Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cómo hacer polos caseros para darse un capricho y mantener la línea

Cómo hacer polos caseros para darse un capricho y mantener la línea
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Con la llegada del calor queremos hacer poco, comer mucho y encima lucir palmito en la playa.

También queremos descansar por vacaciones (que para eso están), tomarnos alguna que otra cerveza o un refrescante tinto de verano, y saltarnos la dieta para degustar la gastronomía característica de la estación estival; como un gazpacho de campeonato, un buen salmorejo, o un rico pisto manchego.

Y, por supuesto, tampoco queremos renunciar a los dulces típicos de esta estación, como los helados y los polos, independientemente de si los saboreamos en el momento del postre o entre horas.

Porque con lo refrescantes que son, cualquier circunstancia es buena.

Y si no, que tire la primera piedra quién no quisiera llevarse a la boca las peculiares cremas heladas que ofrece en la Ciudad Condal el maestro heladero Massimo Pignata.

O quién no esté deseando probar las tres refrescantes recetas de helados y polos propuestas por Cata Mayor:

  •   El de fresa
  • El de menta y piña
  • El de yogur griego y frutos rojos.

Ya a primera vista, solo sus nombres, suenan deliciosos. Y lo cierto es que además de serlo, si son de fruta, los polos son sanos.

Por ejemplo, la receta del polo de piña de Cata Mayor no lleva nada más que piña y menta. Y esas son precisamente las dos claves para disfrutar de estos dulces sin culpa: que no lleven azúcar y que estén elaborados con fruta.

Nos lo ha explicado el dietista-nutricionista Diego Salas, especializado en composición corporal y entrenamiento de fuerza, quien ha desarrollado una buena parte de su carrera en el club de gimnasios Metropolitan, asesorando a sus socios para ayudarles a conseguir su cuerpo ideal de manera saludable.

“La fruta de por si es muy dulce, así que si se aprovecha su dulzor natural no hace falta añadir azúcar. Y lo mejor es que así los polos son también válidos para diabéticos”.

Porque este tipo de pacientes, según explica, pueden consumir polos de fruta, “siempre y cuando adapten su pauta farmacológica a la cantidad de fruta que incluyan”.

En este sentido y para prescindir del azúcar, para los más golosos recomienda partir de las frutas más carnosas de hueso gordo, como el mango, el melocotón o la piña, porque son mucho más dulces.

¿Por qué no un polo al día? ¡O tres!

Según explica el dietista-nutricionista (los nutricionistas no existen si hablamos de profesionales con titulación universitaria, y los dietistas a secas, tampoco), los polos de frutas, si se hacen bien, son un alimento con un importante aporte vitamínico y mineral para el organismo.

Y además, y esto es muy importante, también proporcionan fibra, algo esencial para un buen funcionamiento digestivo.

“Lo positivo de hacer nuestros propios polos en casa es que, si se hacen con fruta triturada, se pueden consumir todos los días como si fueran fruta normal”, cuenta.

De modo que, si la OMS recomienda cinco raciones totales de fruta y verdura al día (tres de fruta y dos de verdura, o viceversa), se podrían consumir, en lugar de la fruta, hasta tres refrescantes polos caseros, detalla el especialista.

Si la OMS recomienda cinco raciones totales de fruta y verdura al día (tres de fruta y dos de verdura, o viceversa), se podrían consumir, en lugar de la fruta, hasta tres refrescantes polos caseros
Si la OMS recomienda cinco raciones totales de fruta y verdura al día (tres de fruta y dos de verdura, o viceversa), se podrían consumir, en lugar de la fruta, hasta tres refrescantes polos caseros

¿Va a hacer polos? Necesitará usted una buena batidora

Para hacer polos caseros saludables, lo primero que hay que tener en cuenta es que deben hacerse a partir de fruta triturada (entera) y no de zumo. Porque como indica Salas:

“Si exprimimos la fruta eliminamos los nutrientes y también sus beneficios digestivos”.

Y es que, como es sabido, si eliminamos la fibra “potenciamos la absorción de los azúcares naturalmente presentes, un efecto no deseado para los pacientes diabéticos en particular, pero también para el resto de la población”.

En relación a cuánto tiempo se tiene que triturar la fruta, la respuesta es sencilla:

«Lo que se quiera y hasta conseguir la textura deseada. El triturado no produce cambios significativos en la composición, así que la fibra seguirá presente independientemente de cuánto se triture la fruta», detalla el dietista-nutricionista.

De modo que si usted quiere hacer polos saludables,  necesitará en primer lugar de una buena licuadora, como la Moulinex Blendforce Cristal (54,98 € rebajada al 32%). Una batidora de vaso potente (800W) y con capacidad de 1.750 mililitros, apta para lavavajillas.

Esta Moulinex es ideal para esta empresa porque es rápida, y también porque procesa las frutas sin esfuerzo (no se atasca porque cuenta con un sistema de bloqueo inteligente).

Sobresale de entre las de su gama porque tiene cierre de seguridad, y asimismo porque cuenta con función de granizado.

En resumen: una máquina versátil que le ofrecerá, con el mínimo esfuerzo, los máximos resultados.

Batidora portátil para que pueda llevársela allá donde vaya

Viajar en vacaciones tampoco será excusa para sucumbir a los helados industriales.

Lo tendrá fácil con esta minibatidora de vaso portátil de H. Koeing que bate y tritura todo tipo de frutas, verduras, hierbas, especias y cereales. Porque su tamaño es compacto, y muy ligero, siendo ideal para llevarla allá donde uno vaya.

Su precio, por otra parte, tampoco será un inconveniente, pues como en estos momentos está rebajada al 49%, es tan mini como la propia batidora (29,90 €, normalmente cuesta 59 €).

Si bien sus 300 vatios no la hacen demasiado potente, es más que suficiente para hacer polos caseros, al igual que su capacidad (570 mililitros).

La segunda parte del proceso de elaboración de este tipo de dulces es trasvasar la mezcla a un molde para polos
La segunda parte del proceso de elaboración de este tipo de dulces es trasvasar la mezcla a un molde para polos

Ya he triturado mi fruta: ¿Qué hago después?

La segunda parte del proceso de elaboración de este tipo de dulces es trasvasar la mezcla a un molde para polos.

Una vez los moldes estén llenos tan solo hay que refrigerar durante al menos tres horas, esperar y ¡voilá!

Es por eso que, además de aportar una selección de las mejores batidoras de vaso para triturar la fruta, hemos querido elaborar también una selección de los mejores moldes para hacer polos.

Apilables para optimizar el espacio en casa: Lékué Polo

Destacamos estos moldes para polos de la marca Lékué (18,95 €) porque son apilables y, por tanto, fantásticos para las casas con cocinas de tamaño reducido.

Son de silicona, y como todos los de esta lista, están libres de BPA (una sustancia química que se utiliza a menudo en la fabricación de plásticos y resinas que puede causar daños en la salud).

Lo mejor: vienen con una tapa para proteger la mezcla y evitar que esta se derrame o coja olores mientras los polos se solidifican en el congelador.

Y como plus… ¡recetario de regalo!

Los que sirven para congelar y también para hornear: Aixmeet

Estos moldes para polos de la marca Aixmeet (12,99 €) son económicos y muy versátiles; pues sirven para congelar, pero también para hornear, algo que cualquier amante de la repostería que se precie agradecerá.

Servirán asimismo para otros menesteres, como la elaboración de mousse, pasteles y otro tipo de postres.

Si bien no incluyen tapa, vienen con los clásicos “palitos” de madera.

Los que recuerdan al polo de Camy ‘ColaJet’: Manba

Lo que estos moldes para polos de la marca Manba (15,99 €) tienen de especial es que recuerdan al clásico polo de Camy llamado ‘ColaJet’, tan típico de los 2.000, con forma de nave espacial.

Magnifico para los nostálgicos de la época y también para todos aquellos que tengan peques en casa. Porque el molde seguirá siendo igual de divertido, pero con un  contenido completamente sano. Todo ventajas.

Los que tienen forma de polo de toda la vida: Nuovoware

Si antes hablábamos de nostalgia, esto es un paso más.

Estos moldes para polos rectangulares de la marca Nuovoware (23,99€) recuerdan al polo de limón, naranja u horchata “de toda la vida”. Esos polos que tanto gustaron a nuestros abuelos durante su juventud.

Su fabricante asegura que son excelentes para crear polos de múltiples ingredientes, como el de yogur y frutos rojos de Cata Mayor.

Hacer ‘Calippos’ caseros también es posible: iNeibo

Estos moldes de la marca iNeibo (9,99€) destacan porque recuerdan a uno de los helados de hielo más famosos de la mítica casa Frigo, el icónico ‘Calippo’, inventado por Joan Viñallonga, creador también de los otros iconos como ‘Frigo pie’, Twister’ o ‘Drácula’.

Sus dimensiones son de 25x4x15cm (son alargados, como no podía ser de otro modo) y su diseño es multicolor.

Para niños en tamaño mini: Oladwolf

Estos moldes de la marca Oladwolf (13,99 €) resultan ideales para los más pequeños por su reducido tamaño (18.03×17.02×4.83 cm) y para todos aquellos que quieran consumir cantidades pequeñas.

Así mismo resultan más que adecuados para los más peques de la casa porque recuerdan a un chupete, y su mango de polipropileno es muy suave (por supuesto sin BPA ni otras toxinas).

Además, disfruta de envíos en 1 día totalmente gratis, y exprés cuando no esté disponible, en millones de productos. Puedes probar Amazon Prime durante 30 días y sin compromiso.

Última actualización el 2022-07-02 at 07:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados