Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores medidores para hacer una completa radiografía a los suelos

Los mejores medidores para hacer una completa radiografía a los suelos
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El cuidado del jardín o de las tierras cultivadas demanda diseccionar de la manera más completa posible cuáles son las condiciones exactas del terreno. Para cumplir ese papel, el denominado medidor de suelo resulta una herramienta de gran utilidad.

Si se es amante de las plantas o te desvela el crecimiento de árboles frutales, por poner dos ejemplos, se trata sin duda de una herramienta que proporcionará amplios conocimientos para que crezcan de manera óptima.

Qué es y cómo funciona

Un medidor de suelo es un dispositivo orientado a llevar a cabo mediciones directas del suelo tales como la humedad, el pH o la temperatura.

Su funcionamiento se sustenta en un conjunto de sensores que se entierran en el suelo al meter el medidor y que son capaces de leer y cuantificar en qué condiciones se encuentra el terreno.

Esos parámetros se reflejan en una pantalla analógica o digital en función del tipo de medidor que se utilice.

Con los medidores de suelo puedes conocer la humedad, el pH o la temperatura.
Con los medidores de suelo puedes conocer la humedad, el pH o la temperatura.

Cómo se usa

De una manera muy sencilla. Con carácter general, basta meter en la tierra los soportes metálicos (puede ser solo uno o un par de ellos) y elegir en el dispositivo en el que viene la pantalla, analógica o digital, qué indicador se quiere saber.

Es decir, se cambia la pestaña a humedad, temperatura o pH en función de lo que en cada momento se quiera para completar la tabla de indicadores.

Es fundamental que el terreno no esté seco o que se mojen las sondas que se van a introducir (como referencia en torno a unos 10 cm) antes de usar el dispositivo y limpiar bien la sonda metálica una vez introducida.

Qué tipos hay

Ya hemos adelantado que hay dos tipos principales en función de su pantalla como son los analógicos de aguja y los digitales que son más caros y más precisos que los más tradicionales.

Digital de buena visibilidad: Eyglo

Hemos situado en cabeza un medidor de pantalla digital, con una buena visibilidad pese a su compacto tamaño y un precio bastante asequible en una gama que no se caracteriza, en general, por necesitar grandes esfuerzos económicos.

En este caso incorpora solo una sonda que hay que introducir en el terreno en torno a 10 cm para que realice las mediciones pertinentes.

Precisamente, uno de sus puntos fuertes es la multiplicidad de indicadores que mide tales como el rango del pH, la humedad, la temperatura o la luz del suelo.

Una ventaja que se potencia con la posibilidad de hacerlo todo a la vez y chequearlo con un sencillo manejo del dispositivo que incluye, junto a la pantalla, los controles de mando.

Funciona con pilas lo que les hace un poco pesados dentro de la ligereza que les define.

Como hemos ya señalado, la alternativa digital ofrece unas cifras más detalladas que la analógica (por ejemplo, en este caso, los decimales del pH), aunque también es cierto que se demora algo más en medir que la opción más tradicional antes de la llegada de la tecnología digital.

Cuenta con un sistema de retroiluminación que se apaga de manera automática unos segundos después de ser usado.

A través del smartphone: B BestCon

Por diseño, sin duda el más transgresor y con unas prestaciones extra bastante avanzadas por un precio bastante asequible.

Sin duda, su seña de identidad es que su funcionamiento está vinculado al smartphone ya que es a través de su pantalla donde se tendrá conocimiento de los indicadores que registra.

Como cualquier dispositivo de este tipo, basta emparejar el medidor al terminal (a través de la aplicación gratuita Flower Care), meterlo en el terreno a analizar y ver en la pantalla los resultados sobre la humedad, temperatura y demás valores.

El sistema de detección de valores usa un sistema de sensores que detectan los nutrientes del terreno y los transforman en datos a consultar en el móvil.

Como detalle de referencia, a través de este sistema tecnológico vinculado al smartphone se pueden detectar hasta tres mil plantas diferentes.

Clásico de doble sonda: Sonkir

Toca el turno al clasicismo del medidor de aguja que, para empezar, resulta más económico que los digitales como es el caso de este modelo (hay excepciones, pero en general esa es la tendencia).

Muy rápido a la hora de medir el indicador elegido siempre que el terreno esté en condiciones.

Así, como ya hemos advertido, si la sequedad es máxima hay que humedecer la tierra para que el dispositivo pueda cumplir su cometido.

Además del bajo precio sobre sus adversarios más modernos, no precisa del suministro de baterías.

Basta con introducir la sonda, en este caso en plural ya que incorpora dos, opción que acelera la medición, y elegir con la posición de la pestaña el parámetro.

Alto nivel: Ftvogue

Un medidor de suelo que tiene su principal inconveniente en la etiqueta del precio ya que está muy por encima de la media de esta gama de productos.

A cambio, ofrece una gran precisión y comodidad ya que la sonda no va integrada en el dispositivo de la pantalla sino unida a través de un cable lo que permite una mayor y mejor manejabilidad.

Se trata de una sonda resistente de acero inoxidable que, por ejemplo, evita un peligro muy propio de la humedad como es la corrosión.

En suma, un excelente medidor no solo para jardinería sino también para agricultura a un precio en consonancia a sus prestaciones.

Completo pack: Pancellet

Su hecho diferencial reside en que este medidor es la parte nuclear de un pack de jardinería que incluye nada menos que nueve herramientas para el tratamiento de las plantas.

Un buen cargamento de material a precio económico.

El medidor también incorpora doble sonda y aguja para determinar los indicadores. Muy de ámbito doméstico y muy útil para el cuidado de piezas tan delicadas como pueden ser los bonsáis.

También trabaja con eficacia en superficies más grandes como puede ser el césped del jardín con el control de su humedad, luminosidad y pH.

Qué ventajas tiene

Ya hemos mencionado que se trata de un mecanismo de gran eficacia para conocer en detalle el estado de un terreno.

Derivada de esta cualidad la principal ventaja a destacar es que se puede saber con carácter previo si el terreno es adecuado o no para determinadas plantas, frutas o distintos productos de la tierra.

Si ya está plantada la superficie ofrecerá los parámetros necesarios para mejorar las prácticas del cultivo.

Gracias a los medidores de suelo se puede saber con carácter previo si el terreno es adecuado o no para determinadas plantas
Gracias a los medidores de suelo se puede saber con carácter previo si el terreno es adecuado o no para determinadas plantas

¿Qué es el pH del suelo?

Todos los indicadores que facilita el medidor son importantes, pero si hay que destacar uno acaso sea el del pH.

El valor del pH es la medida de la acidez o alcalinidad del suelo que afecta de manera directa a la disponibilidad de nutrientes en el terreno.

La escala del pH tiene un rango que va desde el 0 al 14 con el 7 como rango del valor neutral.

Qué tener en cuenta

  • Uso: El primer factor de tipo estructural es tener claro el tipo de terreno en el que se va a usar de manera preferente.
  • Polivalencia: En general estos dispositivos ofrecen mediciones de más de un indicador (también hay casos de solo uno como la humedad). Hemos ya señalado los tres principales: humedad, temperatura y pH o acidez.
  • Facilidad: El manejo de estos utensilios es bastante sencillo ya que basta con enterrar las sondas o soportes metálicos en el terreno humedecido y esperar a que se cuantifique la medida que se haya elegido.
  • Precisión: Uno de los aspectos más importantes que suele ser más afinado en los modelos digitales.

Última actualización el 2021-10-18 at 20:12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados