, este modelo de la prestigiosa marca noruega resulta cómodo, funcional y está confeccionado con buenos materiales.

Importante, como en todas estas prendas, calibrar bien la talla que se va a necesitar teniendo en cuenta que, de elegir, mejor que quede bien ajustado al cuerpo.

Ideal para deportes como el kayak, tanto en su versión de adultos como infantil, y para llevar más seguridad en excursiones por el agua si la natación no es el fuerte de uno.

En el caso del uso deportiva tiene una gran cualidad en sus acabados ya que no hay roces con las costuras, uno de los principales problemas que se plantean en estas actividades recreativas.

No resulta nada aparatoso para cumplir de manera óptima las funciones para las que está orientado. No es, obviamente, un chaleco sofisticado ni útil para navegaciones en alta mar, pero en el ámbito doméstico es una excelente alternativa.

Jobe Neopreno: Para disfrutar del mar

Otra gama tanto en precio, por elevado, como en su cometido. Su fabricación en neopreno ya dice que está indicado para actividades acuáticas como el surf, el kitesurf, el wind o el esquí acuático.

Por ejemplo, si lo compras para deportes que comporten rápidos y bruscos movimientos como los derivados del remo pues su eficacia mermará de manera considerable.

No hay que olvidar que al empaparse con el agua coge más peso y eso dificulta aún más la acción.

Sin embargo, en lo suyo cumple de manera excelente a costa de un desembolso mucho más alto que en los modelos de nylon.

Entre los muchos aspectos positivos su alta flotabilidad que casi hasta te ahorra las brazadas cuando estás dentro del agua con él.

Si normalmente afinar con la talla es muy importante, en el caso del neopreno todavía más ya que su eficacia depende en buena parte de esto.

Rrtizan Unisex: Un básico inflable

Un modelo inflable básico y, por tanto, a rellenar con los propios pulmones. Tampoco supone tanto esfuerzo ya que se limita a dos bandas que se acolchan con el aire.

Por el precio tan asequible que tiene cumple de manera más que correcta en sus funciones. Por ejemplo, resulta muy útil para hacer esnórquel cerca de la superficie, para la pesca o para natación.

Tiene pues más una orientación recreativa que de deportes. Una vez de desinflan, que es casi más costoso que la tarea inversa, se pueden meter en cualquier sitio por lo poco que ocupan.

Incorpora una correa en la cintura ajustable para que pueda servir a personas de diferentes pesos. En este caso, los materiales de fabricación se reparten entre el poliéster y el PVC.

Lalizas Performance: Especial para remar

Un bonito modelo de precio medio que se ajusta muy bien al cuerpo mediante sus dos correas y su cremallera.

La relación calidad-precio resulta bastante satisfactoria si se usa, principalmente, en deportes de remo. Las valoraciones en el caso del kayak son excelentes.

Es un modelo de nylon en su exterior que además lleva espuma de PVC muy flexible para la configuración del interior.

Aceptable flotabilidad habida cuenta de los entornos acuáticos en los que da mejor rendimiento.

Crewsaver – 9015NBA: Minimalismo de alto nivel

Apenas aparenta, pero su eficacia está acorde con su precio que no es bajo. Máxima comodidad a fuerza de ese diseño minimalista.

Muy adecuado para navegación recreativa y como complemento para pesca en entornos complicados.

La comodidad, su baza más potente, le hace enormemente versátil ya que incluso no molestaría en movimientos intensivos de deportes acuáticos con pala.

Última actualización el 2020-09-20 at 13:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados