Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Escaleras para acceder con comodidad y seguridad a la piscina

Las mejores escaleras de piscina
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La seguridad es un factor fundamental a tener en cuenta en la piscina, tanto por los riesgos del agua como por posibles resbalones o caídas en el recinto. Las escaleras de acceso son componente esencial de estas instalaciones.

Qué ventajas tienen las escaleras para piscina

  1. Variedad de modelos y tamaños para adaptarlas a cualquier modelo.
  2. Facilidad de montaje.
  3. Estabilidad a la hora de entrar y salir del vaso.
  4. Aumenta la comodidad de uso.

Escaleras de piscina: Qué tipos hay

Básicamente distinguimos dos:

  • De obra: Está ideada para ir integrada en el hormigón del borde de la piscina. Solo tiene escalones por un lado y suele ser de acero inoxidable. Dentro de esta opción hay distintas variedades como la romana con escalones en forma de arco que se introducen en el agua.
  • Elevadas: Para piscinas hinchables o desmontables. Se caracterizan por su simetría y tener una base de apoyo. Cuentan con escalones por ambos lados ya que hay que subirlas y bajarlas para entrar y salir de la piscina.
La seguridad de las escaleras es un factor fundamental a tener en cuenta en la piscina.
La seguridad de las escaleras es un factor fundamental a tener en cuenta en la piscina.

Para desmontables familiares: Bestway

Un modelo muy adecuado para piscinas hinchables o desmontables de gran capacidad que resultan mucho más asequibles que las de obra y permiten darse un buen chapuzón en grupo.

En este caso, se trata de la versión de 122 cm de las cuatro distintas en las que se distribuye. Una altura dividida en cuatro peldaños.

La buena seguridad de los materiales se refuerza con la posibilidad de extraer los cuatro peldaños exteriores para que los niños no la usen si están solos.

Estructura metálica con tratamiento anticorrosión (no estaría de más alguna capa más) y peldaños de plástico resistente.

Como medida complementaria para evitar la posible oxidación es un buen consejo sacarla del agua cuando no se vaya a utilizar.

Otro de los aspectos positivos es que la longitud de los agarraderos es holgada, lo que permite darse la vuelta con facilidad para entrar en el agua.

Como objeción puntual, el montaje no resulta demasiado sencillo o sea que hay que recurrir a la paciencia y habilidad en las dosis propias de cada cual.

Altura regulable: Intex 28075

Una escalera también orientada a piscinas sobre superficie, aunque más pequeñas.

Una de las bazas principales es la regulación de altura que permite variar desde los 91 a los 107 cm.

Fabricada en acero en su estructura (casi el 60% de ese material) le permite una buena estabilidad a la hora de subir y bajar los tres peldaños de los que consta (también son extraíbles).

La resistencia de los peldaños es buena incluso para pesos por encima de los cien kilos.

Como en el modelo anterior, pese a las soluciones antioxidantes, es mejor sacarla de la piscina si no se va a usar.

Es muy fácil hacerlo ya que es muy portable y preserva de la corrosión de manera eficaz.

Otra opción es dar alguna imprimación extra a los tubos. Tampoco la facilidad de montaje es su fuerte.

Clásica y resistente: ECD Germany

Una alternativa para piscina fija de diseño clásico, material muy robusto, grandes agarradores y, como inconveniente, un precio más elevado.

Como es lógico, su instalación requiere de una pequeña obra que, como aspecto positivo, fija de manera totalmente estable la escalera al suelo.

Los cuatro peldaños incorporan unos fiables componentes antideslizantes.

Está fabricada en acero inoxidable de alta calidad muy resistente al óxido y al cloro y resulta además muy fácil de limpiar.

La parte de la escalera sumergida en el agua está anclada a la pared e incorpora unas almohadillas protectoras en cada una de las barras de acero.

Para piscina pequeña: Gre AR109

Una opción destinada a piscinas pequeñas con apenas dos escalones y básica en su diseño. Buen material de construcción en acero galvanizado.

Al ser una escalera tan ligera y fácil de mover (apenas sobrepasa los cuatro kilos) es recomendable y no cuesta nada sumergirla solo cuando se necesite para entrar y dejarla fuera cuando acabe el baño para prevenir la corrosión.

Tiene un precio asequible, tampoco se puede tildar de barato para la sencillez del modelo, y resultará útil para piscinas hinchables o desmontables que no lleguen al metro de profundidad.

Para movilidad reducida: Dahlia

Una opción totalmente distinta en configuración que llama la atención por su muy elevado precio.

Sin embargo, hay que destacar que, a cambio, resulta una escalera tan adaptada y cómoda que es ideal para que personas con movilidad reducida puedan disfrutar de la piscina.

Alta calidad de su acero, peldaños antideslizantes y un diseño en forma oblicua que facilita enormemente la entrada en el vaso con un peldaño superior más ancho que casi se convierte en plataforma.

De qué material se fabrican las escaleras para piscina

Señalamos algunos de los principales:

  • Acero: Un material de los más extendidos es el inoxidable por su solidez y resistencia al agua. Incorporan complementos para facilitar el acceso como pasamanos y piezas antideslizantes para potenciar la seguridad. También hay modelos en acero galvanizado y lacado que son más económicas.
  • Fibra: Una alternativa que garantizará mayor durabilidad si se instala cuando se vaya a usar y luego se desmonta ya que su resistencia al agua es menor. En todo caso, para determinados modelos resultará muy útil ya que se pone y quita con gran facilidad.
  • Plástico: Suelen ser las de menor tamaño y, normalmente, están fabricadas en plástico sus peldaños y en otro material más consistente, acero por ejemplo, los agarradores para salir. También hay modelos de mayores dimensiones. El polietileno es uno de los derivados que más se usan para este tipo de escaleras.
  • Poliéster: Bastante resistentes al agua y muy adaptables ya que se pueden hacer incluso a la medida.

Escaleras de piscina: ¿Con o sin plataforma superior?

Esta pieza, una superficie similar a la de un taburete, ejerce de puente entre los escalones del exterior y los del interior.

Si va a ser usada por niños y personas mayores resulta de gran utilidad ya que supone un soporte adicional y refuerza la seguridad.

Entre los inconvenientes, la escalera resultará más pesada, más incómoda de mover y el montaje será algo más complicado.

La escalera de acceso es un componente esencial de la piscina.
La escalera de acceso es un componente esencial de la piscina.

Qué tener en cuenta en las escaleras para piscina

Tamaño

Medir bien la altura de la piscina es fundamental para elegir la escalera que mejor se adapte.

Cuanto más se acerque a la medida exacta más útil resultará ya que, de no ser así, la estabilidad será menor.

Peldaños

Dos características fundamentales en este apartado: resistencia y seguridad.

En el primer caso hay que cerciorarse del peso máximo que aguantan y en el segundo de que lleven componentes antideslizantes.

Plataforma

Ya hemos dedicado un epígrafe específico. En el caso de que se use por mayores y/o niños, la plataforma resulta más cómoda y potencia la seguridad.

Por supuesto, su superficie ha de ser antideslizante. En el caso de los niños también puede servir como pequeño trampolín.

Material

Ya hemos destacado los principales. Con carácter general han de ser resistentes a la corrosión y sólidos para poder agarrarse con firmeza y garantizar la estabilidad.

Seguridad

Es un factor primordial que hemos desgranado en distintos apartados: resistencia, material antideslizante o plataforma superior.

En el caso de niños hay incluso opciones para desmontar de manera sencilla los peldaños para que no suban si no hay vigilancia de adultos.

Última actualización el 2021-09-24 at 06:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados