Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores decantadores para saborear un buen vino

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

El vino es todo un mundo en sí mismo. La diversidad de uvas, sabores, fermentación, años en botella o precios es enorme.

Para quienes gustan de paladear y disfrutar de este casi rito en el que se ha convertido su consumo, sobre todo en ocasiones muy especiales, el decantador es un utensilio prácticamente obligado.

De entre los aquí seleccionados, hemos elegido como líder un modelo de la marca Nutriups por la originalidad de su diseño, que llamará la atención en comidas o cenas, y un precio bastante razonable.

Qué es

Es un recipiente de vidrio en el que se vierte el vino (no únicamente) para ser sometido al proceso de decantación.

En general, se entiende como decantación el método físico utilizado para la separación de mezclas heterogéneas. Es el usado para separar dos líquidos de diferente densidad.

En el caso del vino, la decantación significa mover el líquido de un recipiente a otro (el decantador) para remover los sedimentos e imperfecciones. Aunque estos formen parte del vino no es agradable encontrarlos por su gusto amargo.

Como decíamos también se puede usar para otros tipos de bebidas alcohólicas como el coñac, el whisky o el bourbon.

Principales funciones

Podemos señalar dos funciones principales del decantador:

  • Aireado: El cometido de este proceso es destacar su sabor. Esto es posible ya que, al entrar en contacto con el aire, las partículas aromáticas realzan sus propiedades.
  • Sedimentación: Cuantos más años reposa en la botella, más acumula el vino partículas y sedimentos. Al echar en vino en el decantador, estos restos quedarán en su fondo y evitarán entremezclarse con la bebida.

Qué ventajas tiene

Esas dos funciones señaladas en el apartado anterior son sinónimo de ventajas que, por concretar más, se traducen en que los vinos económicos, a través del decantador, reducen la amargura del sabor y acentúan la parte floral y frutal.

En el caso de los vinos más añejos y costosos su eficacia radica principalmente en la eliminación de sedimentos que son muy abundantes en estos casos. Quedarán en el fondo y se evitará así que se beban.

Grado de oxigenación

Por el grado de oxigenación distinguimos dos clases.

  • Máxima: También se conocen como aireadores. Son los de boca más ancha. Esta característica y la estructura de sus paredes permite que el vino rompa al ser vertido y se oxigene. Son los más extendidos. De esta manera, al hacerse de golpe, se evitan aromas propios de un vino que ha pasado muchos años en botella como puede ser el de cueva o habitación cerrada.
  • Mínima: Se corresponde con los decantadores de boca estrecha y con inclinación menos pronunciada de sus paredes. El vino se desliza poco a poco por las paredes para evitar de este modo oxidaciones indebidas.

El proceso de oxidación se produce cuando el oxígeno se disuelve en el vino. Este hecho activa reacciones con las otras sustancias que contiene el vino como puede ser hierro o cobre.

Son muy adecuados para dejar los sedimentos en el fondo y se usan más para vinos muy añejos y, normalmente, también muy caros.

Modo de uso

La recomendación es que el proceso de decantación se inicie un día antes con la colocación en vertical de la botella esas 24 horas.

Después de descorchar la botella, acercar su cuello a la pared del decantador e ir dejando que el vino se vierta poco a poco, pero de manera constante. Este procedimiento se habrá de llevar a cabo con el recipiente algo inclinado.

Cuánto tiempo

En un decantador destapado, el vino se puede apreciar entre 12 y 18 horas de manera aproximada. A partir de ese margen los vinos más convencionales perderán sabor y los más añejos su aroma y cualidades.

En todo caso, el uso de un decantador suele, habitualmente, reservarse para ocasiones en las que no se suele llegar a este extremo de que sobre vino.

Qué tener en cuenta

Tamaño: Como es lógico, el tamaño más popular es el que da para una botella de vino convencional y es el más recomendable. No obstante, también los hay más pequeños, para copa en vez de botella, y, en el lado opuesto, tamaño magnum para las botellas del mismo nombre.

Forma: En este aspecto, lo primero a plantearse es que un decantador está ideado para esparcir el vino y hacer que la mayor cantidad posible entre en contacto con el aire. Dentro de este concepto general hay que fijarse, por ejemplo, en que la boca responda bien a la hora de servir para que el vino no se derrame por donde no debe. Mencionados estos requisitos fundamentales, las formas son tan variadas como para ser, como luego veremos más en detalle, un recipiente al que dedican su atención muchos diseñadores.

Resistencia: Es más que posible que un vidrio de mayor grosor reste elegancia al decantador, pero, si se va a usar de manera asidua no está de más plantearse este requisito como muy importante.

Versatilidad: Cualquier decantador mejorará las cualidades de un vino. Dentro de este principio general, es cierto que hay decantadores que se ajustan mejor a determinados caldos. Como ejemplo, nos remitimos a los grados de oxigenación que reportan y a su idoneidad según de qué vino se trate.

Limpieza: La facilidad para limpiar el recipiente no es, ni mucho menos, un aspecto menor. Las formas que tienen los decantadores complican a menudo esta tarea. La solución más eficaz es que se puedan meter en el lavavajillas.

Extras: El más común sería que incluyera una tapa de corcho para que el vino se pueda conservar algo más de tiempo con todas sus propiedades.

Objeto de diseño

Como ya se apuntaba, las posibilidades de este recipiente de cristal son tan variadas que es un objeto de diseño de primer orden hasta el punto de que hay especialistas en jugar con sus formas. Mencionamos a los principales:

Etienne Meneau: Arquitecto francés que se inspira en venas entrelazadas para sus creaciones de decantadores

Matilda Sundén Ringnér: Decantadores minimalistas que se centran que una botella de bordes lisos, con ocho perforaciones en uno de sus extremos. El vino se airea con su caída en cascada.

Jason Ruff: Diseña decantadores con fondos en forma de pétalos de una flor. Es tal la pujanza de este objeto en este mundo que hasta el MOMA de Nueva York cuenta con uno en su colección con seis ranuras en su tapón de plata.

Diseño y funcionalidad: Nutriups

Pocos modelos combinarán de manera tan eficaz el diseño y la funcionalidad como este de Nutriups. Está ideado para que el contenido de una botella convencional de tres cuartos repose en la base ancha del decantador.

Su diseño en forma de lira, además de dotarle de una estética notable permite que se pueda coger de manera muy cómoda, una cualidad muy a tener en cuenta a la hora de servir el vino.

El hecho de contar con dos bocas de diferente diámetro procura una mayor agilización del proceso de aireado del caldo.

El reposo del vino en la base ancha permite que el líquido esté interactuando con el aire, lo que facilita la salida de los aromas florales y frutales propios del vino que contenga.

Para colaborar en solventar el único inconveniente que se le puede sacar al diseño, su complicada limpieza, trae de serie un cepillo para poder hacerlo bien ya que su forma no se presta a un lavado estándar.

Está fabricado en cristal sin plomo y soplado a mano. Un recipiente que, por su calidad de material y diseño puede incluso formar parte de la decoración y todo ello por un precio bastante asequible.

Eficaz y convencional: Boqo

Mucho más clásico de diseño. De hecho, responde a la forma más extendida de decantador convencional.

Base bastante amplia para facilitar la aireación y una boquilla que, con las cautelas siempre necesarias, se presta bien a verter el vino dentro de la copa y no fuera, uno de los principales riesgos.

Pese a que el fabricante asegure que está diseñada a prueba de derrames, no hay sistema más eficaz para ello que servir con cuidado.

Es un decantador muy adecuado para uso frecuente ya que su cristal resulta bastante resistente. Se trata pues de un recipiente sólido que no da reparo coger como ocurre con otros de cristal más fino y mayor elegancia.

Antes de ser usado por primera vez se aconseja lavar el recipiente con vinagre o jugo de limón. Para después basta con detergentes suaves.

Con útiles accesorios: Plaisir de la Cave

Un decantador que suma a sus prestaciones útiles accesorios como el tapón-bola de corcho para alargar el tiempo del vino en sus mejores condiciones y unas bolas de acero limpiadoras para el recipiente.

Basta poner un dedo de agua en el fondo del recipiente, añadir, si se quiere, una gota de jabón o un poco de vinagre, cerrar con el tapón y agitar para que, a través de la fricción, las bolitas vayan limpiando las paredes en pocos segundos.

Por lo demás, un diseño convencional fabricado en cristal sólido, que facilita su uso, y una boquilla estándar que evitará los goteos en función de la maña de quien sirva las copas.

La base es bastante ancha y le da una buena estabilidad al decantador al tiempo que aumenta su capacidad para que reposen todos los sedimentos del vino.

Con soporte: WMF Jette

Rebajas

Un modelo que incorpora como plus un soporte que le deja inclinado y le dota de mayor elegancia sobre la mesa a un precio, eso sí, algo más elevado.

Por capacidad vale para una botella convencional pese a que resulta más compacto que la mayoría.

Dejar claro que mejor no perder el soporte ya que sin él no se mantendría sobre la mesa. El precio que hay que pagar por la vistosidad es su limpieza.

No es fácil de limpiar. Resulta conveniente buscarse un cepillo que de pueda adaptar a su interior. Pequeñas desventajas a tener en cuenta.

Lo más básico: Rii

Una versión tan básica como barata. Más que decantador se puede considerar un aireador. Diseñado en forma de tulipán con base de silicona es adaptable a todas las botellas.

Incorpora una pequeña cámara de aire para realizar sus limitadas funciones. Como decimos, no llega a decantador como tal, pero tampoco por su precio se puede esperar mucho más.

Como es obvio, a la ventaja del precio suma la de su tamaño y su fácil limpieza.

Última actualización el 2020-12-15 at 00:52 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados