Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las mejores pilas recargables para no quedarte sin energía en el peor momento

Las mejores pilas recargables para no quedarte sin energía en el peor momento
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La necesidad de pilas recargables para que funcionen determinados dispositivos totalmente integrados en nuestro día a día viene ya de lejos.

Un accesorio convertido en clásico que, sin embargo, no ha sido ajeno a la evolución de materiales ni a la expansión de distintas posibilidades.

Una de sus características más apreciables es que supondrán un ahorro, si no en el momento de la compra, sí a medio y largo plazo, un margen temporal que siempre se cumple dada su fundamental función en los aparatos de la casa.

Qué las diferencian

Para definir sus características vamos a exponer cuál es su principal diferencia con las pilas convencionales de usar y tirar en el contenedor adecuado.

Primero, es conveniente señalar que cualquier pila funciona de la misma manera.

Un polo positivo o cátodo está conectado a uno negativo o ánodo a través de un medio líquido, sólido o híbrido denominado electrolito.

Al encender el dispositivo a pilas, el flujo de electrones sale del ánodo repelido por su carga eléctrica, pasa por los circuitos del aparato y regresa a la pila por el cátodo.

En las recargables se invierte el proceso y la reacción química es reversible.

La corriente de electrones entra por el polo negativo de la pila, atraviesa el electrolito y sale por el polo positivo.

Con este proceso, la carga de la pila vuelve a estar en condiciones para que funcione el dispositivo que corresponda.

Ventajas e inconvenientes

Vamos a señalar aquí los principales ‘pros’ y ‘contras’.

En el primer apartado, sin duda, la larga vida de estas pilas, aunque con el tiempo van perdiendo fuelle energético, y el no tener que quedarte sin ellas en el peor momento como puede pasar con las convencionales.

Entre las desventajas, señalamos dos: son más caras y además requieren cargador y se descargan antes que las alcalinas. Como en todo, es cuestión de poner en la balanza las preferencias.

Las mejores pilas recargables para no quedarte sin energía en el peor momento
Las mejores pilas recargables para no quedarte sin energía en el peor momento

Nutrido pack a bajo precio: Amazon Basics

Un pack de doce pilas recargables AAA (las más pequeñas entre las convencionales) que cuenta con un precio más que económico y un resultado satisfactorio para aparatos que no requieran grandes dosis de energía.

Se trata de unas unidades adscritas al tipo NiMH (níquel y metal hidruro) y son muy adecuadas, por ejemplo, para los juguetes de los más pequeños que serán, además, una de las opciones que demandarán más frecuentes cargas.

Vienen ya cargadas, aunque no está de más darle una dosis de cargador antes de usarlas e ir comprobando su capacidad de suministro que, como es tendencia general, decaerá con el paso del tiempo.

No obstante, por su bajo precio y el nutrido pack se trata de un producto de óptima relación calidad-precio al que hay que pedirle prestaciones y durabilidad propia del tamaño de la pila y de la gama que ocupan.

Es decir, si se colocan en dispositivos que absorban mucha energía, el margen temporal de funcionamiento se recortará de manera sensible.

Además de los juguetes ya mencionados, son muy adecuadas para mandos o teléfonos inalámbricos, por poner otros ejemplos de aparatos muy domésticos.

Baza ecológica: Powerowl

Rebajas

Una opción que se orienta a aparatos de mayor potencia, dentro de las limitaciones de las pilas.

En este caso, se trata de unidades AA, más grandes que las anteriores y, por entendernos, las de toda la vida entre las pequeñas.

Como cualidad muy destacable, su alta capacidad energética con casi tres mil miliamperios y un pack que contiene ocho unidades por un precio asequible en una gama que, como ya hemos señalado, lo es en general.

Como productos para los que resulta especialmente recomendable citamos, como ejemplo, los vinculados al mundo de la fotografía ya sea la propia cámara o flashes potentes.

Adaptable a la gran mayoría de los cargadores, aunque hay que tener en cuenta, al igual que en el resto de pilas, que la calidad de estos será fundamental para reducir o aumentar el tiempo que se precisa para cargarlas.

Otra de las bazas que destaca en este modelo es que, dentro de lo razonable en este tipo de artículos, resultan bastante ecológicas ya que no contienen plomo, mercurio ni cadmio.

Gran capacidad: Ansmann 5030642

Rebajas

Nos salimos del binomio de tamaños más comunes (AA-AAA) para ofrecer una alternativa distinta como es este par de pilas de mayor tamaño adscritas al denominado tipo D.

Son muy propias, por ejemplo, para linternas consistentes y luminosas.

En este contexto, ofrecen muy buenas prestaciones a un precio, eso sí, que ya se sale por arriba de la media de la gama de las más pequeñas.

También resultan muy útiles para reproductores portátiles o para juguetes de tamaño considerable (coches o derivados). Por componentes son tipo NiMH.

El aumento de precio se compensa con una gran capacidad de suministro y una duración más que considerable sin que pierdan energía si se dejan de usar durante un tiempo.

Años de recargas: Duracell

No podía faltar una alternativa de una de las marcas de pilas más populares.

Dos pack de cuatro unidades de tamaño AA que, por relación entre la cantidad y el desembolso, está algo por encima en precio de otras opciones, pero resulta fiable y económica.

Destaca su alta capacidad de suministro (2.500 mAh) y su larga durabilidad en cuanto a número de cargas que soportan sin olvidar que, cuando son ya muy numerosas, la potencialidad de recarga merma.

Sin embargo, para hacerse una idea, nos referimos a periodos largos que pueden llegar hasta los cinco años de uso. Es decir, un notable ahorro a largo plazo respecto a las convencionales.

Opción litio: Hitrends

Repetimos en cuanto al tipo D de pila, pero cambia el tipo ya que, en este caso, la opción es el litio por un precio económico si tenemos en cuenta que suele ser el componente de más elevado precio en el caso de las pilas.

Sin duda, su cualidad más especial respecto a otros modelos es que se cargan a través de ranuras USB.

Alta capacidad de suministro (4.000 mAh). El tiempo de carga completo de puede prolongar hasta las cinco horas.

Por tamaño es lógico que su uso esté reservado a determinados dispositivos como las ya mencionadas linternas o transmisores de radio.

Qué tipos de pilas recargables hay

Distinguimos tres principales por sus componentes:

De litio

El material más de moda por sus cualidades en cuanto a recarga de baterías se refiere, aunque no es el más extendido en esta gama.

Como grandes ventajas su larga duración, una cualidad fundamental en este tipo de productos, y como inconvenientes son más caras y pueden calentarse más.

NiCD

Nombre que se corresponde con sus materiales de fabricación: níquel y cadmio. Son las más clásicas por tiempo de vigencia.

Más baratas, pero duran menos y contaminan.

NiMH

Al igual que las anteriores, su nomenclatura procede de sus componentes. En este caso níquel y metal hidruro. Muy extendidas en la actualidad.

Contaminan menos y suelen tener precios muy ajustados para lo que ofrecen.

Las mejores pilas recargables del mercado
Las mejores pilas recargables del mercado

¿Cuánto duran las pilas recargables?

Pues, como es obvio, depende del apartado anterior en buena medida y del tipo que aparato que las lleve ya que el consumo energético es variable.

La medida técnica que da cuenta de este parámetro es el miliamperio hora (mAh).

Para tener una referencia numérica más gráfica, si se tiene una capacidad de 2.000 mAh significa que se puede suministrar una corriente de 2.000 amperios durante una hora, de 200 amperios durante diez horas o de 20 durante cien.

Es la misma medida de duración que se aplica, por ejemplo, a la batería de los smartphones.

Pilas recargables: Qué tener en cuenta

Capacidad energética

Entendida como la cantidad de energía que la pila puede suministrar al dispositivo y, por tanto, factor más que fundamental a la hora de decantarse por uno u otro modelo.

Ya hemos adelantado que se mide en miliamperios (mAh). La variedad que se ofrece es grande ya que puede estar entre 500 y casi 3.000.

Las de mayor capacidad son óptimas para aparatos tales como cámaras fotográficas.

Número de cargas

También la horquilla en este apartado es amplia con pilas que se podrán recargar entre 400 y 500 veces y hasta, en algunos modelos de mayor calidad, llegar al millar.

Como es lógico, a mayor ciclo de carga, más desembolso económico dentro de una gama asequible.

Compatibilidad

Los tamaños e incluso las formas de las pilas también cuentan con cierta variedad.

Es por ello que, aunque la mayoría son AA o AAA, hay otras opciones que hay que cotejar para que el cargador y la pila sean compatibles.

Contaminación

La pila es un objeto contaminante por definición.

Además de reiterar la necesidad de depositarlas en los contenedores habilitados para ello cuando no sirvan, hay modelos en la actualidad de fabricación más ecológica.

Se caracterizan, principalmente, por necesitar un tiempo menor para su desintegración. Si son de este tipo lo especificará entre sus propiedades.

Cargador

De lógica aplastante: sin cargador no hay pilas recargables. Hay que usar uno de calidad y compatible y si son de la misma marca que la pila será un plus de garantía.

Última actualización el 2022-05-24 at 09:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados