Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Los mejores manteles individuales para vestir la mesa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el lunes 22 de marzo

Al igual que los comensales se visten de manera distinta en función del tipo de cita gastronómica a la que acuden, las mesas también varían en estética. Nada más visible dentro de ella que el mantel o manteles individuales que las revisten.

En este caso nos vamos a ocupar de los de tamaño individual. De entre los seleccionados hemos optado por una propuesta algo más original de la marca U’Artlines con un juego de seis manteles redondos de hilo de algodón. Muy versátiles en uso y por un precio muy económico.

Muchas veces la comida entra por los ojos, pero la decoración de una mesa lo hace siempre. Es la superficie sobre la que se van a disponer el resto de elementos como cubiertos, vajillas o servilletas y nada más visible que la tela o material que la recubre.

Las distintas y numerosas ocasiones familiares o sociales que nos abocan a una comida o cena se corresponden con un amplio catálogo de posibilidades en la elección del tipo de mantel que se vaya a usar. En suma, el mantel determina la estética y el tono de la cita.

Antecedentes de los manteles individuales

No faltará quien crea que la implantación de manteles individuales es una tendencia relativamente moderna derivada de las prisas de los vertiginosos tiempos actuales.

Sin embargo, la historia refleja ya que en la época de los romanos su uso era bastante frecuente por una cuestión estética. No tanto entonces para que luciera el mantel en sí sino para que lo hiciera la mesa y no se tapara totalmente.

En la actualidad, su uso es extremadamente versátil. Va desde los manteles desechables para hacer una rápida comida a elegantes o vanguardistas diseños en restaurantes de alto nivel.

En todo caso, lo que parece fuera de duda es que resultan mucho más funcionales.

Qué ventajas tienen los manteles individuales

  1. Retomamos la versatilidad ya aludida como la primera de ellas.
  2. Evita la preocupación por las medidas del mantel ya que se adapta a cualquier superficie.
  3. Dan más juego en la decoración con la mezcla de colores o estampados.
  4. Hacen mucho más sencilla la labor de recoger luego la mesa.
  5. Más prácticos a la hora de lavar y planchar.
  6. Ahorro de espacio.

De qué material escoger nuestros manteles individuales

Este apartado puede valer también para sus hermanos mayores en general, aunque en el caso de los individuales se suman algunos. Destacamos los siguientes:

  • Papel: Empezamos por el más básico. De uso cotidiano, desechable y con poca vocación decorativa, aunque hay excepciones.
  • Algodón: Orientados a uso diario. Fáciles de lavar, duraderos y muy extendidos.
  • Poliéster: Similares ventajas que el algodón. Larga duración, se puede lavar a máquina, es un material económico y disponible en muchos colores y motivos. Como diferencia, el poliéster cuenta con una apariencia más sedosa y brillante. Muchas veces ambos materiales se mezclan.
  • Vinilo: Más propios para ocasiones informales o picnics. Son muy resistentes y fáciles de lavar. Aguantan la exposición a la luz, el agua o el aire.
  • Arpillera: Este tipo de material está prácticamente reservado a los manteles individuales. Se pueden hacer fácilmente en casa de manera artesanal.
  • Otros: Señalamos algunos materiales más de manteles individuales como el yute, el plástico, la piel sintética o la silicona.

Algunos consejos antes de comprar un mantel individual

Aportamos algunas recomendaciones con mantel individual en función del tipo de comida:

  • Formal: En función del grado de formalidad, si es elevado habrá que priorizar los colores lisos o, como mucho, ribeteados. Respecto a los colores, si la ocasión se celebra en invierno, los colores oscuros (caso de granate o distintos tonos de marrón) dan sensación de mayor calidez. Por el contrario, en verano priman los colores vivos. Puede dar un bonito resultado superponer un mantel individual encima del otro cuidando la combinación de colores.
  • Informal: Manteles estampados y coloridos ya sea para comer sentado o para la opción de picotear.
  • Infantil: Colores vivos y combinaciones con servilletas de papel ya sean también de colores llamativos o con dibujos propios de su edad.
  • Navideña: Por supuesto, puede ser también una opción para las comidas y cenas de estas fechas. En este caso, se aconsejan colores verdes, rojos y dorados o estampados alusivos a esas celebraciones.

Resistentes y elegantes: Fontic

A pesar de que el material plástico no parece el más idóneo para vestir mesas elegantes, lo cierto es que este modelo no quedaría nada mal en una comida o cena de estas características debido en buena parte a la combinación de colores.

Además, ese mismo material es el que posibilita que resulten, a su vez, de batalla y muy resistentes al uso, aunque este sea muy frecuente.

En cuanto a su limpieza, pros y contras. Se limpian muy bien con agua y jabón en el primer caso, pero las pequeñas migas se pueden quedar entre los pequeños agujeros. Basta con sacudir bien antes o sea que es un problema menor.

También hay que destacar que esa superficie mínimamente rugosa es la que le dota de un buen antideslizamiento.

Por tanto, unos manteles que igual sirven para comer de manera rápida en casa que para montar una celebración familiar y todo por un precio muy económico.

Con aire asiático: Dokot

Otra opción muy distinta. Más tosca en estética, aunque, precisamente, en eso reside buena parte de su atractivo.

Juego de cuatro manteles con aire asiático, fabricados en ratán (material procedente de palmeras) y con un grosor mayor sobre la media.

También está bastante por encima de la media en precio aun viniendo menos unidades. En todo caso, sigue siendo un precio asequible.

Pega mucho para cenas entre amigos de comida japonesa o similar. Una vez en la mesa resultan estéticamente muy bonitos.

Un lujo en la gama: Signature Home Collection

En línea con el anterior, en cuanto a diferenciación con los modelos más convencionales, este juego de seis manteles en piel sintética a un precio que sí que ya puede considerarse mucho menos asequible.

Entre los argumentos del mayor desembolso, un material distinto y más caro como la piel sintética (se puede usar por ambos lados) y un signo de distinción en la mesa. Reservado para ocasiones muy especiales.

Muy resistentes y óptimos acabados con sus costuras en los bordes. Puestos a usarlo para otros cometidos se pueden orientar a juegos como las cartas o los dados.

Versión artística: Berocia

Una estupenda elección de manteles de algodón que tiene como cualidad más visible y apreciada que todos son distintos entre sí y muy llamativos.

Una opción artística que servirá tanto para citas formales como para otras que lo sean menos por un precio realmente económico.

Se lavan bastante bien con agua fría, pero tampoco conviene abusar para que no se deteriore el tejido.

Original y versátil: U’Artlines

Como se anticipaba en la introducción hemos optado por un modelo más original tanto en forma como en material.

Se trata de un juego de seis manteles redondos de hilo de algodón trenzado de gran versatilidad de uso y económico precio.

Buen equilibrio entre su fino grosor y firmeza sin llegar a ser rígidos. Visten mucho sobre la mesa y se adaptan sin distorsionar tanto a comidas más informales como de mayor formalidad.

Por su económico precio incluso se puede optar por adquirir un par de juegos y mezclar colores ya que tiene bastantes opciones.

Más que objeción puntual, de trata de un llamamiento a la precaución. No es conveniente poner directamente encima un plato muy caliente.

Sobre la limpieza, no es un proceso complicado, pero dado el trenzado del diseño tampoco va a resultar tan sencillo como puede ser, por ejemplo, en un juego de manteles de vinilo.

Última actualización el 2021-04-11 at 06:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados