Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Encendedores de acampada para no quedarse nunca sin fuego

Los mejores encendedores de acampada
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos: 4,33 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La importancia del fuego para la supervivencia da idea de la que tienen los encendedores en una acampada o en un kit de supervivencia.

Que dure, sea eficaz y se pueda usar hasta en las condiciones más extremas definen la idoneidad de este tipo de dispositivos.

Tener un fuego es un modo de garantizar, entre otras cosas, mayor seguridad y comodidad cuando se sale a disfrutar de la naturaleza.

Siempre, como es obvio, con todas las cautelas necesarias para evitar riesgos.

Qué ventajas tienen los encendedores de acampada

Destacamos las siguientes:

  • Gran utilidad
  • Fácil manejo
  • Sencilla recarga
  • Económico precio

Eléctrico con buena impermeabilidad: Qimaoo

Situamos como líder un mechero eléctrico que suma varios factores para ser de lo más idóneo para acampadas y derivados.

Por ejemplo, su pequeño tamaño que permite colgarlo o manejarlo con una sola mano y un extra tan útil en el campo como es una pequeña linterna.

La duración de la batería es buena con una carga aproximada de dos horas a través de puerto USB.

En este aspecto, no hay que olvidar que estos mecheros no se usan de manera muy frecuente.

Por tanto, pese a que se tenga que recargar, la autonomía no tiene por qué ser un problema de primer orden.

De hecho, los cálculos en este modelo se van hasta la semana de duración.

Otra de las bazas que le ahorman mucho a la acampada es que es bastante impermeable gracias a sus sellados.

Incorpora un mecanismo de seguridad que salta a los siete segundos del encendido para apagarlo de manera automática.

No es de los más baratos, aunque sí que muy asequible y altamente práctico si la frecuencia de este tipo de salidas al campo o la montaña es elevada.

Atractivo pedernal con extras: Abauoat

Una versión primitiva pasada por el túnel del tiempo en cuanto a diseño ya que resulta hasta bonito en estética con ese aire vintage.

Se trata de un pedernal de supervivencia que da para miles de encendidos y que está especialmente pensado para quienes son ya de perderse en la naturaleza.

No hay que obviar que hacer fuego con el pedernal requiere o mucha habilidad o menos y mucha paciencia.

No es como un encendedor que obtienes llama a la primera.

Sin embargo, por un precio muy económico, pericia, hojas y ramas secas puedes hacer una útil fogata en situaciones adversas.

Uno de los trucos de encendido es dar golpes fuertes y contundentes hasta que salte la chispa al preparado vegetal.

Viene con un silbato para casos de emergencia y un utensilio con abridor y regla de escala para mapas.

Puede ser también una excelente opción de regalo.

Alta versatilidad: Shuning

Una alternativa de encendedor muy versátil y resistente gracias a su fabricación en acero inoxidable y sólido plástico. También muy barato.

Se trata también de un modelo eléctrico, ya hemos dicho que es, de lejos, el más extendido que puede con hasta 300 encendidos por carga.

Pero, sin duda, su baza principal sobre otros adversarios es su largo cuello que facilita mucho orientar la llama a sitios inaccesibles para otros modelos.

Cuenta con un eficaz sistema de seguridad, siempre muy práctico si hay niños alrededor, para evitar encenderlo sin querer.

Buena resistencia al viento y cómodo de usar y llevar ya que se puede hasta colgar del cuello por el orificio de la parte inferior.

Versión llavero: Gotrgeoous

Tan bonito y manejable que se puede usar sin ningún problema de llavero.

Se trata de una adaptación del sistema de pedernal, pero en versión premium y uso de queroseno como material inflamable.

Pese a su pequeño tamaño puede dar de sí hasta unos 10.000 impactos y, además, los puede generar en condiciones de frío y humedad sin problemas.

Tanto como para funcionar después de sumergirse en el agua.

En síntesis, sin minusvalorar sus funciones en entornos campestres para hacer una fogata, por su diseño y configuración pega más como regalo.

Práctico y barato: Felenny

Cerramos con un encendedor muy barato, muy pequeño, muy fácil de llevar y, en suma, muy práctico para acampadas sin reparar en otras cuestiones más vinculadas a su aspecto exterior.

Viene con una carcasa de metal y cuenta con una óptima impermeabilidad, muy de agradecer en estas salidas tan dependientes del clima.

El modo de funcionamiento se limita a echar combustible en el cuerpo y rascar la varilla a modo de cerilla por el lateral habilitado para ello.

Diversas utilidades de los encendedores de acampada

Gracias al encendedor y al posterior fuego se puede, por ejemplo:

  • Calentarse en días fríos
  • Cocinar
  • Iluminar zonas oscuras
  • Servir de elemento disuasorio a depredadores

Qué tipos de encendedores de acampada hay

En el mercado hay muy distintas opciones según su fuente de energía y funcionamiento:

Eléctricos

Los más actuales en el ámbito del campismo. No necesitan combustible ya que basta cargarlos a través, normalmente, de un puerto USB.

Ni siquiera la necesidad de recarga ya es un problema al aire libre debido a que se pueden cargar incluso por medio de energía solar.

Muy buenos para obtener fuego en situaciones climatológicas adversas tales como lluvia o fuertes vientos. Normalmente incorporan un doble encendido en forma de arco.

De gasolina

Se pueden encontrar con llama regulable y alta eficiencia ante los vientos fuertes. Su papel ya es muy residual ante la expansión de los eléctricos. En este grupo estaría el mítico Zippo.

De gas

Si están cargados a tope tienen una elevada autonomía de uso.

Los más avanzados llevan de serie encendido piezoeléctrico de inyección de gas que permiten logar la llama en las peores condiciones climáticas o en grandes alturas.

De pistón

Pequeños dispositivos que son muy seguros a la hora de lograr llama.

Usa un sistema de encendido mediante compresión de aire similar al de una bomba para hinchar las ruedas de una bicicleta.

De pedernal

El más primario y antiguo. Genera una chispa al rascar una barra de magnesio contra el metal.

De mecha

El clásico chisquero que les será muy familiar a los más mayores. Ya prácticamente sin uso.

Encendía una gran mecha y pueden ser útiles en situaciones extremas, pero no si hay humedad o lluvia.

Láser

No son exactamente de láser, pero con esta denominación se han puesto de moda.

Para acampada hay mejores opciones.

Los encendedores de acampada son muy útiles en situaciones de emergencia
Los encendedores de acampada son muy útiles en situaciones de emergencia

Encendedores de acampada: De qué material

Señalamos tres de los principales:

  • Acero inoxidable
  • Aluminio
  • Plástico reforzado

Qué tener en cuenta en los encendedores de acampada

Tipo

Con los pros y contras ya señalados, la elección puede resultar más sencilla.

Sin duda, los eléctricos recargables son mayoría, pero también depende mucho de dónde se va a estar.

Nada que ver un camping con una acampada libre o una expedición de alta montaña.

Durabilidad

Muy vinculada a la calidad de los materiales del encendedor.

Hay que sopesar que estos tipos de encendedores van a vivir en un entorno proclive a las caídas o las humedades.

Por tanto, la resistencia es básica.

Tamaño

Compacto y ligero siempre será una buena opción.

Por ejemplo, es un buen consejo que se pueda llevar colgado ya sea del cuello o de la muñeca para tenerlo siempre disponible sin ocupar espacio.

Resistencia al viento

Fundamental en los escenarios en los que se va a utilizar.

Ya hemos desarrollado en los tipos de encendedores esta cualidad.

Uso sencillo

Una de las características que más hay que tener en cuenta.

Si se puede encender con una sola mano todavía mejor.

Última actualización el 2021-09-24 at 06:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados