Saltar al contenido

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Corbateros para tener siempre a mano y en orden el complemento del traje

Corbateros para tener siempre a mano y en orden el complemento del traje
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos: 5,00 de 5)
Cargando...

Artículo actualizado el

Ya sea por gusto o necesidad, la corbata se ha convertido en un complemento imprescindible en nuestro entorno social. Hay quien se siente bien en un traje o quien, por razones profesionales, lo ha de usar a diario sin ser incompatible el gusto con la obligación. Otra opción es recurrir a ella en ocasiones especiales

En todo caso, como decíamos, la elección de corbata es esencial tanto en su color o estampado como en el modo correcto de hacer un buen nudo que no está al alcance de cualquiera.

En este contexto, hay un accesorio de gran utilidad para quienes son usuarios frecuentes de esta prenda que data de mediados del siglo XVII. Nos referimos a los corbateros ya sea en su versión de perchas específicas o motorizados.

De entre los seleccionados, ocupa el liderato uno de percha de la marca Kesper por su buena capacidad, para veinte unidades, su óptimo acceso a ellas y su precio muy económico.

Como apunte histórico, el origen de la palabra corbata deriva de croata ya que eran los jinetes de su ejército quienes usaban un embrionario pañuelo rojo al cuello que luego fue evolucionando hasta lo que entendemos hoy por corbata.

La podemos definir como un complemento de la camisa consistente en una tira de diversos tejidos que se anuda alrededor del cuello dejando caer su extremo con fines estéticos.

Qué tipos hay

Destacamos los siguientes:

  • De percha: Con la esencia de la percha convencional, pero adaptada a su especificidad a través de distintas estructuras. Así, las hay con múltiples soportes engarzados en la parte inferior de una percha estándar o, muy usado, en formación vertical con el gancho arriba y una estructura estrecha de la que salen brazos para colgarlas.
  • Fijos: Para hacerse una idea, se trata de pequeños percheros que se fijan a la pared o al interior del armario.
  • Automáticos: Son los más sofisticados ya que se trata de una especie de carrusel sobre el que giran las corbatas al presionar un botón hasta que accedes a la que te vas a poner ese día.

De qué material son los mejores corbateros

Señalamos los principales:

  • Madera: Como es lógico, cuando la percha es protagonista, es uno de los materiales más recurrente en cuanto a soporte principal ya que los brazos donde se cuelgan suelen ser metálicos.
  • Metal: Además de usarse de manera mayoritaria para los soportes en las anteriores, también se hace de manera exclusiva en otras alternativas. Por ejemplo, en los corbateros que se fijan a alguna superficie en los que se usa a menudo el aluminio.
  • Plástico: También muy extendido ya sea en la totalidad del artículo o combinado con el gancho superior de metal. Este material da mucho juego en cuando al diseño y suele ser más económico.

mejores corbateros interior

¿Merece la pena comprar un corbatero eléctrico?

Sí lo merecerá cuando la corbata sea de uso obligado y diario con descanso los fines de semana. Es decir, hay muchas profesiones en las que ir con corbata es literalmente obligado.

En este caso, también es obligado tener un buen número de alternativas cromáticas y de diseño.

Para mayor comodidad y tenerlas siempre en perfecto estado de revista, un corbatero automático es lo más práctico. También más caro, obviamente, aunque hay una amplia horquilla de precios.

Como ya hemos adelantado, normalmente se trata de un dispositivo que se inserta en la barra del armario a través de abrazaderas y que lleva un número variable de soportes a modo de carrusel que va girando cuando se pulsa un botón hasta que se encuentra la deseada.

Aunque la capacidad es variable, es lógico que estén pensados ya para un número considerable de corbatas.

Para hacerse una idea, hay modelos que pueden guardar más de setenta. Suelen funcionar con batería ya que es más cómodo que con red, aunque también los hay.

Qué tener en cuenta antes de comprar uno de los mejores corbateros eléctricos

  • Uso: Nos referimos al uso que se haga de la corbata y, en consecuencia, del número que se disponga de ellas. Normalmente, con una percha específica suele bastar incluso cuando el uso que se hace de la corbata es frecuente ya que el margen de capacidad es amplio. Si ya se tienen unidades muy por encima de la media, o se quiere hacer un práctico regalo a alguien que las tenga, la alternativa eléctrica es una apuesta segura.
  • Material: En este caso, el criterio es similar al de las perchas si se trata de este formato. Es decir, más consistentes las de madera y menos las de plástico. Si se prefiere tenerlas fuera del armario, una opción muy recomendable es el aluminio para corbateros fijos
  • Ubicación: Si es de percha o automático irán dentro del armario y en la pared y a la vista si se opta por el corbatero-perchero.
  • Diseño: Aunque pueda, a priori, ser un artículo que no se preste a ello, la creatividad en las formas también es aplicable con modelos muy vistosos ideales para regalos en días señalados.
  • Extras: El extra más extendido se da en los corbateros automáticos que incluyen luces LED para mejorar la visibilidad dentro del armario.

Los mejores corbateros eléctricos

Eficaz y económico: Kesper 67701

Nos hemos decantado en primer lugar por un modelo de percha bastante convencional en el que convergen cualidades muy a valorar como la solidez de su estructura central de madera y el buen tamaño de los soportes metálicos.

Este último aspecto se da tanto en el ancho como en la holgada ranura que conforma el soporte para introducir la corbata sin dificultades.

Se trata de un corbatero pues muy práctico para personas que usen con frecuencia este complemento ya que tiene capacidad para que se cuelguen veinte y todo ello por un precio muy económico.

La utilidad de este modelo se plasma también en el ahorro de espacio que supone y la seguridad que da para que las corbatas no se caigan. El gancho se puede girar para facilitar todavía más la elección de la prenda.

En suma, un artículo sencillo, pero más que adecuado para tener las corbatas en el mismo sitio, siempre a mano y con la posibilidad de optar de un vistazo por la que mejor combine con el traje.

Para hacerse una idea de su tamaño, señalar que mide de altura algo menos de 30 centímetros.

Versión extraíble: Emuca

Una opción muy distinta a la de percha que resulta igualmente práctica, aunque no tan barata sin llegar a ser un desembolso excesivo para lo que ofrece.

Para empezar una óptima capacidad con 36 corbatas posibles y una gran facilidad para extraer el brazo del interior del armario y escoger entre las colgadas en los soportes.

Es una alternativa híbrida en cuanto a materiales ya que opta por el aluminio para el raíl de fijación y por el plástico para las perchas.

La mínima objeción a este tipo de corbateros es que requieren una pequeña instalación para atornillar la base de sujeción.

Para sacar el muestrario de corbatas basta con tirar suavemente hacía fuera y el brazo se deslizará por el raíl para dejar a la vista todas las prendas.

Hay que tener en cuenta que el fondo del armario esté en torno al medio metro para que pueda ser instalado en el interior sin sobresalir.

De percha convencional: Ezoware

Rebajas

Una alternativa basada en la percha de madera tradicional con las especificidades exigidas en forma de ganchos fijados en su parte inferior para colgar las corbatas.

Se trata de una opción básica y económica si se tiene en cuenta que vienen dos unidades en el pack.

Los brazos engarzados a la madera se configuran de tal manera que, en el extremo, se puede prensar a modo de pinza para que no se caiga la corbata (también vale para cinturones o bufandas).

Un producto sencillo a la vez que práctico que ocupará poco espacio y colmará las necesidades de usuarios que usen habitualmente este complemento ya que se pueden colgar hasta 24 por pieza.

mejores corbateros portada

Motorizado de luxe: Primode

Ya puestos a incluir un corbatero automático, como no puede ser de otra manera, nos decantamos por uno de lujo y alto nivel. Basta ver su elevado precio.

Claro que, a cambio, ofrece toda la comodidad posible a la hora de elegir una corbata de entre más de setenta que puede almacenar.

Está orientado a personas que tengan la corbata casi como una extensión de su cuerpo y una holgura económica suficiente para asignar este desembolso.

También, y muy principalmente, para tiendas que se dediquen a estos productos.

Se instala de una manera sencilla en la barra a través de un sistema de abrazaderas, va con cuatro pilas y el sistema de pantalla carrusel permite ir viendo de una a una la prenda con tan solo pulsar un botón.

Opción minimalista: ALUYF

Cerramos con una alternativa simple de plástico, pero a la vez original con la que se gana espacio y que cumple con su función por un precio más que económico para las seis piezas que trae de serie.

Cada una de ellas puede albergar una veintena de corbatas con solo colgar en gancho en el armario y girar.

Los soportes llevan material antideslizante para que las corbatas no se caigan. Útil y barato si se tiene que llevar corbata y no se quiere gastar mucho para tenerlas a mano y en orden.

Última actualización el 2022-05-24 at 10:02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados