Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Parques para que tu perro pueda jugar sin que se descontrole por la casa

Parques para que tu perro pueda jugar sin que se descontrole por la casa
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El mundo canino ofrece un amplísimo catálogo para atender todo tipo de necesidades de las mascotas, al fin ya al cabo un miembro más de la familia cuando tienen la fortuna de contar con un hogar que le den parte del cariño que ofrecen.

Desde la alimentación a su seguridad pasando por sus necesarios desahogos lúdicos con sus juguetes. En esta ocasión nos centramos en un artículo que conjuga los dos últimos aspectos.

Así, los parques de perros acotan espacios donde nuestra mascota puede jugar, ya sea sola o socializando con otras, al tiempo que son un eficaz sistema de control para saber dónde están sin preocupaciones.

De los aquí seleccionados nos hemos decantado en primer lugar por uno para cachorro de Iris Ohyama Europe por su bonito diseño en plástico resistente, su posibilidad de ampliación con más paneles, su fácil montaje y desmontaje y un asequible precio.

Los parques para perros son muy habituales en espacios urbanos y reservados de plazas públicas, pero también pueden ser una opción doméstica.

¿Qué son los parques para perro?

Un espacio específico para que los perros puedan moverse, jugar, ya sea solo o con otros perros, sin riesgo de que se escapen y pierdan. Se trata pues de crear con estos dispositivos un entorno controlado y seguro.

Qué ventajas tienen los parques para perro

Destacamos algunas de ellas:

  • Pueden jugar seguros
  • Son espacios muy adecuados para relacionarse con otros perros
  • Da sensación de control y seguridad. Por ejemplo, si se está limpiando la casa no tendrás a la mascota por el medio, algo muy normal sobre todo en cachorros
  • Óptimo espacio para enseñarle pautas de conducta
  • Amplia variedad de tamaños y diseños
  • Son bastante versátiles
  • Evitan deterioros e incluso destrozos en mobiliario o zapatos, por ejemplo

Ampliable y bonito: Iris Ohyama

En contra de la tendencia general, este parque abierto que hemos elegido como líder de esta comparativa no está fabricado en metal.

Opta por un plástico consistente (usa entre sus materiales polipropileno y resina ABS) que le permite, además de ser muy útil, contar con un atractivo diseño que hará que luzca en la casa, jardín o patio.

Viene dividido en cuatro paneles, uno de ellos con una puerta que resulta especialmente llamativa. Su montaje y desmontaje es muy sencillo.

Por tamaño (91,5 cm por 60 cm de altura) está orientado a perros pequeños y, principalmente, a cachorros que son los que más controlados han de estar por su vitalidad.

Otra de sus ventajas es su fácil portabilidad a la que ayuda un peso que no llega a los cinco kilos y el fácil desmontaje ya mencionado.

Entre sus características extra a tener muy en cuenta por su utilidad es que se puede ampliar con más paneles que se venden por separado si se quiere ampliar el espacio. Como máximo se pueden engarzar ocho.

En suma, una óptima elección que aúna utilidad y estética, con posibilidades de reconversión y un precio bastante asequible.

Robusto y grande: Tresko

Un alojamiento muy distinto por material de fabricación, tamaño y precio por ser sensiblemente más elevado.

Un parque de notables dimensiones configurado a través del engarce de siete paneles más el especial que incorpora una puerta con una anchura que sobrepasa ligeramente los 60 cm.

Por altura (80 cm) es un parque que se adaptará a perros de tamaño medio y grande y que tiene su sitio más adecuado en un jardín.

Una vez montado sin demasiadas complicaciones, aunque hay que cogerle el truco a las uniones de los paneles, resulta estable y seguro con unos bordes redondeados para evitar posibles percances.

Recapitulando, un corralito robusto, apto para un buen número de cachorros o perros adultos de tamaño ya considerable, con una instalación fácil y un precio que se va por encima de la media, aunque hay que tener en cuenta su mayor tamaño.

Ligero y barato: Lunah

Pasamos ya con esta opción a los parques cerrados de loneta que, en general, resultan más endebles y también más económicos.

Es el caso de este barato modelo octogonal confeccionado en la denominada tela Oxford y combinado con las mallas para que el perro tenga visibilidad y se airee.

Su carácter ligero y altamente portable le hace muy recomendable para llevarlo en vacaciones y tener a la mascota controlada y entretenida en su zona de juegos. Una especie de tienda de camping propia.

Otra de las ventajas añadidas a su precio es que no requiere ensamblaje alguno y que, por tanto, se abre y cierra en muy poco tiempo.

Básico de metal: FurDreams

De vuelta a la alternativa metálica con un modelo básico en esta gama que tiene la ventaja de un precio más económico entre esta opción de material.

Un sencillo parque octogonal fabricado en hierro y que se distribuye en cinco tamaños diferentes.

Su montaje resulta sencillo ya que basta desplegar los ocho paneles y fijarlos con unos anillos sin que se requieran herramientas para empezar a usarlo.

La puerta, en sintonía con el resto, también resulta muy básica y apenas se distingue del panel en el que va insertada salvo por unos ganchos que le permiten abrir y cerrar.

Estructura de acero y malla: Pawhut

Una alternativa que se sale de los dos modelos más habituales para apostar por una estructura plegable de acero revestida de malla en forma casi circular.

A estos componentes suma un suelo de tela más resistente y tupida de tipo Oxford como la mencionada con anterioridad.

Una de sus grandes ventajas es que la malla que rodea todo el parque permite un total control sobre las actividades de las mascotas y permiten una ventilación total. No es un parque barato, pero sí espacioso y muy útil.

Qué tipos de parques para perro hay

Destacamos las siguientes alternativas:

  • Cerrado: Suelen estar fabricados en loneta (tela Oxford es uno de los tejidos más recurrentes) y suelen ir provistos de cremalleras y redecillas para facilitar la ventilación. Llevan una red superior de seguridad y se lavan muy bien
  • Abierto o al aire libre: En este caso se trata en su mayoría de un soporte metálico articulado, principalmente fabricado en hierro, con el que se puede formar una especie de corral en el que la mascota puede moverse dentro de las limitaciones de espacio.

También los hay en plástico de gran consistencia que se pliegan y montan de manera rápida y sencilla.

  • Con ‘habitaciones’: Están menos extendidos, pero también los hay con divisiones para, por ejemplo, separar a un perro adulto de cachorros o hacerlo con mascotas que pueden ser conflictivas.

Parques para perro: Por formas

Los parques para perro se pueden encontrar de muy distintas formas geométricas:

  • Cuadrados
  • Rectangulares
  • Hexagonales
  • Octogonales
  • Redondeados (en el caso de los de loneta)

Qué tener en cuenta en los parques para perro

  • Tamaño: Como es lógico depende del tamaño de los perros o del número que se vayan a meter en el interior del parque.

Por ejemplo, estos dispositivos son muy eficaces para tener controladas camadas de cachorros y que no se dispersen cada uno por su lado de la casa.

Como referencia, sujeta a distintas excepciones, la media del diámetro está entre un metro y 120 cm en los más convencionales.

  • Material: Ya hemos dedicado un apartado específico. En general, los de metal suelen ser más resistentes a las posibles travesuras de los perros, principalmente si son de corta edad.

Sin embargo, los cubiertos de loneta son muy eficaces por su cubierta para evitar que salgan del parque si saltan y, además, resultan bastante más atractivos por estética.

  • Diseño: Vinculado al apartado anterior y con mucho más peso en los de loneta y malla por variedad de formas y de colores utilizados.

Última actualización el 2022-08-18 at 09:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados