Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Collares luminosos para no perder de noche la pista de tu perro

Collares luminosos para no perder de noche la pista de tu perro
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El mundo de las mascotas conlleva un amplísimo catálogo de productos diversificado en distintos ámbitos como el cuidado de su salud, la alimentación, la diversión o la seguridad entre otros. A este último se adscriben los collares luminosos que serán de gran utilidad cuando se den las condiciones necesarias para soltar a nuestro perro y la visibilidad no sea la adecuada para seguir su pista.

Vienen a ser un paso más sobre los de tira reflectante que usan el mismo material que los chalecos de seguridad

De entre los seleccionados hemos situado como líder uno muy seguro en su cierre de la marca Liebsen por su óptima autonomía, amplio radio de visibilidad de la mascota y un precio muy económico como es común en esta gama de productos.

Estos dispositivos permiten mantener un control sobre la situación de la mascota al tiempo que no le molestará llevarlo.

Cómo funcionan los collares luminosos para perro

En su mayoría se trata de una tira de luces LED de diversidad cromática que funciona con batería recargable.

Distancia de visibilidad

Varía en función del modelo, pero, para hacerse una idea, se puede situar en una horquilla que va de los 300 a los 500 metros, un radio más que suficiente para soltarlo con garantías en un espacio amplio para que pueda correr.

También resultan muy eficaces si se practican actividades como el senderismo y se regresa de noche tras una larga caminata.

Cómodo y con buen radio: Liebsen

Como líder situamos un collar muy similar en concepto a los tradicionales de tal modo que, sin encenderse, puede pasar por uno más ya que los puntos de luz no van dentro de una goma a modo de pequeña manguera.

Está fabricado en nylon resistente y cuenta entre sus cualidades un cierre seguro y una longitud ajustable al cuello dentro de unos márgenes de tamaño.

La mascota se sentirá muy cómoda con él puesto (se distribuye en tres tallas distintas para adaptarse a la raza correspondiente).

Respecto al hecho diferencial de este tipo de collares a destacar que tiene la opción de emitir tres tipos diferentes de emisión de luz: fija, parpadeo lento y parpadeo rápido.

Otra de sus bazas es una buena autonomía de uso proporcionada por su pequeña batería recargable que puede ofrecer, en función del tipo de luz elegida, entre seis y ocho horas, una margen más que suficiente incluso para largos paseos.

A su facilidad de enganche y desenganche suma un amplio radio de visibilidad. Todo ello por un precio más que asequible dentro de una gama que lo es en general.

Cortable y ligero: LMLMD

Un collar que, por su configuración y materiales, y responde de manera más específica a la de los luminosos.

De este modo, se trata de una tira de silicona con la fuente lumínica en su interior que se distribuye hasta en cinco llamativos colores que harán bien visible a la mascota en una distancia prudencial.

Una de las desventajas respecto al anterior se centra en su cierre y longitud ya que no se trata de un modelo ajustable, sino que hay que cortarlo en la medida que tenga el cuello del perro en ese momento.

Entre sus ventajas, su resistencia a la humedad y que su ligereza es máxima por lo que el perro ni notará que lo lleva, pero estará bajo control.

Otro de sus ‘pros’ radica en una autonomía de uso que oscila entre las seis y diez horas con, igualmente, opción fija y de parpadeos de distinta velocidad.

Fiable y llamativo: Masbrill

Un collar de gama superior con precio más elevado sobre la media, siempre en unos márgenes asequibles, y que, al igual que el modelo líder, resulta más similar a un buen artículo de tipo convencional.

De este modo, se trata de un collar más ancho de nylon que apagado pasará por normal, pero que, sin embargo, ofrece de noche una visible luz en forma de puntos más intensos que se unen entre sí con un tramo más tenue.

Muy buena autonomía gracias a sus baterías de litio recargables a través de puerto USB que pueden ofrecer hasta diez horas en función del tipo de iluminación que se elija.

Se distribuye en tallas desde XS a L y, dentro de estas medidas, cuenta con un buen ajuste y un cierre de garantías.

Muy resistente: Yadimi

Collar muy resistente por su material de fabricación, poliéster y fibra en concreto, que se carga de manera muy sencilla en la hebilla del cierre a través de conexión USB.

Una buena opción que se puede mojar, muy útil para las mascotas que gusten del agua, y que cuenta con una hebilla segura y muy fácil de liberar del cuello.

Las dos bandas que rodean el perímetro del cuello se realzan en la noche cuando se enciende el collar que se puede adquirir en tres tallas distintas (desde 20 a 60 cm de diámetro) y en distintos y vistosos colores.

Ancha banda: Fun Pets

Una alternativa similar, en la media de precio, que cuenta con una banda luminosa bastante ancha insertada a lo largo del collar.

La mezcla de materiales de fabricación se compone de nylon en el collar en sí, plástico protector para la banda luminosa y acero para el enganche de la correa.

Resistente, fácil de quitar y poner, aguanta bien el agua y también se carga a través de una conexión USB.

Qué características

Destacamos tres principales:

  • Ajustable: Al igual que un collar convencional hay que ajustárselo al cuello con cierta holgura.
  • Recargable: Incorporan pequeñas baterías en su interior que se recargarán normalmente a través de un puerto USB.
  • Sumergible: Muchos de ellos pueden meterse en el agua sin problemas si nuestro perro es de bañarse en espacios naturales.

¿Los collares luminosos perjudican al perro?

No por dos razones fundamentales. La primera que se trata de luces de intensidad muy moderada y la segunda porque no les va directa a los ojos.

En todo caso, si se tiene alguna duda es mejor tenerlo como collar complementario, su precio económico lo permite, y usarlo solo cuando se le saque y no haya luz solar.

Qué tener en cuenta en los collares luminosos para perro

Tamaño

Un factor idéntico al que se ha de tener en cuenta a la hora de comprar un collar convencional. Que no resbale por tener demasiada holgura ni apriete demasiado es el resumen de la talla adecuada.

Visibilidad

Hay distintas maneras de visibilizar al perro en la oscuridad en función del collar que se elija.

De este modo, puede ser una iluminación constante o con parpadeos. Dentro de esta última opción hay velocidades más lentas y más rápidas.

Como aspectos puntuales, si se vive en un sitio de clima húmedo y con tendencia a la niebla, mejor de parpadeo.

Si se tiene más de un perro mejor comprarlos de distintos colores para distinguirlos.

Autonomía

Variable en función de la calidad del modelo. Como referencia valga una horquilla que va de las cinco a las ocho horas. Como aspecto concreto, los de parpadeo rápido consumen más energía.

Tiempo de carga

Depende de dos variables fundamentales. Por un lado, el modelo y el tiempo de referencia que facilite el fabricante y, por otro, el modo de carga.

Así, si se hace a través de un smartphone o de un cargador de coche la carga completa tardará bastante más que si se hace de manera directa en un enchufe.

Como dato aproximado, en una hora puede estar listo con las excepciones derivadas de la calidad del collar.

Resistencia al agua

Imprescindible si el perro es de los que ven agua y se tiran sin pensárselo o muy recomendable para lugares con mucha tendencia a la lluvia o a la nieve.

Última actualización el 2022-10-01 at 02:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados