Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores cuscuseras para degustar en casa los sabores tradicionales de Marruecos

cuscusera
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Quedar con la familia o los amigos en casa a comer supone, normalmente, un excelente plan no solo durante la comida en sí sino también por los preparativos previos.

En la actualidad, pocas especialidades culinarias se escapan a la especialización también en el recipiente o menaje necesario para que salga en las mejores condiciones posibles.

Es el caso de las cuscuseras que aquí nos ocupan. De las seleccionadas nos hemos decidido por una de la marca Baumalu por su capacidad, su buena difusión del calor y hasta por un diseño original que imita a las originales. Todo ello a un precio asequible.

Además, hay que tener en cuenta que con la llegada del Black Friday 2020 este y otros muchos productos estarán disponibles con grandes descuentos.

¿Qué es el cuscús?

Antes de definirlo de manera muy breve, señalar que admite varios nombres además del citado como cous-cous, alcuzcuz o kuskusús.

Es un plato tradicional de la cocina de África del norte, a base de sémola de trigo duro, y a veces de cebada o de trigo verde, este último en Túnez especialmente.

Es el plato nacional de tres países del Magreb: Marruecos, Argelia y Túnez.

¿Qué ingredientes lleva?

  • Sémola de trigo (cuscús)
  • Cordero, pollo o pescado
  • Mantequilla, sal y aceite
  • Especias diversas (canela, cilantro, comino, jengibre, azafrán…)
  • Ciruelas pasas o dátiles

Cómo se hace

Vaya por delante que depende mucho del origen geográfico. Así, en Marruecos lo hay de cordero, pollo, pescado o solo verduras y con un toque dulzón, pero en Túnez se usa más el picante.

En la ejecución del plato podemos distinguir dos fases principales:

  • Elaboramos en guiso en la parte inferior de la cuscusera con las verduras elegidas (zanahorias, cebolla, calabaza…) y aditamentos tales como los dátiles. Se le incorpora la carne y se echan las especias que se prefieran (como referencias citamos el azafrán, la canela, el jengibre o el cilantro. Se le añade agua y se deja cocinando.
  • En tanto se prepara la parte de abajo, en la de arriba se pone la sémola ya que se usará el vapor saliente del guiso para cocerla. Como tiempo estándar de referencia, más o menos en 20 minutos puede estar listo, aunque hay otras opciones que llevan más tiempo porque se recomienda sacarlo, enfriarlo y volverlo a colocar en la cuscusera.

¿Qué es una cuscusera?

Como es obvio, el recipiente específico para elaborar este plato tradicional del Magreb. Antiguamente se hacía de barro (siguen con fuerte presencia no solo en los lugares autóctonos sino en los restaurantes), pero las domésticas y actuales suelen ser de acero inoxidable que son las que aquí analizamos.

Está compuesto de dos piezas encajadas una sobre la otra:

  • Marga: Es el recipiente inferior. Una olla más alta en la que se elabora el citado guiso.
  • Mafaradda– La parte superior y sensiblemente más baja. Es donde se vierte la sémola para cocerla. Tiene perforaciones en su base para que penetre el vapor del guiso. También se puede llamar alcuzcucero.

Existen recipientes mixtos con la parte inferior metálica y la superior de barro. Los dos recipientes incorporan asas para ser manipulados sin peligro durante la elaboración.

¿Cómo se utiliza?

– Colocación: Es recomendable colocarla vacía en la fuente de calentamiento para que resulte menos pesada.

– Echar los ingredientes: Importante en este punto no rebasar la capacidad del recipiente para evitar luego derrames.

– Cerrar: Hacerlo bien y comprobar que así ha sido ya que es fundamental para que se cocine de manera adecuada el guiso.

– Con precaución: Es una opción culinaria que requiere grandes temperaturas para su elaboración con las consecuentes precauciones durante el proceso.

Qué ventajas tiene

-Resisten de manera óptima el calor como es obligado en este guiso

-Facilitan la preparación de distintos alimentos

-Suelen tener una buena capacidad

-Por su propia especialización son recipientes de gran consistencia y durabilidad

Qué tener en cuenta

– Tamaño: Muy relacionado, como todo elemento de menaje de cocina, con el sitio del que se disponga en ella, aunque estas cuscuseras muy pequeñas no suelen ser ya que están pensadas para varios comensales.

– Material: En este caso, como hemos ya adelantado, el acero inoxidable arrasa como material si bien dentro de la gama también hay calidades que también se notarán en el precio del producto.

– Tapa: Una pieza muy importante. Las que tienen tapas de cristal son más resistentes al vapor y, como es obvio, permiten visualizar la evolución del guiso.

– Limpieza: Como consejo muy importante en este aspecto, además de los propios del proceso de limpieza propia de las ollas, hay que dejar que los recipientes estén fríos antes de lavarlos

Ligera y de llamativo diseño: Baumalu

Como ya hemos adelantado, un modelo algo más caro que otros de su gama, pero que reúne unas cualidades que pueden justificar este desembolso.

Tiene una buena capacidad, la difusión del calor es óptima, lo que siempre es un factor muy a tener en cuenta en estos guisos, y además su diseño imitación marroquí le dota de un plus a favor.

El tamaño permite varios comensales (capacidad de 14 litros, según fabricante), pero su peso es bastante liviano, lo que se agradece una vez que esté llena y haya que manipularla.

De hecho, da la impresión de ser demasiado fina y frágil, pero, en general, cumple cuando se la pone sobre la fuente de calentamiento (incluida la inducción también según el fabricante).

Como es común en todos estos modelos, son versátiles y, además del cuscús, pueden ser una perfecta herramienta para verduras y cualquier plato que precise de vapor para llevarse a cabo.

Para el cuscús, la parte superior del recipiente puede asumir alrededor de 1,5 kg. de sémola. En el caso de no ser usada para este plato se reconvierte en una buena opción como olla amplia.

Ideal para el ámbito doméstico: Crealys 

En el segmento medio por precio, más cerca de las más económicas y populares que de los modelos de alto nivel como la siguiente.

Una cuscusera muy adecuada para comidas de entre 4 o 6 comensales y altamente versátil.

Por ejemplo, sirve a la perfección para cocer spaghetti en la parte inferior y escurrirlos en la superior. También para elaborar platos al vapor con pescado o verdura.

Sus cualidades domésticas son diversas. Entre ellas que funciona bien en vitrocerámicas y que es muy fácil de limpiar una vez se enfríe.

Su capacidad, según fabricante, está en los 16 litros. El material de fabricación, como es casi norma, es acero inoxidable incluidos los pomos.

Una de las ventajas que hemos señalado en la introducción es que cuenta con tapa de cristal y, por tanto, es más resistente al vapor y se puede chequear visualmente el estado de la cocción.

Otra dimensión: Cristel Médina CC26MEB

Otra dimensión en calidad y también en precio, su principal inconveniente de largo en este artículo de la firma francesa. Por lo demás, calidad contratada, resistencia a toda prueba, materiales de alto nivel y óptima distribución del calor.

De acero inoxidable con un fondo termo-difusor de triple grosor que garantiza un calentamiento potente y uniforme tanto para cuscús como para cualquier otra opción gastronómica que pueda asumir. Y son varias.

Versátil pues en ese ámbito y también, con plena confianza, para utilizarla con cualquier fuente de calor incluida la inducción.

Sin duda, un producto altamente recomendable si se tiene margen económico para ello ya que será una considerable inversión, pero duradera como pocas en el menaje de cocina.

Pequeña y económica: Kamberg – 0008070 

Una alternativa de limitada capacidad (apenas 6 litros) que, en el lado positivo, tiene un precio muy económico y un rendimiento aceptable.

Hace las funciones también de cuscusera y olla convencional y está fabricada también en acero inoxidable, aunque la calidad de este sea uno de los aspectos más objetables ya que a veces salen manchas.

Como aspecto positivo por su precio es totalmente compatible con las cocinas por inducción y si se usa en exclusiva para cuscús, algo que normalmente no se prepara con mucha frecuencia, puede resultar bastante útil.

Si se usa a diario, el recorrido será probablemente bastante menor.

Buena relación calidad-precio: Kitchen Artist

Precio asequible, tamaño considerable y un comportamiento correcto en la distribución del calor. Abierta, como el resto, a otras recetas más autóctonas al vapor.

Filtro de vapor y tapa de cristal. La base está fabricada en aluminio inoxidable con asas resistentes al calor.

Es adecuada para calentar en inducción y como ventaja añadida no hay problema si se mete en el lavavajillas.

Última actualización el 2020-11-26 at 11:11 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados