Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores juegos de robótica para diferentes edades

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Seguro que en algún momento habrá escuchado que las profesiones del futuro todavía no existen y que, las actuales, desaparecerán a corto plazo.

Todo apunta hacia un mundo en el cual la programación será una herramienta tan básica y habitual como lo es hoy, por ejemplo, la ofimática. Empezar a introducir cuanto antes su lenguaje y los conceptos que utiliza es, además de interesante, altamente recomendable.

Y más mediante la gamificación, una inmejorable herramienta para educar.

Con probabilidad muchos de los conocimientos que adquieran los niños, como la capacidad de estructurar y resolver problemas, serán aplicables en otros contextos. Además, también mejoran las habilidades manuales como la psicomotricidad fina y la concentración.

Por todas las virtudes que ofrece la programación, muchos centros educativos llevan algunos años incluyendo en sus actividades extracurriculares la robótica, el Scratch (un lenguaje de programación visual para crear animaciones) o la impresión 3D. Con estos juegos y actividades se fomenta el aprendizaje STEM de forma lúdica.

En el mercado existe una amplia gama de productos dedicados a la robótica que habitualmente se clasifican por edades.

En esta comparativa también se ha hecho así, diferenciando tres grupos edad, y los mejores juegos para cada uno de ellos, como robots educativos para ayudar a iniciarse en la programación y kits de robótica que ofrecen infinitas posibilidades de montaje y funciones.

Lo que hay que saber

A continuación, se explican brevemente algunos conceptos imprescindibles que se deben conocer del lenguaje de la robótica:

STEM: Es un tipo de aprendizaje que está pensado para involucrar a los niños en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (Science, Technology, Engineering and Mathematics) a través de la codificación y la programación de placas electrónicas o robots. Y de un modo activo, visual, atractivo y divertido.

Arduino: es una plataforma de creación de electrónica de código abierto basada en hardware y software libre, flexible y fácil de utilizar para los creadores y desarrolladores.

Software libre: son los programas informáticos cuyo código es accesible para que cualquier persona pueda utilizarlo y modificarlo.

Interfaz: tal como lo define la RAE es un “dispositivo capaz de transformar las señales generadas por un aparato en señales comprensibles por otro”.

Como ya se ha especificado con anterioridad, en esta guía se explican los mejores juegos de robótica recomendados por expertos y separados por grupos de edad.

Los juegos para los más peques pueden ser analógicos o digitales, algunos de los cuales se apoyan en pantallas con las que dar órdenes a la mascota robotizada.

Suelen venir montados de serie o con piezas grandes para que sean manipuladas con mayor facilidad.

El público infantil entre 5 y 9 años encontrará kits de robótica para montar por libre o siguiendo las instrucciones y, con posterioridad, programarlos a través de aplicaciones.

Por último, los sets para los niños con conocimientos en el campo de la robótica ‒o adultos que quieran iniciarse en él‒ incluyen componentes electrónicos, placas Arduino y un sinfín de mecanismos con los que dar vida a sus robots.

En cuanto al precio, la horquilla es muy amplia pudiendo encontrar robots sencillos desde 30 euros y hasta kits versátiles y sofisticados por 300€.

A partir de los 3 años

Code and Go de Learning Resources

Rebajas

¿Encontrará el ratón Colby el queso en el laberinto? Los programadores más precoces tendrán que cifrarlo para que siga los pasos indicados y no se quede sin cena.

Learning Resorurces ha creado este magnífico juego de robótica para que niños y niñas desde los 4 años se introduzcan en la codificación para el aprendizaje STEM y desarrollen habilidades lógicas y de resolución de problemas.

A los expertos les encanta este robot porque no requiere el uso de ningún otro tipo de gadget, como una tableta o un smartphone. Los peques aprenden, programan y codifican jugando y tocando. Y éste es un buen comienzo.

Además, no es necesario que sepan leer porque las cartas de retos y secuencias son imágenes sin texto. Bastará con que un adulto les explique qué significa cada carta y les enseñe cómo programar el ratón con los botones.

Lo pasarán en grande viendo como Colby sigue sus órdenes hasta salir del laberinto creado por ellos mismos.

Robot Dash de Wonder Workshop

Wonder Workshop es una compañía estadounidense que busca que los niños aprendan a programar y adquieran habilidades STEM a través del juego.

Dash es uno de los robots educativos para niños más completos que existen en la actualidad. Gracias a sus accesorios opcionales y aplicaciones gratuitas (Wonder y Blocky), este pequeño androide cíclope con un solo ojo hará que reciban sus primeras lecciones de programación sin darse cuenta.

Así como el juego anterior de Learning Resources se queda en lo básico, que es crear rutas de movimiento, Dash es un robot que se mueve rodando por la habitación en todas direcciones.

Detecta objetos, se ilumina, reacciona a la voz, emite sonidos, compone música, resuelve puzles y ejecuta programas con tan solo presionar un botón.

Tiene bastante personalidad y va adquiriendo habilidades a medida que lo programan y juegan con él.

Otro punto a su favor es que viene completamente montado, las piezas no se separan y no necesita pilas.

Parecerá una tontería, pero los niños que no tienen paciencia para el montaje de un kit de robótica agradecerán el abrir la caja, descargar la aplicación que corresponda para Android, iOS o Kindle, activar el bluetooth y empezar a jugar con su nuevo amigo.

En Estados Unidos Dash forma parte del currículo educativo en muchas escuelas. La marca promueve el uso a través de su página web y de las redes sociales, ofrece tutoriales, competiciones entre escuelas, clubes, foros, ideas de proyectos, concursos…

En España, a nivel educativo la editorial Vicens Vives ha apostado por Dash y también ofrece formación y material para centros escolares y profesores.

Está recomendado a partir de los 4 años con ayuda parental, pero, al ser evolutivo, disfrutarán con él hasta los 12.

Por eso, pese a que ronda los 100 euros, es una adquisición interesante tanto si se tienen hijos de varias edades como si se quiere un robot educativo e inteligente que dure años.

Incluye un cable de carga USB y dos extensiones de ladrillos creativos compatibles con LEGO y LEGO Technic.

De 5 a 9 años

Lego Boost

Rebajas

Considerado como el hermano pequeño de LEGO Mindstorms EV3, LEGO Boost posibilita que nuestros hijos construyan hasta 5 modelos de robots distintos y se diviertan al mismo tiempo que se introducen en la robótica.

Este kit está compuesto por 843 piezas LEGO con las que elegir si crear el Autobuilder, un robot de construcción automatizado que construye figuras pequeñas de LEGO; la Guitarra 4000, un instrumento al que se le añaden sonidos; Frankie el gato, una mascota robot que ronronea, maúlla, mueve la cola y la cabeza; MTR4, un 4×4 espacial que viene equipado con 4 herramientas como, por ejemplo, un cañón automático; y la creación más compleja, Vernie el Robot, que puede disparar, bailar, cantar rap, ser teledirigido y realizar retos en circuitos.

Todos ellos son controlados con LEGO Move Hub, la parte que incluye motor y un sensor de movimiento, color y distancia que se controlan a través de las órdenes enviadas desde la aplicación gratuita LEGO Boost.

Esta app emplea el lenguaje de programación Scratch creado por el MIT y basado en arrastrar y soltar bloques de código.

Gracias a este lenguaje los niños y niñas consiguen que su robot vaya de un lugar a otro, el gatito se enfade, toquen una melodía con la guitarra eléctrica o pongan en marcha el Autobuilder.
La app incluye el manual de instrucciones necesario para montar cada modelo y sólo está disponible para tabletas iOS y Android.

Sin duda Lego Boost es un kit de robótica creado para los más exigentes que buscan robots entretenidos, versátiles y fáciles de usar, programar, montar y combinar.

Está recomendado para niños desde los 7 hasta los 12 años y para todos los que quieran aprender el interesante mundo de la robótica.

MIO el robot de Clementoni

La marca italiana Clementoni ha incorporado en su catálogo juguetes electrónicos y de robótica que se han posicionado realmente bien en el mercado por su calidad y precio.

Mio fue el primero, pero han ido sacando sucesivas versiones mejoradas como Doc Robot para niños a partir de 4 años o Cyber Robot y Robomaker para los mayores.

Programándolo, Mio será capaz de completar recorridos complicados y buscar metales con el brazo imantado.

Viene desmontado y se puede armar de dos formas: siguiendo las instrucciones del manual o “a tu manera”, para aquellas mentes inquietas que disfrutan de los retos. Porque montarlo y desmontarlo también es una operación divertida y sencilla gracias a sus componentes intercambiables fáciles de acoplar.

Los especialistas lo recomiendan para quienes se inician en la programación ya que no es de los juguetes más avanzados. Las funciones que realiza son sencillas: avance, retroceso o giro de 90º a ambos lados.

Si se busca un robot económico para niños a partir de 8 años, Mio es una magnífica alternativa como juguete educativo para iniciarse en la robótica y aprender a programar movimientos y secuencias.

A partir de 9 años

ELEGOO UNO Proyecto Kit Coche

Ha llegado la hora de dar un salto cualitativo, con menos limitaciones, y poner a prueba a nuestros hijos.

ELEGOO UNO R3 es un kit educativo con el que crear un coche inteligente. Practicarán con la programación Arduino, aprenderán robótica y ensamblarán componentes electrónicos.

Pese a que puede resultar farragoso, con sus más de 200 componentes, es fácil de montar porque toda la interfaz del módulo tiene puertos XH2 54, un tipo de conectores que simplifican el ensamblaje del cableado y reducen los posibles errores al instalar los sensores.

Tiene múltiples modos, tales como el control remoto, el sorteo de obstáculos y el seguimiento en línea.

En cada uno de ellos aprenderán cómo cargar programas y dar las órdenes para que el vehículo funcione según las instrucciones.

Además, a través de la aplicación gratuita Elegoo Ble, tanto para APP Store como para Google Play, podrán controlar el coche libremente desde un smartphone.

La marca ofrece un minucioso tutorial en un CD para aprender a editar y enviar señales al tablero y hacer que funcione. Estas instrucciones también les ayudarán con el montaje del robot desde cero y con todos los programas y códigos necesarios.

El disco compacto incorpora un manual en español, aunque se puede obtener también en el propio website de la marca: https://www.elegoo.com/download/

Los expertos destacan lo bien clasificados que vienen todos los componentes y recomiendan ir abriendo los paquetes de piezas poco a poco, según se vaya montando el robot.

Si alguien de su entorno se siente atraído por el mundo de la electrónica, este kit es una estupenda elección y un regalo ideal para iniciarse en un proyecto de robótica.

Lo más probable es que la interactividad que ofrece este coche robot despierte la curiosidad y el interés de los niños en descubrir por qué y cómo funciona y se mueve.

Su precio es realmente económico y está recomendado para adolescentes a partir de 12 años.

LEGO Mindstorms – EV3 (31313)

Rebajas

Desde su lanzamiento en 2013, Lego Mindstorms EV3 es el mejor y el más vendido kit de robótica de la marca.

EV3 ha sido la base con la que se han construido Braigo, una impresora Braille de bajo coste, o CubeStormer III, el actual Record Guinness de resolución robotizada del Cubo de Rubik.
Con Lego Mindstorms EV3 tendrán juego y educación para rato.

Con sus 550 piezas de lego Technic permite construir robots y programarlos. Todo el material viene desmontado para ofrecer la posibilidad de construir creaciones propias con las piezas incluidas o añadiendo otros ladrillos de Lego que tengan en casa.

El kit incluye: el brick EV3 (el corazón informático), un centro de control y una fuente de poder de los robots; un sensor de color con el que reconoce siete colores diferentes y mide la intensidad de la luz; un sensor táctil que le hace reaccionar al contacto; un mando a distancia para controlar los movimientos; dos motores grandes para que el robot realice acciones potentes y un motor mediano para acciones más precisas y rápidas.

De entrada, propone la creación de 5 robots básicos: Track3r, Spik3r, R3ptar, Gripp3r y Ev3rstorm. Pero, como se ha precisado con anterioridad, el límite lo pone el niño al tener la posibilidad de construir otros modelos propios con todas las piezas Lego que quiera.

De hecho, una vez construidos los 5 modelos puede seguir adelante con otros proyectos como impresoras, guitarras eléctricas o juegos de habilidad. Encontrará en la página web de Lego Mindstorms ejemplos con manuales explicativos de cómo construirlos.

El siguiente paso una vez armado el robot es programarlo con una tableta u ordenador Android o iOS. El sistema de programación alberga un software intuitivo, basado en iconos de fácil uso que plantea “misiones de programación” con progresión de dificultad.

Cuando ya se haya programado el comportamiento deseado del robot, se puede usar el control remoto, un smartphone o tableta con la app gratuita Ev3 Programmer para manejarlo y comenzar la acción.

Los expertos recomiendan Lego Mindstorms V3 para los fanáticos de la robótica y la programación.

Sin embargo, para quienes nunca hayan montado un robot o jugado con piezas Lego no es el kit adecuado.

Además, debido al su precio elevado que supera los 300 euros se requiere un interés y un nivel elevado de dedicación para sacarle el máximo provecho al kit y a la inversión.

Las únicas pegas que los especialistas han encontrado son que por este precio debería incluir: baterías recargables en lugar de pilas, una multiherramienta que permite montar y desmontar las piezas sin dificultad y una caja de plástico con compartimentos para guardar las piezas sobrantes en lugar de la típica de cartón con bolsitas de plástico.

También añaden que el mando a distancia es terriblemente pequeño, hay que pulsar los botones con la punta de la uña y resulta bastante incómodo de sostener.

Última actualización el 2020-09-22 at 16:21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados