Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Sillones relax para garantizar el descanso y la comodidad

Los mejores sillones relax
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos: 4,40 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Los sillones relax son, más que un mueble, una tentación. Ver la televisión de la manera más cómoda, escuchar música, leer o, simplemente, tumbarse para permitirse el lujo de no hacer nada son argumentos de peso para ello.

La variedad de modelos, tipos, materiales, sistemas de funcionamiento, tamaño o precios es muy amplia.

Aunque en esta introducción entraremos en detalle sobre los factores a tener en cuenta, vaya por delante que uno de los fundamentales ha de ser la durabilidad del producto ya que su uso va a ser, más que previsiblemente, frecuente.

Qué ventajas tienen los sillones relax

En este apartado nos referimos a los sillones relax con prestaciones de masaje:

  • Relajan las cervicales
  • Mejoran el sistema circulatorio y ayudan al sistema linfático
  • Atenúan el dolor muscular
  • Alivian las presiones musculares en espalda y cuello por malas posturas
  • Colaboran a conciliar el sueño

Holgura y comodidad: Homcom

Nos hemos decantado en primer lugar por un sillón manual que, en consecuencia, carece de prestaciones sofisticadas como generación de calor o sensores para masaje.

Hay que decir que, en todo caso, y por ello ocupa esta posición, se trata de sillón muy cómodo gracias a la configuración de su asiento y complementos, todos ellos dotados de un excelente acolchamiento que potencia el bienestar.

No solo destaca por ser mullido sino por el gran tamaño de las piezas que lo conforman como es el respaldo o los brazos del sillón.

Muy resistente al peso del usuario (hasta 150 kilos) y con medidas que requieren un amplio espacio en la estancia en la que se va a ubicar.

Está en la media de la gama, pero hablamos de un modelo que está casi en el metro de ancho y que reclinado los 150 grados máximos ocupa bastante.

Tapizada de lino bastante transpirable, otra ventaja añadida, con estructura híbrida de madera y metal.

No es de los más económicos en su gama, pero sí que es asequible para la comodidad que proporciona.

Como objeción puntual, común a todas las opciones de tipo manual, bajar el reposapiés requiere una fuerza notable.

Con masajes y asequible: ZZ Don Descanso

Una opción a muy buen precio de sillón eléctrico con prestaciones de masajes en cinco puntos concretos (cuello, espalda, lumbar, glúteos y piernas).

Hay que advertir que el nivel de los masajes o de la generación de calor, como es lógico, es acorde al desembolso que se hace y que, por tanto, no hay que esperar un tratamiento intensivo.

Sin embargo, por su variedad de posiciones y estos impulsos derivados de los sensores se trata de un sillón muy cómodo.

No obstante, se trata de una alternativa híbrida ya que, por ejemplo, el respaldo hay que reclinarlo de manera manual.

En cuanto al diseño y tapizado hay que reseñar que lleva reforzada la zona lumbar y que es de piel sintética con sus ventajas e inconvenientes.

Entre las primeras estaría la estética elegante y entre las desventajas que si hay mucho calor puede resultar incómodo y el riesgo de deterioro del material que nunca tendrá la consistencia ni fiabilidad de la piel natural.

Opción levantapersonas: Eco-De

También de piel sintética, pero con una de sus bazas en la buena imitación a cuero que consigue en su diseño más contenido de tamaño.

Una de las grandes ventajas sobre anteriores alternativas, es que se trata de un sillón levantapersonas con la comodidad que supone este plus para personas mayores o con problemas de movilidad por enfermedad o sobrepeso.

No hay que olvidar que uno de sus inconvenientes es que el precio es más elevado. Sobrio, elegante y muy adecuado para cualquier estancia sin necesitar tanto espacio.

Desde el mando a distancia, de gran formato, se pueden controlar todas las prestaciones incluida una reclinación que convierte al sillón prácticamente en una cama.

Versión minimalista: Astan

Dos características destacan en este modelo. Por un lado, su tamaño mucho más convencional y su precio bastante más barato.

La reducción de espacio se sustenta en unos estrechos reposabrazos. Como es lógico por el desembolso, se trata de un modelo manual.

Basta con accionar un mando lateral para extraer los reposapiés y empujar con la espalda para reclinarse prácticamente hasta posición horizontal.

Muy adecuado para pequeñas casas, tapizado en piel sintética y con una óptima relación calidad-precio.

Máquina de masajes: iRest

Como ya se ha mencionado, la prestación de masajes depende en calidad e intensidad del modelo que se elija.

Este, por ejemplo, resulta un concepto tan distinto como extremadamente caro (y los hay todavía más).

A cambio, toda la tecnología de última generación puesta a disposición de los músculos del cuerpo humano.

Masaje completo sin moverse del sillón ni tocar nada, todas las indicaciones se pueden hacer a través de la voz. Para cuerpos castigados y bolsillos privilegiados.

La variedad de modelos en los sillones relax es muy alta.
La variedad de modelos en los sillones relax es muy alta.

Qué tipos de sillones relax hay

Tal y como acabamos de señalar el catálogo es muy variado. Distinguimos algunos modelos:

Fijos

Son, obviamente, los más básicos y, salvo que el material de tapizado diga lo contrario, los más económicos.

Digamos que es el sillón sin más, con piezas fijas y que, en la actualidad, está en claro desuso en esta gama de relax.

Sin embargo, el clásico sillón orejero sigue ocupando un importante espacio.

Funcionales

Podemos definir así a los que ya ofrecen avances sobre el anterior como los reposapiés extraíbles o los cabeceros ajustables.

Se trata ya de sillones mucho más cómodos que, además, cuentan con muy variados modelos.

Reclinables

No todos llevan cabeceros y reposapiés que se puedan adaptar, pero sí se pueden reclinar del todo para dormir de manera más confortable.

No es para hacerlo a diario, pero para siestas u ocasiones puntuales resultan muy prácticos.

Con masaje

Los más modernos, aunque llevan ya muchos años en el mercado, suelen unir todas las características anteriores más un sistema de sensores capaz de masajear los músculos del usuario o dar calor cuando no ambas prestaciones.

Como es lógico, en general son los más caros, aunque con una horquilla amplísima que puede llegar a precios desorbitados.

Con levantador

Una excelente opción para personas con problemas de movilidad por exceso de peso, por ejemplo, o de avanzada edad.

Lleva unas resistentes patas y un potente motor que se acciona a través de un mando a distancia para ir levantando el asiento poco a poco hasta dejar a la persona prácticamente en posición vertical.

Con balancín

Hay algunos modelos que a la combinación de características anteriores suma que se puede balancear tipo mecedora.

Con puf

Formado por dos piezas.

El sillón en sí y un puf aparte que hace la función de reposapiés.

De playa

También los hay.

Acolchados, con reposabrazos, respaldo reclinable y reposapiés ajustable.

Sillones relax: Cómo usarlos

A priori puede parece superfluo un apartado de uso para un sillón, pero no es el caso de los de relax ya que cuentan con diferencias notables, sobre todo los que generan calor y masajean.

En el caso de los manuales, para desplegar el reposapiés hay que tirar normalmente de una palanca o mando lateral y hacer algo de fuerza con la espalda.

Por lo que respecto a los eléctricos incorporan mando a distancia con las opciones que ofrezcan.

En el caso de los masajeadores la lectura del manual de instrucciones resulta todavía más necesario ya que, en función del modelo, las prestaciones pueden ser numerosas y el mando de control algo complicado.

La característica más importante de los sillones relax es la durabilidad.
La característica más importante de los sillones relax es la durabilidad.

Qué tener en cuenta en los sillones relax

Tamaño

En general se trata de sillones voluminosos, pero con unas horquillas de medidas amplias.

Es decir, hay que tener antes muy claro el lugar dónde se va a poner y, en el caso, de tener reposapiés y/o ser reclinable no olvidar los márgenes de espacio que hay que liberar por delante y por detrás.

Comodidad

Es su principal objetivo, pero, como es lógico, todos no lo alcanzan en la misma medida.

Depende de factores como lo mullido que sea el relleno o las distintas posiciones que pueda adoptar, entre otros factores.

Tapizado

No solo hay que dejarse llevar por la vista. La estética es importante, pero tanto o más es el material que reviste al sillón.

Como cualidades, señalar que tiene que ser transpirable y agradable al tacto además de resistente y fácil de limpiar.

También hay prioridades que marcan la elección.

Así, si se quiere un sillón de larga vida, la piel natural es una alternativa excelente, aunque su transpirabilidad es menor y el precio se elevará de manera considerable.

Si se va a usar en verano, imprescindible tener un buen sistema de climatización porque el calor no es buen aliado de los asientos de piel.

Manual o eléctrico

Uno de los parámetros más útiles para decidirse es el presupuesto que se tenga previsto. Más caros, salvo excepciones marcadas por el tapizado, los eléctricos.

También es cierto que los manuales son menos susceptibles de tener averías por su sistema más rudimentario que los eléctricos más avanzados con generación de calor y masajes musculares.

Diseño

En este campo, el problema es menor ya que la variedad de modelos y opciones es muy alta.

Última actualización el 2021-09-24 at 06:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados