Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores esterilizadores para eliminar las bacterias dañinas de los biberones

Los mejores esterilizadores para eliminar las bacterias dañinas de los biberones
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La delicada alimentación de los bebés requiere de todo tipo de cautelas para evitar riesgos al pequeño. Así lo entiende el mercado que cuenta con numerosos accesorios orientados precisamente a este objetivo. Uno de ellos, el esterilizador de biberones, centra esta comparativa.

De entre los elegidos nos hemos decantado por situar como líder uno eléctrico de la reconocida marca Philips por su gran capacidad, hasta seis unidades, rapidez en el proceso y garantía de higiene.

Rebajas

Hazte miembro de Amazon Prime GRATIS »

Por 49,90 euros al año (o 4,99 euros al mes) y 30 días de prueba sin compromiso.

Hazte Prime ahora (es GRATIS)

Además, suma otra cualidad muy a valorar como es que no solo esteriliza con eficacia, sino que también seca a conciencia los recipientes. No es barato, pero si se tiene margen merecerá la pena.

Qué son los esterilizadores para biberones y para qué sirven

Es un dispositivo que utiliza el vapor para eliminar las bacterias de los biberones y de las tetinas que puedan resultar perjudiciales para los bebés.

Cómo funcionan los esterilizadores para biberones

A través de vapor que usa para la supresión de los gérmenes. El dispositivo calienta el agua del biberón a través de la placa colocada en la parte inferior (en el caso de los eléctricos).

A través del calor se genera ese vapor que fulmina a los elementos indeseados de su interior. Prácticamente, su eficacia es total y apenas lo logra en unos minutos.

Ventajas e inconvenientes de los esterilizadores para biberones

Destacamos las siguientes entre las primeras:

  • Garantía de seguridad para el bebé
  • Fácil de usar
  • Rapidez en sus funciones
  • Portabilidad
  • Requiere poca energía
  • Amplio catálogo
  • Los más básicos son económicos

Sobre los segundos:

  • Es necesario esperar a que el agua de los biberones se enfríe antes de darle de comer al bebé
  • Es un dispositivo de vigencia limitada ya que su uso se reducirá a unos seis meses (como es obvio dependerá de las circunstancias familiares)

Antes de usar

Un consejo de obligado cumplimiento es que, antes de usar este dispositivo, hay que lavar los biberones y las tetinas con agua y jabón.

El uso de un cepillo facilitará la limpieza exhaustiva para llegar a cualquier rincón. Una vez rematado este proceso hay que enjuagar muy bien todas las piezas.

Los mejores esterilizadores para biberones

Esteriliza y seca: Philips Avent

Rebajas

Como ya hemos advertido en la introducción, el modelo líder no está en la gama de los económicos ni siquiera dentro de los eléctricos que son más caros que los de microondas.

Esta es su principal desventaja, pero si el uso, por razones familiares, va a ser intensivo, el desembolso merecerá la pena por las características que reúne.

Para empezar su notable capacidad con hasta seis unidades. A su eficacia en la esterilización añade otra prestación muy a tener en cuenta que argumenta también el factor económico.

Así, además de la laminación de bacterias y gérmenes, procura un óptimo secado a los recipientes a través de un sistema de chorro filtrado.

Es por esta suma de funciones que el tiempo del procedimiento aproximado (40 minutos) pueda parecer, a priori, elevado, pero obedece a la multifunción. Cuando acaba están perfectamente preparados para su uso.

Así, el proceso de esterilización en sí dura unos diez minutos y se programa en la rueda situada en su frontal. Las otras dos opciones son el secado (media hora) y el proceso completo con el tiempo sumado ya citado.

Otra pequeña objeción es que, por su capacidad, puede resultar algo aparatoso en función del sitio que se tenga para almacenaje.

Opción modular: Chicco

Pasamos a una opción mucho más económica de una marca también muy conocida en el sector de productos para bebés.

Sin duda, una elección más que interesante ya que está configurada de manera modular en tres ‘pisos’ para atender a distintas necesidades.

Así, con las tres piezas montadas, modo completo, su capacidad llega a los seis biberones. En su modo compacto, entrarían dos unidades, se deja solo la base con una placa térmica de cerámica donde se vierte el agua que se calienta a través del suministro eléctrico.

Por supuesto, hay que cerrar con la tapa de plástico transparente que lleva cada uno de los módulos.

En el modo microondas, sin la base, a modo de tuper para hacerse una idea, serviría para uno que, de manera aproximada, estaría listo en tres minutos a 1200W.

Estructura tipo carrusel: Babymoov

Rebajas

Otra opción que destaca principalmente por su estructura interior visible a través de la campana transparente que la protege.

En concreto, está articulada a través de una especie de carrusel en cuyo centro va un soporte más alto con pequeños ganchos arriba para colgar las tetinas.

Las piezas (todo en material plástico) se pueden extraer e intercambiar en función de lo que se necesite. Son de distintas longitudes. Las más altas son para meter boca abajo el cuerpo del biberón.

Como referencias concretas, el proceso solo de eliminación de bacterias se sitúa en unos seis minutos. Una señal acústica avisa del final del cometido.

Para microondas: Jané

Como ya hemos señalado, una de las principales ventajas de los modelos de microondas sobre los eléctricos es su económico precio. Este no es una excepción.

Fabricado con materiales de calidad con resistencia suficiente dada la fuente de calor a la que son sometidos. Estable y con una óptima capacidad ya que puede ubicar en su interior hasta seis biberones.

Se trata de una especie de tartera específica en sus características para cumplir la función de esterilización que se consuma, una vez tapado el recipiente y metido en el microondas, en unos tres minutos a máxima potencia.

Sin cables, sin problemas de adaptación al plato giratorio y, reiteramos, mucho más barato que sus competidores eléctricos (aunque con menos prestaciones).

Control táctil: Hauture

Cerramos el círculo con un modelo similar en características al líder de esta comparativa. Es decir, un dispositivo que, además de esterilizar con eficacia, seca de manera exhaustiva. Su precio, por elevado, también está en sintonía.

Se trata pues de una opción más sofisticada que requiere suministro energético y que se controla mediante un panel de control táctil con visor digital situado en la parte inferior.

Como es norma en los de gama superior cuenta con distintas funciones que se programan en los botones. Es decir, esterilización, secado o un proceso completo con ambas operaciones.

Qué tipos de esterilizadores para biberones hay

Indicamos dos principales:

  • De microondas: Para su uso hay que verter agua en la parte inferior del depósito. Hay que echar el líquido necesario para evitar que el dispositivo se puede deteriorar por los efectos de las ondas. Son los más baratos.
  • Eléctrico: Suelen tener más capacidad, su eficacia es máxima, aunque el proceso puede durar más (en una horquilla que va de los cinco minutos al cuarto de hora). No son ya tan económicos. Tanto uno como otro usan el vapor para proceder a la esterilización.

Qué tener en cuenta en los esterilizadores para biberones

  • Capacidad: Depende de las necesidades y también del espacio con el que se cuente para guardarlo. Hay opciones que pueden oscilar entre un biberón y hasta seis en algunos modelos para microondas.
  • Temporizador: Es muy recomendable que lo incorpore para prefijar el tiempo que precisa para el proceso y olvidarse de estar pendiente.
  • Tiempo: La duración del proceso está directamente vinculada a la potencia del esterilizador en el caso de los eléctricos. A mayor potencia, más rápido y, normalmente, también más caro.
  • Facilidad de uso: En general no son complejos, pero muchos de ellos son multifunción y el panel de control cuenta con más opciones y se complica algo el manejo al principio.
  • Versatilidad: Como hemos apuntado en el apartado anterior, muchos dispositivos cuentan con otras funciones como esterilización y secado. Más caros, pero más útiles.
  • Diseño: Varía bastante en función de si se opta por uno de microondas o eléctrico. En este último caso las opciones son mayores, aunque tampoco es el aspecto prioritario.

Última actualización el 2022-12-06 at 12:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados