Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores masajeadores faciales para reafirmar tu piel sin esfuerzo

Los mejores masajeadores faciales para reafirmar tu piel sin esfuerzo
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El cuidado del cuerpo en general y el facial en particular cuenta con un muy variado surtido de productos tanto en forma de líquidos o cremas como a modo de utensilio que mejore el estado de nuestra piel. Es el caso de los masajeadores faciales que aquí nos ocupan.

De entre los elegidos situamos en cabeza un pack de WottoCare que incluye un limpiador de silicona recargable y un rodillo masajeador de jade.

Un juego completo para el cuidado facial de todo tipo de pieles por un precio bastante asequible para lo que ofrece.

Qué es y para qué sirven los masajeadores faciales

Se trata de un utensilio con el que se lleva a cabo un tratamiento en el rostro (también en otras partes del cuerpo) mediante la ejecución manual de movimientos suaves, relajantes y que facilitan la circulación.

Tienen una clara vocación antienvejecimiento ya que están ideados para suprimir arrugas o rebajar bolsas y ojeras.

Cómo funciona

De manera muy sencilla ya que basta presionar el dispositivo sobre la piel y la zona muscular de la cara para que se noten sus efectos.

El paso de este rodillo procura una mayor relajación que redunda en la reducción de líneas de la cara y arrugas.

Qué ventajas tienen los masajeadores faciales

Destacamos otras que derivan en su potencial como elemento antienvejecimiento:

  • Oxigenación de la piel
  • Estimulación de la circulación sanguínea
  • Consecuencia de ambas ventajas supone también una estimulación del colágeno que es el componente principal de los tejidos conectivos de varias partes del cuerpo, entre ellos la piel.

El tejido conectivo aporta conexión, soporte y separación entre los otros tipos de tejido en el cuerpo. Está formado por células rodeadas por un compartimento fluido denominado matriz extracelular (MEC).

Por forma de uso

Dos grandes opciones:

  • Manual: Lo normal es aplicarse primero la crema facial, extenderla bien y luego pasarse el masajeador de manera manual para que el componente penetre mejor y sea más efectivo en el tratamiento.
  • Eléctrico: Van con batería. Se puede exfoliar y masajear a la vez para que la limpieza facial sea más efectiva.

Hay posibilidad de adquirir productos en pack que combinen ambas opciones, caso del líder de esta comparativa, con limpiador recargable y rodillo manual.

Qué tipos de masajeadores faciales hay

Además de los manuales o eléctricos existen otras variedades dentro de la gama con características particulares. Señalamos algunos:

  1. Escultores faciales: De metal. Viene a simular el paso de los nudillos de un profesional cuando te tratas la piel. Repasa de manera suave el cutis y le dota de un aspecto firme y tonificado.
  2. En forma de Y: Como cualidad generan una alta absorción entre los rodillos y la piel. Normalmente los rodillos que van al final del mango, y que le dan la forma de letra, tienen la capacidad de girar 360º.
  3. En forma de T: Funcionan con batería o a pilas. Se trata de un dispositivo vibratorio que imita los masajeadores faciales de los centros profesionales. Muy buenos para la relajación muscular y la tonificación de los pómulos.
  4. Limpiador: Ideado para potenciar la limpieza. Suelen llevar a cabo los estímulos mediante un molde de silicona. Orientados a la eliminación de restos de maquillaje o aceites y células muertas de la piel.
  5. De ojos: Más específico para esta zona. Están diseñados para aportar la presión correcta a una zona de alta sensibilidad. Ayudará a la absorción de cremas.

Limpiador y rodillo: Wottocare

Una completa opción por un asequible precio que ofrece un completo cuidado facial gracias a su limpiador recargable de silicona y a su rodillo masajeador manual de jade para repasar las líneas de la cara.

El reparto de funciones deja el proceso de limpieza al dispositivo de silicona que cuenta con un diseño que le adapta de manera muy cómoda a la mano para recorrer toda la zona del rostro.

Una de las bazas de este primer dispositivo es su versatilidad cutánea ya que, gracias a la posibilidad de regular cinco intensidades de la vibración, se ahorma a cualquier tipo de piel.

La sensación que da durante su uso, debido al tacto de sus cerdas, es de suavidad y confort muy similar a la que puede procurar una esponja.

En cuanto al rodillo, el jade es uno de los materiales más recurrentes en estos dispositivos gracias a la compatibilidad de resistencia y suavidad al recorrer arrugas y líneas de la cara.

En suma, un pack muy complementario y aconsejable para llevar a cabo un amplio tratamiento de cuidado facial en casa y por un desembolso muy ajustado.

Todo en uno: Misiki

Un modelo eléctrico exitoso por reunir en un solo terminal un amplio catálogo de funciones. Mucho más que un masajeador facial por un precio razonable.

Por concretar, a su función masajeadora suma la de limpieza total del cutis con cabezales específicos para puntos negros, poros o acné.

La distribución de sus accesorios pasa por dos cepillos dedicados a la limpieza, un cabezal orientado a la eliminación de restos de maquillaje, otro más consistente para la eliminación de posibles durezas en la piel y uno de silicona, uno de los materiales más extendidos, para el masaje en sí de la cara.

A estas utilidades añade una óptima autonomía de uso para el tiempo que requiere el proceso. Puede funcionar entre dos y tres horas que darían para más de dos semanas.

Una base muy estable, su capacidad de ser sumergido en el agua y su fácil carga a través de ranura USB conforman un producto de excelente relación calidad-precio.

Hieloterapia facial: Facialice

Más básico y barato, pero práctico y aconsejable como masajeador y tonificador de la piel. Su seña de identidad, ya desarrollada en la introducción, es que es una alternativa pensada para congelar y aplicar.

De este modo, requiere unos pasos previos como es el llenado, la congelación del agua y unos dos minutos de reposo antes de proceder a la aplicación.

Esta se ha de hacer a través de ligeros movimientos circulares entre dos o tres segundos por cada zona del cutis. Está fabricado totalmente en silicona líquida.

Muy manejable por su pequeño tamaño, de larga duración y eficaz en otras zonas como cuello y escote.

Para pieles sensibles: Dangshan

Un concepto radicalmente diferente al anterior y ya citado en el apartado de tipos. En concreto, en este caso se trata de un masajeador facial en forma de T de precio bastante económico.

Especialmente indicado para piel sensible, se trata de una opción con pila que basta encender o apagar en el extremo del mango para que se ponga en funcionamiento.

El cabezal resulta extremadamente fino en comparación con otras opciones y basa su eficacia en las vibraciones emitidas cuando está en marcha.

En cuanto a su material está fabricado en germanio, un elemento semimetálico cristalino duro y resistente que resulta muy suave en el contacto con la piel.

Rodillos giratorios: Joyjorya

Otra de las opciones ya mencionadas. Masajeador facial en forma, en este caso, de Y que también resulta especialmente recomendable para personas con la piel más sensible.

Muy barato de precio y con unos rodillos que giran 360º y que procuran sensación de bienestar durante su aplicación que, más básico en este aspecto, deberá controlarse en intensidad de manera manual.

Versátil en cuanto a las zonas de aplicación, inocuo en cuanto a materiales y práctico sin ofrecer tantas prestaciones como otros modelos más sofisticados y multifuncionales.

Masajeadores faciales: De qué material

Hay varias alternativas entre las que destacamos:

  • Silicona
  • Cuarzo rosa
  • Piedra de jade
  • Madera
  • De mandíbulas con tachuelas
  • Metálicos

¿Qué es el skin-icing?

Viene a ser la versión modernizada y revestida de anglicismo de los consejos de siempre que señalaban al frío como un buen mecanismo para la piel.

Esto ha dado lugar a dispositivos específicos dentro de la gama de masajeadores que se basan en la congelación previa y repaso posterior para cerrar los poros o descongestionar y tonificar el rostro.

Qué tener en cuenta en los masajeadores faciales

  • Rotación: Fundamental que sea ágil en el caso de los manuales para alcanzar una alta eficacia en la limpieza y relajación de la piel. En el caso de los eléctricos, algunos incorporan vibraciones que potencian la relajación.
  • Diseño: Ya hemos detallado que varía en función de sus especificidades. En todo caso a todos les une la recomendación de que sean ligeros, que lo son por naturaleza, y lo más ergonómicos posible para usarlos con comodidad.
  • Extras: Algunos modelos más avanzados emiten además calor que viene muy bien para activar la circulación de la sangre en la zona en la que se aplique.
  • Limpieza: No suele ser un problema. En todo caso, como aconsejables en este apartado aquellos que se limpien con agua y un líquido convencional de limpieza doméstica.

Última actualización el 2022-10-01 at 03:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados