Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Conviértete en un fotógrafo profesional con los mejores trípodes para smartphones

Conviértete en un fotógrafo profesional con los mejores trípodes para smartphones
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Los trípodes para móviles, la mejor opción para convertirte en un fotógrafo profesional

En tiempos de vértigo tecnológico parece que ya han pasado siglos desde que el teléfono móvil dejó de ser solo eso para convertirse en un dispositivo multifuncional con cada vez más y mejores prestaciones.

Una de las más usadas es, sin duda, su capacidad para hacer fotografías y vídeos de una calidad, según los modelos, que cuesta ya distinguir de los profesionales.

Al tiempo que se han multiplicado las opciones también lo han hecho los accesorios necesarios para sacarlas todavía más partido: los trípodes.

Definición y función

Se trata de un utensilio, en su inmensa mayoría plegable, consistente en tres apoyos y un sistema de fijación en la parte superior que se ajusta a rosca.

El objetivo, al igual, como es obvio, que sus hermanos mayores de las cámaras, es fijar el dispositivo para evitar el riesgo de que la imagen salga movida.

No es su única utilidad ya que también se usa mucho con el retardo para hacerse fotos familiares o con amigos sin necesidad de que nadie se quede fuera o para obtener encuadres muy originales.

Qué ventajas tienen los trípodes para móviles

A las ya referidas se pueden añadir algunas más:

  • Se manejan y se llevan de manera muy cómoda
  • Se pueden ajustar en altura (salvo los modelos de patas flexibles)
  • Facilitan la elección de encuadres y ángulos sin tener prisa por elegir el más adecuado
  • Son versátiles ya que también valen para las cámaras convencionales siempre que su peso no sea excesivo
  • En general, la compatibilidad con los dispositivos es muy amplia, pero no universal y, por tanto, conviene cerciorarse antes
  • Muchos de ellos cuentan con sistema de control remoto

Versión mini maxi flexible: UBeesize

Hemos optado por la utilidad más vacacional y de ocio con este pequeño trípode tipo pulpo que, como ya hemos definido en el correspondiente apartado, tiene una de sus principales bazas en la gran variedad de posiciones que permite.

Por tanto, este modelo se puede colocar en cualquier sitio, desde un peñasco a una rama de árbol pasando por el manillar de una bicicleta o por sitios imposibles para los más tradicionales.

Esta notable diferencia obedece a la gran flexibilidad de sus patas y al pequeño tamaño y peso (apenas 150 gramos) que le hace manejable al máximo.

Para ello se usan como materiales un metal maleable revestido de un grueso revestimiento de goma a modo de manillar de bicicleta totalmente flexible.

La bola que une el soporte donde va ubicado el smartphone a las patas permite giros totales y cualquier tipo de encuadre que se nos ocurra.

Por un precio muy económico incorpora incluso un control remoto inalámbrico. La única objeción, más bien cautela, es que hay que cerciorarse del tamaño de la pantalla.

Así, es apto para dispositivos con hasta nueve centímetros de ancho. Puede ser usado también en cámaras convencionales, pero, para ello, hay que adquirir un adaptador a rosca estándar.

Dos en uno: ViWAA

Una opción muy práctica debido, principalmente, a su doble función como palo selfie y trípode. La transformación de un objeto a otro es muy sencilla ya que basta con plegar y desplegar las patas.

Muy idóneo para superficies planas y con la versatilidad de la que le dota la rosca superior en la que se pueden fijar otros dispositivos.

Buena resistencia compatible con un peso llevadero, en torno al medio kilo, y con una altura máxima estimable que alcanza casi 1,40 metros con una mínima de algo más de 40 cm.

Rotación total del cabezal de bola para un dispositivo que admite prácticamente todo tipo de smartphones ya que el ajuste de ancho va de unos cinco centímetros a algo más de 10.

Incorpora además un pequeño control remoto que permite tomar fotos de manera automática a distancia. No es de los más baratos, pero sí muy asequible para las funciones que ofrece.

Firmeza a toda prueba: Atumtek

Una alternativa similar a la anterior, pero, en este caso, sí que resulta ya bastante por encima de la media en cuanto a precio.

A cambio ofrece unos materiales de gran calidad y resistencia gracias a la utilización del aluminio.

Además de esta consistencia una de sus cualidades más destacables es la firmeza gracias a las tres patas y tres varillas de refuerzo.

Otra de las ventajas del metal de fabricación es que resulta muy ligero ya que apenas supera los 300 gramos.

Una vez cerrado para ser usado como selfie el agarre es altamente ergonómico con una extensión que alcanza los 130 cm.

Los trípodes para móviles son esenciales para hacer fotografías como un profesional
Los trípodes para móviles son esenciales para hacer fotografías como un profesional

Ideal para vacaciones: Cocoda

De regreso al tipo pulpo, otro modelo a buen precio y fabricado en materiales de calidad, en este caso una aleación de aluminio.

A la casi infinita capacidad para los encuadres gracias a su flexibilidad suma la óptima fijación del dispositivo en la parte superior, lo que es muy importante en esta clase de trípodes que se colocan en lugares complicados.

Por supuesto, una vez plegado entra en cualquier rincón de la mochila o similar para llevarlo de excursión o vacaciones y presumir de fotos originales.

La rótula metálica resulta altamente fiable y, como es norma, permite el giro total del smartphone.

Alternativa tradicional: Tecelks

Una versión de lo más clásica en aluminio para smartphone o cámara convencional con un margen de altura entre los 45 y los 135 cm.

Como en el caso de los de cámara (siempre nos referimos a modelos pequeños ya que no está pensado para profesionales con grandes objetivos), su cualidad más apreciable es la firmeza de sus patas reforzadas con consistentes varillas.

Resulta más aparatoso y pesado y, por tanto, está más orientado a la fotografía pausada que a las salidas puntuales o reuniones familiares o de amigos.

¿Convencional o de pulpo?

Son los dos grandes tipos de estos trípodes con sus ventajas e inconvenientes:

Convencional

Patas extensibles y, por tanto, ajustables en altura. Más complicado ubicarlo en superficies irregulares.

Suelen usarse para fotografías más clásicas. Altamente compatible y muy estable.

De pulpo

La gran ventaja es que se pueden moldear de muchas formas de tal modo que se pueden ajustar a cualquier recoveco.

Como inconveniente no son regulables en altura, aunque se pueden hacer con ellos fotos más originales por la amplitud de encuadres. Suelen ser más económicos y ligeros.

Qué tener en cuenta

Tamaño

Su elección la determina principalmente el uso que se le va dar. Si se trata de un ámbito más desenfadado, es decir hacerse fotos con los amigos o de los sitios que visitas, mejor uno pequeño que se pueda llevar en cualquier sitio (los hay de unos 15 cm, para hacerse una idea).

Si, dada la calidad que ofrecen ya las cámaras de los smartphone, buscas algo que te permita trabajos más artísticos e incluso profesionales, mejor uno rígido y tradicional, aunque ocupe más espacio. Siempre que vayas a trabajar sobre superficies lisas.

Modelo de smartphone

Muy vinculado al aspecto anterior ya que, en función de la calidad de la cámara que incorpore el dispositivo, merecerá la pena optar por un modelo de trípode o por otro.

Es cierto que, en general, la nitidez de imagen ha mejorado de manera notable y generalizada, pero también que ciertos modelos pueden hacer competencia a cámaras profesionales.

En este caso merecerá la pena que el trípode acompañe en calidad y estabilidad ya que los resultados obtenidos serán sin duda mucho mejores. También que tenga extras como Bluetooh o amplitud de rotaciones para variar los encuadres.

Compatibilidad

Como ya hemos adelantado, la gran mayoría de ellos son compatibles con todos los modelos de móviles.

No obstante, sí hay que calibrar que las pulgadas de la pantalla y la anchura del cabezal del trípode para cerciorarse de que se ajusta de manera correcta.

Conectividad

La evolución de estos utensilios no solo ha afectado a material y diseño sino también a la aplicación de novedades tecnológicas sobre todo en los de configuración rígida y tradicional.

Así, hay modelos en los que se puede conectar, además del terminal, otros tipos de cámaras convencionales o las llamadas GoPro orientadas a las fotos de aventuras. Algunos incorporan para ello más de un soporte.

Última actualización el 2022-07-06 at 14:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados