Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Otomanas para aunar decoración y utilidad

Las mejores otomanas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La estética y la utilidad convergen en las otomanas, un mueble, con muy distintas opciones de diseño, que tiene unos orígenes históricos lujosos.

Sin embargo, hoy son totalmente asequibles como complemento de decoración con funciones prácticas como sentarse o reposar los pies o, en algunos modelos, ser también un espacio de almacenaje.

Por detallar algo más su historia, fue uno de los muebles lujosos que Europa importó del Oriente, de ahí su denominación, en el siglo XVIII. La primera mención como tal se remonta a la Francia de 1729.

Otomanas: Qué son y para qué sirven

La otomana es un mueble normalmente de pequeño tamaño, aunque hay excepciones, que sirve tanto para reposar los pies y sentarse como para guardar objetos en su interior en muchos de sus modelos.

En su inmensa mayoría está diseñado con la altura de un taburete, sin respaldo y sin reposabrazos.

Existen muchos estilos y tamaños diferentes y es versátil en ubicación ya que puede quedar bien tanto en salones y pasillos como en alcobas o despachos.

Si hay que inclinarse por un uso en la actualidad sería el de utilizarlo como reposapiés del sofá. A este aspecto práctico suma su componente decorativo.

Versátil y económico: Songmics

Su económico precio y su versatilidad de uso han sido los criterios preeminentes para elegir en primer lugar este modelo.

Además, tiene un buen tamaño para adaptarse a cualquier vivienda estándar con la posibilidad de usarlo como asiento adicional, reposapiés para el sofá y, a su vez, caja de almacenaje.

Se trata de un banco otomano de sobrio diseño que tira a clásico con la superficie acolchada y remarcada por cuatro botones.

Se distribuye hasta en cuatro colores distintos y por sus citadas dimensiones (algo menos de 40 cm de ancho) se adapta sin problemas de espacio tanto a salón como a habitación.

La estructura de madera viene rematada con cuatro patas del mismo material. En el caso del tapizado se trata de una imitación a lino como es lógico por el precio.

Sin embargo, esto supone una ventaja respecto a la durabilidad ya que el lino es un material muy delicado.

Opción circular: Hnnhome

Rebajas

Una versión en diseño circular de mayor calidad en el material de tapizado y, en consecuencia, un precio sensiblemente superior.

En este caso, este taburete de lino se ofrece hasta en siete colores y cuenta con una estructura consistente con un peso total de unos seis kilos.

Muy buenos acabados, elegante y con una capacidad interior de almacenaje más amplia de lo que pueda parecer. En concreto, su diámetro es de 45 cm.

Lleva cuatro patas cuadradas que se atornillan a mano a la base si es que se quieren incorporar para no rayar el suelo ya que van con piezas para evitarlo.

La tapa acolchada se quita sin esfuerzo y luego se adapta bien sin que quede holgura.

Buena resistencia si se va a usar como taburete ya que, según fabricante, aguanta hasta 150 kilos.

El valor de la elegancia: Rivet

Ni versátil ni barata, pero elegante como pocas.

Esta, y la calidad de sus materiales, es la baza de esta otomana orientada a potenciar la decoración de la estancia.

Excelentes acabados con la aportación de la madera de haya y un tapizado que no destaca por ser llamativo sino por su elegante sobriedad.

Se configura en dos bloques. Uno que sirve de base y otro que haces las veces de cojín.

Hay que decir que, si bien no cuenta con capacidad de almacenaje, también es cierto que la comodidad a la hora de sentarse es mayor que en la media.

Se trata además de una otomana de dimensiones considerables con algo más de 80 cm de ancho.

En suma, muy bonita, lucirá mucho donde se ponga, aunque demanda una estancia amplia para hacerlo, y cara si se busca algo más práctico.

Básico pero aparente: Ibuyke

Si se busca algo básico y barato esta alternativa cumple con nota. Su cometido principal es usarlo de reposapiés ya que como asiento resulta algo bajo.

Más que fácil de montar, basta con fijar con la mano las cuatro patas, su tapizado estilo cuero resulta más que convincente por su bajo precio.

Tanto como para que también quede bien como elemento decorativo con alguna revista o complemento sobre su superficie.

Otra de las opciones a las que se presta como reposapiés, gracias a su tamaño, es a ubicarlo debajo del escritorio para descansar las piernas mientras se trabaja.

Estilo taburete: Suhu

Una versión taburete modernizada que adquiere ya el diseño casi integral del taburete debido a sus patas mucho más largas que en los modelos convencionales.

Esta opción, como es lógico, le reduce capacidad de almacenaje, aunque le dota de mayor prestancia estética, aunque sea este un factor siempre muy subjetivo.

En todo caso, una opción útil para una casa pequeña que además supondrá un componente decorativo si se barajan opciones como dejarlo abierto y usarlo de revistero.

Las otomanas son un mueble muy decorativo
Las otomanas son un mueble muy decorativo

Qué ventajas tienen las otomanas

  • Multifuncionalidad: Recapitulamos funciones como la de reposapiés, asiento, almacenaje o mesita en modelos de superficie rígida.
  • Adaptabilidad: Quedan bien en distintas estancias de la casa, lo que, sumado a las muchas opciones de tapizado y material, le convierten en un óptimo elemento decorativo.
  • Utilidad: Puede venir muy bien en reuniones de familiares o amigos como asiento complementario. No es la comodidad su fuerte, pero saca de algún apuro.
  • Diversidad: Tanto de diseño como de material de fabricación o tapizado. Un catálogo amplísimo para elegir la que más nos convenga.

Otomanas: Qué tapizado

Como decíamos en el apartado anterior las alternativas son muy numerosas. Señalamos pues algunas de las más extendidas:

  • Algodón
  • Cuero
  • Antimanchas
  • Piel sintética
  • Lino
  • Terciopelo

Dónde ubicar las otomanas

Como ya hemos reseñado hay distintas opciones. Señalamos algunas:

  • Alcoba: En este caso suele quedar muy bien como continuación de la cama. Además del realce decorativo y de ser muy útil para sentarse y ponerse los zapatos, puede servir para guardar ropa de cama.
  • Salón principal: El sitio más común para darle el uso más común como es reposar los pies mientras estás sentado sobre el sofá. Otra opción es asiento para alguien de visita.
  • Pasillo: Si la anchura lo permite es un lugar a valorar sobre todo si se tiene como prioridad el almacenaje de objetos.
  • Despacho: Opción viable solo en casas que cuenten con dimensiones para permitirse estos lujos. Puede dar un toque estético muy a tener en cuenta.
Las otomanas también son aptas para casas pequeñas
Las otomanas también son aptas para casas pequeñas

Qué tipos de otomanas hay

Las variantes otomanas son amplias:

  • Mesa: Su diseño está orientado a ser complemento del sofá. Puede servir como otomana y centro mesa.
  • Sofá: Viene a ser el modelo originario antes de sus variaciones. Un asiento en forma de baúl con la superficie normalmente acolchada.
  • Banco: Muy parecido al anterior, pero de tamaño individual.
  • Reposapiés: Ya hemos aludido que suele ser el complemento perfecto para potenciar la comodidad en el sofá.
  • Puff: Parecido en este caso al taburete, pero en versión más moderna.

Otomanas: Qué tener en cuenta

  1. Tapizado: En cuanto a los materiales la estructura es normalmente de madera o, en determinados casos, metálica.  En todo caso es más importante el material del tapizado cuyas opciones ya hemos detallado en la introducción. Entre los citados, advertir que el lino, si bien es muy elegante, resulta especialmente delicado. En el extremo opuesto estaría la piel natural.
  2. Almacenaje: Si la prioridad es decorativa no se trata de un aspecto prioritario, aunque, como nunca sobre tener espacios adicionales, la capacidad para meter objetos dentro de la otomana no es un detalle menor.
  3. Diseño: Cuenta con un abanico tan variado que dependerá del espacio que se tenga reservado y de los gustos personales en cuanto a la estética exterior.
  4. Tapa: Las hay que se quitan totalmente y otras que se pueden abrir tipo baúl.
  5. Resistencia: Si se va a usar a menudo como asiento adicional hay que poner especial atención a la resistencia del artículo.

Última actualización el 2021-09-24 at 06:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados