Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cinco guantes térmicos para proteger las manos de los rigores del invierno

Cinco guantes térmicos para proteger las manos de los rigores del invierno
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Con la llegada del invierno las actividades al aire libre exigen mayor cautela por las condiciones climatológicas y una indumentaria que ayuda a capearlas. El catálogo de prendas y complementos es muy amplio.
La evolución de los materiales vinculada a la de la tecnología ha posibilitado sensibles mejores en el combate contra la lluvia, la nieve y el frío.

De uno de los accesorios más importantes por las articulaciones a las que van dirigidos nos ocupamos.

En concreto, de los guantes térmicos que no solo son prácticos para actividades al aire libre como el senderismo o ir en bicicleta, sino muy de agradecer en la rutina diaria cuando bajan las temperaturas e imprescindibles en determinados trabajos.

De los aquí destacados nos hemos decantado en primer lugar por unos de tipo deportivo de la marca Cotop por su versatilidad, buen ajuste con cremallera, dedos táctiles para usar el móvil sin quitarlos y económico precio.

Qué son y para qué sirven

Unos guantes específicos por el tipo de material diseñados y fabricados para aguantar temperaturas muy bajas.

Resultan muy útiles tanto en actividades deportivas o de ocio en invierno como para determinadas ámbitos laborales.

Guantes térmicos: De qué material

Como hemos apuntado, la evolución de la tecnología ha redundado en la ampliación de materiales y mejora de los existentes. Señalamos algunos de los usados en esta gama:

  • Lana: El tejido más asociado al invierno. En estos complementos se usa también a menudo la específica lana polar que es más gruesa.
  • Forro polar: Una de las opciones más extendidas en los últimos años en prendas de invierno. El forro o vellón polar es un tejido de punto sintético de aislamiento térmico generalmente fabricado en polietileno tereftalato (PET).
  • Goretex: Muy impermeable. Está formado por microfibras cuyos poros impiden el paso de las gruesas gotas de lluvia, pero en cambio dejan salir el vapor de la transpiración.
  • Poliéster: Se trata de una resina plástica que se obtiene mediante una reacción química y que es muy resistente a la humedad y a los productos químicos. La fibra sintética de poliéster que se utiliza principalmente en industria textil. En muchos modelos se opta por el acolchado.
  • Serraje: Menos extendido en esta gama. Es un tipo de piel proveniente de distintos animales, aunque normalmente se utiliza el vacuno. Se consigue al separar las capas de la piel mecánicamente y se obtiene una piel con un acabado muy fino y de tacto aterciopelado.

Muy versátiles: Cotop

Nos hemos decantado para ocupar el liderato por unos guantes unisex orientados a la práctica deportiva principalmente.

Dentro de esta especificidad se caracterizan por su gran versatilidad de uso ya que son idóneos para senderismo, bicicleta y actividades al aire libre en general.

Entre sus características se ahorman muy bien a la mano gracias a su material y al cierre en cremallera que va en la parte superior.

El recubrimiento de la palma se configura a través de celdillas antideslizantes para dar una mayor adherencia a manillares o bastones de senderismo, por poner dos ejemplos de uso recomendados.

En concreto, el material referido está compuesto en un 85% de poliéster y el resto de poliuretano. Resultan suaves al tacto y son resistentes al agua, aunque sin llegar a otros mucho más impermeables.

Con el fin de adaptarse a los nuevos tiempos, este tipo de guantes incorpora en tres de sus dedos la posibilidad de navegar por la pantalla de los smartphones o derivados sin necesitar de quitárselos.

Por último, su precio resulta bastante económico para sus características y utilidades.

Opción clásica: Rahhint

Como ya hemos señalado en la introducción, la combinación guantes-invierno hace pensar en lana como el material más tradicional. Pese a los avances en los tejidos todavía cuentan con un importante hueco.

Es el caso de esta opción, que se distribuye en cuatro tallas, y que, en su interior, lleva un forro de terciopelo suave como es propio de este material.

Está tejido con una doble capa que potencia su efecto frente al frío y no tiene fisuras con el fin de proteger de manera eficaz las manos de los vientos.

El puño está por encima de la media en cuanto a longitud con diez centímetros y pueden meterse así bien debajo de las mangas de la chaqueta o el abrigo.

Como en el caso anterior, y como en la mayoría de guantes de esta gama, también tiene habilitados dedos táctiles para navegar por pantallas.

Ligero acolchamiento: Trendoux

De regreso a la línea más deportiva, unos térmicos unisex que resultan, para empezar, bastante económicos en una gama que es asequible en general.

Una de sus bazas principales es el material de confección que utiliza poliéster mezclado con 3M Thinsulate.

Se trata de una fibra no tejida desarrollada especialmente por 3M para mantener el calor corporal y que, a iguales espesores que otras fibras, mantiene más del doble de calor que las mismas.

Esta opción les dota de alta eficacia y de un leve acolchamiento sin que lleguen a los grosores propios de otros específicos como de esquí o moto.

Por su parte, también dentro del capítulo de materiales, la palma está hecha de poliuretano reforzado (PU) con alta resistencia a la abrasión.

Muy económicos: Auokai

Si los anteriores se caracterizaban, entre otras cosas, por su asequible precio, en este caso todavía más. Prácticos por un módico desembolso.

De línea deportiva y con tres tallas opcionales, resultan cómodos, flexibles y cuentan con un forro de lana que potencian su calidez en el interior.

El ajuste va con un elástico grueso que deja lo deja bien cerrada para evitar la entrada de agua a la que el material usado es resistente.

En el caso de la palma, se añade la presencia de silicona tanto en la propia palma como en los dedos para asegurar los posibles agarres en el uso deportivo.

Sobrios de forro polar: TSLA

Si tener, ni mucho menos, un precio excesivo, este modelo que cierra si resulta menos económico y, salta a la vista, muy sobrio tanto en diseño como en color.

Material de calidad con un forro polar muy suave y un óptimo ajuste en las tres tallas en las que se distribuye. Se ajusta a la muñeca con elástico.

El tejido procura una óptima elasticidad y transpirabilidad. Su sobrio diseño hace que su uso esté totalmente abierto tanto a actividades deportivas como al uso ordinario para ir por la calle con las manos calientes.

Qué tipos de guantes térmicos hay

  • De dedos: Los más comunes para senderismo, actividades al aire libre o, simplemente, para llevar calientes las manos. De muy diversos materiales. No se pierde tanta movilidad como en otras opciones más orientadas al ámbito laboral.
  • Manopla: También usados en actividades deportivas al aire libre, pero ya marcadas por un frío extremo como los deportes de nieve.
  • Clásicos: Entendemos por tales los de lana de siempre o de lana polar, una opción más gruesa como ya hemos avanzado.
  • Con batería: Todo lo contrario al clasicismo. Los hay muy modernos de tipo calefactable con una pequeña batería y una resistencia. Pesan más, la autonomía no es mucha y tampoco se recomiendan para uso diario.
  • De trabajo: Como hemo insistido, en el ámbito laboral también están muy extendidos en determinados sectores. En todo caso, el diseño y los materiales les alejan de los deportivos y de actividades al aire libre que ocupan esta comparativa.

Qué tener en cuenta al comprar unos guantes térmicos

  1. Talla: Un factor obvio en todo tipo de guante.
  2. Longitud: Si los vamos a usar en actividades que precisen alta movilidad de las manos es recomendable que lleven ajuste en las muñecas. Si no es así y en la zona el frío es intenso pueden ser más largos y cubrir parte del antebrazo.
  3. Puño: Hay diversas opciones entre las que destacan la elástica y la de cierre manual con cremallera en muchos casos. La primera opción tiene la ventaja de que se gana tiempo al ponerse los guantes.
  4. Uso: Siempre un factor primordial a tener en cuenta. Poco o nada que ver un guante térmico para llevar las manos calientes mientras hacemos senderismo con una manopla para deporte de invierno.
  5. Material: Hemos dedicado un apartado específico a las opciones. Al igual que en el caso del uso, depende del uso. Si es zona muy húmeda merecerán la pena unos impermeables, si no lo es unos de lana resultarán más cálidos y confortables.

Última actualización el 2024-05-26 at 10:20 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados