Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores cuchillos eléctricos para cortar con precisión y menos esfuerzo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos: 4,50 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el sábado 15 de mayo

El cuchillo es pieza imprescindible en la cocina. El catálogo de modelos es amplísimo ya sea por tamaños o especificidades de cortes.

La versión eléctrica supone una buena opción para ahorrar energías y tener en un mismo dispositivo varias opciones.

De entre los seleccionados, destacamos el EM 3965 de la marca Severin, un modelo muy doméstico que cumple a satisfacción en cortes de los alimentos más comunes (no está ideado para piezas de gran dureza) a un precio muy económico.

Desde pan o fiambre hasta piezas de carne el cuchillo eléctrico puede ofrecer un corte más preciso al que añadir su facilidad de uso.

Ventajas sobre el manual

  1. Precisión: Es más sencillo cortar de manera más uniforme, por ejemplo rebanadas del mismo grosor.
  2. Rapidez: Como es lógico, su alimentación eléctrica le dota de mayor potencia y, por tanto, de una velocidad que redundará en el ahorro de tiempo.
  3. Seguridad: Con las cautelas siempre exigidas cuando se trata con este tipo de productos, es más difícil que uno eléctrico se resbale o escape de las manos minimizando así los riesgos.
  4. Filo: De manera mayoritaria no requieren afilado por la consistencia de sus cuchillas.

Cómo funciona

Llevan dos hojas que se mueven en direcciones opuestas. De ese modo se genera un movimiento constante de sierra que corta los alimentos.

Las dos hojas van en el cuerpo del cuchillo que, a su vez, incorpora un motor que las hace moverse a distintas velocidades.

Cómo se usa

Como es lógico es más que recomendable consultar las instrucciones de cada modelo ya que habrá variaciones. Con carácter general:

Ensamblar bien los componentes antes de encenderlo. Normalmente cuando las cuchillas están bien fijadas se oye un clic.

Cortar siempre sobre superficies planas y resistentes.

Ajustar la potencia según la dureza del alimento sobre el que se va a trabajar. Acercar el cuchillo y presionarlo levemente para que las cuchillas vayan cortando a la vez que se empuja.

Repasar bien las cuchillas una vez terminado el proceso para proceder luego a una exhaustiva limpieza.

¿Inalámbrico o de cable?

La ventaja de la opción inalámbrica es la libertad de movimientos a la hora de cortar la pieza.

Los inconvenientes son que tienen menos potencia sobre los de cable, siempre con algunas excepciones, y que hay que estar pendiente de la carga.

En caso de optar por el cable calcular que el metraje permita trabajar con comodidad.

Qué tener en cuenta

  1.  Potencia: Como se deduce un aspecto fundamental sobre todo si se quieren cortar piezas de especial dureza. La horquilla oscila, en general, entre los 100 y los 200W. Para uso convencional y doméstico una potencia más cercana al tramo mínimo puede ser suficiente.
  2. Material: Las hojas son, en su inmensa mayoría, de acero inoxidable que son las más fiables y duraderas. Resistencia, filo y durabilidad son las características más destacadas en este tipo de material. En el caso de las asas los materiales son muy diversos con, por ejemplo, distintos tipos de plásticos duros y resistentes. Como pautas, que sea ligero y duradero y que no tenga muchos recovecos donde puedan quedar restos de comida.
  3. Cuchillas: Aconsejables las dentadas de acero inoxidable por su resistencia y durabilidad. Las medidas son variables, pero están en torno a los 20 cm de hoja. Importante que sean desmontables para que se limpien más fácilmente.
  4. Velocidad: Importante, y suele ser así, que sea regulable ya que, en función del alimento, será necesaria una velocidad más lenta o rápida. La potencia determina esta variable.
  5. Cambio de hoja: La posibilidad de cambiar la hoja según el alimento que haya que trocear aumenta la versatilidad del dispositivo.
  6. Mango: Ha de ser ergonómico y, en consecuencia, cómodo a la hora de usar. En el mango se instala el botón de encendido y apagado para que todo se pueda hacer con una sola mano.
  7. Seguridad: Cuando hay hojas afiladas por medio los mecanismos de seguridad son siempre un factor prioritario. En este caso es importante comprobar que trae de serie un mecanismo de bloqueo para evitar que se encienda el cuchillo de manera involuntaria.

Modo de limpieza

Es inevitable que se queden en las cuchillas restos de los alimentos que se cortan. Por ello, la limpieza del dispositivo es un proceso prioritario.

La mayoría de ellos permiten desmontar las cuchillas de manera sencilla. En este caso se recomienda lavarlas con un detergente suave o, directamente, meterla en el lavavajillas.

En el caso del mango que incorpora el motor se aconseja repasarlo bien con un trapo húmedo y limpiar bien todos los orificios donde haya podido quedar algún resto del alimento troceado.

Eficaz en el ámbito doméstico: Severin EM 3965

Un modelo muy del ámbito doméstico para cortar pan, embutidos o carnes. Excelente relación calidad-precio, muy económico, para un cuchillo en la gama baja de potencia al que, por tanto, no se le puede exigir cortes con eficacia en piezas de dureza excesiva.

Buen sistema de seguridad gracias al botón deslizante de bloqueo y protección para los dedos. Óptimo deslizamiento de la hoja con poco esfuerzo, graduable en función del alimento, y corte homogéneo.

Como aspecto positivo a añadir, el sistema de extracción de las cuchillas se limita a pulsar un botón y, además, se pueden meter en el lavavajillas sin problemas.

El mango resulta tan simple de diseño como práctico y cómodo de agarrar con una sola mano con la que se tendrá acceso a todos los controles.

Como objeciones puntuales, excluidas las derivadas de forzar cortes para los que no está preparado, el ruido que hace puede resultar excesivo, aunque en esta gama es un denominador común.

Corte uniforme: Orbegozo CU 3800

Rebajas

Otro modelo de una marca puntera en el sector, bastante económico y más original con el diseño abierto de su mango.

Dentro de su versatilidad de corte da especial buen resultado en el corte de carne asada. En el caso del pan, como les ocurre al resto, la uniformidad y facilidad de corte dependerá en buena medida de la consistencia de la corteza.

Para repostería también es muy adecuado con sus cortes uniformes de rebanadas. Incluye una cuchilla adicional para congelados, aunque su potencia está en un término medio y dependerá en gran medida del tamaño y dureza de la pieza.

Fácil de usar por su diseño ergonómico y bastante ligero con su kilo de peso que colabora a esta óptima manejabilidad.

Sistema de seguridad de doble pulsado para que no pueda poner en marcha de manera involuntaria.

El más estético: Gastroback 41600

Una alternativa muy distinta por estética y concepto. Además de ser una herramienta muy útil puede ser un regalo con el que quedar estupendamente. Eso sí, el precio está sensiblemente por encima.

El motivo es que, además del cuchillo en sí, viene instalado con sus dos hojas en un bonito soporte de madera.

En cuanto a sus prestaciones estamos ante un cuchillo de potencia más bien baja (120W) que rinde bien en el corte de carne pescado, repostería o pan.

Siempre teniendo en cuenta su potencia. Intentar cortar piezas más contundentes puede conducir a la decepción o a la avería del dispositivo.

Hoja específica para pan: Steba EM 3

Muy minimalista de aspecto, con aire de cuchillo manual salvo por el mayor volumen del mango. Cómodo manejo y cambio de cuchillas mediante la presión de un botón.

Como aspecto diferencial incluye de serie una cuchilla específica para cortar el pan, una de las tareas más recurrentes en casa y que no siempre se hace a satisfacción debido a la composición del pan y a su corteza.

También trae como complemento un práctico tenedor para sujetar la carne y hacer el corte con mayor precisión.

Todo ello en una práctica baja en la que entran desmontados los componentes y que se puede guardar en cualquier rincón.

Estilo manual: Girmi CT1000

En la misma línea que el anterior, incluso más parecido a un cuchillo manual por su mango negro. Opción económica que incluye dos hojas para aumentar su versatilidad.

El pequeño tamaño del mango hace que se coja bien y con fuerza si es necesario aplicar presión en determinados alimentos.

Como objeción puntual, su vibración en la mano puede ser excesiva. Por su precio y potencia está orientado a productos de escasa dureza.

Última actualización el 2021-06-15 at 02:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados