Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores hornos para hacer en casa pizzas perfectas

horno-pizza
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos: 4,75 de 5)
Cargando...

La pizza, por su diversidad de ingredientes, es uno de los platos que genera mayor respaldo popular en todo el mundo. Sobre todo entre la gente joven y los pequeños de la casa.

Pedirla por teléfono es una opción muy extendida, pero hacerla en casa puede resultar una alternativa apasionante, que ganará enteros si para ello contamos con un horno específico o que, dentro de su multifuncionalidad, ofrezca complementos para sacarle el mejor partido a este alimento.

De entre los seleccionados, hemos optado por un modelo de la marca Cecotec por su polivalencia, capacidado para elaborar pizzas de tamaño familiar y un precio muy económico.

El horno no es, ni mucho menos, un asunto menor para el sabor y el resultado final de la pizza. Por tanto, de la buena elección de este electrodoméstico dependerá en buena medida nuestro éxito en las comidas o cenas familiares.

Cómo funcionan y qué tipos hay

Incluimos estos dos aspectos en el mismo apartado porque son factores diferenciales e intrínsecamente unidos.

Distinguimos tres:

De leña:

Es el más tradicional y el que mejores aromas logra gracias a la leña. Desde luego, el más atractivo, pero también el más complicado de manejar, ya que con esta opción es fácil que tengamos una cocción irregular.

Funciona de manera muy similar a un horno eléctrico convencional pero con la gran diferencia de que las paredes se calientan a través del fuego. Y una advertencia muy útil desde el minuto uno es que nunca debemos utilizar maderas resinosas, como la de pino, abeto, cedro…

La piedra o el material refractario con el que esté construido el interior es la encargada de acumular el calor. Por es muy importante el aislamiento al igual que la capacidad de absorción del calor. Porque si se cumplen estos dos requisitos se logrará mantener el calor durante más tiempo.

La conjunción del olor de la leña con los ingredientes son una mezcla perfecta y hacen que este tipo de horno sea inigualable para los sabores. Pero como ya avisamos, es más complejo de utilizar, y también más complicado de encajar en el ámbito doméstico.

Eléctrico:

Su ventaja es que las altas temperaturas que puede alcanzar (hasta 500º en los casos de mayor potencia y unos 300 como media) facilita el proceso de pirólisis o descomposición química de la materia orgánica a través del calor.

Esto permite que, con una limpieza sencilla de su interior, esté ya preparado para albergar otra pizza. Además, es mucho más sencillo de usar ya que basta con marcar la temperatura y el tiempo.

Otro de los ‘pros’ es que resultan muy económicos y muy sencillos de instalar, aunque consumen bastante electricidad. Pero estas ventajas unidas a su bajo mantenimiento, los convierte en la opción más extendida.

De gas:

La cámara del horno se calienta a través de unas tuberías internas por las que pasa el calor producido por las llamas o por unas antorchas laterales, según el modelo que se elija.

Entre sus ventajas está la rapidez de calentamiento y que éste resulta muy uniforme. Pero su montaje es más complicado, su coste más elevado y están orientados principalmente a la actividad profesional.

Por tamaños

La tipología de hornos pizzeros también se puede establecer por tamaños:

  • Individual: A modo de tartera circular, con el diámetro exacto para pizzas de tamaño pequeño-medio.
  • Profesional: Eléctrico o de gas (leña o carbón de manera menos extendida por la complejidad de su montaje).
  • Industrial: Máquinas de gran tamaño para cocer de manera intensiva.

Qué debemos tener en cuenta

Tamaño

Como es lógico, éste es un factor prioritario. Debemos pensar antes en las necesidades que se van a tener y, en función de ellas, elegir un tamaño u otro para que entren los moldes.

Si se vive solo o en pareja bastará con un pequeño horno portátil. Pero si hay más miembros, lo más probable es que no. Como referencia, un diámetro de 25 cm. resultará suficiente en este último supuesto.

Potencia

Es decir, la temperatura que alcanza. En los grados radica una buena parte del éxito. En el caso de los eléctricos suelen alcanzar, con variaciones en función de los modelos, en torno a los 350º (para el ámbito doméstico sería suficiente). Los de leña suben ya a unos 450º.

Materiales

Este es un factor a valorar, ya que de él dependerá la durabilidad del artículo. En la mayoría de casos el exterior es de acero inoxidable, ya que resulta un material muy adecuado para soportar altas temperaturas. Eso sí, cuidado porque algunos se calientan por fuera por la misma causa.

Hay modelos que vienen recubiertos con silicona. Alcanzan temperaturas más bajas, pero son más seguros. Cuestión pues de prioridades.

El interior pueden ser de cerámica o de cualquier material refractario que aguante las elevadas temperaturas que se alcanzan en la cocción.

Controles

Imprescindibles el temporizador y el regulador de termostato para tener bajo control los dos parámetros básicos: temperatura y tiempo de cocción.

 

Polivalente y muy económico: Cecotec

La polivalencia es una de las principales bazas (tanto que se puede usar hasta para el secado de piezas de artesanía) de este horno fabricado en acero lacado.

Su buen resultado en la elaboración de pizzas gracias a la piedra que trae como complemento y su económico precio, le colocan en este primer lugar.

Se trata de un horno eléctrico de convección. Es decir, alcanza una temperatura uniforme en el interior gracias a su sistema de ventilación.

En cuanto al tamaño, admite por capacidad las pizzas que se suelen distribuir en los supermercados. Por tanto, es muy adecuado para uso familiar.

La piedra se recalienta primero arriba y abajo durante el tiempo estipulado (sobre 10 minutos) y luego se introduce durante otros tantos minutos o algo más para que quede crujiente y más o menos tostada.

Con el fin de mantener mejor el calor, lleva un doble cristal y cuenta hasta con seis funciones distintas con una temperatura máxima de 230º y un temporizador con el que se puede programar hasta una hora.

No es un índice de potencia alto, pero sí cumple para las recetas domésticas ya sea pan, repostería u otros productos.

Muy rápido y vistoso: Delizia G3 Ferrari

Con independencia de sus prestaciones para elaborar pizzas, cuenta con una apariencia muy atractiva gracias a su diseño y a sus vivos colores.

En unos cuatro minutos aproximadamente se puede tener en la mesa una sabrosa pizza gracias a su plato de piedra refractaria con un diámetro (31 cm) que abre la posibilidad de varios tamaños de pizzas.

No es un horno pizzero barato, pero tampoco es cualquier horno. De gran potencia, con hasta 400º, y con un termostato de apenas 5 minutos, son suficientes para sacar el producto en perfecto estado de cocción.

El hecho de hacer la pizza en tan poco tiempo posibilita que no se sequen los ingredientes.

La placa de piedra es sin duda el elemento fundamental de este bonito y útil dispositivo. Por poner una mínima objeción, la piedra se oscurece con el uso.

Robusto y fiable. Un producto sin duda más que recomendable si se tiene algo más de margen económico.

Aunque está muy especialmente orientado a pizzas, también puede hornear tartas dulces y saladas o piadinas.

Compacto y rápido: Moracle

Compacto y rápido. Admite pizzas para comer o cenar en familia, por numerosa que sea ya que entran con diámetros de más de 40 cm y se pueden hacer dos a la vez.

El precio está bastante por encima de la media de los hornos domésticos, pero su versatilidad y doble espacio, la característica más llamativa, tampoco son comunes. Su potencia está en la media alta con hasta 350º de temperatura.

A pesar de su apariencia tampoco resulta en exceso aparatoso y se puede trasladar de un sitio a otro sin grandes problemas.

El material de las puertas es acero reforzado y tiene la ventaja de que se puede acceder por separado a cada bandeja, sin perder el calor.

Sus aperturas con cristal permiten ver el estado de la pizza a cada comento y controlar así mejor su tiempo de cocción en función de los gustos.

Para cocinas pequeñas: Korona 57000

¡Que no nos asuste el nombre! Este horno es una alternativa más sobria, de pequeño tamaño y de muy fácil manejo. Admite pizzas de hasta 30 cm de diámetro, lo que le da bastante margen de tamaños.

También destaca su polivalencia y su rápido calentamiento con un grado de potencia media-baja, pero suficiente para obtener buenos resultados.

Para hacernos una idea, el tiempo de horneado de una pizza (según gustos) puede estar en torno al cuarto de hora.

Como objeción puntual, hay veces que se empaña el cristal e impide ver el estado de la cocción.

En precio está en la gama media de los hornos domésticos, con un diseño muy compacto que le hace especialmente útil en cocinas pequeñas.

Calentamiento por separado: Royal Catering

Muy similar al anterior en diseño, pero con unas prestaciones más sofisticadas y un precio mucho más elevado.

Entre las cualidades específicas, hay que destacar que el calentamiento superior y el inferior se pueden regular por separado.

Gran potencia entre los domésticos con hasta 320º para hornear pizzas de hasta 32 cm de diámetro y otras especialidades como paninis.

El interior resulta bastante espacioso para facilitar la introducción y extracción de la pizza. El principal inconveniente ya quedó señalado: es muy caro.

Última actualización el 2020-10-22 at 02:01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados