Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores fundas para proteger y alargar la vida de los sofás

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos: 3,67 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Germán Temprano
Artículo actualizado el miércoles 16 de junio de 2021

Por horas de uso ningún mueble de la casa hace sombra al sofá. Un clásico entre los clásicos.

Ese uso intensivo hace, precisamente, que las fundas sean un complemento ideal para conservarlo el mayor tiempo posible.

De las aquí seleccionadas, destacamos en primer lugar una para sofá de tres plazas de la marca BellaHills.

Por su gran elasticidad y excelente ajuste y la calidad y presencia de su tela brocada por un precio asequible.

Su utilidad es máxima y qué decir si en la casa hay mascotas con el pelo que suelen soltar. En ese caso, se hacen ya imprescindibles.

Qué es

Una definición muy sencilla para calificar la funda como una pieza fabricada en distintos materiales que se ajusta al sofá con el fin de proteger su tapizado original.

Viene a ser una primera piel que asume las posibles manchas o, como se decía, los pelos que dejen las mascotas.

Qué ventajas tiene

Algunas ya han quedado de manifiesto de manera explícita.

Como concepto, podemos decir que permite un uso intensivo del sofá sin la preocupación de que se pueda deteriorar de manera rápida.

  1. Protege de manchas de comida o bebida que se suelen consumir tirados en el sofá delante de una película o serie de TV.
  2. Variedad de diseño sin necesidad de cambiar de sofá sino solamente de funda.
  3. Amplísima variedad de motivos y colores para combinar como se desee.
  4. Suelen tener unos precios económicos y más para lo prácticas que resultan.

Qué tipos hay

Establecemos la tipología en función del tejido:

  • Elásticas: Están hechas con tejido de algodón para que sea suave, aunque también las hay de poliéster que resultan más duraderas y elásticas (es muy común la mezcla de ambos tejidos). Normalmente viene con una goma en los bordes que se fija por debajo de los cojines para que no se mueva.
  • Bi-elásticas: Se estiran a lo largo y a lo ancho y son, sin duda, las que mejor se ajustan a todo tipo de sofás.
  • Rígidas: En este apartado entran aquellas que traen lazos como sistema de ajuste. Son telas más duraderas (loneta, chenilla…), pero el ajuste es menos liso.
  • Salvasofás: No llega a funda, pero protege bastante por un precio económico y mucha sencillez en su colocación. Preserva las zonas que se castigan más con el uso como el asiento, el respaldo y el reposapiés.

Cómo se coloca

Depende del tipo. Nos centramos en las ajustables que son las que más aceptación tienen en la actualidad.

Vaya por delante que se trata de un proceso muy sencillo.

Si es elástica:

  1. Colocar las hombreras y las gomas por debajo de los cojines.
  2. Estirarla al máximo para que cubra todo el sofá.
  3. La mejor guía es seguir las costuras para colocarla en la posición correcta.
  4. Estirarla muy bien y camuflar la tela sobrante detrás de las zonas que se pueda como es el caso de los respaldos o asientos.

Si es bi-elástica:

  1. Repartir la funda por el sofá pendiente de que las costuras queden en la esquina en un extremo y otro del sofá. Tienen que quedar las costuras en los vértices.
  2. A partir de ahí se trata de dar la forma del sofá a la funda remetiendo la tela en respaldo, asientos y reposabrazos.
  3. Estirar bien la superficie.

Qué tener en cuenta

Modelo

Es lógico que antes de decidirse por una funda u otra hay que tener en cuenta para qué tipo de sofá se busca y qué medidas tiene.

Por ejemplo, la tela rígida a la que hemos aludido, es decir, la funda tradicional, puede ser una buena alternativa si la terminación en respaldo y brazos es redondeada.

Tejido

Depende del nivel de protección que se considere necesario según el uso y la vida doméstica.

Es decir, si solo se trata de preservarlo del polvo es suficiente con un tejido convencional.

Sin embargo, si en la casa hay niños que se ponen a ver la televisión mientras toman un refresco ya es mejor plantearse una confeccionada con material impermeable.

Si hay mascotas conviene mirar cuál es el tejido más adecuado para quitar los pelos de la manera más sencilla posible y que no se queden adheridos.

Dimensiones

La expansión de las fundas ajustables no quiere decir que el tamaño no sea un factor básico. Estiran, pero tienen un límite.

Por ello, es conveniente saber qué medida tiene el sofá para buscar una funda que cumpla con su cometido.

Apariencia

Son tantos los colores y los estampados que en este punto no habrá problema.

Si hay algunas variaciones en cuanto al sistema de ajustes a través de las gomas.

Cómo se limpia

  1. Chequear las condiciones de lavado del tejido elegido.
  2. Meter en la lavadora con un detergente líquido suave.
  3. Poner el programa en prendas delicadas.
  4. Secarla mejor al aire libre sin que le dé directamente el sol.

Óptimo ajuste para sofá grande: BelaHills

Una funda para sofá de tres plazas de tela brocada que le da gran prestancia estética ya que parece un tapizado original.

No es una de las más económicas, pero sí tiene un precio asequible para el resultado que da.

Así, se trata de un tejido muy elástico que redunda en un ajuste óptimo.

Además, al tacto resulta muy suave y, por tanto, la sensación al sentarse es muy agradable.

Una de las principales cualidades que se les pide a estos artículos la cumple a satisfacción ya que no solo se ajusta muy bien a la forma del sofá sino que se mantiene una vez te sientas y no hay que estar recolocando de forma constante.

Basta con remeter bien el tejido sobrante entre los huecos de los asientos y del respaldo. Por su talla también cubre muy bien el reposapiés.

Gran variedad de colores para multiplicar sus posibilidades de combinar con el entorno decorativo.

Una opción ideal no solo para evitar manchas y proteger el sofá sino para darle aspecto de nuevo si está en mal estado.

La gran elasticidad del tejido abarca una amplia horquilla de medidas de sofá que va desde algo menos de 2,5 metros a poco más de tres.

Buena textura: Martina Home

También para sofás de tres asientos, este modelo destaca, entre otros aspectos, por la vistosidad estética de la funda que también se puede elegir en distintos colores (en concreto hasta siete).

En este caso la oscilación de medidas es menor ya que abarca desde una medida de 1,80 metros hasta los 2,40 metros.

Buena textura y acabado para una funda de fácil ajuste que lo será sobre todo en modelos de diseño más simple sin respaldos demasiado sobresalientes.

En todo caso, si hay alguna duda sobre las tallas siempre es más recomendable tirar al alza que a la baja.

Es decir, en este modelo una para cuatro puede servir bien para tres con solo remeter más tela, lo que le dará incluso más seguridad en que no se moverá.

La composición del tejido es híbrida entre algodón y poliéster y se puede meter en la lavadora a una temperatura máxima de 30º.

Llamativo estampado: Shanna

Una opción que se aleja totalmente de la sobriedad monocromática para ofrecer un llamativo estampado que supone su principal baza para quien le gusten los motivos que ofrece, obviamente.

En este caso está orientado a sofás más pequeños, de dos plazas, con tejido antideslizante e incluye una funda de cojín a juego.

Con un buen ajuste, nada complicado por las cualidades de la tela siempre que se elija bien la talla, da la impresión de que se trata de un sofá recién comprado en tienda debido, precisamente, a ese peculiar y arriesgado estampado.

Tejido suave de tacto y muy elástico para facilitar la adaptación a las formas del mueble. Precio bastante económico para una funda que no es fácil de combinar, pero que tendrá sus adeptos.

Clásica de lazos: Eysa

No todo van a ser fundas ajustables. Las más clásicas también tienen hueco por derecho propio.

Es el caso de este modelo que usa los tradicionales lazos para ajustar la tela rígida.

El montaje de esta opción requiere algo más de atención y tiempo, pero viene perfectamente explicado y tan solo es coger práctica.

La loneta de algodón es de muy buena calidad y cuenta con buenos acabados además de ser bastante resistente, algo muy importante sobre todo si hay niños y/o mascotas en la casa.

Amplia variedad cromática.

Alternativa salvasofás: Taococo

Rebajas

Cerramos con una opción muy interesante pese a que no se pueda considerar una funda como tal ya que no cubre toda la dimensión del mueble.

Un salvasofás que se ajusta con unas gomas por detrás y que cubre asientos y brazos de manera muy correcta (siempre, y más en este caso, mirar bien las medidas).

Una alternativa que protege muy bien con su tela reforzada y deslizante, que resulta muy suave al tacto y que se lava perfectamente en máquina.

Última actualización el 2021-07-23 at 00:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados