Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Sillas de coche i-Size hasta 105 cm para que los niños viajen seguros en vacaciones

Las mejores sillas de auto i-Size hasta 105 cm
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Cuando una pareja recibe la maravillosa noticia de la llegada de un nuevo miembro a la familia, se ponen en marcha un torrente de toma de decisiones para facilitar la vida del bebé.

Entre ellas, los artículos que le acompañarán en los siguientes meses de vida, como la cuna, el carrito o la bañera.

Pero la elección de la silla para el coche se convierte, sin duda, en un rompecabezas para los padres primerizos.

Y este problema surge porque, cuando se habla de seguridad, la preocupación aumenta.

De hecho, en las sillas de auto el diseño o el color pasan a un segundo plano y se tienen en cuenta otros parámetros.

En la siguiente comparativa encontraréis cuáles son los mejores Sistemas de Retención Infantil (SRI) que cumplen con la normativa ECE R129 i-Size y abarcan desde los 40 hasta los 105 centímetros.

O traducido en edad, desde el nacimiento hasta los cuatro años aproximadamente.

Sillas de coche i-Size: Diferencias entre las normativas ECE R44/04 y ECE R129

Para que se comprenda mejor esta normativa, se explicará de manera breve cuáles son las diferencias principales entre la R44/04 y la homologación i-Size-R129.

La normativa i-Size hace referencia únicamente a los modelos homologados para su instalación en el automóvil con sistema isofix.

En cambio, la R44/04 homologa el SRI que se acopla al coche tanto con isofix como con el cinturón de seguridad.

En lo choques de la normativa R129 se incluye un nuevo test de impacto lateral que no se realiza con los modelos de la R044/04.

Además, la nueva generación de muñecos dummies que son más realistas y contienen mayor número de sensores que los modelos P utilizados en los test de impacto de la R044.

La edad de uso se determina a través de la altura en la R129 en lugar del peso.

Un criterio mucho más lógico porque el peso es muy limitante en los niños, sobre todo hasta los cuatro años. En cambio, la altura suele coincidir con la media en la mayoría de los casos.

La R129 obliga la contramarcha hasta los 15 meses o unos 80 centímetros de estatura para los modelos de silla que abarcan los grupos 0-1 (desde 40 hasta 105 cm).

Por contra, la R044/04 solo exige la contramarcha hasta los 9 kilogramos de peso. En este caso, esta condición es muy relativa porque ese peso puede alcanzarlo un bebé a los 6 meses.

Según la R044/04 ya podría viajar de cara a la marcha. Sin embargo, está demostrado que esta opción es contraproducente ya que las lesiones en la cabeza y en las cervicales que podría sufrir en caso de un accidente o colisión serían fatales.

De ahí que la recomendación de la DGT sea ampliar el tiempo de uso a contramarcha hasta los cuatro años, aunque la normativa R129 marque la obligatoriedad hasta los 15 meses de edad.

Sillas de auto i-Size: Diferencias entre las normativas ECE R44/04 y ECE R129
Sillas de auto i-Size: Diferencias entre las normativas ECE R44/04 y ECE R129

¿Por qué adquirir una silla para el coche grupo 0/1 con normativa i-Size?

Como se ha explicado en el apartado anterior, uno de los motivos principales es que las pruebas de impacto son más exigentes y completas que las de la ECE R044.

Además, la obligatoriedad de la contramarcha hasta los 15 meses garantiza un viaje seguro durante el tiempo en el que las vértebras, el cuello y la espalda del bebé son más vulnerables.

Y siempre ofrecen la posibilidad de seguir utilizando el SRI en esta posición hasta el fin de uso del mismo: 104 cm de altura.

La favorita indiscutible: Britax Römer Dualfix Z

Britax Römer es una compañía alemana que diseña, testa y produce todos sus asientos SRI en Europa.

Cuenta con su propia instalación para realizar pruebas de choque y coopera en el desarrollo de importantes compañías del motor como Volvo, Mercedes Benz o Porsche.

Siempre ha estado por delante de los reglamentos europeos ofreciendo características en sus sillas de auto que, tras los años, se han incluido en las nuevas y mejoradas normativas.

Es el caso de las sillas que abarcan el grupo 0/1. Römer fue pionera en recomendar la contramarcha hasta los cuatro años, así como en instalar los conectores isofix en sus modelos de silla cuando todavía muchos automóviles no incorporaban este sistema de anclaje de serie y cuando la nueva normativa i-Size todavía no existía.

Sus SRI tenían características muy avanzadas a las exigidas por la normativa ECE R44/04 por lo que, cuando se aprobó la R 129, ellos ya llevaban años de ventaja respecto a otras compañías. Adaptarlas no supuso un gran esfuerzo para ellos.

Uno de los modelos más vendidos y valorados es la Dualfix Z. Una silla que, aunque no abarca desde el nacimiento sino desde los 61 cm hasta los 104 cm, está considerada de las mejores opciones en cuanto a seguridad y confort.

Se trata de una silla homologada hasta los 104 cm para su instalación a contramarcha, pero que ofrece la opción de girarla 360º por si se prefiere que el bebé viaje de cara a la marcha cuando llegue a la altura mínima recomendada de 76 cm (alrededor de los 12 meses).

Esta opción de giro también permite colocarla de frente a la puerta para que acomodar al pequeño viajero sea sencillo.

De este modo, nos aseguraremos de que el arnés de cinco puntos está perfectamente colocado.

Aunque la recomendación indica que los niños viajen a contramarcha el mayor tiempo posible, puede ser que en algunos casos haya que girarlos de cara a la marcha.

No es lo ideal, pero la Dualfix Z ofrece esa posibilidad porque cuenta con el sistema Pivot Link en sus anclajes isofix que, ante un impacto o frenada brusca, dirigen la fuerza hacia abajo para después desplazar el asiento hacia adelante de una manera más suave.

De este modo se reducen notablemente las posibles lesiones cervicales en niños pequeños.

Otro dispositivo de seguridad del que dispone es la barra de rebote, un accesorio que evita que la silla se incline ante un impacto.

Además, se ajusta en ángulo para adaptarse al crecimiento, ofreciendo un 10 % de espacio extra para las piernas.

No solo los aspectos técnicos de la estructura del asiento son tomados en cuenta. Britax Römer también busca modelos confortables que acunen el delicado cuerpo del recién nacido con tejidos suaves y acolchados y que aguanten el desgaste.

Al igual que el cuerpo de la silla de auto, los tejidos y fundas se fabrican en Europa.

Otra excelente opción: Sirona S i-Size

Rebajas

Seguimos esta comparativa con la Sirona S i-Size de Cybex, una compañía que ha puesto sus sistemas de retención infantil en el pódium gracias a los diseños que combinan seguridad y estilo.

Sus carritos y sillas de paseo llaman la atención por donde pasan y sus sillas de auto son premiadas por instituciones como ADAC, la asociación automovilística más grande de Europa.

El modelo que cumple con todas las expectativas en cuanto a funcionalidad e insuperable seguridad es la Sirona S i-Size.

Se trata de una silla infantil con similares características que la favorita de Römer, pero con un uso desde el nacimiento gracias al reductor incorporado que envuelve al bebé y le ofrece la máxima protección en cada viaje.

Con una sola mano, se puede girar la silla 90º para para sentar o sacar al niño del coche desde una postura cómoda o girarla de cara a la marcha si la altura del cabezal supera la altura mínima requerida de 76 centímetros.

Este sistema de seguridad, denominado DDC, impide el uso anticipado a favor de la marcha bloqueando el giro si el menor no ha alcanzado dicha altura.

Si una vez superada esa altura los papás deciden viajar con el bebé de cara a la marcha hasta que alcance los 105 cm, pueden hacerlo. Cybex cuenta con esa posibilidad de uso.

Por eso, la Sirona S cuenta con la tecnología de reducción de energía ER-Tech en el cabezal y el arnés que reduce la tensión en el cuello un 20 % en caso de impacto frontal.

El reposacabezas se desliza hacia abajo reduciendo la exposición del cuello a la fuerza del impacto y se vuelve a bloquear en su posición inicial de altura.

Los laterales de la silla incluyen el Sistema L.S.P.: un protector lateral extensible en el lado de la puerta del coche que reduce la fuerza de un impacto lateral hasta en un 25 %.

El asiento se ajusta al crecimiento del niño tanto en altura, con 12 posiciones de ajuste del cabezal, como en reclinado, con tres posiciones de cara a la marcha y cinco a contramarcha.

Uso exclusivo a contramarcha: Concord Reverso Plus

Los padres más puristas que confían en las recomendaciones de los expertos que avalan la contramarcha durante el mayor tiempo posible, deben fijar su atención en el excelente y premiado modelo Reverso Plus de Concord, la gama alta del Grupo Jané.

Esta silla de retención infantil está homologada desde el nacimiento hasta los cuatro años con orientación obligatoria en el sentido contrario a la dirección de la marcha durante todo el tiempo de uso.

Destaca su ligero diseño con armazón de aluminio que le otorga el mayor estándar de seguridad con el mínimo peso, y su espacio amplio que asegura un viaje cómodo para el pequeño durante esta etapa de crecimiento.

Concord ha puesto especial atención en la estructura que protege al bebé en caso de una colisión o accidente, así como los tejidos y materiales acolchados sobre los que se apoya su cuerpo.

Destaca su sistema de ventilación, situado en la parte trasera de la silla y que está forrado con una funda de malla 3D.

El reposapiés se ajusta de manera automática al respaldo del coche y a través de ruedas de fácil alcance.

La inclinación del asiento y la altura del cabezal se regulan en un instante, una característica que valoran muy positivamente los papás.

Con Top Tether: Maxi Cosi Axissfix Plus

El cuarto modelo de esta comparativa es la Axissfix Plus de Maxi Cosi. La mejor opción i-Size que se acopla en el automóvil con anclajes isofix y Top Tether, en lugar de pata de apoyo.

La compañía, reconocida a nivel mundial, ha transportado en su portabebés a millones de bebés desde el hospital hasta sus hogares.

Tal ha sido su trascendencia que la marca ha ganado al producto.

Como curiosidad, muchas personas llaman al grupo 0+ o portabebés Maxi Cosi, como si se tratara de un tipo de artículo cuando en realidad es una marca.

Maxi Cosi es símbolo de innovación, seguridad y confort.

Y así como otras marcas de renombre, siempre se ha adelantado a las mejoras que más tarde han aparecido como novedad en la última normativa R 129.

Este SRI está homologado desde el nacimiento hasta los cuatro años de edad con uso a contramarcha hasta los 76 cm de altura y de cara a la marcha desde los 76 meses hasta los 105 cm.

Al sujetar la silla en un tercer punto a través del Top Tether, el espacio entre el asiento trasero y delantero es mayor.

Por eso, es un modelo muy recomendado para los coches que no dispongan de suficiente espacio interior.

El respaldo se reclina en cuatro posiciones en ambos sentidos de la marcha, así como el cabezal y parte del respaldo.

A simple vista, destaca su confortable reductor para los recién nacidos, construido con materiales memory foam que absorben la energía en caso de impacto y reforzado en los laterales para proteger los órganos blandos del bebé.

Por último, gira 360º para colocar al pequeño de forma sencilla y ajustar el arnés de manera correcta.

Instalación segura: Inglesina Keplero

La marca italiana Inglesina es conocida alrededor del mundo por sus icónicos cochecitos para bebé al estilo de la corte británica.

Desde 1963 crea y diseña productos que aseguran el mayor bienestar del pequeño durante su primera etapa de crecimiento.

Las sillas con sistema isofix incorporan unos indicadores que pasan del color rojo al verde cuando están instaladas de manera correcta. No obstante, algunos padres pueden tener dudas.

Por eso una estupenda opción es Keplero I Size, que incorpora una pantalla LCD situada en la parte superior del support leg o pata de apoyo donde se indica si los conectores isofix están bien anclados, si la pata está correcmente colocada y si la silla está bloqueada después de girarla.

Además de este innovador sistema, los expertos resaltan las amplias dimensiones interiores, así como el ángulo de inclinación que asegura una posición perfecta en todas las etapas de crecimiento del bebé sin que la cabecita se venza hacia adelante.

Para ello, cuenta con tres posiciones de reclinado en ambos sentidos de la marcha, pero con un ángulo mayor a contramarcha. La altura del cabezal también se ajusta en altura en cinco posiciones.

Ya que hablamos de confort, Inglesina destaca por la alta calidad de los tejidos de sus artículos.

El reductor de Keplero está confeccionado con un suave punto de algodón y una capa de malla transpirable 3D que facilita la transpiración y disipa el calor hasta que el bebé alcanza los 5,5 kilogramos de peso.

La normativa i-Size con la que está homologada permite el uso de la silla desde los 40 hasta 105 cm de altura a contramarcha y con opción de giro para posicionarla de cara a la marcha a partir de los 76 cm.

Keplero permite viajar con la máxima seguridad gracias a la tecnología Side Head Protection, una protección diseñada para los impactos laterales.

Las sillas de auto i-Size más seguras del mercado
Las sillas de auto i-Size más seguras del mercado

Sillas de coche i-Size: ¿A contramarcha hasta los cuatro años o 105 centímetros de altura?

Los padres suelen preguntarse si las piernas del niño caben entre la silla y el asiento conforme va creciendo. La respuesta es. Ellos se las ingenian para colocarlas en una posición cómoda.

Otra cuestión habitual es si se pueden marear. En este caso, la respuesta es no. No se marean porque están acostumbrados desde bebés, así que no debería preocuparte.

Asimismo, surge la inquietud de que, al viajar a contramarcha, los padres no ven a sus niños con sus posibles demandas, un inconveniente que puede causar situaciones de estrés dentro del vehículo.

Para evitarlo, lo adecuado es colocar un espejo retrovisor que enfoca la cara del bebé para que el conductor pueda verle desde el retrovisor central del coche.

A tener en cuenta en las sillas de coche i-Size

La compatibilidad

Son sillas que se anclan al coche mediante el sistema isofix, por lo que, a diferencia del cinturón de seguridad, es imposible colocarlas de forma errónea pues tanto las pinzas isofix como la pata de apoyo o el Top Tether incorporan unos indicadores de color verde que aseguran el correcto anclaje de la silla al automóvil.

El único hándicap de este tipo de SRI es que, aunque la normativa R129 está vigente desde 2013, no son compatibles con modelos de coche antiguos que no incorporen en su carrocería los anclajes isofix.

Por otro lado, cada marca ofrece un listado de vehículos compatibles con las sillas de auto i-Size ya que algunas de ellas no quedan bien acomodadas en los asientos de ciertos modelos de automóvil.

La pata o Top Theter

Todas las sillas de retención infantil i-Size que comprenden el grupo de edad de 0 a 4 años, se anclan al coche con tres puntos de sujeción.

Dos de ellos son los anclajes isofix, que sujetan la silla por la parte inferior a unas argollas metálicas situadas entre el respaldo y el asiento del automóvil.

El tercer punto sujeta la parte superior de la silla y funciona como antivuelco.

La mayoría de modelos incorporan una pata de apoyo que se coloca en el espacio que queda entre el asiento trasero y el delantero, pero no está homologada para los modelos de coche que incluyen cajones.

Para estos casos o para quienes prefieren prescindir de la pata, existe el tercer anclaje llamado Top Theter, que debe incluir el coche de serie, y que consta de una argolla metálica en forma de “U” situada en el respaldo del asiento trasero, visto desde el maletero, o en la base de este.

En este caso el SRI se asegura con un gancho anclado a una cinta fabricada del mismo material que los cinturones de seguridad del coche que se estira y se tensa una vezla hemos enganchado en el Top Tether.

La edad recomendada

El tiempo de uso de estas sillas de auto comprende desde los 40 hasta los 105 centímetros, que en edad equivale desde el nacimiento hasta los cuatro años aproximadamente.

No obstante, hay modelos que abarcan desde los 61 centímetros o tres meses de edad.

Esta opción es perfecta para los padres que prefieran utilizar durante esos primeros meses un portabebés, dada su portabilidad y buen ajuste al delicado cuerpo del neonato.

El ajuste

Los expertos en seguridad infantil siempre recomiendan que el sistema de retención infantil se ajuste lo más posible a la edad del bebé.

Por eso, y aunque los modelos de silla van mejorando día a día, desaconsejan sillas multigrupo que abarcan desde el nacimiento hasta los doce años.

En el caso de los modelos i-Size desde 0 hasta 4 años, las marcas de prestigio cuentan con equipos ingenieros que diseñan sus sillas para que se adapten a la perfección tanto a un bebé recién nacido —que necesita protección máxima, reclinación y apoyo— como a un niño de cuatro años —que precisa de la suficiente altura del cabezal como del espacio para el cuerpo y las piernas—.

Para cubrir estas necesidades los asientos cuentan con múltiples reductores que se van quitando conforme el niño va creciendo; múltiples posiciones de inclinación en ambos sentidos de la marcha; y un ajuste perfecto tanto del arnés como del cabezal.

En esta comparativa el precio medio de las sillas auto i-Size es de 400 euros
En esta comparativa el precio medio de las sillas auto i-Size es de 400 euros

Precio de las sillas de coche i-Size

El concepto de caro o barato pierde su valor cuando se trata de la seguridad de nuestros hijos.

Los especialistas en puericultura recomiendan a las familias que ajusten su presupuesto en cosas esenciales, pero no vitales, como la cuna o la bañera y desembolsen un mayor importe al adquirir la sillita de auto en la que va a viajar su hijo.

En esta comparativa el precio medio es de 400 euros. Existen modelos económicos, pero no alcanzan la calidad exigida ni están tan bien valorados como los SRI que encontrarás a continuación.

Sillas de coche i-Size: Consejos

Los futuros papás estarán repletos de dudas.

Aquí van algunas recomendaciones que disiparán muchas de las preguntas que todos se hacen cuando se habla de la silla de auto:

  • Para ajustar el arnés de manera correcta al cuerpo del niño en épocas de frío es necesario quitarle el abrigo. El volumen del mismo podría inducir a engaño a la hora de apretar el arnés, por lo que el pequeño podría salirse en caso de accidente.
  • Las sillas de este tipo pesan de media unos 15 kilogramos. Para evitar el deterioro de la tapicería del coche es recomendable colocar debajo un protector de asiento. De esta manera, se evita la marca de la suela de los zapatos cuando la silla está orientada a contramarcha.
  • Presta atención al crecimiento del bebé para acomodar la altura del reposacabezas. Recuerda que, de espaldas a la marcha, la cabeza tiene que ir 100 % protegida por la silla sin que sobresalga ni un milímetro. En cambio, si a partir de los 15 meses se decide girar la silla para que viaje de cara a la marcha, la cabeza puede sobresalir hasta el comienzo de la oreja.
  • La altura del arnés va acompañada por el reposacabezas. Al subirlo, el arnés lo hace a la vez. De este modo no se manipula más que para darle largura y para ajustarlo. Estas acciones se realizan de manera sencilla a través de unos botones situados en la entrepierna del viajero.
  • Intenta viajar a contramarcha el mayor tiempo posible. Está demostrado que las lesiones en caso de accidente son mínimas en comparación con las sillas que se instalan de cara a la marcha desde edades tempranas. De hecho, en los países nórdicos que siempre llevan la delantera en cuanto a seguridad en el automóvil, se recomienda el uso de espaldas a la marcha hasta los 125 cm de altura (unos 7 años de edad).

Última actualización el 2021-09-24 at 06:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados