Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Las mejores mochilas nevera para llevar fresca la comida y la bebida a la espalda

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

La comodidad a la hora de ir de excursión es un objetivo prioritario y tomarse algo fresquito después del esfuerzo un placer. Ambas aspiraciones convergen en las mochilas-nevera, un artículo que reporta claros beneficios para el tiempo de ocio.

De entre las aquí analizadas, optamos en primer lugar por un modelo de la marca Tourit que aúna un material muy resistente con un elegante diseño y un económico precio.

Su propio nombre exime de detallar en qué consiste ya que es obvio. Un recipiente habilitado para mantener el frío y con las sujeciones adecuadas para que se pueda colgar sobre los hombros.

Es decir, suma a las características térmicas las ergonómicas para que se pueda llevar de la manera más fácil posible a lo que ayuda, consejo importante, una correcta distribución de los pesos.

Cuál es su función

Muy similar a la de una hielera. Es decir, no enfría, o lo hace muy poco, pero mantiene los productos a baja temperatura que se introducen en su interior.

De este modo, si es útil para cosas congeladas de manera previa o para meter otras a temperatura ambiente rodeadas de bolsas de hielo teniendo en cuenta que estas con el tiempo acaban en agua. En este caso si se mantiene.

Qué ventajas tiene

Ya hemos adelantado la más importante como es su portabilidad, pero no es la única. Podemos destacar algunas adicionales:

  • Polivalencia: Algunos modelos pueden ser también usados como mochilas convencionales teniendo así un práctico dos en uno.
  • Espacio: Reservada esta ventaja al caso de las mochilas plegables ya que, cuando no se usan, se puede guardar en muy poco espacio.
  • Impermeabilidad: Esta cualidad, en el caso de mochilas polivalentes, la hace muy adecuada para uso convencional en excursiones con condiciones climatológicas adversas.

¿Cuánto tiempo es eficaz?

Depende de muchas variables. Señalamos entre ellas el tamaño del producto que se lleve, la intensidad de la congelación, por supuesto la cantidad de hielo si son artículos a temperatura ambiente e incluso de las veces que se abra y cierre la mochila.

Con el riesgo de los márgenes en función de los modelos, podemos decir que si la comida está congelada, en una nevera media puede aguantar fresco hasta un día si se cierra o abre lo imprescindible.

¿Son útiles los acumuladores de frío?

Sí, pero no imprescindibles. Cabe recordar que se trata de un dispositivo fabricado en polietileno (normalmente azul) con un funcionamiento muy simple. Se mete en el congelador entre dos y cuatro horas antes de usarse y luego se mete en la mochila nevera. Ayudarán a conservar el frío.

Qué tener en cuenta

  • Retención de hielo: Uno de los requisitos de mayor peso ya que de él dependerá el mantenimiento de los productos a la temperatura deseada. La oscilación puede ir de 12 a 24 horas en función de los condicionantes ya mencionados.
  • Tamaño: Factor muy vinculado al uso más frecuente que se le va a dar. Nada tiene que ver un morral para excursiones que una pequeña para llevar la comida al trabajo o para ser usada en la playa.
  • Extras: Muy importante, por ejemplo, un buen acolchamiento de las correas o que lleve bolsillos y compartimentos para ganar espacio.
  • Material: Una de las principales cosas a tener en cuenta ya que debe ser un material resistente con vistas a que dure. En general, en el caso de telas, serán gruesas y resistentes al agua.
    Por supuesto, ha de ser un material aislante ya que su función así lo exige. Dentro de este principio, hay diferentes calidades que se corresponden, lógicamente, a diversos precios.
  • Versatilidad: Si puede ser útil para ir de acampada e ir a la playa cumpliendo con corrección siempre será una ventaja adicional.
  • Peso admitido: La resistencia del material también está muy vinculada a este aspecto. Como es obvio, cuantos más productos más esfuerzo. Por ello también hay que valorar las condiciones físicas y no llenar pensando solo en la llegada y no en el camino hasta alcanzarla.
  • Fugas: En las mochilas nevera se puede guardar hielo, pero es importante chequear que el modelo es a prueba de fugas.

Recomendaciones de uso

  • Refrigeración previa: Todos los productos que metas en la mochila han de estar congelados o refrigerados de manera previa. Nunca hay que olvidar que su cometido es el mantenimiento del frío y no su generación. En todo caso, como hemos apuntado, admite bolsas de hielo para bajar la temperatura.
  • Tratamiento del hielo: Es muy aconsejable no meterlo de manera directa aunque se tenga la certeza de estar probado contra fugas. Lo mejor es dejarlo en su bolsa o, todavía más fiable, meterlo en un tuper o similar para tener un recubrimiento más sólido y dar frío.
  • Humedad: Poner siempre especial atención a que no se derrame dentro líquido alguno.
  • Temperatura de los alimentos: No mezclar los recipientes de alimentos fríos con templados o calientes.
  • Limpieza: Importante una buena limpieza después de su uso para evitar malos olores y mezclas indeseadas.

Tourit: Con plenas garantías

De tan elegante por diseño cuesta adivinar que su función sea introducir alimentos y bebidas y no un ordenador portátil. A su estética suma la resistencia de su material de fabricación y un precio bastante económico.

Buen aislamiento interior a base de espuma y a prueba de fugas para evitar goteos de alimentos congelados.

Su configuración se divide en tres compartimentos: el principal del interior aislado y destinado a alimentos y bebidas, un bolsillo central grande muy adecuado para guardar objetos secos y los compartimentos laterales de malla para botellas.

Su comportamiento es excelente en entornos tan complicados como la playa con el calor como amenaza. Con una bolsa de hielos dentro, y con la garantía de que no cala, se mantiene fresco su interior a lo largo de toda la jornada por larga que sea.

Buena capacidad para meter, por ejemplo, botellas de dos litros y tupers con comida. Se ajusta muy bien a la espalda con las sujeciones de las correas.

En el caso de que se lleve mucho rato y se transmita algo de frío tiene la opción de alternarse con el asa. Excelente relación calidad-precio.

Bomoe KR45: Vistosa y práctica

Otro modelo en parecido segmento de estética y precio con un aspecto de mochila convencional y unas funciones de refrigeración que se pueden prolongar hasta 16 horas, según las indicaciones del fabricante.

Una de sus cualidades más a valorar es su gran capacidad (25 litros) que, para hacerse una idea correspondería a más de 40 latas de bebida.

Como ya se advertía en la introducción, no hay que olvidar que, por cómoda que sea de transportar, si se llena el peso es considerable y si la caminata es larga puede ser un hándicap importante.

También es a prueba de fugas y su parte inferior repele el agua de tal modo que se puede dejar en zonas húmedas sin preocupación de deterioro.

La distribución también se reparte entre el interior, un bolsillo central y los laterales de malla. Los tirantes de sujeción resultan bastante ergonómicos y cuentan con un buen acolchado para ganar comodidad en su transporte.

CNOC 16L: Ideal para campo

Muy orientada a salidas al campo para picnic, senderismo o acampadas. Está dividida en dos compartimentos y viene con un botellero nevera aparte que resulta bastante útil.

Material resistente (poliéster), a prueba de fugas, impermeable y fácil de lavar con la ventaja de un rápido secado. Por capacidad puede servir, siempre con carácter aproximado, para tres o cuatro personas.

Es un modelo que resulta menos rígido y muy cómodo de llevar gracias a las correas de los hombros bastante anchas y ajustables y una parte trasera acolchada con buen grosor para que el apoyo en la espalda sea suave.

Dealux BackPack: Muy económica

Empecemos por una de sus bazas más atractivas: el precio. Una capacidad más que respetable (19 litros) para un modelo más básico en su diseño, pero muy satisfactorio en sus prestaciones.

Entran botellas de dos litros de pie y se puede aprovechar bien el espacio. Muy adecuada para la playa con un mantenimiento prolongado del frío cuando más se agradece.

Para pequeñas excursiones resulta asimismo muy práctica ya que con una bolsa de hielo (no traspasa el agua) se mantienen frías las latas de refresco o cerveza durante una larga caminata.

Campingaz Flexible: Gran capacidad

Mochila de gran capacidad (30 L) o sea que el primer consejo es calibrar su peso cuando si se llena del todo.

También fabricada en poliéster y con un aislamiento de espuma de 6 mm de grosor. Su fondo está confeccionado en PVC reforzado.

Su gran capacidad permite que se puedan incluir varios acumuladores de frío para reforzar el mantenimiento de las bajas temperaturas. Es muy fácil de plegar cuando no se usa y ocupa por tanto muy poco espacio.

Última actualización el 2020-09-22 at 13:41 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados