Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los mejores protectores solares para este verano según tu tipo de piel

Los mejores protectores solares para este verano según tu tipo de piel
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (24 votos: 4,13 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

El verano está al llegar y casi en lo primero que pensamos es en dónde iremos de veraneo y en cómo nos sentará el bikini o el bañador del año pasado, porque claro, verano es sinónimo de playa o montaña, mar o río y sobre todo sol.

Hay detalles que pasamos por alto hasta el mismo momento de armar las maletas, como por ejemplo, que en la bolsa de aseo no deben faltar entre otras cosas, el protector solar.

Pero ¿y si te dijéramos que una crema solar es útil todo el año, pero sobre todo en verano? e ¿incluso antes o durante las vacaciones?

También te puede interesar: 10 cosméticos con filtro solar muy alto para usar encima del maquillaje

Rayos UVA y UVB

Los dermatólogos insisten en cuidar todo el año la piel del sol, debido a la radiación ultravioleta que este emite. Esta radiación está compuesta por los rayos UVA y UVB, verán como más adelante estos nombres se vuelven familiares.

Los rayos UVB se incrementan entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, horario no apto para la exposición al sol; mientras que los UVA son elevados durante todo el día, todo el año.

Es cierto que la radiación es mucho más intensa en verano, pero el sol no discrimina entre una estación u otra para emitir radiación ultravioleta, ni tampoco distingue si estamos en la ciudad, en el mar o en la montaña. Así que lo mejor, es cuidarnos la piel todo el año y sobre todo en verano, incluso en los días nublados.

Como fácil es decirlo y mucho mejor es hacerlo, vamos a brindarles algunos consejos para que puedan decidir qué tipo de crema solar utilizar para estar protegidos. Debemos recordar que de todas formas, antes la duda siempre es mejor consultar con un dermatólogo.

También te puede interesar: 10 filtros solares para llevar bajo el maquillaje

Los mejores protectores solares por tipo de piel y uso

Para niños

Para pieles con acné o atópicas

Rebajas

Anti manchas para pieles mixtas

Pieles con alergias solares o hipersensibles

Para zonas sensibles

Con protección contra la luz HEVL

Una crema BB con protector solar

Protectores solares: algunos consejos

Vamos a empezar familiarizándonos con un concepto que siempre vemos en las etiquetas de los productos. Lo primero son las siglas FPS (SPF en inglés), que no significan otra cosa que Factor de Protección Solar y es un número que indica durante cuánto tiempo la piel protegida puede exponerse al sol sin sufrir un eritema (enrojecimiento de la piel).

Por ejemplo, si normalmente la piel se nos enrojece al sol al cabo de 10 minutos, con un FPS 20, retardaríamos 20 veces más ese enrojecimiento, es decir tardaríamos 200 minutos más en ponernos colorados (10 x 20). La labor de los FPS es retardar el enrojecimiento, por eso es que se aconseja cada cierto tiempo volver a colocarnos e protector.

En lugar de hacer un engorroso cálculo sobre en cuánto tiempo se nos enrojece la piel, lo mejor es seguir los consejos de los especialistas que recomiendan que cada 2 horas debemos aplicarnos nuevamente la crema solar o repetir la aplicación al salir del mar o la piscina, porque por más resistencia al agua que proclamen las cremas, siempre es mejor volver a aplicarlas.

Protégete del sol con estas cremas solares/Archivo

Pero no solo es cuestión del tiempo en que estemos echados al sol leyendo un libro, sino que también influye el fototipo de piel que tengamos. ¿Qué es? Es la capacidad que tiene la piel de asimilar la radiación solar, es decir la radiación ultravioleta de la que hablábamos al principio.

En líneas generales, se trata de una clasificación numérica de acuerdo con el color de piel, y fue desarrollada por un dermatólogo de la Universidad de Harvard.

Fototipos de piel

Entonces como cada piel tiene un color distinto, esto se corresponde con un fototipo. Las pieles más oscuras son de fototipo IV, V y VI y pueden utilizar un FPS de 15 o más, mientras que las pieles claras son las de fototipo I, II y III y suelen necesitar un FPS de 45 o más.

Aun así, muchos especialistas recomiendan utilizar un FPS superior al 30 sobre todo, los primeros días de exposición solar.

Si no sabemos cuál es nuestro fototipo de piel, tanto el farmacéutico como el dermatólogo nos pueden orientar.

Además del fototipo, tenemos que prestar mucha atención en qué tipo de piel tenemos. Los productos para una piel atópica no son los mismos que para una piel normal; si nuestra piel es muy seca debemos contemplar un producto que además sea hidratante, si tenemos acné lo mejor es una crema libre de aceite.

Si no estamos seguros de tener algún tipo de alergia o sensibilidad cutánea, lo mejor es probar el producto en una pequeña zona del brazo y esperar algunos minutos para ver cómo reacciona.

Hay cremas protectoras orientadas a los niños pequeños, otras ideales para el rostro y las clásicas cremas que se aplican a todo el cuerpo. A pesar de ello, hay zonas a las cuáles no siempre la crema parece llegarles y que los especialistas insisten en no pasar por alto, como el escote, el cuello, las manos, los pies y las orejas.

Protector, bloqueador, bronceador

Tanto el protector como el bloqueador se refieren a las cremas solares que protegen de los filtros UVA y UVB. En el caso de los bloqueadores, son cremas con un FPS de 50 o más.

Los bronceadores son todo lo contrario, ayudan a concentrar los rayos de sol en la piel, los más conocidos son los aceites solares, esos que suelen oler muy bien pero que de protección solar cero.

Lo ideal es un protector «amplio espectro«, es decir que te proteja tanto de rayos UVA, responsables de las arrugas y envejecimiento de la piel, como de los UVB, los causantes de las quemaduras solares.

El horario es importantísimo, repetir im-por-tan-ti-si-mo. Lo ideal es que entre las 10 u 11 y hasta incluso las 16 horas, no estemos expuestos al sol y aprovechemos ese tiempo para el aperitivo y la siesta.

Si no tenemos pensado movernos de la playa, buscar un buen lugar con sombra y no dejar de aplicarnos la crema solar cada dos horas, puesto que aunque parezca un cuento de abuelas, el reflejo del sol quema.

Evitar ciertos ingredientes como los parabenos, a ver si en el afán de protegernos de una cosa, vamos a terminar dañándonos con otra.

El mejor para niños, NIVEA SUN Kids

De rápida absorción, protege tanto de los rayos UVA como de los UVB, y su fórmula es hipoalergénica.

Como los niños de la piscina no se mueven, es resistente al agua durante 80 minutos, aunque lo ideal es renovarlo a la hora. La textura es bastante ligera.

Para pieles con acné o atópicas,Rilastil Sun System Acnestil SPF50+

Rebajas

Si tenemos acné, el protector solar que utilicemos para el cuerpo no será el mismo que para el rostro. Por eso RILASTIL es una marca que nos tiene acostumbrados a cuidar las pieles más sensibles, y no nos extraña su protector facial con base acuosa ideal para las pieles con acné, muy grasas o incluso las atópicas.

Con protección UVA y UVB. Su textura al ser acuosa es fluida, deja una sensación ligera, agradable y un delicado acabado mate; lo cual también la convierte en una buena base de maquillaje.

Tiene ingredientes antioxidantes y antienvejecimiento, algo que se agradece puesto que el rostro sufre y mucho más la exposición al sol que el resto del cuerpo.

Anti manchas para pieles mixtas, BELLA AURORA gel crema FPS 50

Si de cosmética anti-manchas se trata, BELLA AURORA es una marca que tiene un largo camino de investigación recorrido y que además, cuida nuestro bolsillo.

El gel crema con FPS 50 es ideal para pieles mixtas o grasas. Protege de los rayos UVA y UVB e incluso de los rayos infrarrojos (IR), capaces de penetrar en capas más profundas de la piel que los ultravioletas.

Al tratarse de una crema solar y además anti-manchas, no solo ayuda previniendo la aparición de nuevas, sino que incluye activos despigmentantes que reducen las manchas ya existentes.

Entre sus ingredientes encontramos hidratantes, antioxidantes y calmantes que protegen la piel del fotoenvejecimiento y la alivian de la exposición al sol.

Al ser un gel, su textura es fresca, se absorbe fácilmente, es mucho más ligera de aplicar y es un potente hidratante. No contiene ni siliconas ni aceites, con lo cual deja un acabado mate en la piel.

Para pieles con alergias solares o hipersensibles: GISÈLE DENIS

Ideal para pieles con alergias solares o hipersensibles, sin perfumes ni parabenos. Con muy alta protección solar de 50+, resistente a rayos UVA y UVB gracias a su fórmula fotoestable.

Evita la aparición de manchas pigmentarias provocadas por el sol y tan comunes en los embarazos o frente a la fotosensibilidad de la piel. Además se trata de una crema no comedogénica, es decir que no obstruye los poros, evitando las apariciones de putos negros y pudiendo utilizarse en peles grasas o con tendencia al acné.

Su textura de fluido ultra ligero la convierten en una crema ideal para el rostro.

Para zonas sensibles, AVÉNE STICK 50+

Este práctico stick facial permite reforzar la protección de zonas más sensibles del rostro como la nariz, los labios y las orejas.

Está indicado para lunares, manchas e incluso cicatrices, que por su pigmentación necesitan de una protección aún mayor.

Con FPS 50+ y protección frente a rayos UVA y UVB.

Su textura no grasa y su acabado transparente, evita que al colocarla de forma localizada la notemos a simple vista.

Además del agua termal presente en todos los productos de AVÉNE contiene Pretocoferil, un potente antioxidante que protege las células de los radicales libres, causantes del envejecimiento de la piel.

Al ser hipoalergénica es ideal para pieles sensibles, y también es del tipo de cremas no comedogénicas que permiten a los poros de la piel respirar con total libertad.

Con protección contra la luz HEVL, Eucerin Sun Gel-Creme Oil Control

A lo igual que los hacen los rayos infrarrojos, la luz visible de alta energía (HEVL) alcanza capas más profundas de la piel que los rayos UVA y UVB.

Eucerin incorpora en sus nuevas cremas solares como la Sun Gel-Creme, la tecnología Advance Spectral Technology, que contiene un componente activo llamado licocalcón A que destaca por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, ayudando a contrarrestar los efectos de las radiaciones HELV.

Además del licocalcón A, también contiene ácido glicirretínico que estimula los mecanismos de reparación del ADN de la piel dañada por el sol.

Regula la producción de sebo en la piel gracias al efecto de las micro partículas absorbentes de ICarnitine, obteniendo por más tiempo una piel con un acabado mate y sin brillos.

Con FPS 50+ es ideal para pieles mixtas a grasas y con tendencia al acné. Sin parabenos y no comedogénico, es una de las cremas solares más completas, pero también más costosas.

Una crema BB con protector solar, VICHY Ideal Soleil

Las cremas BB son conocidas por unificar el tono de la piel dándole un aspecto homogéneo, además de sus ya glorificadas propiedades hidratantes. En el caso de la crema VICHY Ideal Soleil los efectos BB se combinan con el ácido hialurónico dándole un extra de hidratación a la piel y evitando el envejecimiento prematuro.

Entre sus componentes encontramos la silicona que aporta lo suyo para que la piel se vea más tersa y lisa.

Es estupenda como base de maquillaje, relaza el color de la piel porque aporta un plus de color como buena BB cream.

Con FPS 50 de amplio espectro, no contiene parabenos y su fórmula hipoalergénica está enriquecida con agua termal VICHY.

Para pieles normales a secas, que buscan un efecto hidratante con protección solar alta y que al mismo tiempo realce el rostro.

¿En crema, en spray o en aerosol?

Aquí no se trata de que un tipo proteja más que otro, sino que depende de nuestra habilidad para colocarnos el protector. Es cierto que los aerosoles son muy prácticos sobre todo si tenemos mucho vello corporal y además no dejan las manos engrasadas; pero al ser tan volátiles podemos dejar alguna zona sin cubrir y en ese sentido las cremas nos permiten ver mejor en que parte del cuerpo las hemos aplicado.

Otra opción son los spray, nos ayudan si tenemos que colocarnos la crema nosotros mismos, pero no evitan que tengamos que utilizar las manos para esparcirlos o que nos queden zonas sin cubrir.

Con estas cremas, todos tus seres queridos estarán protegidos/Archivo

Con cualquiera de las tres opciones y tratándose de nuestra piel, lo que nunca debemos hacer es escatimar en producto y arriesgarnos a no cubrir del todo el cuerpo. Incluso siempre se recomienda colocar el producto 30 minutos antes de la exposición solar o previo a salir de casa, para darle tiempo a la piel de absorberlo.

Antes de colocar el protector en la bolsa de aseo, comprobar su fecha de vencimiento, porque aunque nuestra costumbre es guardar las cremas indeterminadamente, las cremas solares se vencen. Incluso lo ideal es renovarla cada 12 meses, ya que una vez abierta va perdiendo paulatinamente sus propiedades.

Esto lo podemos ver al dorso de las cremas mediante un dibujo de un pote abierto con dos dígitos y la letra M, se conoce como Período Tras Apertura o PAO y da cuenta de cuál es el tiempo máximo que el producto puede estar abierto sin perder sus propiedades.

Última actualización el 2024-05-26 at 14:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados