Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores paneles solares portátiles para asegurarse el suministro de energía

Los mejores paneles solares portátiles para asegurarse el suministro de energía
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La búsqueda de energías alternativas y la expansión de la ya existentes es un proceso irreversible. En un país como España, la solar se presenta como una opción ya de presente y, sobre todo, de inmediato y optimista futuro.

Su utilización ya abarca muchos ámbitos y su imparable desarrollo se puede comprobar en gigantescas instalaciones con paneles de grandes dimensiones.

Pero también en soportes portátiles usados para generar energía en distintos lugares vinculados, por ejemplo, a las vacaciones o las actividades al aire libre. Uno de sus usos más extendidos es asegurarse tener siempre cargado el móvil.

De estos paneles solares portátiles nos ocupamos. De entre los seleccionados hemos elegido uno de BigBlue ideal para recargar móviles al aire libre.

Plegable, ligero y con una óptima conectividad a un precio en la media de esta gama más básica.

Qué es y cómo funciona

Un panel solar, en su definición académica, es una plancha de vidrio, estaño y otros materiales, que se coloca en un lugar despejado y recoge la energía solar para conducirla a un transformador de energía eléctrica.

Consta de un gran número de celdas, llamadas fotovoltaicas, que son las encargadas de transformar la radiación solar en electricidad.

La circulación de energía se produce en cadena y fluye por todo el panel hasta que llega al inversor, mecanismo que transforma la corriente directa en alterna.

Como es lógico, en el caso de los portátiles que centran esta comparativa lo que cambia es el tamaño y el diseño ya que se pueden encontrar muchos de ellos plegables.

Carga de móvil asegurada: Big Blue

Como se apuntaba, la universalización de los móviles ha convertido la carga de su batería en una necesidad imperiosa de los nuevos tiempos.

Es por ello que nos hemos decidido en primer lugar por un modelo de panel solar plegable ideal para ese cometido.

Cualquier parada en una excursión o ruta de senderismo puede bastar para aprovechar la luz solar y recargar el dispositivo.

Incluso se puede hacer en marcha ya que se puede fijar extendido a una mochila e ir generando energía mientras se va caminando.

Se trata de un panel en la gama baja de potencia (28W), pero resulta más que suficiente para las funciones principales que cubre.

Es decir, resulta evidente que, por su tamaño y potencia, no servirá para enchufar electrodomésticos en una autocaravana, por poner un ejemplo común en los de mayor tamaño.

Muy buena conectividad con hasta tres salidas de USB y de facilísimo transporte gracias al sistema de plegado y su ligero peso.

No es un artículo especialmente económico, en general la gama no lo es, pero si se sale a menudo al campo resultará muy útil y merecerá la pena.

Ideal para baterías: Dokio

Pasamos a una versión de mucha mayor potencia y tamaño, aunque, una de sus ventajas es que, a pesar de sus dimensiones, es muy fácil de transportar gracias a su plegado en forma de libro y a su formato de maletín.

Un tamaño y potencia que cubre ya unas necesidades energéticas de mayor calado como las que se pueden demandar en un camping, caravana o embarcación. También su precio es más elevado, lógicamente.

Para sacarla el mayor rendimiento energético es aconsejable ir provisto de una batería adicional, cargarla a través del panel y tener acumulada la energía en ese dispositivo. Para ello cuenta con una tensión de salida de 12V.

Es decir, resulta muy adecuado como intermediario energético para alimentar fuentes de energía como las baterías con las que se puedan poner en marcha electrodomésticos. En suma, ideal para caravanas.

Suministro para estaciones de energía: Allpowers

Subimos de potencia, de tamaño y sensiblemente de precio con este modelo de 120 W que puede alcanzar una corriente máxima de 20 amperios.

Unas características que le permiten suministros a dispositivos que van más allá de las baterías convencionales como es el caso de las estaciones de energía que suponen, eso sí, un considerable gasto previo.

Además, de generar más energía a través de las radiaciones solares lo hace de manera bastante rápida. Para hacerse una idea, en condiciones de luz solar normales en unas tres horas puede cargar una (depende del modelo).

De este modo, gracias al panel y a través de la estación se pueden acometer tareas tales como arrancar vehículos. Estas estaciones también valen como compresor de aire o para inflar neumáticos.

Muy económico: Doobyby

De regreso a los más domésticos, un modelo plegable que destaca por su económico precio y por su buen comportamiento en la carga de dispositivos tan usuales como los smartphones o las tablets.

Con tan solo 19 vatios de potencia no se le puede pedir un suministro más allá, pero es suficiente para cargar dos dispositivos al mismo tiempo. Si no se busca más, la relación calidad-precio resulta excelente.

Incorpora un agujero para facilitar colgarlo en la mochila e ir acumulando energía mientras se camina. Un dispositivo orientado a pequeñas excursiones que resulta bastante duradero.

Impermeable y vistoso: Suparee

Otro modelo orientado a la carga de dispositivos de uso diario con un diseño llamativo y cualidades como su carácter impermeable. Detalles que redundan en el precio, aunque se mantiene en la media de la gama.

Su potencia se sitúa en los 30 vatios, un indicador suficiente para cargar a la vez tablet, smartphone y unos auriculares, por poner los ejemplos más comunes.

En este caso los agarres para llevarlo colgado en la mochila mientras carga se concretan en dos mosquetones para garantizar mayor seguridad.

Los paneles solares portátiles son perfectos para estar siempre con batería en las excursiones
Los paneles solares portátiles son perfectos para estar siempre con batería en las excursiones

Por partes

Destacamos cuatro componentes principales:

Cubierta transparente

Su cometido es generar el efecto invernadero y rebajar las pérdidas por convección para mejorar el rendimiento.

Se entiende como convección la transmisión de calor en un fluido por movimiento de capas desigualmente calientes.

Para poner un ejemplo gráfico, al poner agua en una cazuela asciende al calentarse mientras que el agua de la superficie desciende por los lados al enfriarse y ocupa el lugar que dejó la parte caliente.

Placa captadora

Su función es absorber de la manera más eficiente posible la radiación solar y convertirla en energía térmica. Se puede considerar el elemento principal ya que recoge la radiación solar y transmite el calor que esta transporta.

Esta construida de material metálico negro o plástico cuando la temperatura no alcanza los 50º. Para mejorarlas se emplean los denominados recubrimientos selectivos que cuentan con la máxima absorción y mínima emisión.

Aislamiento

La placa captadora se protege en su superficie posterior y en los laterales por unos aislamientos para prevenir y evitar pérdidas de energía térmica hacia el exterior.

Los materiales más usados para estos componentes son la fibra de vidrio, la espuma rígida de poliuretano o el poliestireno expandido.

Carcasa

Es el armazón que protege todos los elementos que conforman el panel solar. Como es lógico debe ser rígida y resistente para asegurar su estabilidad.

Qué potencia

 Algunos parámetros son de gran utilidad para saber qué potencia se necesita en función de las necesidades. Para hacerse una idea, un panel solar portátil de unos 20 W generará 20 vatios de potencia por cada hora de exposición al sol.

Como es lógico, la carga dependerá de las horas de sol. Siguiendo el ejemplo anterior, la misma placa generaría unos 100 W de potencia si la duración máxima de la luz solar es de cinco horas.

Con esa potencia, para hacerse una idea práctica, se puede tener encendido el televisor y más de un cargador de móviles.

Es aconsejable que lleve amperímetro para saber en todo momento la intensidad de la corriente eléctrica que la placa produce en cada momento.

Qué tener en cuenta

Potencia

Uno de los aspectos fundamentales. En el caso de los portátiles, como referencia, más allá de los 100W no son plegables y pueden resultar ya un poco más aparatosos.

Tamaño

En este apartado tienen especial relevancia los modelos plegables. Como referencia numérica los paneles más básicos pueden estar sobre los 30 cm en tanto los más potentes se pueden acercar al metro desplegados.

Peso

Los hay más adecuados para unas actividades o para otras. Con menos de un kilo suelen estar orientados para hacer una merienda campestre o realizar una ruta de senderismo de menos de un día.

Los más pesados ya están pensados para hacer rutas de varios días sin acceso a corriente eléctrica.

Es evidente que el peso mayor o menor depende del uso que vaya a ser más frecuente y también que marca la mayor o menor comodidad de su traslado. Como referencia, la media de los portátiles está por debajo del medio kilo.

Conectividad

Depende del uso habrá que cerciorarse de que tomas de conectividad incorpora. Por ejemplo, que lleve un enchufe de 220V que es el más extendido. Del puerto USB es común para cargar dispositivos.

Última actualización el 2021-10-18 at 20:12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados