Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Zapateros para tener el calzado a mano y bien ordenado

Zapateros para tener el calzado a mano y bien ordenado
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Guardar los zapatos puede resultar un incordio si no se cuenta con un espacio específico para ello. Las básicas bolsas o las propias cajas en las que vienen son opciones rudimentarias a las que se puede recurrir.

Sin embargo, como desventajas, en un caso la conservación no será la más adecuada y en el otro la ocupación de espacio resultará excesiva.

En este contexto, la opción de los zapateros resulta una útil solución que además cuenta con una gran variedad para todos los gustos y bolsillos.

Qué tipos de zapateros hay

Detallamos más este último aspecto destacando los siguientes:

Mueble

Con formato de mueble, normalmente más estrecho, con puerta que oculta el contenido de los zapatos que van dentro ya sea en estanterías o soportes más específicos.

Con asiento

Destaca por la comodidad que supone elegir el calzado que te vas a poner, que va debajo, sentado sobre su superficie que puede ser tapizada y mullida o simplemente una tabla de madera u otro material.

De tela

Normalmente tipo armario, pero recubierto con lona con distintos cierres.

Polivalentes

De diseño y posibilidades muy variadas ya que puede limitarse a un zapatero de estanterías con una simple asa para dejar el paraguas o ser mucho más variado e integrarse dentro de un conjunto más amplio.

Con espejo

Su bi-funcionalidad es obvia. Suelen ser muy vistosos por su cuidada estética y también, como se intuye, bastante más caros ya que hay que añadir el coste de un espejo de cuerpo entero que cubre la puerta del zapatero.

Con perchero

Más modestos que los anteriores, aunque coinciden en reportar otras funciones adicionales. En este caso la de colgar abrigos o chaquetas, especificidad que le hace más útil en la entrada de la vivienda.

Estantería recubierta de tela: Udear

Hemos optado en primer lugar por un material no demasiado común en esta gama, pero que reúne en este caso cualidades muy apreciables.

Así, como se adelantaba en la breve exposición de motivos, se trata de un modelo de gran capacidad, estéticamente bonito y a un precio muy económico.

De diseño viene a ser una estantería convencional recubierta por una tela con espacios suplementarios en los laterales y uno inferior algo más alto en el que se pueden meter cajas de almacenaje.

En total, dependiendo del tamaño de los modelos de calzado, entrarían en torno a 20 pares, la referencia que hemos dado en los de capacidad media.

El diseño, con cierre de persiana, es bastante adaptable, aunque se ahorma mejor a exteriores como terrazas cubiertas o dormitorios. Para hacerse una idea de su tamaño la altura está en 1,60 metros por 60 de ancho y 30 cm de fondo.

Requiere montaje y hacerlo de manera correcta y firme para que las varillas no acaben cediendo con el tiempo.

Muy estrecho: Habitdesign

Un modelo más convencional dentro de los formatos mueble con tres puertas en este caso con una capacidad estimada de 18-20 pares.

También es muy convencional en el material usado ya que se trata de aglomerado revestido de melamina. El diseño es sobrio y elegante lo que, sumado al color blanco, hace que pueda ponerse en cualquier estancia sin distorsionar.

Uno de los aspectos más llamativos de su configuración es que resulta muy estrecho (poco más de 20 cm). Por un lado, esta medida hace que ocupe poco espacio, pero también hace que los números más grandes de talla tengan dificultad para entrar si no se ponen en oblicuo.

Hay que advertir que no lleva fondo trasero, aunque, al ir pegado a la pared, no resulta un inconveniente. Buenos acabados para una alternativa que, por precio, está en la media de este tipo de muebles.

Con opción perchero: Meerveil

Una de las alternativas que hemos mencionado de manera explícita en la introducción. Un zapatero-perchero ideal para colocar a la entrada de la vivienda.

Con aire algo vintage se trata de un modelo que mezcla la madera oscurecida, que da idea de añeja, y el hierro negro.

La capacidad para el calzado, como es habitual en este tipo, es mucho menor que en un producto específico, pero para el calzado más habitual o las zapatillas de estar en casa resulta suficiente.

También añade la comodidad de contar con el pequeño tablero que te sirve de asiento para ponerte o quitarte los zapatos.

La capacidad del perchero es bastante considerable. En suma, una alternativa con estilo de casa antigua y un precio que no se puede considerar barato, pero sí asequible para el material que precisa.

Módulos de plástico: Homidec

Un material distinto que contradice una de sus ventajas como es el precio más económico. En este caso, se trata de un zapatero de material plástico, pero no precisamente barato.

También es cierto que no es un zapatero convencional ya que se trata de una estructura modular de gran capacidad que requiere una estancia grande para que se pueda ubicar.

Nada menos que siete niveles de altura por tres de ancho con un espacio inferior más alto para meter sin problemas las botas.

Una opción para familias con muchos integrantes o para personas que tengan en los zapatos una de sus mayores debilidades.

Básico pero práctico: Amazon Basics

Para cerrar una opción tan básica como práctica por un precio económico. Tres baldas metálicas con capacidad para un total de nueve pares.

Muy versátil de ubicación en dormitorios, vestíbulos, garajes o terrazas protegidas de la lluvia. Su polivalencia no se limita a las estancias ya que, como estantería, puede tener cometidos distintos por ejemplo en la cocina.

En suma, resistente, simple de diseño pero muy útil, polivalente de uso y ubicación y bastante asequible para sus características.

Los zapateros son el mueble que no puede faltar en cas apara organizar los zapatos
Los zapateros son el mueble que no puede faltar en cas apara organizar los zapatos

¿De qué material están hechos?

Señalamos los más extendidos:

  •  Madera: Sin duda, los más elegantes y también los de precio más elevado. Dan sensación de solidez y exigen el mantenimiento propio de este material.
  • Aglomerado: Una versión aparente y bastante más económica que la anterior. Como ventaja adicional se limpia con bastante facilidad.
  • Híbrido: Normalmente mezcla de madera y metal y su precio varía bastante en función de la calidad de los materiales y el diseño.
  • Plástico: Ligeros, baratos y los que mejor se limpian. Como desventaja sobre los anteriores, su durabilidad, estética y apariencia en general es más limitada.
  • Tapizado: Como ya hemos señalado, muchas de las versiones de los zapateros de banco añaden tapizado y relleno al asiento.

 ¿Dónde colocar los zapateros?

Dependerá mucho del modelo que se elija. Más allá de los ya mencionados con perchero que suelen ponerse a la entrada, en los demás casos las opciones se abren a otras estancias.

Nos referimos a pasillos, dormitorios, uno de los lugares más recurrentes, vestidores si se tiene esa posibilidad, o recibidores.

Si tienen forma de mueble convencional se pueden poner hasta el salón con algunos objetos de decoración encima, aunque no es la estancia más propia.

¿Cómo ordenar los zapateros?

Como es más que evidente la organización del calzado dentro de los zapateros es tan subjetiva como para que cada persona lo pueda hacer a su manera.

Simplemente como referencias orientativas, aportamos los descriptores del tipo de actividad (por ejemplo, zapatillas de deporte), tamaño, marcas, material…

También es cierto que, para plantearse estas posibilidades, es necesario tener un buen número de pares de zapatos.

Qué tener en cuenta

Capacidad

No es el primer factor por casualidad ya que es uno de los principales si no el que más.

Por aportar una capacidad media-alta, los modelos convencionales de esta gama pueden estar en torno a los 20 pares. Los más básicos y estrechos más o menos en la mitad.

Como es de lógica, dependerá del número de miembros de la unidad familiar y, en general, de fondo de calzado que se tenga.

Hay que destacar que, en este tipo de artículos, no siempre ocupa más espacio un zapatero que pueda guardar más zapatos.

La configuración es muy importante ya que, por ejemplo, pueden ser más altos, ocupar menos y contar con gran capacidad.

Material

Ya hemos dedicado un apartado específico. Una opción aparente y a la vez asequible es la madera de aglomerado, pero, como en toda compra, dependerá de gustos y de margen económico.

Diseño

En cuanto a la cuestión práctica, la opción es abierto o cerrado. Si se pone en una estancia concurrida mejor cerrado ya que la estética puede resentirse si los pares están a la vista.

Por variedad estética no hay problema ya que han evolucionado no solo en formas sino también en estética con modelos estampados, de colores vivos o dibujos.

Cierre

Si se opta por un modelo de mueble cerrado comprobar que abre y cierra con facilidad y se ajusta bien la puerta o tapa.

Última actualización el 2021-10-18 at 20:12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados