Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores miniproyectores para llevar un cine en el bolsillo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...
Germán Temprano
Artículo actualizado el lunes 19 de abril de 2021

Llevar un cine en un bolsillo puede parecer una exageración, pero los avances tecnológicos se encargan de que lo más increíble se convierta en realidad gracias a los miniproyectores.

En este caso, en forma de mini proyectores. Algunos caben en una mano y, sin embargo, ofrecen prestaciones que casi parecen cosa de magia más que de electrónica.

De los aquí analizados, hemos elegido de líder un modelo portátil que, dentro de la gama mini, es el de mayor tamaño siempre con una fácil portabilidad asegurada.

Se trata de un mini proyector Elephas con una amplia conectividad, una buena nitidez de imagen y un precio asequible.

Películas, series de TV, partidos de fútbol en casa con los amigos o en la suya ya que su portabilidad permite llevarlo a cualquier sitio. Todo eso y más permiten estos pequeños dispositivos.

¿Qué es un  miniproyector?

En esencia, un proyector como el resto con la notable diferencia de que, en el caso de las versiones mini, muchos han surgido a raíz de la tecnología LED y, de este modo, han sustituido la bombilla clásica por estos puntos de luz con la consecuente reducción de espacio.

Es decir, su función es recibir una señal de vídeo, procesarla y mediante sus lentes proyectarla a una pantalla donde se pueda visualizar.

Ventajas e inconvenientes de un miniproyector

  1. Entre las primeras, como es lógico, la ventaja más notable de este tipo de proyectores deriva de su tamaño y consecuente portabilidad. Se puede llevar a cualquier sitio o ponerlo en cualquier hueco de la casa con apenas ganar un pequeño hueco.
  2. Otra de ellas es el poco mantenimiento que se precisa en el caso de los de luz LED en vez de convencional ya que no es necesario cambiar los puntos de luz cada cierto tiempo y su durabilidad es mucho mayor.
  3. En cuanto a la desventaja más evidente es el brillo. Por su naturaleza, la luz LED proporciona menos potencia y si se quiere elevada habrá que rascarse más de lo habitual el bolsillo.

Qué tipos de miniproyector hay

Los mini proyectores son, obviamente, más pequeños que los convencionales, pero, dentro de esta característica genérica, hay distintos tipos en función del tamaño.

De menor a mayor serían:

  • Pico proyectores: Los más pequeños. Tanto que pueden entrar en la palma de la mano. En inglés de les conoce como vídeo beam. Pese a la veloz evolución de la tecnología, no llega para que este tipo de dispositivos alcance grandes prestaciones en comparación con sus competidores más mayores. Si se acercan a ellas será a costa de pagar un precio mucho más elevado que llevará a preguntarse si merece la pena por unos centímetros menos en unos tamaños que son de por sí pequeños.
  • De bolsillo: Algo más grandes aunque, como su nombre indica, no en exceso. Para hacerse una idea, apuntemos como referencia no más de 20 cm de largo para medio kilo más o menos de peso.
  • Portátiles: No están orientados para guardarlos en un bolsillo, pero por precios asequibles se obtienen prestaciones ya muy similares a los convencionales de mesa o techo con la ventaja de que siguen siendo muy portables.

Qué tener en cuenta antes de comprar un miniproyector

Tamaño: Ya hemos aludido en detalle en el apartado de tipos de proyectores. Desde el portátil para tener en casa hasta el pico proyector para llevarlo con una sola mano.

Calidad de imagen: Como en todo proyector, pequeño o grande, un factor fundamental que se sustenta en:

  1. Ratio de contraste: Indica la diferencia máxima en luminosidad entre el blanco y el negro. Cuanta mayor diferencia cromática haya entre ambos, más y mejor contraste. En el caso de un mini proyector, como dato orientativo, debería ser de 1000:1 o superior.
  2. Luminosidad: Como concepto mide la cantidad de luz que puede proyectar el dispositivo sobre una superficie. Se mide en lúmenes Ansi. Si el mini proyector se va a usar en casa para ver cine o derivados hará falta menos luminosidad ya que se suele ver a oscuras. Si es para conferencia, presentación o similar, mejor más luminosidad.
  3. Resolución: Mide la cantidad de píxeles proyectados. A mayor densidad, más claridad y nitidez de imagen. En el caso de los pequeños, como referencia aportamos una resolución 854×480.

Conectividad: Muy importante asegurarse de las posibilidades de conexión que tiene (HDMI, USB o tarjetas SD). Como se intuye, en la actualidad la conexión de tablets y smartphones está generalizada así como es recomendable que traiga conectividad wifi.

Memoria interna: No es un asunto menor además de las posibilidades de distintas conexiones. Como recomendación desde 16 GB puede ser adecuado.

Los mejores miniproyectores

Nitidez y portabilidad: Elephas

Como ya se adelantaba en la introducción, de entre los tres tipos de mini proyectores este modelo se adscribe a la versión portátil, algo más grande siempre dentro de una gama perfectamente transportable.

Una de sus bazas más sólidas es la amplia conectividad que permite reproducir a través de smartphones, videocámaras u ordenadores. Cuenta con salidas tanto digital como analógica (USB, HDMI, VGA, lector de tarjetas…)

La calidad de la imagen es buena y gana mucho si el uso que se le da es ver películas, series… etc con la luz apagada ya que se realzarán mucho los colores y los contrastes (esto es general para todos los proyectores).

Respecto al audio, y esto también sirve en general para todas las opciones, lleva entrada y salida auxiliar para incorporar dispositivos externos que lo mejoren como las barras de sonido.

Muy sencillo de conectar y usar. En función de la distancia resulta también muy fácil de enfocar con nitidez a la pantalla o superficie que se utilice para proyectar las imágenes.

La baza wifi: WiMius 5800

Un modelo algo más caro pero asequible, muy compacto y de óptima luminosidad. Uno de sus puntos fuertes es la opción wifi que hace compatible la proyección alámbrica e inalámbrica.

La nitidez que ofrece es altamente satisfactoria a través de un foco compuesto de una lente de cinco capas.

Es importante destacar que enlaza de manera rápida con el terminal (móvil, tablet…) para empezar la emisión (siempre sujeto a la calidad de línea y cobertura, como es lógico).

No es de bolsillo, pero casi con sus 21 cm por el lado más largo y apenas un kilo de peso. Ideal pues para ver película entre amigos y haya que llevar el proyector.

Además, viene en una cómoda y acolchada bolsa que lo hace todavía más cómodo para los desplazamientos.

Otro de los pluses a sus prestaciones es la función Bluetooh para conectar sin cables altavoces o auriculares si no se quiere molestar.

De bolsillo: Crosstour

Una alternativa literalmente de mano ya que, por tamaño, entra sin problema. Lo es su precio ya que es bastante más elevado sobre la media de la gama.

A cambio de ese desembolso incorpora una tecnología llamada DLP que proporciona una mayor nitidez de imagen en toda la superficie de pantalla incluidos sus bordes.

Una de sus señas de identidad es el silencio casi total del aparato, un aspecto no menor ya que la mayoría emiten un continuo sonido.

Puede funcionar de manera autónoma ya que lleva batería incorporada con bastante duración para ver películas sin preocuparse de cables, muy práctico, por ejemplo, para jardín o terraza.

Básico pero cumplidor: Vamvo YG 300

Rebajas

Buena relación calidad-precio en un miniproyector que cumple si no se le pide lo que no alcanza a dar por el desembolso que implica.

Por ejemplo, resulta muy útil para que los niños vean sus películas en un tamaño grande que les resultará muy llamativo sin reparar en pixeles ni nivel de luminosidad.

Conectividad amplia en un dispositivo que, además de esta variante de ocio, también puede resultar muy eficaz para presentaciones didácticas o laborales que no precisen de una nitidez de alto nivel.

Por ejemplo, si trabajas en algo que requiera este tipo de actos y tienes que viajar mucho ya que se puede llevar en cualquier rincón del equipaje.

Opción de luxe: XGMI

Cerramos con una versión de luxe tanto en el atractivo diseño como en sus grandes cualidades tecnológicas.

La suma de ambos factores da como resultado un precio al alcance de determinados bolsillos ya que es muy caro.

A cambio imágenes con calidad de alta definición, batería interna, enfoque automático y una calidad de sonido a la altura de la imagen y del precio.

Última actualización el 2021-05-12 at 21:10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados