Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Inclinómetros: la clave para medir ángulos con total precisión

Inclinómetros: la clave para medir ángulos con total precisión
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Medir ángulos con la máxima precisión es el objetivo principal de los inclinómetros, un dispositivo orientado ya a aficionados al bricolaje de grado avanzado o al ámbito profesional.

Los tradicionales niveles de burbuja son útiles para calibrar la línea recta, pero no para hacerlo con los ángulos. Las versiones digitales de los inclinómetros han supuesto un enorme avance para realizar estas tareas.

Qué es y para qué sirven los inclinómetros

Es un dispositivo que mide la inclinación de un plano con la horizontal o vertical respecto a la superficie terrestre.

El ámbito del bricolaje o de los trabajos domésticos es solo una de las facetas en la que se utiliza.

Así, este modo de medición, con distintos dispositivos, se aplica también en tareas geotécnicas de mayor envergadura como la medición de desplazamientos horizontales de terrenos inestables. También en la topografía y la aviación.

En el área que nos ocupa sirve pues para determinar ángulos e inclinaciones en, por ejemplo, puertas, ventanas, paredes, barandillas, techos… etc y, muy importante, para tener bien calibradas muchas herramientas.

Útil y sencillo: Autoutlet

Un modelo muy útil a precio muy asequible que da óptimos resultados, por ejemplo, en la calibración de otras herramientas.

Como ejemplos aportamos las hojas de sierra de mesa, taladros de columna o ingletadoras, por destacar referencias comunes para aficionados avanzados del bricolaje o profesionales de la carpintería, automoción…

Muy sencillo de usar ya que basta con ponerlo sobre una superficie totalmente horizontal para su puesta a cero y proceder a medir las inclinaciones.

Tamaño mini y peso que no alcanza los 100 gramos para un inclinómetro con rango de medición que oscila entre los 0 y los 90 grados y una óptima precisión con un margen de 0,2º aproximadamente.

La facilidad de uso se concreta, por ejemplo, en que basta con presionar un botón para activar el cambio de medición en grados o en tanto por ciento de pendiente.

Funciona con pilas y viene de serie con un pequeño destornillador para abrir el espacio donde van ubicadas. La base está imantada para facilitar su fijación en componentes metálicos.

Además, si se ha de usar en obras de exterior, no hay problema si llueve ya que está preparado para el agua.

Óptimo para metal: Neoteck

Una opción similar en características por tamaño, ligereza e incluso precio. Muy útil en trabajos de precisión, por ejemplo, en perfiles metálicos ya que la base imantada se fija de manera muy estable a la pieza para proceder a la medición.

También resulta muy práctico como pequeño complemento que tener a mano para mantener en perfecto estado la inclinación correcta de las hojas de sierra.

La medición de ángulos verticales resulta precisa para un dispositivo de su gama y precio. Para ser versión mini, la lectura de los datos es bastante visible.

En cuanto a la variedad de medidas tiene capacidad de ofrecerlas en cuatro unidades distintas que se pueden seleccionar de manera muy fácil.

Funciona también con pilas y cuenta con apagado automático si después de tres minutos no se acciona.

En suma, un inclinómetro básico que da muy buenas prestaciones especialmente en materiales metálicos.

Con Bluetooth: Sola

Rebajas

Para empezar la reseña de esta alternativa, destacar que su precio es bastante más elevado sobre la media de los más básicos.

Claro que no pertenece a esa gama por prestaciones y fiabilidad. También sus materiales suman a este mayor esfuerzo económico ya que son resistentes y de alta calidad.

Como extra, se trata de un dispositivo que incorpora Bluetooth para trasvasar sus mediciones al smartphone u otros terminales.

Sus ventajas sobre otros de menor categoría son numerosas. Entre las más resaltables la capacidad de medir en horizontal y vertical o no precisar de una superficie perfectamente horizontal para ponerse a cero.

Con burbuja incluida: Justech

Sin duda, si algo destaca en este modelo es la combinación entre lo clásico y lo moderno. Es decir, a su carácter digital suma en la parte superior la inserción de la tradicional burbuja de los niveles.

Este hecho diferencial permite, por ejemplo, que, en el caso de quedarte sin pilas o batería, puedas nivelar igualmente el trabajo que se esté haciendo.

Un dispositivo muy práctico, con base magnética, retención de datos y un tamaño y peso muy adecuado para llevarlo encima mientras se trabaja.

La pantalla se invierte de manera automática cuando se pasa de un tipo de posición a otra. Una buena opción a precio asequible.

De ámbito profesional: Bosch

Rebajas

Cerramos con un modelo de alta gama de una prestigiosa marca orientado ya más al ámbito profesional que doméstico. Como se intuye, su precio multiplica varias veces el de un inclinómetro básico.

El propio diseño ya advierte de que se está en otra división en cuanto a este tipo de dispositivos. Tiene forma alargada como los niveles y también incorpora el tradicional sistema de burbuja.

Por lo demás, precisión de altura, funciones de copiar, mantener y transferir medidas de inclinación y todo tipo de prestaciones que hay que pagar.

El inclinómetro se utiliza en el ámbito del bricolaje o de los trabajos domésticos
El inclinómetro se utiliza en el ámbito del bricolaje o de los trabajos domésticos

Inclinómetros: Modo de uso

Aportamos algunas pautas generales:

  • Presionar el botón de encendido
  • Elegir la unidad de medida ya sea porcentaje o grados en función de lo que sea más conveniente para el trabajo a realizar
  • Grabar el resultado de la medición. Eso permitirá usarlo más tarde para elaborar planos o cortar piezas
  • Recalibrarlos de manera periódica (cuentan con un sistema para hacerlo). Basta con colocar el dispositivo en una superficie totalmente horizontal y activar la función

¿Qué es la función Zero?

Es bastante parecida a la de porcentajes. Se usa para conocer la inclinación de un plan a partir de un punto que ya está inclinado.

A partir de ese punto el dispositivo se pondrá a cero y podremos así calibrar cualquier otro ángulo de inclinación.

Qué tipos de inclinómetros hay

Como ya hemos adelantado, el inclinómetro se usa en variadas actividades. Esta multifunción determina en buena parte las distintas clases que hay.

  • Por funcionamiento la distinción más clara sería entre analógicos y digitales. Desde el clásico de burbuja, algunos digitales también la incorporan, a modelos que funcionan con láser.
  • Por uso, además del que nos ocupa orientado a bricolaje y obras o reformas, encontramos inclinómetros específicos para coche, moto, bicicleta, 4×4, aviación o fisioterapia.

Inclinómetros: Qué tener en cuenta

Uso

Ha quedado claro que, entre tanta diversidad de opciones, lo primero es tener claro para qué se va a usar. Incluso dentro de los inclinómetros que aquí se tratan habrá que tener en cuenta si va a ser para uso básico y esporádico o va a ser un recurso frecuente y merecerá la pena adquirir uno de mayor calidad.

Material

Dos de las opciones más recurrentes son el plástico y el aluminio. Este último es sensiblemente superior por resistencia, fiabilidad y durabilidad.

Más caros, pero, como se aludía en el apartado anterior, si el uso va a ser habitual merecerá sin duda la pena.

Funciones

Una de las más útiles es la de copiado y retención mediante la cual se mide el ángulo, se copia y se puede recuperar en el momento que se precise y cambiarlo de grados a porcentaje o viceversa.

Precisión

Importante siempre, pero mucho más en tareas de grandes dimensiones que en pequeños trabajos ya que, en las primeras, lo que puede ser una pequeña variación se multiplica.

Última actualización el 2021-10-18 at 20:12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados