Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los 15 mejores juegos científicos para divertirse aprendiendo durante el Día del Niño

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Redacción Compramejor
Artículo actualizado el 23 de abril de 2021

La ciencia, en todas sus variantes, forman parte de nuestra vida y desarrolla en nuestros hijos el pensamiento crítico y la creatividad, despierta la curiosidad y ayuda a la resolución de problemas.

Hoy, las conocidas como competencias STEM —Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas—, son imprescindibles para el desarrollo educativo y laboral.

Por este motivo, las compañías, conocedoras de su gran importancia, apuestan por juegos y juguetes científicos para niños y adolescentes.

Aportan horas de diversión, también a los padres, y empujan al desarrollo de distintas habilidades.

Este es el motivo por el que, a continuación, te ofrecemos un listado con los 15 mejores juegos científicos que comprenden edades desde los 3 y hasta los 14 años aproximadamente.

En el siguiente artículo nos hemos acordado de todas las ramas, también de las ciencias sociales, por lo encontrarás desde la mejor bola del mundo interactiva, hasta microscopios, telescopios o kits de química, física cuántica, botánica, electricidad o anatomía, entre otros. ¡También una selección de libros!

El Día del Niño, que se celebra el 26 de abril, puede ser un buen momento para hacer que el gusanillo de la ciencia le pique a los más pequeños regalándoles uno de estos juegos.

Este año, la Fundación Crecer Jugando solicitó que la celebración coincida con la emblemática fecha en la que los niños salieron nuevamente a la calle tras los 42 días de confinamiento por el coronavirus.

Es un día para recordar la actitud de los niños durante este periodo, enfrentándose de manera responsable a la incertidumbre y a la transformación de sus rutinas.

Además es una fecha para fomentar el juego y la lectura y para conceder todo el protagonismo al niño, subrayando mensajes que a lo largo del año se diluyen.

La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes recuerda que “el juguete implementa el derecho a la educación en la medida en que cualquier juguete que sirve al desarrollo individual y social del ser humano educa”.

Así que el mejor consejo que te podemos ofrecer es que apuestes por juguetes de calidad como los que leerás ahora.

De bolsillo: The Crazy Scientist

A nosotros y a los expertos en juguetes científicos nos chifla el formato de experimentos de bolsillo que ha creado la marca The Purple Cow con la colección de juegos científicos de The Crazy Scientist.

La compañía australiana, que nació con el cambio de siglo, se esfuerza día a día en crear juegos atractivos y muy divertidos que alejen a los niños de las pantallas despertando su curiosidad y dejando de lado la pereza por sacar un kit de ciencias tradicional.

Se trata de una cajita metálica con 20 tarjetas que explican diversos trucos científicos con objetos e ingredientes de cocina que tenemos en casa.

Cada experimento incorpora una explicación sencilla, pero astuta, para que puedan realizarlos con facilidad niños y niñas a partir de los 6 años.

Para los más peques: Science4You-Mi primer kit de ciencias

Rebajas

Los niños a partir de 4 años pueden tener su primer contacto con la ciencia con Science4you, una marca referente en este tipo de juegos cuyo objetivo es desarrollar la creatividad, la psicomotricidad fina manual y mejorar aspectos como la concentración, tan necesaria para el aprendizaje.

Mi primer kit de ciencias es una estupenda opción para iniciar a estos pequeños curiosos en el mundo de los experimentos científicos. Cuenta con 26 experimentos con los que aprenderán, por ejemplo, a realizar pompas de jabón gigantes o crear los colores del arcoíris a partir de los tres colores primarios.

Incluye gafas, guantes, pipetas, tubos de ensayo, colorantes, semillas, lupa, vasos medidores y muchas cosas más.

Para la ejecución de cada uno de estos increíbles experimentos, el kit dispone de dos manuales ilustrados en los que se les explica y se les ayuda a comprender el funcionamiento de todos ellos.

Space Lab laboratorio espacial, Galt Toys

¿Tu hijo está todo el día en la luna y no es ninguna metáfora?, ¿siente una gran curiosidad por el espacio exterior?

Entonces le encantará el kit Space Lab de Galt Toys con el que realizar varias actividades relacionadas con el espacio y la galaxia.

Con este set, adecuado para edades de entre 6 y 12 años, construirán su propio sistema solar, un telescopio o un cohete…

Hasta doce entretenidos experimentos recogidos en un libro de laboratorio ilustrado a todo color.

Electrokit 198, de Miniland

Chicos y chicas, con edades comprendidas entre los 8 y los 14 años, disfrutarán construyendo con este kit de electrónica los 198 experimentos que propone mediante 30 piezas de fácil ensamblaje y sin necesidad de utilizar ninguna herramienta complementaria.

Hélices, motores, altavoces, interruptores, pilas, imanes y bombillas son solo algunos de los accesorios incluidos en el set, que tendrán que utilizar para llevar a cabo su experimento.

Los expertos aseguran que este tipo de juego es perfecto para desarrollar la inteligencia visual-espacial y la lógica matemática que se precisa para crear circuitos electrónicos.

¿Ciencia y magia? KidzLabs Science Magic, de 4M

La magia y la ciencia van de la mano, aunque no lo parezca. Y todo truco contiene principios científicos que descubrirás con KidzLabs Science Magic, de 4M.

Si tu hijo adora la ciencia, pero además siente curiosidad por cómo se crean las ilusiones de los trucos de magia, echa un vistazo a este kit.

Descubriréis juntos muchos misterios que dependen, por ejemplo, de las matemáticas o de la gravedad.

En total son veinte trucos científicos con los que montar su propio espectáculo de magia y dejar a la familia boquiabierta.

Doce de ellos se realizan utilizando los accesorios incluidos en el set. Para el resto solo es necesario incorporar objetos cotidianos que tenemos en nuestros hogares.

Está recomendado a partir de los 8 años.

Body lab, de Galt Toys

El término “ciencia” es tan extenso que abarca múltiples disciplinas, como la anatomía.

Muchos niños y niñas se sienten atraídos por el funcionamiento del cuerpo humano y, por eso, Body lab de Galt Toys goza de tanto éxito.

Este set, recomendado a partir de los 6 años, incluye un libro de laboratorio de 32 páginas y 14 emocionantes experimentos.

Entre otras cosas, podrán escuchar el latido del corazón, analizar huellas dactilares o medir el aire de los pulmones.

Para ello es necesario contar con algo de instrumental médico. No es ningún problema ya que este juego es supercompleto, y contiene un estetoscopio, placas de Petri para analizar, gelatina, jeringuillas, tinta, hojas de identificación y una lupa de cristal para no perder ni un mínimo detalle.

Pero a quienes ya lo conocen, les encanta el póster del aparato digestivo, las pegatinas para formar el esqueleto del cuerpo humano o los órganos.

Para los amantes de lo diminuto: Microscopio My First Lab

Muchos niños y niñas sueñan con tener un microscopio para observar ese mundo imperceptible al ojo humano.

Sin embargo, ¿cuántas veces habéis escuchado que las expectativas superan los resultados?

Si quieres ahorrarte el fiasco y acertar en la compra de un microscopio, los especialistas no tienen dudas: opta por el modelo de My First Lab de C&A Scientific.

Se trata de una compañía referente en la creación de microscopios educativos y accesorios de laboratorio.

El modelo MFL-06 es el más vendido. Las características más destacables, a diferencia de otros modelos de juguete, son su óptica de vidrio en lugar de plástico y su doble enfoque con iluminación LED que permite ver tanto insectos como, por ejemplo, el núcleo de una célula.

Cuenta con tres aumentos de 40x, 100x y 400x y una serie de accesorios para recoger muestras y hacer más completas las investigaciones científicas.

El infinito y más allá… Telescopio astronómico INTEY

Rebajas

El telescopio astronómico INTEY ofrece una calidad profesional que dista mucho del típico juguete que se encuentra en el estante de una juguetería.

Al igual que con el microscopio, merece la pena rascarse el bolsillo y escoger un modelo de calidad superior.

Los expertos aseguran que es la mejor herramienta para iniciar a los niños en el increíble mundo de la astronomía ya que se asemeja a los modelos profesionales.

Tiene dos oculares Kellner de 25 y 6 milímetros con los que conseguir una imagen nítida de hasta 76 aumentos.

Además, es sencillo de montar y ajustar gracias a un trípode ligero de hasta 104 centímetros de altura. Tranquilo, porque no te vas a deslomar gracias a su cómoda mochila.

Globo terráqueo interactivo: LeapFrog Magic Adventures

Uno de los juegos educativos y científicos más demandados por los niños es un globo terráqueo interactivo como el de LeapFrog Magic Adventures.

Esta bola del mundo da un salto cualitativo y, a la imagen básica de países, capitales, ríos y montañas, añade información en una pantalla de 2,7 pulgadas sobre las culturas, los hábitats o la fauna más representativa simplemente pulsando con un lápiz óptico la esfera.

Y todo esto, gracias a cinco horas de vídeos documentales de la archiconocida cadena de televisión británica BBC.

También encontrarán tres juegos interactivos con los que descubrir nuevos lugares, hacer una carrera alrededor del mundo y resolver preguntas y misterios.

Este juguete, recomendado a partir de 5 años, es un excelente regalo para fechas señaladas y con él se adentrarán en el increíble mundo de la geografía, la etnografía o la biología.

Estación meteorológica, de 4M

Quienes muestran predisposición por los fenómenos atmosféricos o una preocupación por el medio ambiente, les encantará esta estación meteorológica de 4M.

Por medio de una veleta, un termómetro, un pluviómetro y un anemómetro, los niños podrán registrar y medir de forma científica todos los datos respecto a la temperatura del aire, la velocidad del viento o las precipitaciones.

Pero, además, pueden experimentar con el efecto invernadero mediante las plantas que se cultivan en el tarro y que sirve como soporte.

De esta manera comenzarán a entender muchos de los procesos que se dan en la naturaleza.

AntHouse, un hormiguero natural de arena

Con AntHouse los futuros entomólogos podrán criar y ver cómo se comporta su propia colonia de hormigas, unos insectos supersociales.

Aunque la marca ofrece innumerables hormigueros, hemos elegido este en forma de T en el que toda la familia veréis cómo las hormigas construyen sus galerías y ascienden por ellas hasta la superficie para obtener la comida.

Fabricado en acrílico, el hormiguero se rellena de arena natural y ecológica y un tubo de ensayo que contiene a la hormiga reina, las obreras, huevos y larvas con comida y agua para dos semanas.

Así que la supervivencia de la colonia está asegurada. No te preocupes por el espacio porque mide 15x15x1,5 cm.

Mi primer invernadero, de Clementoni

El amor por las plantas y la naturaleza demuestra un alto grado de sensibilidad en nuestros hijos, ya que requieren de un mimo y un cuidado especial para verlas crecer.

Con Mi primer invernadero de Clementoni, los niños a partir de 8 años disfrutarán de la experiencia de conocer la botánica y convertirse en unos superjardineros.

Pese a lo que pueda parecer, este kit no ocupa demasiado espacio e incluye todo lo necesario para el cultivo de plantas: un invernadero, semillas, turba y un folleto en el que se explica su crecimiento y el proceso de la fotosíntesis.

Los superpreguntones descubren la ciencia. Cuaderno de actividades de Vox Editorial

Otro estupendo formato de juego científico recomendado a partir de los 6 años, es este cuaderno de actividades con el que pasárselo en grande con la tecnociencia.

Los Superpreguntones descubren la ciencia contiene páginas de tamaño A3 con una propuesta diferente en cada una de ellas fundamentada en los descubrimientos, experimentos e inventos de la humanidad.

En el reverso de cada página encontrarán la solución de la actividad y un texto que profundiza en el tema con datos curiosos o propuestas de nuevas actividades.

365 experimentos para pequeños científicos

Rebajas

365 experimentos para pequeños científicos, de Usborne Ediciones, se ha convertido en un superventas porque, como su nombre indica, ofrece cientos de retos relacionados con la ciencia.

Eso sí, fáciles de realizar, para que los niños a partir de 3 años, comiencen a trastear con objetos e ingredientes que encuentran a mano: colorante alimenticio, aceite, agua, bicarbonato, papel…

Los pequeños curiosos de la casa podrán preparar comida para pájaros o ver cómo crecen o disminuyen las células, así como obtener respuestas a sus dudas: ¿por qué el pan tiene agujeros?, ¿cómo se forma el arcoíris?

Los libros de Usborne son tan conocidos que se traducen a más de cien idiomas, así que es un acierto casi seguro.

Mi gran libro de experimentos

Rebajas

Mi gran libro de experimentos da un salto en cuanto a la edad y se recomienda para niños a partir de 8 años.

Son 120 páginas con un sinfín de divertidísimos retos, como convertir un huevo en una pelota, hacer que los fideos bailen, crear una propia nave espacial o un bosque de cristales, provocar lluvia artificial o hacer que la arena no se moje.

El libro, que ha sido publicado por Susaeta Ediciones, guía mediante pasos concretos y sencillos a los pequeños científicos, así como ofrece respuesta a por qué suceden las diferentes reacciones químicas.

Última actualización el 2021-07-23 at 00:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados