Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Estás pensando en comprar un escurreplatos? Debes leer este artículo

¿Estás pensando en comprar un escurreplatos? Debes leer este artículo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El número de accesorios para la cocina tiende casi a infinito. Entre ellos destaca el escurreplatos, un clásico en el entorno del fregadero y profundamente necesario para tener la cocina en buen estado. Por eso en Compra Mejor hemos seleccionado los mejores escurreplatos para complementar el fregadero de la cocina.

Como apunte histórico, la invención de este utensilio se atribuye al finlandés Maiju Gebhard que lo ideó a principios de la década de los 40.

Dicho esto, de entre los seleccionados, situamos en cabeza uno híbrido de acero y plástico resistente de Kingrack por la buena disposición de los soportes, su bandeja extraíble con drenaje directo del agua al fregadero y un precio asequible para la utilidad que ofrece.

Qué es un escurreplatos

Se trata de un dispositivo, a menudo en forma de estante, diseñado para escurrir platos, vasos, cubiertos y demás utensilios vinculados a las comidas que se hacen en casa una vez se han lavado.

La gran mayoría cuenta con ranuras para sujetar de pie los platos o espacios donde colocar boca abajo vasos o cuencos con el fin de facilitar su secado.

Suelen incorporar también una bandeja en la parte inferior para que el agua no acaba por dilatar la encimera si es de madera o aglomerado.

Qué ventajas tienen los escurreplatos

En este apartado destacamos su comodidad a la hora de fregar los cacharros y también que suponen un elemento de organización de primer orden.

Asimismo destacamos que existe un gran variedad de tamaños y diseños que permiten, incluso, que luzca estéticamente en la cocina. Su precio habitualmente además es muy económico.

Con estos materiales se fabrican los mejores escurreplatos

Habitualmente los mejores escurreplatos se fabrican con los siguientes materiales:

Acero inoxidable

Consistentes y muy recomendables por esa cualidad y por ser resistentes al agua. Algunos vienen revestidos de plástico para protegerlos más y facilitar su limpieza.

Madera

La madera es uno de los materiales más usados en los mejores escurreplatos, aunque, principalmente, en la actualidad se usa bambú. Estos de hecho eran los más usados en tiempos pasados, y todavía suponen una atractiva alternativa, porque lucen mucho estéticamente.

Plástico

El plástico o la resina son materiales de uso común en los escurreplatos. En general resultan más endebles que los anteriores, aunque ello dependerá del tipo de plástico, y es que los hay altamente resistentes.

No obstante, también dependerá de las necesidades, y de la ocupación que va a tener. Su estructura también será una cuestión a tener en cuenta, ya que los hay rectangulares con soportes laterales que resultan muy sólidos y que además se limpian de manera muy sencilla.

Híbrido y bien organizado: Kingrack

Hemos situado a la cabeza un completo escurridor híbrido en su fabricación con soportes en acero y bases y complementos de plástico resistente. Una de sus características más llamativas es el sistema de la bandeja de secado. Su carácter extraíble procura que, una vez sacada de su parte inferior, pueda ser usada como espacio adicional para vasos o tazas.

Además, lleva habilitada en el centro una ranura para que el agua caiga de manera directa al fregadero. Es de Óptima calidad y muy práctico para fregaderos que cuenten con espacio para tenerlo a mano como perfecto complemento. Por concretar, su tamaño supera los 40 cm en su ancho.

Como aspectos específicos cabe destacar que la parte metálica se destina a los soportes para platos, que se mantendrán así en posición vertical, y uno más alto para colgar copas de vino. Por otro lado, los recipientes para la cubertería se habilitan en el lateral y están fabricados en plástico uno de ellos y el otro también, pero con interior de madera de bambú con ranuras para dejar fijos los cuchillos.

En resumen, esta es una excelente opción para una cocina que disponga de espacio, con materiales fiables, buena disposición para colocar la vajilla y precio ajustado.

En forma de bandeja metálica: Macallen

Pasamos a una opción totalmente metálica, a excepción de su bandeja inferior extraíble, que está fabricada en plástico y que hace de soporte para que los platos queden en vertical y baje mejor el agua.

También está en tamaño en la gama media-alta, lo que le permite una óptima capacidad. Para hacerse una idea, puede alojar hasta una decena de platos grandes convencionales (no con fondo sobresaliente) y unas tres tazas o vasos.

En cuanto al espacio específico para la cubertería, se concreta en dos pequeños cubos que se pueden colgar de manera sencilla en el perímetro metálico del escurreplatos (tienen agujeros por si se opta por colocar este complemento en la pared).

Su estructura de metal, por otra parte, está pintada en negro y a su utilidad suma una estética apreciable que se adaptará a cualquier entorno decorativo de la cocina.

En cuanto a la limpieza, no reviste especial complicación, aunque hay que advertir que se ha de hacer de manera manual ya que en el lavavajillas se puede acortar la durabilidad de la rejilla.

De plástico y económico: Tatay

Esta es una alternativa más básica en plástico, que tiene como ventaja su precio y su ligereza, lo que le permite cambiarlo de sitio sin problema por peso y estructura. Sin alardes de diseño tiene, sin embargo, una óptima capacidad para platos con hasta doce separadores.

Está orientado principalmente a estas piezas (no tiene sitio para vasos y tazas), aunque también incorpora tres pequeños huecos para meter cubiertos. Por supuesto y asimismo, también cuenta con bandeja inferior de drenaje para recoger el agua.

En cuanto a los materiales, está fabricado totalmente en plástico polipropileno, uno de los más versátiles que existen. Una de sus ventajas añadidas es que resulta muy fácil de lavar, incluso dentro del lavavajillas.

Poder estético: Relaxdays

Damos un volantazo para pasar a un modelo sensiblemente más caro sobre la media. Hablamos de un modelo de bambú, útil y bonito con una excelente capacidad para colocar platos en la rejilla superior y vasos y tazas en la inferior que es plegable. Esta alta capacidad implica una medida por encima de la media (46 cm).

En cuanto al espacio para la cubertería, se aloja en un lateral dividido en dos compartimentos con un diseño muy cuidado. Se puede quitar y poner y, como es propio de este material, que resulta bastante resistente al agua, el mantenimiento es más delicado, s conveniente limpiarlo de manera periódica con un trapo húmedo.

Opción enrollable: Rainsworth

Una opción de lo más práctica si se cuenta con fregaderos de dos senos. Un tipo totalmente distinto que se caracteriza por ser enrollable y, por tanto, no ocupar espacio en la encimera.

Basta con desenrollar sus varillas de acero insertadas en los soportes de goma encima de uno de los huecos e ir dejando sobre la superficie los cacharros. Otra de las utilidades que se le puede sacar es como secadero de frutas y verduras. No resulta especialmente económico para su diseño, pero sí muy práctico si se quiere liberar espacio.

Estos son los diferentes tipos de escurreplatos

En cuestión de escurreplatos de encimera hay muchos tipos. Los hay plegables, y también fijos. Tanto en uno como en otro caso  pueden ser de cualquiera de los materiales señalados con anterioridad.

No obstante existen asimismo otras alternativas, como los de armario (los armarios escurreplatos son muy habituales. Normalmente ya viene uno con la instalación de la cocina).

Por otro lado están los de pared: van aclados y su principal cualidad es el sitio que liberan en la encimera.

También destacan los de alfombrilla, una opción más básica que utiliza normalmente silicona o microfibras.

Aunque también existen los enrrollables, siendo esta una alternativa muy práctica si se tiene poco espacio. Esta especie de alfombrilla varía en materiales, ya que en este caso los hay con varillas de acero inoxidable insertadas en remates de goma. Se despliegan y se ponen sobre uno de los senos del fregadero a modo de rejilla para que el agua caiga abajo.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir un escurreplatos para tú cocina

Antes de comprar un escurreplatos es importante considerar el material, el diseño, la dificultad de montaje y la limpieza.

El acero inoxidable es la mejor elección en cuestión de materiales, y si se busca un toque estético, la madera y el plástico ofrecen más posibilidades. En cuanto al diseño, que sea o no plegable dependerá mucho del espacio con el que se cuente al lado del fregadero.

En relación al montaje, destacan los de encimera, por su facilidad de montaje. Más complicado, sin embargo sería uno de pared.

En el caso de los de armario, como ya hemos señalado, suelen ya venir incorporados. Si no es así, su instalación sí que resultará más compleja.

Por último y en lo relativo a la limpieza, ganan los de plástico o resina por ser los más sencillos de higienizar. Basta con frotar una esponja con detergente por el escurreplatos para eliminar la suciedad y los posibles restos.

En el caso de optar por la resistencia de uno metálico y se va oxidando con el tiempo, una buena solución es pasar una lija de baja densidad por la estructura.

Última actualización el 2022-10-01 at 01:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados