Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores guantes calefactables para ir en moto con las manos calientes

Los mejores guantes calefactables para ir en moto con las manos calientes
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La protección de las manos en las motos resulta literalmente vital para una conducción más segura.

El frío o la humedad son grandes enemigos de los usuarios de estos vehículos sin necesidad de que sea en pleno invierno ya que, al ir con el cuerpo como protección, una temperatura llevadera a pie puede serlo mucho menos a bordo de una motocicleta.

Es por ello que los guantes son imprescindibles. En este caso damos un paso más ya que nos ocupan unos específicos. En concreto los térmicos o calefactables que aseguran calidez en las extremidades superiores en las peores condiciones.

De los elegidos hemos situado en primer lugar unos de la marca Day Wolf por sus excelentes materiales, con el cuero de alta calidad como principal, óptimas protecciones en zonas sensibles como los nudillos y buen sistema térmico.

No son baratos, pero cuando está la seguridad en juego merecerá la pena si el uso de la moto es frecuente.

La temperatura en las manos no tiene que ver solo con pasar frío sino también con la seguridad ya que, dadas sus funciones de embrague y aceleración, unos dedos fríos impedirán reaccionar con la misma agilidad ante situaciones de riesgo.

¿Qué son los guantes calefactables para moto?

Unos guantes que, por apariencia exterior, son muy similares a los convencionales de moto, pero que incorpora en su interior una serie de resistencias que, al ser accionadas, proporcionan calor a la mano.

Calidad de materiales: Day Wolf

Como hemos adelantado, cuando de seguridad se trata la calidad de los materiales es una prioridad absoluta que tiene repercusión al alza en el precio, pero que merecerá la pena si el uso de la motocicleta va a ser frecuente y, por supuesto, si se vive en zonas frías o se viaja a menudo.

Es el caso de estos guantes que envuelve su sistema calefactable en cuero de alta gama combinado con otros resistentes materiales que protegen con garantías zonas especialmente sensibles como son los nudillos.

En concreto, están fabricados también con poliéster, fibra de carbono para proteger los nudillos, goma para los acolchados y, ya en su interior, algodón aislante y terciopelo.

En suma, un amplio catálogo de materiales que conforman unos guantes ya de por sí de garantías que añaden un sistema calefactable que abarca toda la parte posterior de la mano y que se nota apenas medio minuto después de accionarse.

Se trata de unos guantes con baterías de polímero de litio que se pueden recargar y que cuentan con una notable autonomía de hasta seis horas con intensidad baja, lo que da margen para viajes de distancias considerables.

Además, la calidez que se percibe está bien protegida ya que son unos guantes de puño largo con un eficaz cierre que evita que se escape el calor.

Impermeables y asequibles: Kangtaixin

Pasamos a una opción mucho más económica equipada con batería de litio recargable (dos unidades) que, en el apartado de autonomía y por su precio, resulta bastante recomendable.

Las baterías se acoplan de manera sencilla y cómoda a los puños de los guantes en el interior de unos pequeños bolsillos ideados para este fin.

El sistema calefactor está basado en fibra metálica repartida a lo largo de toda la superficie del guante para calentar de manera homogénea.

La diferencia sustancial con el anterior modelo, que se refleja en su desembolso mucho menor, está en los materiales.

No significa que sean de mala calidad, sino que opta por otros diferentes que si bien aguantan bien el agua (de hecho, pueden lavarse a máquina) no son tan resistentes y, por ende, seguros en el caso de caída en la moto.

Uno de sus detalles útiles es que la hebilla elástica del puño permite un ajuste adecuado para distintos tamaños de mano.

Herméticos y eficaces: Sun Will

Gama media-alta. Unos guantes que incorporan cuero entre sus materiales combinado con poliéster y algodón en el interior.

Tres intensidades de calor suministrado a través de baterías de litio y que se pueden regular de manera sencilla desde un botón situado en el puño.

La horquilla de duración va de las dos horas y media a las seis en función de la intensidad alta, media o baja que se elija en función de la temperatura exterior.

Óptimas y muy visibles protecciones en la zona de los nudillos con el cuero más presente en la palma de la mano.

Muy envolventes gracias a la longitud de sus puños que se cierran de manera ajustable y hermética para evitar perder calor.

Doble alimentación: Borleni

Una de las principales señas de identidad de este modelo de precio medio es la posibilidad de una doble alimentación para suministrar energía al circuito calefactable.

Así, se puede hacer de manera directa a la batería de la motocicleta a través del conector que incluye de serie o funcionar de manera más convencional mediante las habituales baterías de litio.

Tres intensidades, como es habitual, y, en este caso, destacar también que se trata de un par de guantes de diseño deportivo y agresivo con unas llamativas protecciones en los nudillos metidas en una carcasa.

Alta gama: Tugga TG185

Una alternativa de alta gama que no hace falta más que verla para intuir que el precio va a ser elevado.

La fabricación en cuero de manera mayoritaria, junto a complementos acolchados para reforzar la seguridad, encarece el producto, pero le dota de mayores garantías en caso de accidente y de una durabilidad por encima de la media.

Su alta gama también se evidencia en un sistema calefactable eficaz que además se puede regular de manera manual o a través de aplicación.

Guantes calefactables para moto: Tipos por funcionamiento

El modo de funcionamiento determina los distintos tipos de guantes calefactables para moto que podemos encontrar en el mercado. Distinguimos los siguientes:

Batería

Se desmonta con bastante facilidad. Hay modelos de esta gama que incorporan el conector en el borde de los guantes.

Están recomendados para viajes no muy largos ya que su autonomía está entre tres y cinco horas (con excepciones que más adelante veremos en detalle).

Con cableado

Se conectan a la batería de la moto directamente. Muy adecuados para viajes largos ya que el calor está garantizado mientras dure la batería del vehículo.

Son más incómodos por la presencia del cable para que funcionen.

Químicos

Más cómodos porque no precisan carga, pero también más perecederos.

Cuentan con pequeños compartimentos que alojan sustancias químicas inocuas que, al reaccionar entre sí, generan calor.

Sin embargo, cuando pierden sus efectos dejan de ser útiles los guantes.

Regulables

Además de por su forma de suministro, también los hay de alta gama que tienen la posibilidad de ajustar la temperatura de las manos.

Qué baterías

La mayoría de los modelos más económicos viene con una batería de iones de litio de 7,4V con la duración ya indicada en función de la potencia a la que ponga.

Hay modelos de gama más alta con paquetes de energía de 12V que amplían la autonomía a más de 10 horas a plena potencia y a unas 20 horas a media potencia.

Qué tener en cuenta en los guantes calefactables para moto

Protección

El calor que proporcionan no es, ni mucho menos, incompatible con las obligadas protecciones que deben llevar para aminorar riesgos en casos de caída de la moto.

Nudillos y escafoides con protección de material resistente resulta fundamental.

Aislamiento

Además del sistema calefactable es relevante que traigan materiales óptimos de aislamiento en su interior, caso del vellón o distintos materiales sintéticos.

Se ha de procurar que este aislamiento no vaya en detrimento de su transpirabilidad.

Suministro

Ya hemos dedicado un apartado específico. Los de batería suelen ser los más populares si bien hay que tener en cuenta la duración del viaje tal y como hemos advertido.

Material

Aparte del aislamiento interior, unos guantes de moto exigen por su naturaleza un revestimiento exterior de gran resistencia que aminore la abrasión en caso de deslizarse por el asfalto a causa de un incidente.

El cuero sigue siendo el más recomendable y popular, aunque resulte más caro.

Cierre

Son más aconsejables los de puño largo y cierres lo más herméticos posibles para impedir que se vaya el calor del interior o entre agua.

Comodidad en los guantes calefactables para moto

Un aspecto común a los convencionales ya que encontrarse a gusto sobre la moto es fundamental para una buena y segura condición.

En el caso específico de los calefactables ya hemos señalado que los de cable pueden resultar más engorrosos, aunque también la duración del calor es mucho mayor.

Deben ser lo más ajustados posibles a las manos.

Última actualización el 2022-05-24 at 10:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados