Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores salvamanteles para proteger la mesa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

La protección de la mesa a la hora de comer o cenar corre a cargo principalmente del mantel, pero si se quiere reforzar y, además, potenciar el estilo la opción de los salvamanteles resulta muy útil e interesante.

De los aquí seleccionados, hemos optado en primer lugar por un pack de seis rectangulares de Amazon Brand por ser bastante resistentes, antideslizantes y tener un precio muy económico.

Los salvamanteles, más allá de su componente estético, son complementos muy eficaces para preservar la mesa y el mantel de sartenes o cacerolas calientes o de la humedad de las bebidas.

De hecho, algunos modelos, principalmente los de metal, se reservan para estos cometidos cuando se presentan en la mesa guisos o platos a altas temperaturas.

Los mejores salvamanteles para proteger la mesa

Excelente pack: Amazon Brand

Un pack de seis unidades a un precio más que económico y con unas cualidades muy a valorar tanto en el ámbito de la utilidad como de la estética.

Se trata de unos manteles individuales rectangulares elaborados con PVC que resultan muy resistentes para su precio no solo al calor sino a posibles rasguños con los filos de cuchillos.

Sobrios, pero muy elegantes, en cuanto a estética.

Confeccionados en un tejido de buen grosor, con revestimiento antideslizante y de buen tamaño para que entre sobre su superficie el plato, el vaso y el juego de cubiertos (45×30 cm es su medida).

Otra de sus ventajas es la facilidad de limpieza ya que se puede hacer pasando simplemente un trapo húmedo o con un cepillo y algún producto de limpieza si se necesita más intensidad.

Vienen enrollados, pero no se quedan curvados al abrirlo y toman de inmediato su forma plana.

En suma, una excelente opción que, además, sirve tanto para diario como para ocasiones especiales.

Salvamanteles de silicona multicolor: Flintronic

Un juego de salvamanteles de silicona que, por su material y pequeño tamaño, están más orientados a proteger las superficies del calor que desprenden recipientes de la cocina como ollas o cacerolas.

Por tanto, su principal baza reside en esa capacidad de tolerar las altas temperaturas (hasta 250º, según fabricante) y otra no menos importante en el bajo precio de estas cuatro unidades multicolor.

A la resistencia suman una gran capacidad antideslizante y una gran versatilidad de uso gracias a su propia simplicidad ya que puede valer incluso para dejar el móvil encima sobre la guantera del coche.

Su resistencia no solo es al calor ya que no hay mancha que deje que no se pueda quitar de manera sencilla bajo el agua o usando productos de limpieza.

Campeón en resistencia: Sungmor

No es la opción ni el material más extendido en esta gama, pero tiene cualidades propias muy positivas en función de lo que se busque.

Por ejemplo, si lo que se quiere es depositar sin peligro sobre la mesa un humeante guiso, un salvamantel de hierro fundido asegura totalmente esa misión.

No se trata pues de una alternativa para comensales, al menos habitualmente, sino para sartenes, ollas o cacerolas que están a muy altas temperaturas.

Su gran ventaja es, sin duda, la enorme resistencia gracias a la solidez del material y, entre los inconvenientes, su peso y su precio bastante por encima de la media del segmento.

Salvamanteles clásico extensible: Ibili 724500

Entre la práctica versión de extensibles nos hemos decidido por el diseño más clásico y uno de los más económicos.

Como en el caso del anterior de hierro, este de acero inoxidable está ideado para poner encima recipientes de metal o barro que lleguen a la mesa a alta temperatura.

La posibilidad de extenderlo facilita, por ejemplo, que sirva igualmente para una olla que para una bandeja ovalada más larga en la que se suelen presentar platos tan típicos como el cordero asado o el cochinillo.

Salvamanteles estilo oriental: Solagua

Uno de los estilos más populares en la gama de salvamanteles es el oriental.

Normalmente están fabricados en bambú como es el caso de este modelo.

Un pack a precio muy económico que lucirá mucho en la mesa.

Por tamaño da para que una persona puede tener sobre su rectángulo todo lo necesario.

Cuenta con una capa de material antideslizante, pero, como es norma en este tipo, la limpieza resultará más complicada que en otro tipo de material más convencional.

Claves para escoger y comprar tu Salvamanteles

Claves para escoger y comprar tu Salvamanteles

Qué es un Salvamanteles

Se pueden definir como cubiertas de distintos materiales que se colocan encima del mantel para cubrir y proteger determinadas zonas de la mesa que se corresponden con los sitios de los invitados o con el espacio reservado para colocar algún recipiente de cocina.

Su cometido es pues proteger al propio mantel de manchas, derrames o marcas de calor.

Eso en el aspecto práctico ya que tiene, además, como hemos señalado una función estética variable en función del salvamantel elegido.

Qué tamaño

Dentro de sus límites de dimensiones (por algo se llaman también manteles individuales) los hay de medidas distintas y unos centímetros arriba o abajo pueden ser importantes en el resultado final.

Para hacerse una idea, ofrecemos una referencia cuantitativa que sería de unos 35 cm de ancho por unos 50 cm de largo.

La medida no es casual ya que, en este espacio entraría un juego completo de plato, vaso y cubiertos.

No obstante, como decimos, son unas medidas de referencia que varían no solo en función de la utilidad sino de la forma (los redondos pueden estar en un diámetro de unos 30 cm) y de la prioridad que se dé al estilo y al factor estético en detrimento de la utilidad.

De qué material es el salvamanteles perfecto

Del material depende en buena medida el precio y su aportación decorativa a la mesa.

Hay muchos tipos de materiales de elaboración de estos complementos, pero antes de mencionar algunos establecemos una gran división:

  1. Naturales: Aquellos que provienen de minerales, plantas o animales. La ventaja es que no tienen riesgo de contener componentes químicos nocivos. Como desventaja su duración suele ser menor.
  2. Sintéticos: Nos referimos a materiales como el rayón, nylon y poliéster, hechos de productos químicos y derivados del petróleo. Como desventaja, la posibilidad de contener algún componente poco recomendable y como ventajas la durabilidad, el precio normalmente más económico y la facilidad de limpieza.
Los mejores salvamanteles para proteger la mesa

Qué tipos de salvamanteles hay

Muy diversos en función del material, el tamaño la forma o la confección.

Enumeramos algunos:

  • Hierro fundido
  • Acero inoxidable
  • Vinilo
  • Algodón
  • Tela
  • Mimbre
  • Silicona
  • Bambú
  • Acolchados
  • Extensibles
  • Redondo
  • Individual

Qué tener en cuenta

  • Material: Ya nos hemos detenido en este aspecto. Son tan variadas las opciones como las que van desde el hierro fundido al algodón. Todo dependerá del uso que se le piense dar. A priori, un salvamanteles de metal no parece la opción más adecuada para un uso frecuente, pero sí para durar más y que se puedan poner sobre ellos cualquier recipiente por alta que sea la temperatura.
  • Tamaño: También como hemos señalado, el hecho de que no ocupen toda la mesa no implica que el tamaño no importe. Por ejemplo, si se van a utilizar principalmente para proteger la mesa y el mantel de ollas o sartenes, tendremos que comprobar que el diámetro de los salvamanteles es el adecuado para ello. Como alternativa muy práctica están los salvamanteles extensibles que evitan esta preocupación ya que valen para diferentes medidas.
  • Resistencia: Que soporten bien las altas temperaturas es una cualidad tan imprescindible como para darles sentido de utilidad. Como es lógico, en función del material y del grosor del modelo será más o menos fiable en esta variable.
  • Diseño: Es el otro cometido que aporta y, por tanto, es más o menos importante en función de la prioridad que demos en casa al estilo y la estética. En todo caso, no está reñido, ni mucho menos, que un salvamantel sea resistente, tenga buen grosor y además decore y aporte estilo al conjunto de la mesa.
  • Limpieza: Otro aspecto práctico es la facilidad con la que luego se limpia. En la mayoría basta con un trapo húmedo e incluso hay algunos que se pueden meter  en el lavavajillas.

Última actualización el 2021-07-23 at 00:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados